De quebrantahuesos por Huesca

Hace unos días (18-19 y 20-7-2014) me fui para el Pirineo para observar y poder fotografiar a la única ave osteófaga (que se alimenta de huesos) del planeta, el quebrantahuesos.

Esta rapaz de la familia de los buitres, que es mi ave favorita, no es nada fácil de ver en Navarra, donde vivo, así que cuando quiero disfrutar de ella en condiciones tengo que desplazarme unos cuantos kilómetros.

También llamado “pájaro de barro” por los baños que se da en esa sustancia o “buitre barbudo” por sus bigotes , para los que no lo conozcáis, recibe su nombre más conocido (quebrantahuesos) por la forma de alimentarse, ya que para ello, usa una técnica muy depurada con los huesos de gran tamaño que no puede tragar de golpe.

Quebrantahuesos volando (18-7-2014)

Quebrantahuesos volando (18-7-2014)

Remonta en el cielo con huesos y caparazones de reptiles enganchados en sus garras o pico hasta grandes alturas para de esta manera soltarlos sobre zonas rocosas y que al caer se partan contra las piedras para así poder tragarlos más fácilmente, aunque como podréis ver en alguna foto, se traga huesos que por su tamaño parecen imposibles.

Normalmente los huesos son de ganado que muere en el campo, aunque en las zonas altas también se aprovecha de huesos de cadáveres de animales salvajes como sarrios, jabalíes, corzos y ciervos. Por ello, siempre es fácil ver ganado suelto en zonas donde abundan este tipo de rapaces, y de hecho, la retirada del ganado del monte y el aumento de la ganadería intensiva sustituyendo a la extensiva no le viene nada bien al animal.

Toro en el monte (18-7-2013)

Toro en el monte (18-7-2013)

Para ello visité el Pirineo de Huesca, más concretamente la zona de las gargantas de Escuaín creadas por el río Yaga en el extremo sureste del “Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido” muy cerca de las poblaciones de Revilla y Escuaín, donde además de algún muladar donde se alimenta el animal hay un par de recorridos con miradores preparados para ello.

Escuaín (19-7-2014)

Escuaín (19-7-2014)

Durante tres días consecutivos mi proceso fue el mismo para avistar a la especie. A pesar de ello, visité diferentes zonas.

Levantarme pronto y para poco más del amanecer estar en zona de quebrantahuesos para así tener buena luz, ya que las luces al amanecer (y las del atardecer) son en general las mejores para la fotografía de naturaleza, era lo fundamental.

La luna me acompañaba siempre en mis primeras horas del día (18-7-2014)

La luna me acompañaba siempre en mis primeras horas del día (18-7-2014)

Así que durante tres días me tocó madrugar y moverme cargado de peso en la mochila con telescopio, cámara, objetivos, algo de comida y agua para pasar toda la mañana. Los días eran calurosos y el agua era fundamental, además de crema de sol, gafas y gorra.

Paisajes de la zona (18-7-2014)

Paisajes de la zona (18-7-2014)

Pronto se solía ver la recompensa del madrugón, ya que siempre se veía algún quebrantahuesos nada más comenzar mis caminatas posados en árboles secos o en roquedos. Además al ser el primero en echar a andar algún corzo se asustaba a mi paso y salía huyendo.

Quebrantahuesos posado (18-7-2014)

Quebrantahuesos posados (18-7-2014)

La verdad que aquella zona es una gozada. Es Pirineo puro y duro y los paisajes son agrestes, espectaculares en formas y colores y además, esos días la gente no madrugaba por lo que parecía que tenía toda la cordillera para mí solito.

En Huesca hay varias zonas de aporte de patas de cordero (muladares) habilitados para quebrantahuesos, y por ello se ven varios ejemplares que pueden ser diferenciados unos de otros por faltas de plumas o fallos en el plumaje, marcajes con marcas alares de colores y entre los que además se pueden distinguir diferentes edades.

