A por los halcones de Eleonora de Soria con “sorpresón” incluída

Como todos los años, durante junio y julio, se pueden ver halcones de Eleonora por tierras castellanas. Estos halcones, invernan en África y crían en acantilados costeros del Mediterráneo, pero a pesar de ser aves ligadas al mar, en estas fechas se localizan pequeños grupos en pinares de interior, donde se alimentan de escarabajos sanjuaneros (Melolontha melolontha), (que tienen su boom por San Juan, el 24 de junio, y de ahí el nombre). Es un hecho curioso y agradable para los aficionados a la ornitología, ya que en la Península no es una especie fácil de ver y que hace que algunos recorramos unos cuantos kilómetros para intentar dar con ella.

Escarabajo sanjuanero; Ana

Escarabajo sanjuanero, alimento de los Eleonoras estos días; Ana

Escarabajo sanjuanero; Ana

Escarabajo sanjuanero; Ana

Escarabajo sanjuanero; Laida Beltzunegi

Escarabajo sanjuanero; Edorta Beltzunegi

También como curiosidad, decir que esta rapaz  tiene una cría poco habitual, ya que al contrario que las demás rapaces (que la hacen en primavera), esta especie la realiza a finales de verano principios de otoño, para que de esta forma coincida con la migración otoñal de las aves paseriformes y así aprovechar el viaje de las más pequeñas y débiles para cazarlas y alimentarse de ellas.

El día elegido fue ya hace tiempo, un sábado (28-6-2014), en el que pensaba que me iba a juntar con algún pajarero más por allí por el hecho de ir en fin de semana pero que luego a posteriori no fue así. Como el año pasado ya estuve conocía bastante bien la zona, pero a pesar de ello para estar allí poco después del amanecer tenía que salir de casa sobre las 5 de la mañana, ya que casi dos horas y media y más de 200 kilómetros me separan de la “zona caliente”.

El viaje fue largo pero ameno, ya que entre la música de la radio y las ganas de llegar y poder disfrutar de estos “artistas del aire” se hizo todo bastante llevadero.

Como es lógico salí de noche, pero conforme el día iba ganando en luz comenzaban a verse los primeros ratoneros posados en postes, algunos buitres también posados en tejados, nidos de cigüeñas con sus inquilinos, milanos en vuelo, cogujadas en las orillas de las nacionales y valientes (o inconscientes, no lo tengo muy claro) conejos que cruzaban la carretera.

Pasaba Almazán, y allí las especies como había luz se veían con facilidad, eso sí, aves totalmente ligadas a medios urbanos. Palomas, tórtolas turcas, vencejos, aviones comunes, golondrinas, cigüeñas, lavanderas blancas, picarazas y estorninos.

Llegué a la zona buena sobre las 7,45 y mi primera parada fue entre Matamala de Almazán y Fuentepinilla, lugar donde el año pasado tuve mis mejores observaciones del animal buscado.

Allí me recibían los ladridos de los numerosos corzos que estaban cerca y que comenzaron a ladrar en cuanto paraba el motor y bajaba del coche. El hábitat está compuesto por pinos y campos de cultivo de trigo y alguno de avena (por lo menos los que pude ver), así que tocaba con el telescopio otear la zona y mirar los pinos donde en años anteriores se han posado con frecuencia, ya que al parecer son animales de costumbres.

Lugar de la primera parada (28-6-2014)

Lugar de la primera parada (28-6-2014)

Ni rastro de halcones, pero además de los mamíferos ya citados, un incansable pícido no paraba de tamborilear. Creo que pito real, pero no lo tengo claro. Además, jilgueros y cornejas revoloteaban de lado a lado sin parar mientras alguna curruca cantaba entre los espesos matorrales.

Así que sin premio, tocaba ir a otra zona donde también los vi el año pasado. Se trata de un circuito de caminos circular que hay en Matamala, y que pasa por zonas de tendidos eléctricos que los halcones usan para posarse.

Comenzaba el recorrido con colirrojos tizones y cantos de trigueros entre vuelos de aviones comunes, que nidifican en los tejados de las casas del pueblo.

Triguero (28-6-2014)

Triguero (28-6-2014)

Además, en unas pequeñas bordas se podían observar las tres especies de gorriones del lugar. Gorrión molinero, gorrión común y gorrión chillón.

