De osos por Somiedo II (10 ejemplares diferentes en 5 días… Impresionante!)

Y como esto de la naturaleza es la “bomba”, y uno nunca se sacia aunque haya tenido las mejores observaciones de su vida, para Asturias que me volví esta vez con refuerzos, mi compañero de fatigas David Arranz para intentar avistar osos de nuevo.

Durante varios días (24, 25, 26, 27 y 28-8-2014) visitamos diferentes zonas de Somiedo y Cangas del Narcea, lugares donde las densidades en la Península Ibérica de oso pardo son más altas y puede ser más fácil el observar algún ejemplar, ya que como dije hace días, en agosto y septiembre andan al amanecer y atardecer alimentándose de frutos de arándanos, arraclanes y escuernacabras, en zonas abiertas y zonas con matorral bajo, haciendo así más fácil la visión del gran plantígrado.

Destino Somiedo, pasasndo por Babia (28-8-2014)

Destino Somiedo, pasando por Babia (28-8-2014)

Aunque no era objetivo de nuestro viaje (Y Somiedo y Cangas no creo que sean las mejores zonas de la Península para observar aves), aunque no fueron muy abundantes, los “emplumados” también fueron protagonistas, a pesar de que el actor principal era el gran oso, y  en muchas ocasiones no les hacíamos mucho caso y no nos entreteníamos con los pajarillos…

Rapaces bastante escasas en especies y en número de ejemplares. Ratoneros, buitres leonados, algún alimoche, un águila culebrera y algún cernícalo fueron las únicas aves d presa observadas. Se me volvieron a escapar el águila real y el halcón peregrino, pero bueno, era tarea difícil.

Buitre leonado (25-8-2014)

Buitre leonado (25-8-2014)

Alimoche acosado por ratonero (27-8-2014)

Alimoche acosado por ratonero (27-8-2014)

Muy destacables los córvidos, fáciles de ver por sus oscuros colores o por sus fuertes graznidos. Picarazas, cuervos, arrendajos, cornejas y chovas, estas últimas en las zonas más altas.

Pareja de cuervos (27-8-2014)

Pareja de cuervos (27-8-2014)

Chova piquirroja (27-8-2014)

Chova piquirroja (27-8-2014)

La más interesante sin duda alguna fue la perdiz pardilla, de la que vimos un bando de más de una decena de ejemplares, pero que levantamos sin querer y por ello vimos directamente en vuelo, sin tener tiempo de reacción para poder afotarlas. También importante un chotacabras que se levantó de la carretera por las luces de un coche que pasaba al oscurecer mientras nos dirigíamos a cenar.

Además de otras especies grandes como palomas torcaces,  perdices rojas o pitos reales (siempre localizados por sus “relinchos” pero no observados), muchas otras de menor tamaño se podían localizar tanto en los pueblos como en las zonas arbustivas.

Lavanderas blancas y cascadeñas, gorriones comunes, mirlos, aviones comunes, aviones roqueros en zonas altas y golondrinas, alcaudones dorsirrojos, escribanos cerillos y montesinos, mosquiteros comunes y papialbos, colirrojos tizones, petirrojos, collalbas, tarabillas, acentores, currucas, pinzones, verdecillos y pardillos.

Destacar un curioso chochín que actuaba muy similar a un treparriscos en las casas de “Saliencia”, un pequeño pueblito en el valle del mismo nombre, y que trepaba por las paredes totalmente indiferente a la presencia humana que pasaba a escasos metros.

Nido de chochín (27-8-2014)

Nido en el que se metió el chochín (27-8-2014)

Pero bueno, como nuestro objetivo era a un animal algo más grande que todos los ya citados, vamos a ello, que la verdad que tuvimos mucha suerte y fue una gozada…

Los primeros osos que observamos fueron unos viejos conocidos de los que ya había disfrutado yo unos días antes. “Faustina” la madre, junto a “Teddy”, “Pantxo” y “Martintxo” volvieron a hacer mis delicias en el mismo lugar en el que los dejé la semana anterior, muy cerca de Pola de Somiedo.