Quebrantas en pleno vuelo (18-7-2014)

Quebrantas en pleno vuelo con inconfundible silueta (18-7-2014)

Quebranta fácil de identificar y diferenciar de otros individuos por su fallo en la cola (18-7-2014)

Quebranta fácil de identificar y diferenciar de otros individuos por su fallo en la cola (18-7-2014)

Aunque no es fácil porque entre algunas edades las diferencias son escasas y todo varía en cada ejemplar y también de una época del año a otra, por los plumajes de los quebrantahuesos se pueden distinguir 6 edades aproximadamente.

A continuación voy a describir mínimamente las 6 edades identificables en vuelo (el concepto general es que al nacer son oscuros, y con el paso de los años la cabeza y el pecho se van aclarando), pero mis fotografías son más o menos para que os hagáis una idea, ya que no son buenas del todo y ya que en los primeros años la datación del animal es más difícil. A pesar de mirar en mucha bibliografía me he vuelto medio loco para datarlos, así que si alguno veis que está claramente mal, avisarme y lo corrijo, ¡que para eso estamos!

– Juvenil (de primer año; pollo del año): el perfil del plumaje de las alas es perfecto, ya que es nuevo. La cabeza y el cuello son negros y tiene en alas unos marcados galones blancos. El iris del ojo es bastante oscuro. En la parte superior, en vuelo suele presentar un escudete blanco bastante marcado. Cobertoras marrones con plumas blancas y plumaje en general moteado de blanco. Cola más corta de lo normal.

Quebranta joven (18-7-2014)

Quebranta de plumaje muy oscuro (18-7-2014)

– Joven (de segundo año): el perfil del plumaje de las alas es aserrado. La cabeza y el cuello siguen siendo negros (produciendo un fuerte contraste con el cuerpo más claro) pero los galones blancos de sus alas y el escudete de la parte superior de su cuerpo se difuminan. El iris se aclara. Cobertoras marrones y salpicadas de plumas blancas.

Planeando (18-7-2014)

Planeando (18-7-2014)

Quebrantahuesos (18-7-2014)

Quebrantahuesos (18-7-2014)

– Inmaduro (de tercer año): el perfil de las alas es muy irregular. El cuello se mantiene negro pero la cabeza comienza a aclararse, y se contrasta con el cuerpo amarronado. Espalda más homogénea en cuanto a color y pierde por completo los galones de alas y el escudete de la espalda. Además el iris se aclara un poco más y la barba se hace más visible. Cobertoras marrones más claras que las rémiges.

Inmaduro (20-7-2014)

Inmaduro (20-7-2014)

Aleteando (19-7-2014)

Aleteando (19-7-2014)

– Subadulto (de cuarto año): Figura en general más esbelta. La cabeza y el pecho se le aclaran bastante y las alas se vuelven más rectas perdiendo las irregularidades. El cuello sigue teniendo negro pero va cogiendo forma de collar. Cobertoras más claras que las rémiges.

Subadulto (18-7-2014)

Subadulto (18-7-2014)

Subadulto planeando (18-7-2014)

Subadulto planeando (18-7-2014)

– Adulto imperfecto (de quinto y sexto año): Plumas de alas con ciertas irregularidades en el color pero rectas. Posee todavía alguna pluma oscura en el pecho y blanca en el dorso, no siendo negro por completo. Todavía sin contraste entre las cobertoras y rémiges.

Adulto imperfecto (18-7-2014)

Adulto imperfecto (18-7-2014)

– Adulto (a partir del séptimo año): Silueta con alas estrechas, cola larga y figura esbelta y estilizada. Ala enrasada con bordes de plumas más oscuros. Contraste entre las plumas negras de las cobertoras y el gris de las rémiges. Sin imperfecciones en el pecho de color claro, al igual que la cabeza, que varía entre el blanco y el naranja. Presencia en el cuello de un collar fino que no siempre es completo.