Gorriones (28-6-2014)

Gorriones (28-6-2014)

No faltaban las collalbas grises, los verdecillos, las alondras (muy activas y cantarinas) y algún cernícalo vulgar que revoloteaba la zona.

En el mismo lugar, muy cerca de una granja de cutos, el año pasado había una pequeña balsa donde criaron varias parejas de cigüeñuelas, pero este año estaba totalmente seca, así que se habrán tenido que buscar la vida y anidar en otro sitio. Eso sí, no faltaban las palomas torcaces en bandos como son comunes en Matamala y las lavanderas blancas y boyeras de vez en cuando caminando por las pistas.

Charca seca (29-6-2014)

Charca seca (29-6-2014)

Y tras las penas sufridas por ver la charca seca, llegaban los primeros halcones que me hacían sacar una buena sonrisa. Una pareja posada en los cables algo lejanos y a los que la pista poco a poco me acercaba.

Dos halcones posados en el cable (28-6-2014)

Dos halcones posados en el cable (28-6-2014)

Lo bueno era que aunque solo había dos (se veía alguno más posado en los cables también, pero esos ya muy lejanos), uno se trataba de fase clara y el otro de fase oscura.

Poco a poco me acercaba a ellos para intentar fotografiarlos en condiciones.

Eleonoras posados (28-6-2014)

Eleonoras posados (28-6-2014)

Y la verdad que tenía suerte, ya que conseguía inmortalizar a los dos juntos. Impresionantes figuras las que destacaban en esos cables y en las que se ven perfectamente las dos formas de plumaje que adquiere esta especie.

Así que como una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejo la fotografía y sacar conclusiones vosotros mismos de que animal es el de la fase clara y cual el de la fase oscura, que es muy fácil.

Detalle de los haclones; fase clara a la izquierda, y fase oscura a la derecha (28-6-2014)

Detalle de los halcones, fase clara a la izquierda y fase oscura a la derecha (28-6-2014)

Aunque el acercamiento fue por la pista, al final se volaron, y a pesar de que busqué y rebusqué en los pinos jóvenes que hay cerca del cementerio, y donde había visto los demás ejemplares en los cables, no llegué a volver a localizar ninguno, así que decidí ir a Matute de Almazán, otro de los lugares clave donde se ven estos animales.

Allí, nada más pasar el pueblo se llegan a unos pinares bastante interesantes, y los Eleonoras se ven con anterioridad en los cables que recorren las pistas parcelarias del pueblo.

Desde lo lejos, pude divisar varios. Hasta 9 ejemplares diferentes y posados simultáneamente a lo largo de varios cientos de metros de cable.

Ejemplar d fase negra (28-6-2014)

Ejemplar de fase oscura (28-6-2014)

El único cercano era un ejemplar de forma oscura, que estaba en el cable al lado de la pista y que al pasar por ella levantó el vuelo. De la misma manera, volaron todos a la vez, así que me tocaba buscar y buscar para ver si los volvía a localizar.

Fase negra en vuelo (28-6-2014)

Fase negra en vuelo (28-6-2014)

Para ello, tocaba entrar al pinar, donde destacaba la gran cantidad  y diversidad de aves existentes y que me pareció bastante superior a la del año anterior.

Gran cantidad de reclamos y cantos de picos picapinos, que se veían casi por cualquier lugar y en muchos casos bastante confiados.

Pico picapinos (29-6-2014)

Pico picapinos (29-6-2014)

Llamaba la atención también la abundante presencia de alondras, oropéndolas, escuchadas y de vez en cuando avistadas, abubillas, y pitos reales como aves más destacadas.

Además, una pareja de cornejas tenía su nido en lo alto de un pino, y a ratos el polluelo, ya con unos cuantos días y con un tamaño considerable asomaba la cabeza.

Corneja en su nido (28-6-2014)

Corneja en su nido (28-6-2014)

Durante el paseo, tuve la suerte de pillar un ejemplar de halcón de Eleonora posado dentro del pinar. Eso sí, algunos otros volaban mientras yo caminaba sin que apenas me diera cuenta de sus presencias.

Eleonora posado (28-6-2014)

Eleonora posado (28-6-2014)

Con la alegría de los avistamientos del animal posado y tras su vuelo, tocaba volver al pueblo a comer algo, ya que el calor comenzaba a pegar fuerte y el estómago pedía algo de alimento.