"Faustina", caminando nada más amanecer (25-8-2014)

“Faustina”, caminando nada más amanecer (25-8-2014)

Como la vez anterior, allí se dedicaban a comer avellanas todos juntos, en el mismo canchal, dando así el placer de poder disfrutar de ellos a todos los “oseros” que allí andábamos en la búsqueda del mamífero, ya que la voz corre que da gusto y todo Somiedo y parte del extranjero conocía la localización de este núcleo familiar.

Hembra comiendo avellanas (26-8-2014)

Hembra comiendo avellanas (25-8-2014)

Los cachorros estaban todo el rato cercanos a la hembra, pero cada uno andaba a su aire, y aunque esta seguía estando delgada, daba la impresión de que estaba algo más gordita que en mi viaje anterior…

"Faustina" con sus oseznos (25-8-2014)

“Faustina” con sus oseznos (25-8-2014)

Los tres cachorros eran bastante difíciles de localizar, ya que no paraban quietos, y debido al pequeño tamaño se metían entre varas de avellano u otros arbustos y era imposible de verlos…

De hecho, se mimetizaban con el medio a la perfección. ¿Cuántos osos localizáis en la imagen? Sé que no es muy buena, pero mi cámara y objetivo no daban más de sí, ya que como es lógico la distancia a los animales era larga…

¿Cuantos hay en la imagen? (25-8-2014)

¿Cuántos hay en la imagen? (25-8-2014)

Pues sí, se ve a toda la familia, aunque la verdad que no sea fácil ver a todos por los factores que ya he dicho… Mimetismo, distancia, están escondidos… jejejeje

Familia al completo (25-8-2014)

Familia al completo (25-8-2014)

Eso si, algunas veces se exponían un poco más en zonas más despejadas y se les podía observar mejor a los tres pequeños, que la verdad que tienen un aspecto simpatiquísimo y dan ganas de abrazarlos, aunque no seré yo quien lo haga… Jejejejeje

Dos de los oseznos (25-8-2014)

Dos de los oseznos (25-8-2014)

Pero eso sí, siempre pendientes y cercanas a la hembra, y esta de ellos… La verdad que parece una “madraza”, porque sacar una camada de tres “enanos” no es nada común y esta de momento lo estaba haciendo a la perfección.

Siguiendo a la hembra (25-8-2014)

Siguiendo a la hembra (25-8-2014)

La verdad que esta osa ha sido observada por todos los que durante estos días hemos andado por allí… Y pondría la mano en el fuego a que hemos sido decenas y decenas las personas que hemos disfrutado de ella.

Y lo bueno de esta familia, es que las veces que he estado allí, desde que se localiza nada más amanecer, hasta que el sol comienza a darles (más de dos horas) da tiempo a mucho… Se puede disfrutar observándolos por el telescopio, y hacer fotos, tanto con la cámara normal como con “digiscoping”.

Hembra comiendo avellanas (26-8-2014)

Hembra comiendo avellanas (26-8-2014)

Ello no suele ser fácil en el mundo de la naturaleza, ya que muchas veces, los momentos buenos son instantes, y hay que elegir entre la observación o intentar sacar foto… Para fotógrafos profesionales está claro que seguramente primen la foto antes que la observación, pero a los que somos aficionados de naturaleza como yo, es más complicado…

La observación es algo que mola, pero el llevarte una fotografía también… En muchas ocasiones, intentas hacer las dos cosas y al final no haces ni la una ni la otra… Ni disfrutas la observación bien, ni sacas fotografía “potable”… Así que esto era lo bueno de esta familia, que al tenerlas dos horas a la vista, se podía hacer tanto lo uno como lo otro.

