Mi última visita a Soria

Hace unos días (5-7-2013) para desconectar y estar “renovado” en Sanfermines, realicé mi última visita a la comarca de Almazán, en busca de halcones de Eleonora, pero con objetivo de observar sobre todo algún ejemplar de fase oscura, ya que en mis anteriores visitas había visto en vuelo pero muy lejanos.

Mi día comenzaba a las 4,30 con el sonido del despertador. Tomar un café y rápido al volante; me esperaban más de dos horas hasta mi destino y quería llegar allí al amanecer, ya que en un día despejado las primeras luces del día en aquellos pinares son perfectas para fotografía.

En Almazán me recibían vencejos, palomas torcaces, tórtolas turcas, cornejas y las cigüeñas que permanecían en sus nidos. Como estas especies no eran mi objetivo, directo que me fui a los para mí ya conocidos pinares.

Nada más llegar pude observar un ejemplar a lo lejos con los prismáticos en la copa de un pino. Estaba al lado de la carretera, por lo que poco a poco iba a intentar acercarme.

Primer halcón del día (5-7-2013)

Primer halcón del día (5-7-2013)

Pero algo falló. Un coche se paraba a lo lejos y una persona se bajaba y me miraba vigilante con sus prismáticos. Yo pensé que sería un cazador, pero como yo no estaba haciendo nada malo seguí a lo mío. El tipo se subió en el coche y me adelantó muy despacio a la vez que me saludaba, haciendo inquietar al halcón, que por ello levantó el vuelo y abandonó el pino donde estaba. Decir que la persona no era un cazador, sino un agente medioambiental… Una pena que me di cuenta tarde, sino le habría preguntado alguna cosilla del lugar.

Tras el vuelo del animal, me dediqué a buscar más ejemplares dentro de la misma masa arbórea.

Halcón en vuelo (5-7-2013)

Halcón en vuelo (5-7-2013)

No tardé en observar otro en una rama seca, al que poco a poco entre matorrales altos llegué a acercarme y a disfrutar de él a escasos 10-15 metros. Cuando vi que el animal empezaba a incomodarse, preferí alejarme del lugar y dejarlo tranquilo, inspeccionando otras zonas en busca de ejemplares oscuros, ya que los dos vistos hasta el momento eran de fase clara.

Precioso ejemplar con el que disfrute como un enano (5-7-2013)

Precioso ejemplar con el que disfrute como un enano (5-7-2013)

Posado en la rama seca (5-7-2013)

Posado en la rama seca (5-7-2013)

En esos paseos, una culebrera europea en lo alto de un pino fue un ave que controlé a placer con la ayuda de mi telescopio mientras fringílidos, currucas y alaúdidos no paraban de escucharse y verse.

Águila culebrera (5-7-2013)

Águila culebrera (5-7-2013)

Además se escuchaban ladridos y sonidos de corzo por todos los lados, mientras que en alguna ocasión alguno se dejaba ver, como el caso de una hembra con una cría que tuve la suerte de observar durante más de 15 minutos.

Corza con su cría (5-7-2013)

Corza con su cría (5-7-2013)

Cantos de cucos, arrendajos y pico menor delataban sus presencias en los pinares, mientras que alcaudones, pardillos, colirrojos tizones, gorriones de todo tipo y collalbas se veían en zonas más secas y humanizadas.

Cogujada en lo alto de un cable (5-7-2013)

Cogujada en lo alto de un cable (5-7-2013)

Comentar que la balsa de las cigüeñuelas estaba bastante seca, pero a pesar de ello se seguía viendo algún ejemplar mientras un cernícalo defendía su territorio ante un águila calzada.

Luego visité otra zona y allí sí que obtuve mi premio… Ahí estaba, un halcón de fase oscura posado en una torreta eléctrica. Precioso ejemplar que tras unas horas de búsqueda por fin conseguía observar posado.

Ejemplar de fase oscura (5-7-2013)

Ejemplar de fase oscura (5-7-2013)

Además, busqué más ejemplares en el pinar donde días antes con Julen había observado varios, pero esta vez no tuve tanta suerte… Observé varios pero muy lejanos.

Eso sí, entre abubillas, picapinos y decenas de gorriones chillones, una ardilla se asustaba de mi presencia y trepaba hasta esconderse en lo alto de la copa de un pino.

Ardilla (5-7-2013)

Ardilla (5-7-2013)

También destacar en el mismo pinar la presencia de un lagarto ocelado, que al sentir mis pasos trepó a toda velocidad por un pino asomando posteriormente la cabeza para vigilarme.

Lagarto ocelado (5-7-2013)

Lagarto ocelado (5-7-2013)

Después de todo volví a dar vueltas inspeccionando la zona en búsqueda de más ejemplares, pero como no siempre es fácil, no tuve premio.

Alcaudón (5-7-2013)

Alcaudón (5-7-2013)

Cuando el sol comenzaba a tener su máxima plenitud, aproveché para recuperar fuerzas y marché a comer a un restaurante. Muy rico el churrasco, por cierto.

Comida (5-7-2013)

Comida (5-7-2013)

Tras ello, aunque el calor era muy fuerte, decidí volver al lugar de la mañana, para ver si volvía a ver algún ejemplar, y fue bajarme del coche, mirar con los prismáticos y… flipar!!!

6 ejemplares en un mismo pino y otros 2 en un pino de al lado… ¡8 ejemplares juntos posados!

Pinar, con varios ejemplares de los que alguno no se aprecian bien por las acículas y ramas del pino (5-7-2013)

Pinar, con varios ejemplares de los que alguno no se aprecian bien por las acículas y ramas del pino (5-7-2013)

Tres de los halcones vistos tras comer (5-7-2013)

Tres de los halcones vistos en el mismo pino (5-7-2013)

Todos eran de fase clara, pero la verdad que era un espectáculo y que los había visto de casualidad, ya que tras comer tenía la intención de volverme a casa, pero “algo” dentro de mí me hizo insistir y volver a intentarlo…

Ya con la alegría en el cuerpo, el calor apretando, y el sudor en la frente tocaba vuelta a Pamplona, ya que tenía cosas que hacer y me quedaba un ratillo de coche… Eso sí, no sin antes parar ante un control de la Guardia Civil en el que flipaban con mis explicaciones y mi material óptico, ya que todos los coches tenían como destino las fiestas de San Fermín y yo volvía a Pamplona de ver fauna en Soria…

Por último, decir que de tantas visitas a Almazán algo claro me queda… “El que la sigue… la consigue”.

Rostro de uno de los ejemplares vistos durante el día (5-7-2013)

Rostro de uno de los ejemplares vistos durante el día (5-7-2013)

Anuncios

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Buscando muy a lo lejos.... Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s