Expedición al Kruger V (Pequeño susto con las hienas y peleas de jirafas; 3 de noviembre)

Comenzaba un nuevo día con otro madrugón. Nos levantábamos pasadas las 4 de la mañana para ir en busca de las hienas que el día anterior habíamos visto a última hora y de las que no habíamos podido disfrutar 100% por las prisas para llegar al campamento.

Salíamos con muy pocas luces en el cielo, pero a pesar de ello no éramos los primeros en abandonar el campamento, ya que unos minutos antes habían salido otros coches.

Salida aún de noche; María Martínez (3-11-2013)

Salida aún de noche; María Martínez (3-11-2013)

Fuimos hacia el lugar donde habíamos visto la hiena el día anterior y… ¡Premio! No habíamos sido los más madrugadores pero si los primeros en recorrer esa carretera…

Así que ahí teníamos delante de nosotros a la hiena con su cachorro en el borde del asfaltado.

Hienas; María Martínez (3-11-2013)

Hienas; María Martínez (3-11-2013)

El pequeño se acercaba curioseando nuestro vehículo de forma graciosa. Olfateaba y miraba hacia las ventanillas con cara de desconocimiento, y en ese momento se acercó la madre. Como era de un tamaño considerable, conforme se acercaba subimos las ventanillas a toda velocidad, ya que venía directa a nosotros y por si acaso teníamos que tener precaución.

Nada más subirlas, la hiena asomó la cabeza por la ventanilla (más vale que ya habíamos actuado con rapidez), nos miró un rato y agachó la cabeza dando un mordisco a la manilla de la puerta… Quiso abrirla pero no pudo… !Y más vale! Sino a saber que carnicería nos hubiera hecho allí…

Tras ello, se dirigió a la parte delantera del coche donde se oyó una especie de golpe… Parecía que había embestido al coche, pero no lo teníamos claro… Con un juego de luces largas conseguimos espantar al animal y que se marchará de la carretera con las otras tres crías que allí había y el otro ejemplar adulto de la pareja que estaba por la zona.

Hienas adulta con una cría; María Martínez (3-11-2013)

Hienas adultas con una cría; María Martínez (3-11-2013)

Así empezó a llegar algún coche mas a la zona, que mientras disfrutaban de la familia de hienas que allí permanecía nos decían que teníamos la matricula colgando…

¿Y eso? !Muy fácil! La hiena no había embestido el coche, sino que lo que había hecho era intentar arrancar la matricula con su boca. Más vale que no lo consiguió y no se llevó nuestra matricula como trofeo, sino… ¡menuda liada!

Coche con la matrícula colgando; María Martínez (3-11-2013)

Coche con la matrícula colgando; María Martínez (3-11-2013)

Tras ello, abandonamos la zona con la matrícula colgando y fuimos a un merendero cerca de Letaba de nuevo para allí recolocar la matricula que la hiena había desencajado de su sitio.

Continuábamos con el coche en perfectas condiciones y veíamos los primeros buitres dorsiblancos del día. Posados en árboles secos, estaban tranquilos en una bandada de una docena de ejemplares. Por otro lado, cercanas, una pareja de águilas rapaces entre las hojas de un árbol muy vivo.

Después pasábamos por una zona de río, donde en un badén, caminaba un chorlitejo tricollar que sin ningún miramiento se posaba a nuestro lado con toda confianza.

Chorlitejo tricollar (3-11-2013)

Chorlitejo tricollar (3-11-2013)

Se desplazaba por el cemento del badén totalmente indiferente a nuestro coche, como la mayoría de especies allí existentes.

De esta manera llegaban los primeros antílopes del día. Impalas y los grandes kudús, que a pesar de su gran tamaño son más esquivos que otros mamíferos.

Pareja de kudus (3-11-2013)

Pareja de kudús (3-11-2013)

En estas zonas cercanas al agua, además de las frecuentes pintadas comunes, francolines (de Swainson, de Natal y coronados) y drongos, un precioso ibis hadada que andaba entre dunas de arena pasaba cerca y podiamos fotografiar con tranquilidad.

Ibis caminando (3-11-2013)

Ibis caminando (3-11-2013)

El paisaje era bastante bonito y abierto. Extensas llanuras con matorrales y salpicadas de grandes baobabs, además de otros árboles y arbustos que se veían beneficiados por las cercanías de los ríos y sus humedades.

