Expedición al Kruger III (Rapaces y primer león; 1 de noviembre)

Con el cambio de mes comenzábamos nuestra aventura más temprano (como dije hace unos días, en noviembre el horario se amplia, y las puertas de los campamentos se abren a las 4,30 y se cierran a las 18,30).

Amanecer (1-11-2013)

Amanecer (1-11-2013)

A pesar de haber dormido poco, teníamos muy buen humor, y eso lo demostrábamos de par de mañana, donde unos gamberros lanzábamos al ventilador que colgaba del techo unos rollos de papel higiénico que salían rebotados para todos los lados y a gran velocidad… Es que hay veces que somos demasiado simples… jejejeje

Tras el rato “chorra” y casi sin luz empezábamos nuestro nuevo día, con muy buenos avistamientos para empezar.

Un cálao terrestre (una especie de toco “gigante”)  que se encontraba posado en un árbol era nuestro primer ave reseñable.

Cálao terrestre a la izquierda y francolín de Natal a la derecha (1-11-2013)

Cálao terrestre a la izquierda y francolín de Natal a la derecha (1-11-2013)

También, no faltaban los abundantes francolines (de Natal, de Swainson y capirotados), que además de observarse en la carretera, en muchas ocasiones se observaban en ramas de árboles a baja altura.

Fieles a su cita, entre las ya usuales especies de palomas (senegalesa, de El Cabo y tamborilera), destacaban unas nuevas muy bonitas por la combinación de colores y sus largas colas, un par de tortolitas rabilargas.

Tortolitas rabilargas (1-11-2013)

Tortolitas rabilargas (1-11-2013)

Con los primeros rayos de luz, los colores de las carracas y pintadas comunes brillaban, a pesar de que las sombras predominaban en muchas ocasiones.

Carraca echando a volar (1-11-2013)

Carraca echando a volar (1-11-2013)

Tras una media hora de camino, un nuevo carnívoro sumábamos al listado.

Un carnivorio, pero no me refiero a él... jejejeje; María Martínez (1-11-2013)

Un carnívoro, pero no me refiero a él… jejejeje; María Martínez (1-11-2013)

Se trataba de un par de chacales dorsinegros que observábamos muy cerca en la zona izquierda de la carretera. A pesar de disfrutar de ellos, poco a poco se fueron metiendo al interior del campo, en el que dominaban las hierbas altas y abandonaron la zona alejándose y perdiéndolos de vista entre la vegetación.

Precioso chacal (1-11-2013)

Precioso chacal (1-11-2013)

Chacal cuando aún estaba a la vista (1-11-2013)

Chacal cuando aún estaba a la vista (1-11-2013)

Y esta alegría la verdad que se alargaba… Una avutarda kori, y un precioso ejemplar de secretario eran las siguientes aves que observábamos.

Precioso y elegante ave rapaz, muy curiosa y de aspecto diferente al habitual…

Secretario (1-11-2013)

Secretario (1-11-2013)

Patas largas, cuello largo y una impresionante cresta. Colores grises pero con cara roja… que llaman la atención y que hacen de esta especie un animal muy curioso y de aspecto mitológico…

Y tras él, otra preciosa rapaz… Esta vez una mas cercana que se puede observar en la Península Ibérica, pero que no es habitual por nuestras tierras…

Un bonito elanio azul se encontraba en lo alto de un arbolillo.

Elanio posado (1-11-2013)

Elanio posado (1-11-2013)

Elanio echando a volar (1-11-2013)

Elanio echando a volar (1-11-2013)

Manda narices que para ver esta especie y disfrutar de ella haya tenido que ir tan lejos! ya que yo solo había visto una vez en Castilla pero desde el coche, a toda velocidad y lejana… jejeje

Continuábamos nuestro camino, y nos sorprendía que de la manada gigante de elefantes que habíamos observado el día de antes no hubiera ni rastro… Eso sí, un elefante solitario sí que pastaba entre las hierbas…

La gran manada estaría tranquila cercana a alguna masa de agua…

La verdad que la variedad pajaril iba en aumento conforme pasaban los minutos… Cucales, avefrías coronadas, drongos, alcaudones pío, chagras del Senegal y alondras monótonas entre palomas, avutardas y elanios ya citados.

Cucal a la izquierda, chagra a la derecha y avutarda abajo (1-11-2013)

Cucal a la izquierda, chagra a la derecha y avutarda abajo (1-11-2013)

Continuábamos con otra rapaz… En este caso, un águila culebrera sombría, que nos daba la espalda.

