Los “tamborileos” de los picapinos suenan en inicios de diciembre…

El frío de estas fechas se ha asentado ya definitivamente entre nosotros, pero este fín de semana (1 y 2-12-2012) las lluvías nos han dado un pequeño respiro, por lo que con los prísmaticos y la cámara raudo y veloz he ido a ver que hacían mis “pequeños amigos emplumados”.

La verdad que al contrario que los últimos días, no ha habido grandes sorpresas…

Como interesante, decir que son un mínimo de 5 los cormoranes que merodean la zona rotxapeana del río (3 con plumaje adulto, y 2 con plumaje blanco), eso sí, pudiendo llegar a ser más, ya que van continuamente volando de lado a lado y es difícil llegar a diferenciarlos a todos… Al igual la garza, que presenta un mínimo de 3 ejemplares.

Una de las garzas encaramada a un cedro (1-12-2012)

Una de las garzas encaramada a un cedro (1-12-2012)

Además, el camino ha sido amenizado por los comunes mirlos, gorriones, lavanderas blancas y cascadeñas, mosquiteros, agateadores, pinzones vulgares, herrerillos, currucas capirotadas, mitos y carboneros.

Agateador y mirlos comunes (1-12-2012)

Agateador y mirlos comunes (1-12-2012)

Los reyezuelos listados compartían ramas con reyezuelos sencillos (más habituales este año que en los anteriores). Los lúganos, petirrojos, jilgueros y los vuelos del martín pescador daban color a un río teñido de colores pardos por el otoño y en el que ya la mayoría de sus árboles han perdido la hoja.

Martín pescador (1-12-2012)

Martín pescador (1-12-2012)

Las rapaces no faltan, como el cernícalo vulgar y el milano real, que surcan los cielos en busca de alimento. Las bandadas formadas por decenas de estorninos y grajillas les siguen, al igual que varias palomas solitarias.

Pero lo más importante de estos dos días ha sido un “carpintero”. Si el otro día en un chopo trepaba un pico menor, hoy se trataba de otro pícido. Un macho de pico picapinos (diferenciado de la hembra por la pequeña marca roja que éste posee en la parte trasera de la cabeza) que subía y reclamaba exactamente en el mismo árbol. ¿tendrá este chopo algo especial para este tipo de pájaros? ¿o será mera casualidad?

Macho de picapinos (2-12-2012)

Macho de picapinos (2-12-2012)

Tras ello, en otro chopo, pero a más de 600 metros en línea recta, otro picapinos, tambien macho no paraba de “tamborilear”. ¿Sería el mismo ejemplar que se ha desplazado en muy poco tiempo?¿se tratará de otro macho diferente?. Las observaciones, a pesar de la distancia han sido buenas, ya que una vez localizados los pájaros gracias a la cantidad de ruido que hacían sólo he tenido que echar mano a los “prismas” y distrutar de como golpeaban sin parar una y otra vez su pico contra la madera de las ramas.

Esperemos que haya suerte y que críen por aquí cerca…

Con todo ello una reflexión se me viene a la cabeza… “gato con guantes no caza… pajarero sin prismáticos tampoco…”

Anuncios

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Río Arga y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s