Avanzando nuestro camino; María Martínez (3-11-2013)

Avanzando nuestro camino; María Martínez (3-11-2013)

Haciendo camino, otro bando de buitres posados en árboles secos mientras impalas y algún raficero pastaban tranquilos en el suelo. Los buitres dorsiblancos, eran seguramente la rapaz más habitual, pero sin llegar ni tan siquiera a acercarse a la frecuencia con la que se ven los buitres leonados en Navarra.

Buitre dorsiblanco (3-11-2013)

Buitre dorsiblanco (3-11-2013)

También con el paso del tiempo y los kilómetros, llegaban aves más alegres y coloridas. Carracas, abubillas africanas y un precioso martín pigmeo africano que estaba entre ramas en la ribera de una pequeña zona húmeda.

Martín pescador (3-11-2013)

Martín pescador pigmeo africano (3-11-2013)

Continuábamos el camino con una gran tortuga en medio de la carretera por la que teníamos que parar aprovechando el momento para retratar y ver con detalle al animal.

Tortuga (3-11-2013)

Tortuga (3-11-2013)

Era un ejemplar de gran tamaño, y que por su lentitud, a pesar de verla durante un buen rato, la dejamos en la pista cruzando y en camino a camuflarse entre la vegetación allí existente.

Y antes de parar a estirar las patas (que ya iba siendo hora), además de los siempre visibles impalas y alguna cebra, un precioso raficero de Sharpe intentaba disimular su presencia entre matorrales. Más vale que poco a poco íbamos mejorando y nuestros ojos se iban afinando y aclimatando al medio.

Raficero de Sharpe (3-11-2013)

Raficero de Sharpe (3-11-2013)

Y no era el único mamífero curioso que observábamos (además de más kudús), sino que un duiker de sabana también se alimentaba cercano.

Duiker (3-11-2013)

Duiker (3-11-2013)

Precioso animal con nariz característica que a mí me recuerda a la de un payaso y que en pocas ocasiones pude fotografiar durante el viaje. Además, los machos adultos tienen una especie de cresta que les da un aspecto muy especial.

De esta forma, poco a poco y con ya la luz del sol a tope y cerca de tres horas después de despertar llegábamos a un bonito mirador en el que tocaba sesión fotográfica.

Servidor y Koldo; María Martínez (3-11-2013)

Servidor y Koldo; María Martínez (3-11-2013)

El mirador daba al río y a pesar de estar muy altos, se podían ver algunas cosas muy interesantes, sobre todo grandes mamíferos.

Paisaje; Koldo Azedo (3-11-2013)

Paisaje; Koldo Azedo (3-11-2013)

Había varios hipopótamos y cobos, pero lo mejor de este mirador fue sin duda alguna llegar en el momento en el que una manada de unos 20 elefantes de todos los tamaños cruzaba en la lejanía el río.

Elefantes cruzando el río; María Martínez (3-11-2013)

Elefantes cruzando el río; María Martínez (3-11-2013)

Elefantes cruzando (3-11-2013)

Elefantes cruzando (3-11-2013)

La verdad que fue una imagen muy bonita ver como todos los paquidermos iban en fila india con los ejemplares más pequeños “escoltados” entre ejemplares grandes. Una pena que estaban a contraluz y lejos, pero todo no se puede pedir tampoco…

Además, varias aves acuáticas (las típicas hasta ahora), garceta grande, gansos del Nilo avefrías armadas, pigargos vocingleros en vuelo… y un precioso críalo blanquinegro que permanecía posado cerca nuestra. Tampoco hay que olvidar los siempre camuflados cocodrilos del Nilo (única especie de cocodrilo del lugar) que no siempre se veían con facilidad.

Críalo blanquinegro (3-11-2013)

Críalo blanquinegro (3-11-2013)

A pesar del hambre, preferíamos ir a otro mirador cercano a desayunar, no sin antes los picoteos y los tragos de zumo habituales. Antes de todas formas, nos entretuvimos en un pequeño badén que cruzaba el río y en el que a mano derecha del coche permanecía un cocodrilo no muy grande y varias tortugas.

El cocodrilo permanecía tranquilo en el agua (3-11-2013)

El cocodrilo permanecía tranquilo en el agua (3-11-2013)

Nada más parar para poder fotografiar a los reptiles nombrados, las tortugas se acercaron muy lentamente hacia el coche. Al parecer, están acostumbradas a que la gente les eche comida (a pesar de que está prohibido dar de comer a la fauna salvaje dentro del Kruger), y venían en busca de algún manjar.