Águila entre la vegetación (1-11-2013)

Águila entre la vegetación (1-11-2013)

Pasaban los minutos, y ya en este que era nuestro tercer día dentro del Kruger, los dos coches en los que íbamos iban cogiendo sus roles…

Asier y Amaia asomando en el coche; Koldo Azedo (1-11-2013)

Asier y Amaia asomando en el coche; Koldo Azedo (1-11-2013)

En el primero íbamos David, Koldo y un servidor, y en el segundo Amaia, María y Asier.

En el primero se decidía el recorrido con la información y mapas que teníamos. Además, al ir primeros teníamos la mayoría de avistamientos… pero a los que se unían de vez en cuando especies que se nos pasaban y que veían en el segundo coche… comunicando por walkie todo lo que se observaba…

Pero el segundo coche además tenía otra razón de ser… Y como una imagen vale más que mil palabras… Ahí tenéis un par de fotos que ayudarán a comprender todo…

María y Asier; Amaia Mina (31-10-2013)

María y Asier; Amaia Mina (31-10-2013)

Pronto fue bautizado como “La marmotera”, ya que todo el que se metía allí echaba buenas siestas… por la mañana y por la tarde… eso sí! unos más que otros! pero eso que lo digan ellos! jejejejeje

Además, desde “La marmotera” nos metían prisa para comer algo, por lo que poco a poco nos dirigíamos a “Shingwedzi” para desayunar tranquilos, no sin antes el disfrute de una preciosa carraca en una rama del borde de la pista y de una tortuga leopardo, que cruzaba delante de nuestro vehículo.

Carraca (1-11-2013)

Carraca (1-11-2013)

Tortuga leopardo (1-11-2013)

Tortuga leopardo (1-11-2013)

Desde el campamento, y con la mesa llena de frutos secos, mermeladas, patatas fritas, galletas, zumos y demás, divisábamos y controlábamos cada metro de río desde el mirador que allí existía.

La verdad que echar un trago de zumo y meterte un pintxo de jamón mientras ves un hipopótamo abrir la boca no se puede pagar con dinero…

Nuestro lugar de desayunao (1-11-2103)

Nuestro lugar de desayuno (1-11-2103)

Y como no todo va a ser alimentarse en esta vida, también había que hacer “hueco” y visitar los aseos. Curiosa imagen la que se daba en este lugar.

Además de mosquitos y diferentes arañas y cucarachas, unas polillas del tamaño de mi mano dominaban las paredes donde daba miedo hacer nada… jejejeje

Insectos en el baño (1-11-2013)

Insectos en el baño (1-11-2013)

Mientras un barbudo crestado “enredaba” entre nosotros y revoloteaba muy cerca en busca de migas y sobras nuestras para alimentarse, un ejemplar de prinia modesta cantaba sin ninguna vergüenza en un arbusto al descubierto sin importarle nuestra presencia.

Barbudito a la izquierda y a la derecha (1-11-2013)

Barbudo a la izquierda y prinia a la derecha (1-11-2013)

Con un poco mas de “alegría” en el estómago vuelta a la carretera para continuar viendo mamíferos como búfalos, cebras, nyalas, cobos, ardillas o los tocos habituales que acompañan en cualquier tramo de recorrido a la vez que rapaces dominaban aire y tierra.

Búfalo comiendo hierba; María Martinez (1-11-2013)

Búfalo comiendo hierba; María Martínez (1-11-2013)

Cobo entre la vegetación; María Martinez (1-11-2013)

Cobo entre la vegetación; María Martínez (1-11-2013)

Si a primera hora de la mañana habíamos visto secretarios y elanios a placer, ahora observábamos varios ejemplares de especies diferentes de rapaces.

En primer lugar un adulto de águila volatinera posada en un árbol.

Adulto de volatinera (1-11-2013)

Adulto de volatinera (1-11-2013)

Y en segundo lugar un buitre cabeciblanco posado en otra rama, un águila rapaz que primero se estaba alimentando de un impala muerto y luego voló a una rama, y lo que identificamos como un ejemplar joven de águila volatinera.