Adulto en vuelo (18-7-2014)

Adulto en vuelo (18-7-2014)

Adulto planeando (18-7-2014)

Adulto planeando (18-7-2014)

Como podéis ver, conforme van creciendo, van aclarando su plumaje, ya que al nacer son totalmente oscuros, y cuando son adultos su cuerpo es blanco, adquiriendo un matiz anaranjado por los baños de barro que se da para desparasitarse.

Para mi es difícil el poder darles la edad exacta que tienen aún teniendo fotografías, ya que mi experiencia con este animal no es muy amplia y como ya he dicho todo cambia de un ejemplar a otro, pero bueno lo de que unos son más oscuros que otros… lo veis claro, no?

Adultos arriba y ejemplares más jóvenes en la foto de abajo (18-7-2014)

Adultos arriba y ejemplares más jóvenes en la foto de abajo (18-7-2014)

Además de las edades en vuelo, muchos de ellos los podía ver posados, y tuve la suerte de ver a unos cuantos tragarse huesos y todo.

Quebrantahuesos adulto posado (18-7-2014)

Quebrantahuesos adulto posado (18-7-2014)

Fue algo impresionante, ya que con el telescopio se podía observar todo de lujo y con sumo detalle. Nunca antes lo había visto, ya que si he tenido suerte de verlos actuar en rompederos, pero ver como cogen un hueso y poco a poco se lo tragan eso fue nuevo para mí y que me puso los pelos como escarpias en varios momentos.

Cogían el hueso con las garras, se lo pasaban al pico (aunque alguno lo cogía con el pico directamente) y se lo metían en la boca, irguiendo la cabeza y poco a poco engulléndose el hueso en muy pocos segundos, cuatro o cinco como mucho.

De esta forma se lo metían de golpe y una vez desaparecía el hueso de mi visión echaban un poco la cabeza hacia atrás como moviendo el hueso en el interior de sus garganta y tragándolo del todo, levantando el vuelo y abandonando a continuación el lugar.

!!!!!!!Impresionante!!!!!!!

Quebrantahuesos tragando un hueso (18-7-2014)

Quebrantahuesos tragando un hueso (18-7-2014)

Otros preferían no alimentarse allí y directamente cogían los huesos y se los llevaban en vuelo, o en la boca o en las garras.

Joven mientras el adulto dse lleva un hueso (18-7-2014)

Joven mientras el adulto se lleva un hueso en una de sus patas (18-7-2014)

Llevándose un hueso en la boca (18-7-2014)

Llevándose un hueso en la boca (18-7-2014)

Y lo bonito del lugar era que al levantar el vuelo, casi todos salían hacia mi posición, por lo que me pasaban muy cerca y en muchos casos oía incluso el batir de las alas poniéndome los pelos de punta.

Quebrantahuesos volando (18-7-2014)

Quebrantahuesos volando (18-7-2014)

Muy cercano en pleno vuelo (18-7-2014)

Muy cercano en pleno vuelo (18-7-2014)

Como es un ave en peligro de extinción, hay un importante programa de marcación y seguimiento. Como Aragón es sin duda la zona del mundo donde más ejemplares hay y se ven marcados, tuve la suerte de ver dos de ellos, de los que ya he remitido las observaciones a la FCQ, que gestiona allí el tema de los quebrantahuesos, marcaciones, muladares y todos los temas relacionados con la especie.

El primer día de mi visita, jueves 18-7-2014 vi a “Benia”, una hembra de 5 años con marcas alares amarillas con el código 6N5, desde uno de los miradores del sendero de Revilla cerca de las 19,00 horas.

"Benia" (18-7-2014)

“Benia” por Revilla (18-7-2014)

Y el domingo 20-7-2014 vi a “Marta”, un ejemplar de primer año con marca roja en su ala derecha y verde en su ala izquierda muy cerca del pueblo de Escuaín un poco antes de las 12,00 del mediodía, cuando me retiraba ya porque amenazaba lluvia.

Marta (20-7-2014)

Marta (20-7-2014)

La verdad que a pesar de estos dos avistamientos pensaba que iba a ver más ejemplares marcados, porque en otras ocasiones que había estado por la zona había tenido más observaciones de ellos, pero esta vez no fue así.