De la misma manera, por otro lado (también cerca de “Pola de Somiedo”), estaba “Tarao”, un oso muy peculiar y que ha dado grandes quebraderos de cabeza por allí.

"Tarao" a media ladera (26-8-2014)

“Tarao” a media ladera (26-8-2014)

“Tarao” es un oso joven de 2-3 años cuyo comportamiento es totalmente inusual, bajando al mismo pueblo a comer manzanas a cualquier hora del día.

Encaramado al manzano (25-8-2014)

Encaramado al manzano (25-8-2014)

La verdad que fue impresionante ver al animar como subía a las ramas más altas de los manzanos, como estas aguantaban su peso y no se partían, y como se ponía en pie y con la ayuda de las manos y la boca rompía y partía las ramas con manzanas para comer, pero lo máximo fue un salto que dio de árbol a árbol como si fuera una ardilla… Impresionante lo que hizo el animal, para luego acabar bajando del árbol de otro salto… Pelos como escarpias!

Que un oso coma manzanas, higos o miel cerca de un pueblo puede ser bastante común, pero que lo haga a plena luz del día, se siente al lado de la carretera, y pase de coches, ciclistas y gente que haya allí eso ya no es tan normal. El animal es muy confiado y estaba bastante asentado en el pueblo, por lo que el año que viene de seguir así dará el pregón de fiestas… jejejejeje

Subido al manzano (25-8-2014)

Subido al manzano (25-8-2014)

Comiendo en el manzano (25-8-2014)

Comiendo en el manzano (25-8-2014)

No, fuera de bromas, es un animal muy confiado, y no deja de ser un ejemplar salvaje, por lo que puede crear peligros con coches (puede ser atropellado o provocar un accidente), lo mismo que con ciclistas, o puede atacar a la gente si se siente amenazado.

Por ello hay que tener cuidado, y por lo que se, se gestionó el moverlo de zona, asustándolo cada vez que se acercaba al pueblo, y por lo visto se obtuvieron buenos resultados, ya que ultimamente estaba bastante más receloso y no baja tan fácil donde lo hacía hace unas semanas.

Caminando entre frutales (25-8-2014)

Caminando entre frutales (25-8-2014)

Caminando por el canchal (26-8-2014)

Caminando por el canchal (26-8-2014)

Al animal se le observaba de muy buenas maneras y muy cercano (por lo menos cuando yo estuve) desde la ladera de enfrente por lo que se le podía identificar muy bien y apreciar varios rasgos característicos.

Como se ve en la foto siguiente, el animal era pardo clarito, con tonos dorados y acanelados. Se le aprecia muy bien una especie de collar en la parte superior del lomo detrás de la cabeza de color blanquecino, estrecho y casi inapreciable en el lomo, y más ancho en los laterales.

Además poseía la típica marca oscura en la parte central del lomo también, y como se ve en la foto, unas garras acompañadas de unas buenas uñas.

Vista frontal del animal (26-8-2014)

Vista frontal del animal (26-8-2014)

Aunque eso sí, hay que tener en cuenta la luz, ya que depende como le pegue, la cantidad y las sombras, los colores parace que cambian fácilmente y puede parecer más grisáceo que amarronado. ¿Se ve fácil la diferencia entre una foto y otra, e?

"Tarao" caminando por el bosque (25-8-2014)

“Tarao” caminando por el bosque (25-8-2014)

“Tarao” andaba por los canchales de rocas y se podía observar desde varios puntos, en los que se le veía y fotografiaba a placer.

Trepaba de forma impresionante, y subía con suma facilidad por sitios que parecían inaccesibles… Por su tamaño parece un animal torpe, pero como se mueve… Además tuvimos un momento divertido, ya que al atardecer, se puso medio de pie y se rascó la espalda frotándose contra una roca durante un buen rato… Igual que hacemos en mi casa con los marcos de la puerta… Jajajajajaja!