Volatinera a la iquierda, buitre a la derecha y rapaz abajo (1-11-2013)

Volatinera a la izquierda, buitre a la derecha y rapaz abajo (1-11-2013)

Tras ello, entre escasez de mamíferos (impalas sobre todo), gran variedad de fauna alada. Turacos, críalos blanquinegros, tocos, carracas lilas y coronipardas, abejarucos frentiblancos, palomas y gorriones sudafricanos…

Abejaruco, turaco, paloma, gorrión y avefría coronada (1-11-2013)

Abejaruco, turaco, paloma, gorrión y avefría coronada (1-11-2013)

Pero entre todo ello, unos pajarillos pequeños muy vistosos nos llamaron la atención azulitos angoleños y amarantas senegalesas… Muy similares pero con un cambio muy claro en su color… ¿Lo veís, no?

Amarantas y azulitos (1-11-2013)

Amarantas y azulitos (1-11-2013)

Los tocos piquigualdos, a pesar de ser muy frecuentes no habían sido aún retratados por mi cámara en condiciones, por lo que uno que andaba cerca en esos momentos era objetivo fácil.

Toco piquigualdo (1-11-2013)

Toco piquigualdo (1-11-2013)

Para no parar con las rapaces, observábamos una culebrera sombría, que permanecía en lo alto de un árbol, y que nos era fácil distinguir además de su color de plumaje por su aspecto de ave “cabezona”.

Culebrera sombría (1-11-2013)

Culebrera sombría (1-11-2013)

Continuamos nuestro recorrido y llegamos a un precioso mirador… Allí como se podía, bajamos del coche a ver todo bien y localizar diferentes especies con nuestros prismáticos.

Paisaje y cigüeña en vuelo (1-11-2013)

Paisaje y cigüeña en vuelo (1-11-2013)

Río desde el mirador (1-11-2013)

Río desde el mirador (1-11-2013)

Allí divisamos varias especies acuáticas; polluela africana, gansos, garzas, garcitas verdosas, cigüeñuelas, andarríos bastardos y algún cocodrilo. Era uno de los pocos puntos de aguas visitados donde no observábamos hipopótamos, ya que donde había algo de agua, allí había siempre por lo menos uno de estos grandes mamíferos.

De la misma manera, divisábamos un paisaje precioso, en el que aprovechamos para hacer cantidad de fotografías mientras una cigüeña negra volaba sobre nuestras cabezas.

Servidor y David; Koldo Azedo (1-11-2013)

Servidor y David; Koldo Azedo (1-11-2013)

En el mirador; María Martínes (1-11-2013)

En el mirador; María Martínez (1-11-2013)

Foto de grupo (1-11-2013)

Foto de grupo (1-11-2013)

Una pena que una pequeña lagartija que había entre las piedras se nos escapó y no pudimos retratar ni identificar, eso sí, aprovechamos el momento para “picotear” algo…

Siempre hay algún "garrulo" que jode la foto... en este caso hay dos! jajajaja; Koldo Acedo (1-11-2013)

Siempre hay algún “garrulo” que jode la foto… en este caso hay dos! jajajaja; Koldo Acedo (1-11-2013)

Luego todo continuaba por zonas húmedas, donde reinaban aves acuáticas y varias especies de mamíferos (impalas, jirafas y elefantes).

Garza y gansos del Nilo (1-11-2013)

Garza y gansos del Nilo (1-11-2013)

También primeros buitres dorsiblancos del día; una colonia permanecía posada en varios árboles, mientras un águila volatinera surcaba el cielo y una familia de babuinos tenía “tomada” la tierra y se desparasitaban unos a otros.

Buitres dorsiblancos (1-11-2013)

Buitres dorsiblancos (1-11-2013)

Las rapaces continuaban haciendo aparición; una preciosa águila marcial, y este ejemplar que parece un joven de águila volatinera.

Águila volatinera (1-11-2013)

Águila volatinera (1-11-2013)

Siguiendo el curso del río, la diversidad de fauna era bastante grande. Ahora sí, hipopótamos, mas cocodrilos, cobos de agua y antílopes jeroglíficos entre las especies de mayor tamaño, y martines pescadores pío y gigantes, surirís cariblancos, garcetas grandes, avesmartillo, garzas reales, ibis hadadas, anhingas africanos, alcaravanes acuáticos, garcillas bueyeras, garzas Goliat y jabirús africanos.

