De nuevo por el Pirineo con “Los Bloody twitchers”

El pasado jueves (1-8-2013), junto a varios de mis compañeros y amigos de pajareo “Los Bloody twitchers” hicimos una excursión por el Pirineo en busca de diferentes especies, tanto de aves como de mamíferos.

Pirineo (1-8-2013)

Pirineo (1-8-2013)

Acudimos a la cita Julen, David, Mazki y yo. Nos faltaron las “Bloody neskak”, por lo que esta entrada va dedicada a ellas. 😉

Todo lo empezamos el miércoles (31-7-2013), cuando salimos de Pamplona David, Mazki y yo y nos dirigimos hacia allí para pasar la noche y madrugar, con la idea de ver el amanecer desde un punto con cierta altura.

Paisaje que visitaríamos (1-8-2013)

Paisaje que visitaríamos (1-8-2013)

Más vale que llegamos pronto, porque conforme nos íbamos acercando a nuestro destino nos dábamos cuenta de que se nos olvidaban cosas y más cosas. La gorra para combatir el calor, cubiertos y platos para la cena, vinagre para la ensalada, botas de monte…

Una vez en Isaba, reunidos con Julen (el cuarto integrante de la expedición) y con unas botas que él me prestó (y más vale), nos montamos todos en “La Poderosa” y nos pusimos en camino, no sin antes paradas de rigor para ver que se observaba en las cercanías de Belagua.

Las ovejas pastaban tranquilas con las últimas horas de luz (31-7-2013)

Las ovejas pastaban tranquilas con las últimas horas de luz (31-7-2013)

Un ratonero en vuelo, un cernícalo, un bisbita alpino y varios pollos de collalba gris entre chovas y buitres eran las primeras especies que observábamos.

Pollos de collalba gris (31-7-2013)

Pollos de collalba gris (31-7-2013)

Tras ello, nos instalamos en un porche en la estación de esquí de “Arette La Pierre Saint-Martin”, y allí nos comimos unos espagueti a los que ni el mismo Alberto “Chicote” habría encontrado pegas. Unos “garrotikos” de Beatriz eran el postre ideal. Eso sí, otra cosa que se nos había olvidado… pan para “empujar”.

Mazki cenando (31-7-2013)

Mazki cenando (31-7-2013)

Después de una amena sobremesa llegaba la hora de meternos al saco e intentar descansar, ya que la alarma nos iba a sonar a las 4,30 para desayunar algo y empezar nuestro camino cuesta arriba.

El viento soplaba muy fuerte y hizo que no descansáramos de tirón, pero a pesar de todo, dadas las 5,00 y con algo de zumo y más “garrotikos” en el cuerpo comenzábamos nuestra andadura por el Pirineo.

El porche de nuestro "hotel" (1-8-2013)

El porche de nuestro “hotel” (1-8-2013)

De noche, con frontales en la cabeza y todo el rato tendiendo hacía arriba, ganábamos poco a poco altura, hasta llegar tras hora y cuarto ya con las camisetas sudadas y con las primeras luces del día a los grandes cortados pirenaicos donde dejábamos los trastos mientras adelantábamos a un rebaño de ovejas.

Terminando nuestra ascensión (1-8-2013)

Terminando nuestra ascensión (1-8-2013)

Ya arriba, mientras disfrutábamos de un precioso amanecer, un quebranta nos sobrevoló y se alejó poco a poco creando en nuestras retinas una imagen preciosa al reflejar los primeros rayos del sol en su plumaje.

Los amaneceres son preciosos en las cumbres del Pirineo, y hacen unos juegos de luces y contraluces en los montes y valles que son indescriptibles.

Amanecer (1-8-2013)

Amanecer (1-8-2013)

Amanecer (1-8-2013)

Amanecer (1-8-2013)

El sol poco a poco iba ganando altura (1-8-2013)

El sol poco a poco iba ganando altura (1-8-2013)

Mientras chovas, acentores alpinos, un cernícalo, varios buitres y algún gorrión alpino sobrevolaban o pastaban la zona, nosotros con telescopios y prismáticos batíamos el lugar en busca de perdices nivales.