Así que tras un buen torrezno, un refresco para combatir las altas temperaturas, y un café para mantenerme bien despierto me tocaba volver a la guerra en busca de más Eleonoras.

Tras ello volvía  a ir a los sitios anteriores en el mismo orden. Primero entre Matamala y Fuentepinilla, donde los halcones me volvían a dar la espalda y no estaban en el lugar. A pesar de ello, veía algún arrendajo, varios alcaudones dorsirrojos, de los que se veía alguna cría, abubillas y cornejas, que ocupaban el pino que el año pasado me dio muy buenos resultados.

Cría de alcaudón dorsirrojo (28-6-2014)

Cría de alcaudón dorsirrojo (28-6-2014)

Como todo estaba parado por allí, volvía a Matamala y la zona donde había visto los dos ejemplares de diferentes coloraciones en el cableado para ver si volvía a tener suerte. Además de especies ya nombradas antes, aparecía una hembra de aguilucho cenizo sobrevolando una parcela de trigo, algún buitre en el cielo muy lejos y ánades volando hacia zonas húmedas.

En las parcelas, además sumaba al listado del día pardillos, una simpática tarabilla, y muy cercana a esta, la gran sorpresa del día…

Tarabilla en trigal (28-6-2014)

Tarabilla en trigal (28-6-2014)

En un cable, destacaba una figura, que por la lejanía, por la pose, y por la forma pensaba que era un cuco, pero al echarme los prismáticos a los ojos… Si es azul!!!! Una carracaaaaaaaaaaaaaaaaaa!

Carraca (28-6-2014)

Carraca (28-6-2014)

Impresionante y la verdad que una especie que no esperaba para nada allí… Además la conseguía fotografiar bastante decentemente ya que es un animal bastante esquivo, y me llevaba un buen archivo para casa.

A pesar de que los halcones no andaban en el lugar, con los avistamientos de la mañana y con este el madrugón y el viaje ya habían merecido más que la pena… Juan Luis Hernández, buen conocedor de la zona, me ha informado que el 20 de junio fue observada una carraca en el lugar por Luis Eduardo Molina, pero que después no se había vuelto a ver…

Las carracas en Soria son muy raras en el paso prenupcial y un poco menos en el postnupcial y, de momento, no hay ninguna cita de cría, así que este ejemplar por allí es cuanto menos curioso… (después de mi avistamiento algún día más se ha vuelto a ver también por lo que he sabido…)

Así que con el subidón de la interesante carraca, como poco movimiento había por allí (y ya había volado), de nuevo antes de comer tocaba una vuelta al pinar de Matute, que es muy interesante y el pasado 2013 me trajo muy buenas observaciones.

Nada más llegar, aunque no se veían halcones, en los cables destacaban una tresena de abejarucos, aves muy bonitas y coloridas pero que volaron y se alejaron del lugar enseguida.

Abejaruco (28-6-2014)

Abejaruco posado (28-6-2014)

Dentro del pinar, las mismas especies citadas con anterioridad, volviendo a destacar el gran número de abubillas y de picapinos. De ello deduzco que este año habrá sido un buen año en insectos, de los que estas aves se alimentan, y que probablemente habrán criado de muy buena manera en distintos puntos del extenso pinar.

Abubilla (28-6-2014)

Abubilla (28-6-2014)

También, un par nuevas. Pinzón vulgar y mosquitero, ambos escuchados.

Esta vez además, si que tenía más suerte y si que daba con un par de halcones posados. Como los veía algo incómodos por mi presencia, y por fuera del pinar había por lo menos un par de ejemplares venga a volar, preferí dejarlos tranquilos y salir a una especie de zona más abierta para intentar captar a las aves que estaban en el cielo.

Halcones en ramas (28-6-2014)

Halcones en ramas (28-6-2014)

Allí saque varias fotos de Eleonoras en vuelo, que a veces pasaban muy bajos y cercanos a las copas de los pinos, incluso a veces, al caminar por el bosque de pinos se levantaba alguno de entre las ramas de los árboles y se lanzaba a volar yéndose a posar a otra zona del pinar.

En pleno vuelo (28-6-2014)

En pleno vuelo (28-6-2014)

Eso sí, no es nada fácil, ya que su vuelo es rápido y lleno de acrobacias y piruetas impredecibles (a mí me recuerda al de los vencejos) y que mezcla con planeos y otros movimientos que hace de sus vuelos, vuelos bien agradable y bonitos de ver.