Cocodrilo, garceta e hipopótamos (1-11-2013)

Cocodrilo, garceta e hipopótamos (1-11-2013)

Jabirú a la izquierda y anhinga a la derecha (1-11-2013)

Jabirú a la izquierda y anhinga a la derecha (1-11-2013)

Y como no, destacar la rapaz seguramente más avistada durante el viaje (sin olvidar a los buitres, claro), el pigargo vocinglero, además de varios milanos negros.

"La voz de África" (1-11-2013)

“La voz de África” (1-11-2013)

También, estas zonas húmedas, solían ser sobrevoladas con frecuencia por pequeñas aviones y golondrinas, de las cuales algunas se podían observar posadas con un poco de suerte en ramas cercanas a la carretera.

Pareja de golondrinas abisinias (1-11-2013)

Pareja de golondrinas abisinias (1-11-2013)

Antílopes como nyalas, raficeros comunes, sunis y bushbucks meridionales acompañaban los numerosos grupos de impalas, de hasta 50 unidades en algunos casos (en ocasiones con picabueyes en sus cuerpos).

Pero como no todo allí es húmedo, también visitábamos otro tipo de hábitats en los que las especies típicas eran otras.

En zonas secas por las que pasábamos después, entre terreras orejiblancas, el rey del lugar era el sisón, que no tenía ningún problema en no parar de cantar con nuestro coche parado a su lado.

Sisón en pleno canto (1-11-2013)

Sisón moñudo en pleno canto (1-11-2013)

La verdad que la abundancia de especies era mucho menor, y se veían aumentada siempre en lugares donde había presencia de agua. De esta forma en una zona de río se observaban martines pescadores píos, varios cobos de agua y un corredor etiópico.

Cobos de agua (1-11-2013)

Cobos de agua (1-11-2013)

Martines pescadores y corredor (1-11-2013)

Martines pescadores y corredor (1-11-2013)

Y ya pasada esta zona seca, llegábamos a otra bastante seca también pero con vegetación totalmente diferente… Se trataba de una de las carreteras mejores para poder observar felinos. Grandes campos abiertos de hierbas altas, en los que la presencia de pequeños arbustos hacían sombras, donde íbamos a tener que buscar animales descansando, ya que como venía siendo habitual, la temperatura era ya alta…

Así palomas, impalas y algún búfalo destacaban entre las hierbas, mientras un chacal lejano se sentía incomodado por nuestra presencia yéndose casi al instante.

Chacal (1-11-2013)

Chacal (1-11-2013)

Y ya pasada parte de la tarde llegaba otra de las estrellas del día, una de las que buscábamos en esos hábitats para ser exactos y de la que teníamos ganas.

David localizaba muy lejana a nosotros una leona tumbada en la sombra de un arbusto…

Leona en la sombra (1-1-2013)

Leona en la sombra (1-1-2013)

Estaba muy lejos y la observábamos con prismáticos durante un buen rato… Una pena que estuviera a tanta distancia, pero bueno, es lo normal… aquello es la pura sabana y no va a estar todo debajo del coche… ¿no?

Eso sí, con esta felina, que era la primera que observábamos de la especie se produjo una imagen curiosa, ya que un secretario (de dos que había en un nido muy cercano), pasó muy cerca pudiendo hacer una foto aunque no muy buena por su distancia, muy especial por las dos especies que están presentes.

Pareja de secretarios en el nido (1-11-2013)

Pareja de secretarios en el nido (1-11-2013)

Leona y secretario al fondo (1-11-2013)

Leona y secretario al fondo (1-11-2013)

Después de este momento, seguíamos por la pista, en la que los botes que daba el coche por las irregularidades del camino y el árido y “soso” paisaje, en el que abundaban matorrales y había ausencia de fauna hacía que un tramo de recorrido se nos hiciera demasiado largo y espeso…

De todas formas, unos elefantes y un pollo de chorlitejo pecuario con uno de sus padres nos amenizaron parte del tramo cerca de una zona donde unos elefantes bebían agua.