No me importó mucho tampoco, ya que sin chapas de colores en las alas las fotos quedan más chulas… jejejeje

Joven en vuelo sin marcar (18-7-2014)

Joven en vuelo sin marcar (18-7-2014)

Allí todo era mirar con detenimiento y buscar con los prismáticos en aquellos paisajes de alta montaña que son un espectáculo para la vista. Por ello desde muy lejos ya era capaz de localizar diferentes aves que se aproximaban poco a poco a mí.

Oteando el terreno (18-7-2014)

Oteando el terreno (18-7-2014)

A pesar de que los avistamientos de la especie eran más o menos casi siempre de forma individual, o de dos ejemplares simultáneamente a lo sumo, muy de vez en cuando, varios ejemplares volaban y planeaban juntos, pudiendo observar en alguna ocasión hasta 6 individuos cicleando a la vez.

Quebrantas en vuelo (18-7-2014)

Quebrantas en vuelo (18-7-2014)

Quebrantahuesos defecando (18-7-2014)

Quebrantahuesos defecando (18-7-2014)

Además de los quebrantahuesos, también se veían los otros dos buitres típicos del norte de la Península Ibérica, aunque en número muy reducido la verdad. Es curioso pero allí los quebrantas ganan en número a alimoches y buitres leonados, o por lo menos en la zona en la que yo anduve…

Buitre leonado posado en el roquedo (19-7-2014)

Buitre leonado posado en el roquedo (19-7-2014)

Alimoche (20-7-2014)

Alimoche (20-7-2014)

En cambio, buitres negros, que cada vez son más habituales y posibles de ver en el Pirineo, no tuve la suerte de observar. ¡Hubiera sido la leche!

De todas formas, en los roquedos eran muy habituales las aves rupícolas, como aviones comunes, aviones roqueros, aviones zapadores y vencejos reales. Una pena que se me escaparon tanto los halcones peregrinos como las águilas reales que se pueden observar por los cortados de Escuaín y de hecho en otras ocasiones si había tenido la suerte de ver.

Avión zapador (18-7-2014)

Avión zapador (18-7-2014)

Aviones comunes (18-7-2014)

Aviones comunes (18-7-2014)

Grandes cornejas y cuervos, un águila culebrera y pequeños grupos de palomas torcaces también se podían ver por el lugar.

No faltaron a la cita tampoco las aves más chiquitas y de menor tamaño. Las más comunes como siempre los mirlos, pero también bastante habituales zorzales, reyezuelos, carboneros, herrerillos, pinzones vulgares, currucas, mosquiteros comunes, petirrojos y chochines. No hice mucho caso a estas especie tan pequeñas, ya que mi objetivo eran los quebrantas, pero de así haberlo hecho alguna más ya habría sacado digo yo.

Abundantes también los cantos y reclamos oídos de pájaros carpinteros como pitos reales y picos picapinos muy difíciles de ver entre la espesura de los pinos que allí forman el bosque.

Pito real en árbol seco dentro de la garganta de Escuaín (19-7-2014)

Pito real en árbol seco dentro de la garganta de Escuaín (19-7-2014)

También eran muy divertidas las varias familias de ruidosos arrendajos que no paraban de chillar al oír mis pasos. Supongo que en varios casos eran padres con pollos del año y que al verme alarmaban a los demás miembros de la familia, ya que se veía a algún ejemplar muy torpe al volar.

Arrendajo nada más amanecer (19-7-2014)

Arrendajo nada más amanecer (19-7-2014)

Destacar la presencia de algún cernícalo vulgar y un bonito alcaudón dorsirrojo en las zonas más altas que visité, que estaban bastante peladas y donde de vez en cuando asomaba algún bando majo de chovas, pero que quitando los quebrantas no estaban muy bien para pajarear.