La verdad que las tortugas eran feas de narices… Yo no soy Pierce Brosnan ni George Clooney, pero cuando se repartió la belleza está claro que estas tortugas estaban debajo del agua y no se enteraron… jejeje

Tortuga caminando (3-11-2013)

Tortuga caminando (3-11-2013)

Rostro de la tortuga (3-11-2013)

Rostro de la tortuga (3-11-2013)

En este punto, Amaia, tuvo la “genial” idea de complacerles dándoles algo de comer, así que comenzó a desmigar galletas y las tiró al suelo alrededor del coche, consiguiendo que una docena de tortugas salieran del agua invadiendo la carretera para comer y casi consiguen cortar el paso a los vehículos que allí había…

Amaia mostrando su gran hazaña; María Martínez (3-11-2013)

Amaia mostrando su gran hazaña; María Martínez (3-11-2013)

Brillante idea que hizo salir del agua hasta al cocodrilo que descansaba tranquilo antes de nuestra llegada… y brillante idea que Amaia repitió en más ocasiones otros días… Los animales del Kruger le estarán echando de menos! jajajaja

A pesar de mirar bien en los mapas y datos de carreteras, un poco despistados y con algo de retraso sobre el horario esperado, llegamos al gran mirador donde íbamos a desayunar.

Desayunando; Amaia Mina (3-11-2013)

Desayunando; Amaia Mina (3-11-2013)

Como era amplio, allí había más de un coche oteando el río, que de nuevo era el paisaje principal a observar desde el lugar. Allí había mucho que ver. Hipopótamos, cocodrilos, garcetas, garzas, garcitas, gansos del Nilo, avefrías armadas, avefrías coroniblancas, cigüeñuelas, andarríos bastardos, martines pescadores…

Además mientras almorzábamos estábamos entretenidos, ya que un suimanga pechiblanco (una especie de colibrí) volaba al lado y se escondía entre las hojas de los arbustos donde se alimentaba.

Colibrí (3-11-2013)

Suimanga pechiblanco (3-11-2013)

También un milano negro planeaba sobre nuestras cabezas como controlándonos y mirando todo de lo que allí nos estabamos metiendo al cuerpo. Águilas volatineras dominaban también el cielo mientras una lagartija sin cola corría por el asfalto del mirador.

Milano negro en vuelo (3-11-2013)

Milano negro en vuelo (3-11-2013)

Tras el buen desayuno-almuerzo compuesto de frutos secos, patatas fritas, jamón, queso, gominolas, galletas, fruta, zumos y demás, retomábamos el camino con una nueva alegría en el estómago. Un desayuno mediterráneo que ni el mejor Arguiñano nos habría preparado… jejeje

Al poco de salir del mirador, Koldo localizaba en el borde de la carretera una especie de pedrusco grande en el que se movía una mangosta enana.

Mangosta atenta (3-11-2013)

Mangosta atenta (3-11-2013)

Estando atentos a sus movimientos, vimos que no se trataba de una, sino que mínimo había tres ejemplares que se desplazaban con movimientos muy “eléctricos” y que no paraban quietas, siempre manteniendo la atención a nuestro vehículo, que estaba parado a la par y del que tenían mucha precaución.

Mangosta enana entre piedras (3-11-2013)

Mangosta enana entre piedras (3-11-2013)

A pesar de la “tensión” de ir mirando continuamente a los lados en busca de fauna, por momentos, el tener el estómago lleno hacía que “la marmotera” se reactivase y algunos de sus miembros pasarán de llenar el buche a la siesta directamente.

Amaia dormida; 3-11-2013 (3-11-2013)

Amaia dormida; 3-11-2013 (3-11-2013)

Y de los babuinos que dormían dentro de los coches, pasábamos a los babuinos que trepaban por los árboles, ya que recorríamos una colonia de babuinos donde animales de todos los tamaños estaban tranquilos sentados en el suelo.

Babuino con cria en el lomo; Koldo Azedo (3-11-2013)

Babuino con cría en el lomo; Koldo Azedo (3-11-2013)

Familia de babuinos al completo (3-11-2013)

Familia de babuinos al completo (3-11-2013)

Muchos de ellos nos recordaban a los jubilados, ya que al igual que ellos aquí se quedan quietos y atentos a las obras, allí los monos se paralizan y observan el pasar de los vehículos sin ninguna preocupación en muchos de los casos.