Ejemplar de fase clara aleteando (28-6-2014)

Ejemplar de fase clara aleteando (28-6-2014)

Muchas veces despistaban las grandes torcaces y hacían desviar la mirada pensando que se trataba de halcones, pero son inconfundibles, además de por la forma del animal, por la estética de vuelo del uno y del otro.

Paloma torcaz volando (28-6-2014)

Paloma torcaz volando (28-6-2014)

Y otras veces los que despistaban eran los cernícalos, con vuelo más similar a los Eleonoras, pero que son de tamaño bastante menor y de figura algo diferente también.

De estos también, tuve la suerte de que pude encontrar un clan familiar, en el que varios ejemplares volaban y hacían prácticas desplazándose de un pino a otro.

Cernícalo en vuelo (28-6-2014)

Cernícalo en vuelo (28-6-2014)

No faltaban de vez en cuando los simpáticos corzos, que al notar la presencia humana se levantaban de sus camas y echaban a correr alejándose y resguardándose en otros lugares.

Corzo de espaldas (28-6-2014)

Corzo de espaldas (28-6-2014)

Y con ello, pasadas las dos, tocaba reponer fuerzas en Almazán con un buen consomé y un rico lechazo asado con patatas, así a la vez aprovechaba para evitar el fuerte calor del mediodía y meterme a la sombra al resguardo.

Lechazo asado (28-6-2014)

Lechazo asado (28-6-2014)

Tras comer y coger energías, tocaba de nuevo el marchar a la guerra, y de esta forma realizar un último intento para volver a ver los Eleonoras.

El recorrido estaba claro, repetir las mismas zonas de nuevo y buscar y otear de la mima manera, pasando por Matamala y Matute analizando cada rincón de pinar y de cableado donde con anterioridad habían sido avistados.

Lugares avistados (28-6-2014)

Lugares a reconocer (28-6-2014)

Tocaba de esta forma de nuevo mirar con prismáticos entre Matamala y Fuentepinilla, donde no conseguí ver nada. Por lo que me he enterado después, este año no se están viendo en esa zona… Curioso, ya que el año pasado llegué a contar allí más de media docena de ejemplares… en el mismo árbol!

Oteando el territorio (28-6-2014)

Oteando el territorio (28-6-2014)

El tiempo había dado un cambio fuerte, y todo el cielo se había nublado bastante. A pesar de ello, y de que hacía un viento bastante considerable, el calor seguía siendo desagradable, pero todo hay que decirlo, mucho más llevadero que lo que había sido a la mañana.

Como no había premio por allí y no observaba más que alguna abubilla y alcaudones dorsirrojos, continuaba mi camino y me iba a dar una vuelta por la parcelaria de Matamala, donde con anterioridad había visto algún ejemplar y la colorida carraca.

Eso sí, antes en el mismo casco urbano del pueblo, paraba a observar y fotografiar los aviones comunes en sus nidos, que son muy abundantes y se ven en muchos tejados de las casas que allí hay.

Avión común (28-6-2014)

Avión común (28-6-2014)

En el paseo de la pista que pasa por el cementerio, no se observaban esta vez posados halcones, pero sí que tuve la suerte de ver uno en vuelo.

Fueron momentos espectaculares, ya que no estaba solo y en el cielo volaba también un cernícalo, con el que tuvo algo más que palabras como se suele decir. Estuvieron además un buen rato lanzándose uno sobre el otro (casi siempre era el halcón el que se lanzaba sobre el cernícalo), y a pesar de que cuando desaparecieron de mi vista los busqué posados por el pinar de pinos jóvenes, solo llegué a dar con el cernícalo, que como estaba muy lejano y el día poco a poco iba pasando prefería dejar tranquilo e ir en busca de los Eleonoras de nuevo a Matute, que para eso me había metido más de dos horas y media de carretera.

Importante decir que la carraca volvía a ser avistada en el mismo lugar, así que una gozada otra vez el haber vuelto a ir a la zona aquella.

Tras ello, carretera y a Matute de Almazán. En Matute, donde parecía que eran fiestas ya que no paraban de sonar campanas, había kioskos para críos, hinchables y un escenario, me dirigía de nuevo a los pinares donde alguna hora antes había visto los deseados halcones.