Alcaudón dorsirrojo (20-7-2014)

Alcaudón dorsirrojo (20-7-2014)

En los pueblos no faltaban las golondrinas, los vencejos, los gorriones, los colirrojos tizones, las urracas y los aviones comunes, y en las zonas de agua las garzas reales, lavanderas blancas, los ánades reales, algún andarríos y varias gaviotas patiamarillas.

Además algún abejaruco, verdecillos, pardillos, jilgueros, verderones, milanos negros, milanos reales y ratoneros se podían ver en las zonas más bajas del valle.

Muy curiosa la anécdota de un pequeño polluelo volantón que estaba en medio de la carretera que va a Revilla quieto sin saber volar y por el que pasé por encima despacio para ver si se movía pero que ni se inmutó. Por ello me bajé del coche y lo aparté a un talud de la carretera, donde dejé al pollo moviéndose de forma muy torpe, por lo que no me extrañaría nada que esa misma noche hubiera sido víctima de las garras de algún zorro, garduña o cualquier otro depredador hambriento.

Polluelo (18-7-2014)

Polluelo (18-7-2014)

Me lo han identificado como escribano, unos me han dicho que montesino y otros me han comentado que triguero… Yo por el hábitat donde lo recogí me inclino más por escribano montesino, pero la verdad que no tengo ni idea… ¿Alguien se moja por aquí?

Y entre tanto avistamiento, a pesar del picoteo, de vez en cuando había que comer algo decente y en condiciones, y para ello le sacaba “txispas” a mi pequeño pero amable hornillo; no se puede decir que yo no me cuide… Jejejejeje

Arroz con pollo, pasta y pimientos del padrón (18 y 19-7-2014)

Arroz con pollo, pasta y pimientos del padrón (18 y 19-7-2014)

Tostadas de jamón para cenar (19-7-2014)

Tostadas de jamón para cenar (19-7-2014)

Y volviendo a la fauna, ya he dicho todo sobre las aves avistadas, pero no faltaron tampoco los siempre agradables de ver, mamíferos.

En los campos de alta montaña como más destacable, aunque muy lejanos pude ver algún sarrio pastando tranquilamente durante las primeras horas del día.

Sarrios comiendo a la sombra de un haya (18-7-2014)

Sarrios comiendo a la sombra de un haya (18-7-2014)

Además, varios corzos (siempre a primeras horas del día), una tresena de liebres que pude ver con las luces de la furgoneta ya de noche, y una simpática ardilla que no paraba quieta de rama en rama durante uno de mis madrugones en una zona de pinar.

Ardilla (19-7-2014)

Ardilla (19-7-2014)

Tuve la suerte también de oír una marmota silbar, pero estaba muy lejana y no pude dar con ella con los prismáticos… Una pena que no di con mi mamífero favorito, porque habría sido un buen colofón para finiquitar el viaje, pero bueno, ¡otra vez será! Todo no puede ser.

Entre reptiles, solo pude ver lagartijas, aunque por el sonido de desplazamientos de muchos de ellos algún lagarto yo creo que tuve que tener cerca.

Lagartija (18-7-2014)

Lagartija (18-7-2014)

Entre insectos, destacar también las varias mariposas que se encontraban en flores y arbustillos de las zonas que recorrí, pero que como al ser tan inquietas no había manera de pillarlas paradas, apenas fotografié.

Mariposas (18-7-2014)

Mariposas (18-7-2014)

Mariposas (20-7-2014)

Mariposas (20-7-2014)

La verdad que fueron unos días con muy buenos avistamientos, y fue todo un espectáculo volviendo al objetivo de mi viaje el ver al quebranta además de como tragaban los huesos, como en otras ocasiones se peleaban unos ejemplares contra otros.

¿Peleas o juegos? (18-7-2014)

¿Peleas o juegos? (18-7-2014)

Cuando había alguno posado, en muchas ocasiones aparecía otro y se molestaban entre ellos, quitando el que llegaba más tarde en alguna ocasión el hueso al animal que ya lo tenía en su poder.