Y con estos grandes y curiosos monos, llegábamos a un nuevo puente donde podíamos bajar a estirar piernas (a pesar de que no había pasado mas de una hora de nuestra parada de avituallamiento).

Vistas desde el puente (3-11-2013)

Vistas desde el puente; Koldo Azedo (3-11-2013)

Además de los comunes hipopótamos y cocodrilos, que allí donde había agua estaban, había unas cuantas especies más de interés.

Cocodrilo e hipopótamos (3-11-2013)

Cocodrilo e hipopótamos (3-11-2013)

Entre las aves, los grandes gansos del Nilo, avefrías armadas, garcetas comunes, grandes, garzas reales, avemartillos y demás, eso sí todas comunes a las dos paradas anteriores realizadas en los miradores.

Gansos del Nilo (3-11-2013)

Gansos del Nilo (3-11-2013)

Y además de los cobos de agua en las orillas, como novedad, un gran varano (una especie de lagarto grande) descansaba y tomaba el sol en un pilar del puente sobre el que permanecíamos, concretamente un varano de garganta blanca.

Varano de garganta blanca (3-11-2013)

Varano de garganta blanca (3-11-2013)

En este punto, otro tipo de fauna también se dedicó a hacerse fotos… Fotos de grupo, de parejas, individuales… pero eso sí, casi siempre (por no decir siempre) haciendo el “chorra”

Amaia y Asier en esto eran los jefes de la barraca, jejeje; Koldo Azedo (3-11-2013)

Amaia y Asier en esto eran los jefes de la barraca, jejeje; Koldo Azedo (3-11-2013)

Así poco a poco pasaban los minutos y tirábamos hacia adelante, ya que a pesar de que aún era pronto nos quedaban muchas zonas por inspeccionar.

El calor iba en aumento, y además de darnos el repelente de mosquitos (por si acaso, ya que no se observaba ninguno), nos untábamos en crema, ya que el sol atizaba con fuerza y al llevar en grandes partes del recorrido la cabeza y brazos fuera del coche, nos quemábamos con facilidad.

Asier con un poco de crema; Amaia Mina (3-11-2013)

Asier con un poco de crema; Amaia Mina (3-11-2013)

Nuestro día iba avanzando, y de esta manera además de impalas, ñus, monos verdes y cebras, comenzaban a aparecer las primeras jirafas.

Con ellas llegó uno de los momentos del día y del viaje sin duda alguna. Una pelea. Todo comenzaba cuando vimos algo raro entre dos individuos. Retorcián sus cuellos juntos y frotaban uno con el otro, pero con movimientos demasiado bruscos para tratarse de algo cariñoso…

Pelea de jirafas (3-11-2013)

Pelea de jirafas (3-11-2013)

Las jirafas se golpeaban de una manera impresionante. Giraban el cuello para coger impulso y lo “lanzaban” a toda velocidad contra el cuello del rival. A pesar de estar tres jirafas al lado, en la pelea solo estaban involucrados dos ejemplares.

La verdad que los sonidos de los choques de los cuellos sonaban muy toscos y con mucha contundencia poniéndonos la piel de gallina… No se estaban haciendo ningún bien, y aunque por momentos algún ejemplar parecía que se quería desentender de la lucha, la pelea duró durante más de 10 minutos.

Nosotros estábamos allí boquiabiertos viendo el espectáculo, mientras otros coches pasaban de largo indiferentes ante lo que allí estaba ocurriendo… No creo que sea fácil ver una pelea de jirafas, pero allí la gente en general lo que hacía era buscar felinos. Una pena, ya que ellos se lo perdieron!!!

Momentos de las peleas (3-11-2013)

Momentos de las peleas (3-11-2013)

Fue un momento impresionante y que tuvimos la suerte de grabar en video. Los choques de cuellos y los movimientos que hacían para empujarse con ellos era algo espectacular, a pesar de que alguno de nosotros animaba a los animales para que se pegasen patadas y se mordiesen… jejeje

Golpe de cabezas (3-11-2013)

Golpe de cabezas (3-11-2013)

Tras calmarse la cosa, abandonamos el lugar, teniendo jirafas por todos los lados (parece que era una zona muy buena para la especie), pero no volviendo a ver peleas como la que acabábamos de ver.