Adulro de chorlitejo pecuario; María Martínez (1-11-2013)

Adulto de chorlitejo pecuario; María Martínez (1-11-2013)

Pollo de chorlitejo (1-11-2013)

Pollo de chorlitejo pecuario (1-11-2013)

A pesar de ser una zona muy pobre, aún tuvimos la suerte de observar un precioso facóquero, y unas cuantas jirafas y ñus…

Nñu y jirafa (1-11-2013)

Ñu y jirafa (1-11-2013)

A mí se me rompió un mito en este viaje… Tenía la imagen de las míticas y gigantescas manadas de ñus que se ven en los documentales, por lo que esperaba grandes grupos del animal, pero la verdad que allí no fue así… Los grupos formados por este tipo de “toro” delgado, pero que realmente se trata de un antílope, eran muy pequeños, y no sé si alguno superaría la docena de ejemplares… A pesar de ello, la belleza del animal en directo, si que no llega a apreciarse perfectamente en la tele, así que lo uno por lo otro… jejeje

Siguiendo nuestro camino, pasábamos por un punto curioso, el famoso “Trópico de Capricornio”. Allí unas cuantas foto, hacer un poco el “ganso” (que eso se nos da bien) y a toda velocidad para el Campamento, que el reloj avanzaba…

Cartel del "Trópico de Capricornio" (1-11-2013)

Cartel del “Trópico de Capricornio” (1-11-2013)

SObre el trópico; Koldo Azedo (1-11-2013)

Sobre el trópico; Koldo Azedo (1-11-2013)

Dos monos verdes sobre la piedra; Koldo Azedo (1-11-2013)

Dos monos verdes sobre la piedra; Koldo Azedo (1-11-2013)

Koldo (1-11-2013)

Koldo (1-11-2013)

Como siempre la tarde ya se nos estaba echando encima y con poca luz ya nos acercábamos al campamento de “Mopani”, donde poco antes de entrar observábamos unos calaos, de los cuales uno pude fotografiar en vuelo con los bonitos colores del cielo.

Calao en vuelo (1-11-2013)

Calao en vuelo (1-11-2013)

Una pareja de estas aves crían en un baobap cerca del lugar, por eso pudimos observarlos durante un rato y en perfectas condiciones.

Para acabar, unos cuantos elefantes, entre los cuales había un ejemplar bastante pequeño que se ocultaba continuamente tras su madre… La verdad que la paz que transmiten estos animales (a pesar del susto que tuvimos y que otro día contaré), es proporcional a su gran tamaño.

Madre con la cría (1-11-2013)

Madre con la cría (1-11-2013)

No sin justamente antes de la puerta de “Mopani” ver un búfalo que pastaba en el borde de la carretera, y un grupo grande de impalas.

Puerta de entrada a "Mopani" (1-11-2013)

Puerta de entrada a “Mopani” (1-11-2013)

Una vez en el campamento, ya comenzaba a oscurecer, creando una preciosa imagen en la zona de agua a la que había vistas desde el restaurante… La verdad que una masa de agua en la que no paraban de oírse hipopótamos.

Atardecer desde Mopani (1-11-2013)

Atardecer desde “Mopani” (1-11-2013)

Pero las voces de hipopótamos llegó un momento que se comenzaron a tapar con otros sonidos…

Una fuertísima tormenta con gran cantidad de rayos y relámpagos comenzó a caer en el lugar… Los cielos de colores rosados y morados eran invadidos con las blancas luces de los rayos, que iluminaban los árboles y las aguas que allí nos rodeaban…

Rayo en Mopani (1-11-2013)

Rayo sudafricano (1-11-2013)

Y así, antes de llegar a la casa rompió a llover… teníamos intención de ir a la piscina, pero nuestros planes se veían frustrados, ya que la cantidad de agua que estaba cayendo y los rayos no nos iban a dejar salir de casa…

Chirriados y tras hacer algo de compra llegamos al bungalow, donde nos esperaba una buena sorpresa… Una ardilla en la taza del bater!

Ardilla; María Martinez (1-11-2013)

Ardilla; María Martínez (1-11-2013)

La sacamos de allí y la metimos entre toallas en el lavabo para que se secase tranquila…

Allí estuvo un rato mientras nos tomábamos unas buenas cervezas con limón y organizábamos la cena y todo nuestro equipaje.

Cuando paraba de llover soltamos a la pequeña ardilla fuera de la casa y corrió a toda velocidad (ya habíamos comprobado en casa que estaba en perfecto estado) huyendo del lugar.

Para acabar el día unas ensaladas, un poco de arroz y unas risas con videos de internet que teníamos en nuestros móviles… Listado de fauna, patxarán y a dormir, que nos lo habíamos ganado en un día en el que las rapaces habían sido las estrellas de la fauna sudafricana…

Recorrido día 1; Sirheni - Mopani

Recorrido día 1; Sirheni – Mopani

CONTINUARÁ…

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Buscando muy a lo lejos.... Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s