"Tarao" roqueando (25-8-2014)

“Tarao” roqueando (25-8-2014)

Entre rocas (25-8-2014)

Entre rocas (25-8-2014)

La pena de ver a “Tarao”, es que se montaba buen “circo” a su alrededor, ya que estaba a escasos metros de la gente… La verdad que parecía importarle muy poco, y pasaba de todos los allí presentes…

Estaba cebado a los higos y manzanas, y era cuestión de esperar, y bajaba de la ladera y el bosque para acercarse el solo a comer. Era curioso, pero desde la misma carretera se le podía ver y no se asustaba. La observación del animal por ello perdía algo de valor y salvajismos, pero ahora sí que podré afirmar que nunca volveré a ver un oso salvaje tan cerca… Y ni lo quiero tampoco!!!!!

Descendiendo a los frutales (26-8-2014)

Descendiendo a los frutales (26-8-2014)

Como bien decían los vecinos del pueblo, salía del bosque y siempre repetía la misma operación… Bajaba poco a poco la ladera, cruzaba el río y se dirigía a la misma higuera… Si no, hacía lo mismo pero yendo a una zona de manzanos, poniéndose fino tanto de “figos”, como llaman allí a los higos, como de manzanas.

Por ello, por lo que vi se decidió apartarlo e intentar alejarlo de la zona, supongo que para evitar posibles peligros, ya que a pesar de parecer un animal tranquilo y nada peligroso es un animal salvaje, y porque tan cerca del pueblo es un animal que no está donde tiene que estar….

Poco a poco se consiguió y los Guardas Forestales lograron apartarlo… porque como ya he dicho con anterioridad, que se acerque de noche a comer, pues es más normal y no es tan peligroso, pero que esté allí lo mismo a las 11 de la mañana que a las 4 de la tarde… Pues un poco clama al cielo!

En un oteadero (25-8-2014)

En un oteadero (25-8-2014)

Además de a este ejemplar que vimos durante dos días y al que preferimos abandonar para investigar otros lares, también tuvimos la suerte de ver otro macho, muy cercano al lugar donde solía estar “Faustina” con sus pequeñuelos.

Macho (26-8-2014)

Macho (26-8-2014)

“Pepón”, este ejemplar, andaba mucho más escondido y lejano que su compañero “Tarao”, por lo que su observación era bastante peor, pero la realidad es que así son las observaciones reales y frecuentes que se realizan de esta especie. Lo demás son espejismos y no penséis que es lo normal…

Este oso además de ser más grande, también era bastante más oscuro, casi negro, lo que quiere decir que junto al gran tamaño que presentaba nos lo identificaba como un precioso macho, que son siempre más grandes y oscuros que las hembras.

Macho comiendo (26-8-2014)

“Pepón” comiendo (26-8-2014)

La verdad que era un ejemplar que no esperábamos, por lo que fue una grata sorpresa, a pesar de que esa mañana no vimos a la hembra con sus tres crías por la zona. Probablemente la presencia de este macho le habría hecho esconderse y andar más cauta para tener a recaudo a los cachorros, que por lo que se, al día siguiente volvían a andar en la zona de avellanos de siempre comiendo.

Aquello, además de zona de osos, es zona de lobos, pero estos son mucho más esquivos que los grandes plantígrados. Por ello, para proteger el ganado se usan grandes mastines, que a pesar de no atacar al ser humano impactan y dan hasta miedo…

Mastín (27-8-2014)

Mastín (27-8-2014)

A veces aparecían en nuestros paseos, por lo que andábamos con los ojos bien abiertos para no asustarnos, ya que además de realizar esperas también de vez en cuando había que estirar las patas y visitar diferentes zonas del “Parque Natural”, saliendo de las aglomeraciones de gente que estaban en los lugares más conocidos y “de moda”.

LAgo de LA Cueva (27-8-2014)

Lago de LA Cueva (27-8-2014)

Y en una de estas búsquedas, la suerte nos acompañó de muy buenas formas.