Dos adultos, d los cuales uno huye tras el acoso del otro (18-7-2014)

Dos adultos, de los cuales uno huye tras el acoso del otro (18-7-2014)

Como ya he dicho se posaban en la zona donde se les aporta patas de ovino para su alimentación, pero en general duraban muy poco allí posados, por lo que fotografiarlos en el suelo no era nada fácil.

Diferentes ejemplares con huesos (18-7-2014)

Diferentes ejemplares con huesos (18-7-2014)

A pesar de todo, pude sacar alguna cosilla decente, aunque estaban en su mayoría muy lejanos. Una pena que no tengo equipo de “digiscoping” de calidad, porque allí con eso se podrían haber hecho muy buenas cosillas.

Adulto en el comedero (18-7-2014)

Adulto en el comedero (18-7-2014)

Ejemplares jóvenes posados (18-7-2014)

Ejemplares jóvenes posados (18-7-2014)

Impresionantes los vuelos y planeos de la rapaces que no paraban de sacarme sonrisas y de hacerme abrir la boca al ver sus movimientos… Por algo esta especie es mi ave favorita… En un ave grande pero de figura estilizada, esa mirada penetrante con su anillo rojo alrededor del ojo, ese color anaranjado y ese curioso bigote hacen que sea un animal especial y que para mí no tenga igual. Es mi debilidad… jejejeje

Adulto volando (18-7-2014)

Adulto volando (18-7-2014)

Dejándose llevar por el aire (18-7-2014)

Dejándose llevar por el aire (18-7-2014)

Además, en tanto tiempo invertido saqué alguna foto decente, y el contraste de los colores del ave en unas ocasiones con el cielo, y en otras con el bosque hacia posibilidad de variaciones de imagen y que tuviera posibilidad de sacar buenas tomas.

Quebrantahuesos que se dispone a aterrizar (18-7-2014)

Quebrantahuesos que se dispone a aterrizar (18-7-2014)

Apuré bastante mi viaje, ya que se nublaba el cielo y amenazaba tormenta, así que ya de retirada mis últimos avistamientos de la especie fueron de un par de ejemplares que estaban perezosos y no acababan de arrancar el día permaneciendo posados en un árbol seco.

Posados en el árbol seco (20-7-2014)

Posados en el árbol seco (20-7-2014)

Curioso, sabía que estos animales se posan en árboles secos, pero la verdad que me sorprendió mucho la cantidad tan alta de quebrantahuesos diferentes que tuve la ocasión de ver en ese tipo de oteaderos.

Y como no todo es fauna, tocaba también de vez en cuando visitar los bonitos paisajes, los pueblos de la zona, ir al río con baño incluido, ver los conocidos monumentos megalíticos o las famosas ermitas y comprar algún recuerdo y alguna comida típica de allí para traer a casa.

Aínsa (18-7-2014)

Aínsa (18-7-2014)

Dolmén de Tella (19-7-2014)

Famoso “Dolmen de Tella” (18-7-2014)

Y ya para terminar (y con ya comidos todos los recuerdos gastronómicos que traje, jajajaja), un par de fotos y una gran y conocida frase de Francisco Umbral dedicada a la belleza de los cielos que motivó mi viaje, que se encuentra en una crítica situación, en peligro de extinción, y que para mí es el ave más impresionante de todas las que conozco y he visto jamás.

Adulto en pleno vuelo (18-7-2014)

Adulto en pleno vuelo (18-7-2014)

“El cielo nos contempla por los ojos de acero y sangre de ese último quebrantahuesos fiel a una península de locos. Que no se nos muera. Que no se diga”.

Quebrantahuesos con la luna al fondo (18-7-2014)

Quebrantahuesos con la luna al fondo (18-7-2014)

Anuncios

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en "Quebranta", Buscando muy a lo lejos.... Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a De quebrantahuesos por Huesca

  1. Pingback: Quebrantahuesos

  2. Pingback: Quebrantahuesos inmaduro

  3. Pingback: “Quebrantahueseando” de nuevo por tierras oscenses… | A vista de pájaros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s