Los primeros buitres hacían su aparición (1-8-2013)

Los primeros buitres hacían su aparición (1-8-2013)

Tras ello, y sin resultado positivo, nos dedicamos a patear la zona, y cuando digo patear es patear… más de 1100 metros de desnivel positivo y 14 kilómetros nos metimos a lo largo de todo el día…

Varias paradas para observar bien los alrededores y barrer el terreno. Y que si unos tragos de agua, que si comer frutos secos o gominolas, que si me quito la mochila que pesa mucho, que si me paro a sacar una foto… poco a poco iba pasando la mañana y el sol calentaba con más fuerza.

Uno de los preciosos acentores alpinos observados durante el día (1-8-2013)

Uno de los preciosos acentores alpinos observados durante el día (1-8-2013)

Las perdices nivales nos fueron esquivas, eso sí, observamos varios rastros como el de la fotografía. Cagadas que en algún caso parecían bastante frescas, por lo que las aves están presentes.

Excrementos de perdiz nival (1-8-2013)

Excrementos de perdiz nival (1-8-2013)

De treparriscos tampoco ni rastro, pero a cambio pudimos disfrutar de varios grupillos y parejas de los siempre simpáticos sarrios, que corrían raudos y veloces entre los karts de la zona.

Sarrio o también llamado rebeco (1-8-2013)

Sarrio o también llamado rebeco (1-8-2013)

Una pareja de sarrios nos observaba desde bien arriba (1-8-2013)

Una pareja de sarrios nos observaba desde bien arriba (1-8-2013)

Todo ello, bajo la mirada del precioso Anie, del Soumcuey, y del algo más pequeño pero puntiagudo Arlas.

Somcuey a la izquierda y Anie a la derecha (1-8-2013)

Somcuey a la izquierda y Anie a la derecha (1-8-2013)

Arlas (1-8-2013)

Arlas (1-8-2013)

Durante la caminata también observamos una marmota, pero que se escondió muy rápido y que por ello no pudimos ver en condiciones. En lo referido a armiños ni siquiera algún avistamiento fugaz…

Una de las marmoteras de la zona (1-8-2013)

Una de las marmoteras de la zona (1-8-2013)

Ya con el cansancio en el cuerpo, y de retirada con la pena de no haber podido observar perdices nivales (que son las estrellas de estos lugares), vimos pardillos, colirrojos tizones, collalbas grises, bisbitas alpinos y verderones serranos en nuestra bajada al lugar de partida.

Ya para terminar, en la misma estación de esquí mientras nos cambiábamos y echábamos unos tragos de agua, un piquituerto volaba y se posaba en los pinos negros que allí hay.

Para acabar la jornada había que reponer fuerzas, y que mejor que unas buenas raciones de migas, txistorra y ensalada acompañando a varios jarretes asados a la brasa en “Juan Pito”. Buena comida en mejor compañía.

Riquísima y divertida comida la que tuvimos la suerte de tener (1-8-2013)

Riquísima y divertida comida la que tuvimos la suerte de tener (1-8-2013)

Otro día “Bloody” había terminado sin muchas aves la verdad, pero con disfrute a tope y haciendo lo que nos gusta, disfrutar de la naturaleza y su fauna. Gracias chicos y… ¡Larga vida a LOS BLOODY TWITCHERS!

Los 4 valientes que disfrutamos de otro día "Bloody"

Los 4 valientes que disfrutamos de otro día “Bloody”

Anuncios

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en "Los Bloody twitchers", Buscando muy a lo lejos.... Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a De nuevo por el Pirineo con “Los Bloody twitchers”

  1. Jose. dijo:

    Francamente grandioso que bién o lo pasais , me alegro, en brever iré por la zona ..Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s