En “Cangas del Narcea”, otro de los lugares en los que se pueden ver osos, tuvimos la suerte de ver otra hembra con otras tres crías. La verdad que fue una observación corta pero para nosotros solos, ya que por lo visto la gente estaba en Somiedo con los osos habituales ya nombrados con anterioridad.

Así que allí estaba “Amorosa” la madre, con “Gruñón”, “Dormilón” y “Perezoso” pastando tranquilamente entre las piedras, los brezos y los arándanos.

Osa en Cangas del Narcea (27-8-2014)

Osa en Cangas del Narcea (27-8-2014)

Osa con un par de oseznos (27-8-2014)

Osa con un par de oseznos (27-8-2014)

Estaban muy lejanos, pero pudimos disfrutar de ellos unos cinco minutos. Se encontraban comiendo arándanos tranquilamente, pero a pesar de la distancia con el telescopio se les veía perfectamente.

Esta familia tuvo un comportamiento algo curioso. La madre estaba pendiente todo el rato de las crías (como es lógico), pero llegó un momento en el que no sabemos porque echaron a correr ladera abajo a toda velocidad, la madre primero y las tres crías detrás.

Osa en pie (27-8-2014)

Osa en pie (27-8-2014)

Se escondieron entre abedules y los perdimos de vista enseguida. No pudieron huir por nuestra presencia, ya que estábamos muy pero que muy lejos apostados en la carretera y nosotros pasamos desapercibidos para ellos con toda seguridad, así que no sabemos si habría algún paseante por la zona, algún macho ante el que se sintieron amenazados, o algún lobo que les pudo hacer moverse, pero el caso es que corrieron como descosidos y no los volvimos a ver.

Osa y uno de sus oseznos (27-8-2014)

Osa y uno de sus oseznos (27-8-2014)

Si que a pesar de todo, nos dio tiempo a ver y diferenciar a uno de los cachorros, que era muy blanco de cuerpo comparado con los otros dos, y no podía ser tema de luz, ya que todos eran iluminados de la misma forma… Dato interesante, ya que como he dicho en alguna ocasión, una camada de tres pequeños no es nada habitual y es un dato de mucho interés.

Entre oso y oso, no faltaban los avistamientos de rebecos, que sin duda alguna eran los mamíferos más habituales y fáciles de ver.

Rebeco (27-8-2014)

Rebeco (27-8-2014)

Eso sí, casi siempre era en zonas muy altas y alejadas de nosotros, pero a pesar de ello, en paseos matinales donde madrugábamos y pasábamos los primeros por una zona, estaban más cerca, ya que sin “meneo” de gente permanecían más tranquilos y accesibles.

Rebeco corriendo (27-8-2014)

Rebeco corriendo (27-8-2014)

Corzos y ciervos, aunque en número muy reducido, también son factibles de ver allí… Pero solo tuvimos la suerte de ver un precioso ejemplar de ciervo y de ver un par de corzos, aunque escuchamos ladrar uno muy cerca de nuestra posición mientras realizábamos una espera osera al atardecer.

Corzo a la izquierda y ciervo a la derecha (26-8-2014)

Corzo a la izquierda y ciervo a la derecha (26-8-2014)

En cambio, esta vez sí que tuve la suerte de poder divisar un gato montés en el sitio habitual. Estuvimos dos días realizando esperas, pero lo cierto es que el animal solo hizo aparición en uno de ellos, pero bueno así es la naturaleza, y no nos podemos quejar, ya que lo tuvimos delante de nuestras narices durante una hora.

Gato montés (25-8-2014)

Gato montés (25-8-2014)

Este felino no es nada fácil de ver, y se puede diferenciar bastante fácil del gato doméstico por varios factores.