Grupo de cuatro jirafas (3-11-2013)

Grupo de cuatro jirafas (3-11-2013)

Retrato de una de las jirafas (3-11-2013)

Retrato de una de las jirafas (3-11-2013)

Luego seguíamos nuestra excursión y teníamos que esperar parados durante varios minutos, ya que la carretera estaba cortada por elefantes que andaban de lado a lado y por el borde del asfaltado indecisos sobre su camino. Si llega a darle al paquidermo por embestir monta allí una buena…

Elefante en la carretera (3-11-2013)

Elefante en la carretera (3-11-2013)

Y tras un precioso ibis hadada en un rincón del río, llegábamos a un merendero donde parábamos a picotear algo, ya que hacía un rato desde la parada del almuerzo de la mañana y a pesar de no tener mucha hambre todavía, era un buen sitio para comer algo todos juntos.

Ibis hadada (3-11-2013)

Ibis hadada (3-11-2013)

Allí en el merendero, las aves que se aprovechan de los restos de los turistas son muy abundantes. Sobre todo palomas y estorninos.

Tórtola senegalesa y estornino (3-11-2013)

Tórtola senegalesa y estornino de El Cabo (3-11-2013)

Pero no solo había presencia de estas aves tan comunes, sino que varios ejemplares de francolín coronado estaban por la zona de hierbas que había en el talud que daba al río.

Francolín coronado (3-11-2013)

Francolín coronado (3-11-2013)

Aprovechábamos las mesas del merendero para comer algo rápidamente, a pesar de que más que hambre lo que había era sueño y alguno prefería dar una “cabezadita” sobre la misma mesa de hormigón.

Después tocaba continuar con el recorrido y poco a poco acercarnos hacia el campamento. Se notaba que además de alimento, los animales por esta zona disponían de agua, ya que además de más de una veintena total de jirafas en pocos kilómetros observamos algún facóquero, ñus, búfalos e impalas.

Ñu pastando (3-11-2013)

Ñu pastando (3-11-2013)

Además entre las aves seguían las frecuentes águilas rapaces, los buitres dorsiblancos, las águilas volatineras y algún milano negro.

Águila rapaz (3-11-2013)

Águila rapaz (3-11-2013)

Ya a la tarde, poco a poco se nos iba hechando el tiempo encima, y saliendo de una pista a una carretera principal, divisaban en el coche de atrás (y retrocedíamos los del primer coche tras aviso por talkie) un precioso lagarto azul que estaba agarrado al tronco de un árbol.

Lagarto (3-11-2013)

Lagarto (3-11-2013)

Paramos e hicimos varias fotografías mientras los coches que venían de frente nos preguntaban a ver qué observábamos. La verdad que al decirles que se trataba de un lagarto (agama azul más concretamente) muy pocos hacían caso al reptil y la mayoría seguían hacia adelante en busca de grandes felinos.

Tras el colorido animal, continuamos para adelante y un coche que venía de frente nos mandó parar. Cuál fue nuestra sorpresa que nos dijo que había leones más adelante.

Así que raudos y veloces continuamos nuestro camino para ver si conseguíamos ver a los “gatos”. No habiamos entendido muy bien la ubicación que nos había dado el hombre de los leones, ya que su inglés había sido demasiado cerrado para nosotros, por lo que poco a poco íbamos avanzando kilómetros hacia el campamento y se nos iban pasando las esperanzas de ver a los leones.

Eso sí, de camino disfrutábamos de unas preciosas jirafas que desde la sabana se acercaban a nosotros hasta cruzar la carretera por detrás de nuestros vehículos y continuar con sus caminos. Las jirafas habían sido sin duda las estrellas del día con una cuarentena de ejemplares observados.

Jirafa; Koldo Azedo (3-11-2013)

Jirafa; Koldo Azedo (3-11-2013)

Y de repente algo nos llamó la atención. Ya muy cerca del campamento, se veía que había varios coches parados a lo lejos. En todos asomaban cabezas mirando hacía el mismo punto, así que olía a león…

Y así era! Allí estaban apostados en el suelo los tres leones que el hombre varios minutos antes nos había dicho.