Y de nuevo, acertaba con mi destino, ya que a pesar de no ver muchos, alguno sí que conseguía observar en vuelo nada más llegar al sitio.

Eleonora aleteando (28-6-2014)

Eleonora aleteando (28-6-2014)

Ninguna observación ni de ardilla ni de lagarto, como sí que tuve el año pasado, a pesar de que si que observé rastros abundantes (piñas comidas) del elegante mamífero en una zona bastante concreta del pinar.

Muchas citas de aves dentro del pinar. Alondras, totovías, abubillas, picapinos, gorriones, oropéndolas… y todas ya citadas con anterioridad. Y ni un mochuelo en pequeños montones de piedras y alguna chabola que hay por allí… Supongo que no será zona de mochuelos, porque si no en aquel hábitat alguno tenía que haber observado.

Alondra (28-6-2014)

Alondra totovía (28-6-2014)

Además de todas las especies que me habían acompañado durante el día, pillaba también un precioso alcaudón común, especie que no había visto hasta ese momento y que aún me hacía aumentar un poco más el listado.

Alcaudón (28-6-2014)

Alcaudón (28-6-2014)

A pesar de que los ejemplares de halcón iban apareciendo con cuentagotas (hasta 9 individuos observé simultáneamente en el pinar la zona de Matute a la mañana), poco a poco el día iba cayendo, por lo que había que ir pensando en volver a casa, que tenía un buen pedazo todavía.

En pleno vuelo (28-6-2014)

En pleno vuelo (28-6-2014)

Así que vuelta para el coche, y entre gorriones comunes y gorriones chillones que merodeaban mi vehículo, volví a Almazán por un camino que no conocía y paralelo en muchos momentos al río, pero al que ya no prestaba mucha atención, ya que el día había llegado a su fin.

Me despedía con las cigüeñas que en la entrada de Almazán me habían recibido también y paraba a echar unas fotografías a los pollos ya creciditos que enseguida (igual ya lo han hecho) abandonarán el nido.

Pequeños en el nido (28-6-2014)

Pequeños en el nido (28-6-2014)

Y tras una buena kilometrada y llegada a Iruña, terminaba otro buen día de pajareo, con más de una docena de halcones de Eleonoras diferentes y con la preciosa e inesperada carraca que no pensaba encontrarme ni por el forro y que no es nada fácil de ver por tierras sorianas.

Por ello el refrán de hoy, como no puede ser menos lo marcan los halcones (que me perdone la carraca), así que a todos un consejo os doy de lo que hay que ser en la vida… “Ser como el halcón, mirar lejos, volar alto, y sin miedo de exponer el pecho”.

Halcón de Eleonora de fase clara en pleno vuelo (28-6-2014)

Halcón de Eleonora de fase clara en pleno vuelo (28-6-2014)

Anuncios

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Buscando muy a lo lejos.... Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a A por los halcones de Eleonora de Soria con “sorpresón” incluída

  1. Guillermo dijo:

    Sin duda es una zona muy interesante para pajarear esa de Almazán y alrededores (por ejemplo el embalse de Monteagudo si no lo conoces). Como curiosidad en Almazán he visto alguna vez rabilargo, siendo el punto más nororiental de distribución en la península.

    • Danieltxo dijo:

      Si Guillermo, toda la razón, no conocía hasta el año pasado y a partir de ahora seré fijo por allí todos los años… jejejeje. El embalse no lo conozco, pero el año que viene a ver si hago una escapada! y lo del rabilargo si, en el parque que hay donde el río en Almazán se ven con cierta facilidad…
      Un abrazo y gracias por comentar!

  2. Pingback: Anónimo

  3. Curioso lo de los Eleonoras en los altos sorianos, Danieltxo. No conocía el dato y, tal como lo cuentas, dan ganas de visitar la zona.
    ¡Ah, qué bonita oportunidad tuviste para hacer la foto con tres especies de gorriones, Gorrión!
    Saludos.

    • Danieltxo dijo:

      Muchas gracias Javier! La verdad que merece la pena el ir a verlos, así que el año que viene… ya sabes!!!!
      Y lo de los gorriones la verdad que estuvo bien! El tener a las tres especies sobre el mismo tejado es algo bonito!!!
      A cuidarse!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s