El nido del picapinos alegra el día mientras las cigüeñas “txikis” aletean las alas

Tras el aviso de Oscar Lecumberri de una localización de nido de picapinos durante el pasado fin de semana en la Magdalena, para allí que me he ido en su búsqueda (5 y 6-6-2013).

En su compañía ha sido fácil encontrarlo, ya que a pesar de estar algo escorado y no ser fácil verlo, los pollos están ya a tope y no paran de llamar a sus padres para que les alimenten. No llegan a asomar la cabeza todavía pero no les faltará mucho para abandonar el nido.

Macho saliendo del nido ante la atenta mirada de la hembra (5-6-2013)

Macho saliendo del nido ante la atenta mirada de la hembra (5-6-2013)

He pasado varias horas en el lugar y se está muy entretenido, ya que los viajes tanto de macho como de hembra son habituales. Ambos días durante la mañana he podido observar algunas curiosidades, que no se si serán casualidades, formas que sólo se dan en este nido o si son patrones normales en nidos de picapinos u otros pícidos.

Hembra cercana al nido (5-6-2013)

Hembra cercana al nido (5-6-2013)

Por ejemplo, los viajes con alimento podría decir que aproximadamente son de un 50% por cada sexo (igual un poco más la hembra, pero es una diferencia inapreciable).

La hembra lleva una especie de larvas de color rosado, mientras que las del macho son de color pardo. Supongo que cada uno usará su “vivero” particular y de ahí sacara los gusanos, por eso dicha diferencia.

Hembra con larvas (6-6-2013)

Hembra con larvas (6-6-2013)

Muy pocas veces coinciden macho y hembra a la vez o se dan relevos, aunque en alguna ocasión sí que sucede, como en esta imagen.

Macho en el lateral izquierdo y hembra a la derecha (5-6-2013)

Macho en el lateral izquierdo y hembra a la derecha (5-6-2013)

Cuando llega el macho, muchas veces se mete en el nido (un porcentaje alto, mínimo 40-50%), mientras que la hembra apenas penetra (20%). Ésta, gira el tronco subiendo hacia arriba y a continuación se aleja volando.

La salida de ambos es similar, con “mierdecillas” y restos en el pico. Primero asoman la cabeza durante escasos segundos y a continuación echan a volar, en general en las mismas direcciones.

Hembra abandonando el nido (6-6-2013)

Hembra abandonando el nido (6-6-2013)

En vuelo (6-6-2013)

Macho en vuelo (6-6-2013)

Además de esta gran alegría, las cigüeñas siguen su crecimiento y ya se ponen de pie durante largos periodos de tiempo ejercitando con aleteos sus alas. Normalmente mientras están acompañadas en el nido por un adulto, el otro se alimenta en los campos colindantes entre caballos.

Cigüeña en el campo junto a un caballo (5-6-2013)

Cigüeña en el campo junto a un caballo (5-6-2013)

El nido (6-6-2013)

El nido (6-6-2013)

Por lo demás todo sigue su curso y no hay novedades.

La ardilla ha vuelto a ser avistada, aunque se ha paseado a toda velocidad por delante nuestra y ha sido imposible retratarla…

Los mirlos no paran de cantar, al igual que las picarazas, que muy cerca del nido de picapinos estaban sumamente alteradas. ¿Andarán atentas para comerse los pollos del pícido en cualquier descuido?

Mirlos, macho a la izquierda y hembra a la derecha (5-6-2013)

Mirlos, macho a la izquierda y hembra a la derecha (5-6-2013)

Las oropéndolas y ruiseñores siguen cantando, pero como siempre hacen su observación muy complicada. En el nido de pico menor el movimiento se ha acabado, por lo que o la puesta a fracasado o los pollos han echado a volar sin poder observarlo.

Gorriones molineros, gorriones comunes, grajillas, estorninos, palomas y tórtolas turcas habituales en los caballos de Goñi.

Gorrión molinero (5-6-2013)

Gorrión molinero (5-6-2013)

Además, vencejos, milanos y cernícalos en el cielo; jilgueros, verdecillos, verderones, carboneros y herrerillos cantando entre las ramas; agateadores trepando por los troncos; chochines y currucas capirotadas entre matorrales; garzas, gallinetas y ánades reales en el agua…

Desde aquí agradecer a Oscar, gran pajarero, y felicitarle por haber encontrado el nido de picapinos, que a ambos nos ha dado buenos momentos e imágenes de naturaleza en el corazón del río. Y para acabar un refrán que viene al pelo… “Cantó el pajarillo… y descubrió su nidillo”.

Picapinos macho (6-6-2013)

Picapinos macho (6-6-2013)

Macho saliendo del nido (6-6-2013)

Macho saliendo del nido (6-6-2013)

Anuncios

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Extrarradio IV (Magdalena-Nogalera), Río Arga, Reproducción y cría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s