Leones (3-11-2013)

Leones (3-11-2013)

Se trataba de tres machos jóvenes que andaban descansando, pero que de vez en cuando erguían la cabeza o se giraban para rascarse con el suelo… Dos se veían claramente, pero el tercer ejemplar se encontraba tumbado tras una especie de espino y no se le observaba nada bien.

Dos d los leones erguidos (3-11-2013)

Dos de los leones erguidos (3-11-2013)

A la vez, pero un poco más cercanas, se podían ver un par de mangostas enanas que estaban en el tronco de un arbusto, pero la gente estaba a los grandes felinos y los pequeños mamíferos pasaban desapercibidos.

Mangosta enana (3-11-2013)

Mangosta enana (3-11-2013)

Tras un rato observándolos, marcha hacia Satara, ya que los minutos avanzaban, y para variar la hora de cierre del campamento se acercaba poco a poco…

Atardecer (3-11-2013)

Atardecer (3-11-2013)

Para acabar y como traca final antes de llegar a Satara, un precioso ñu que con las últimas luces del día permitía bonitas fotografías.

Ñu (3-11-2013)

Ñu (3-11-2013)

Llegamos al campamento y no había plazas para la excursión nocturna que queríamos hacer. Los leones cercanos al campamento parece que habían motivado a la gente para ocupar las plazas, así que como íbamos a pasar dos noches allí, reservamos para el día siguiente. Además, vimos los carteles informativos y en la zona se habían observado licaones (o también denominados perros salvajes) y leopardos, pero que nosotros no habíamos llegado a ver en todo el día.

El campamento era un lugar donde la vida fraguaba por cualquier rincón. Aves, reptiles, insectos…

Como venía siendo habitual en las noches anteriores, las salamanquesas, exactamente gekkos centroafricanos, se podían observar en cualquier pared de edificios del campamento.

Gekko en una pared (3-11-2013)

Gekko en una pared (3-11-2013)

Entre las aves destacaban las golondrinas colilargas y los aviones (creo que zapadores) que tenían nidos en los tejados de los bungalows y edificios comunes y que de noche podíamos ver alumbrando con la linterna.

Vencejo y golondrina (3-11-2013)

Avión y golondrina (3-11-2013)

Además, en huecos pequeños de paredes también podíamos ver algún murciélago, pero a los que ya no fotografiábamos para no molestar con el flash.

Con las mochilas descargadas llegaba la hora de cenar y de lavar la ropa en la lavandería común que allí había. Preciosos los bungalows que tenían las cocinas en el exterior en una especie de porches en los que cenamos.

Buena parrillada compuesta de chuletas de ternera, pancetas adobadas de cerdo y alas y muslitos de pollo. Todo hay que decirlo, y la carne de allí es de muy buena calidad, al igual que la cerveza y el vino que tomamos para pasar las carnes y las ensaladas.

David haciendo la parrillada (3-11-2013)

David haciendo la parrillada; María Martínez (3-11-2013)

De postre unas galletas de azúcar con figuras de animales que estaban buenas pero más duras que las piedras. Todo bien amenizado por la compañía de un gato salvaje africano (gato montés) que estaba “al loro” de nuestros deshechos de comida y al que tirábamos algún hueso para que comiese.

Comiendo; María Martínez (3-11-2013)

Comiendo; María Martínez (3-11-2013)

Para acabar, tras recoger todo, y poner las baterías de cámaras a cargar, vuelta nocturna por el campamento y su vallado para ver animales. Varios gatos y una gineta en un árbol fueron los animales que vimos dentro del campamento. No observamos ningún ratel, que por información que llevábamos de Pamplona era posible ver dentro del alojamiento.

Gato salvaje sudafricano (3-11-2013)

Gato salvaje sudafricano (3-11-2013)

A pesar del paseo por la misma verja del campamento (que están electrificadas para los grandes carnívoros), no conseguimos oír hienas, que era una de nuestros objetivos en el lugar.

Y tras el paseo nocturno, como costumbre diaria “copica” de patxarán, rellenar el listado de la fauna observada, lavar la piñata y a dormir, que nos esperaba al día siguiente otra buena excursión… Una suerte que como pasábamos dos noches en el mismo campamento no era necesario dejar las cosas medio preparadas para el día siguiente y no hacía falta madrugar tanto para cargar los coches.

Día3 . Letaba-Satara

Recorrido día 3; Letaba – Satara

CONTINUARÁ…

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Buscando muy a lo lejos.... Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s