En primer lugar que es mucho más grande y robusto que el gato doméstico, y su tamaño llama la atención. Además, es más cabezón y posee una cola muy gruesa, acabada en una punta negra muy grande y que posee también un par de anillos, pero como no soy ningún especialista en esto del gato montés, os dejo un enlace para que tengáis toda la información que queráis del animal… Echarle un ojo que merece la pena. http://gatomontescantabrico.blogspot.com.es/

Gato montés (25-8-2014)

Gato montés (25-8-2014)

En la hora que duró nuestra observación tuvimos la suerte de verlo cazar, y en 6 lances que hizo tuvo acierto en dos de ellos, así que un 33% de efectividad… Seguramente con ratas toperas como presa, que son el fundamental alimento de este ejemplar.

Gato con presa en la boca (25-8-2014)

Gato con presa en la boca (25-8-2014)

Muy divertido fue también la aparición de un pequeño erizo, que caminaba por las diferentes zonas ajardinadas de “Pola de Somiedo” cerca del río mientras un cárabo no paraba de cantar muy lejano.

“Bixentiko” pasaba a escasos metros de nuestra furgoneta mientras tomábamos una cerveza ya con la noche echada… Yo la verdad que nunca había visto uno tan grande, y la mayoría de los que he llegado a ver estaban muertos atropellados en la carretera… Así que otra alegría más para el cuerpo… Si es que cuando digo que en Somiedo es más fácil ver mamíferos que aves lo digo con toda la razón! Jajajajajaja

Erizo (25-8-2014)

Erizo (25-8-2014)

La mirada del erizo (25-8-2014)

La mirada del erizo (25-8-2014)

De la misma manera pero sin poder fotografiar, durante un amanecer vimos una liebre de piornal que cruzaba la carretera y una marta que apareció mientras estábamos observando a “Tarao” el oso joven, animales muy difíciles de ver y bastante raros.

No faltó tampoco el habitual zorro que campeaba y se dedicaba a cazar ratones en los mismos prados que dominaba el gato montés. Supongo que entre ellos se harán competencia, pero la verdad que no los vimos juntos en ningún momento para ver como reaccionaban ante la presencia el uno del otro.

Zorro (25-8-2014)

Zorro (25-8-2014)

Durante el viaje no faltaron tampoco las mariposas, los peces que eran visibles por lo limpias y cristalinas que bajaban las aguas, alguna lagartija soleándose en rocas y un sapo y pequeñas ranas que tuvimos la suerte de ver pero no de identificar por la escasa luz con la que acabábamos o empezábamos el día.

Mariposa (27-8-2014)

Mariposa (27-8-2014)

Peces (28-8-2014)

Peces; cachos a la izquierda y trucha a la derecha (28-8-2014)

La verdad que ha sido un viaje impresionante… Osos (nada más y nada menos que 10 diferentes), rebecos, ciervos, corzos, gato, marta, erizo, pardillas, chovas, chotacabras, cerillos… ¿Se puede pedir algo más?

"Tarao" oteando desde una roca (25-8-2014)

“Tarao” oteando desde una roca (25-8-2014)

Así que solo decir que el año que viene seguramente vuelva para allí, a volver a intentar ver osos, que es una experiencia bonita, natural, divertida, curiosa, ilusionante y que pone la piel de gallina… Y para acabar, una auténtica verdad que describe a la perfección el comportamiento de “Tarao” en modo de refrán… Adonde halló un panal, vuelve el oso a husmear.

El joven "Tarao" caminando (26-8-2014)

El joven “Tarao” caminando (26-8-2014)

Anuncios

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en "Los Bloody twitchers", Buscando muy a lo lejos.... Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a De osos por Somiedo II (10 ejemplares diferentes en 5 días… Impresionante!)

  1. José Díaz-Otero y Herrero dijo:

    Una pasada de reportaje

  2. Pingback: Oso pardo joven

  3. Paz Azkona dijo:

    Dani/David una gozada de reportaje, gracias por compartirlo, un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s