El río en plena calma mientras la primavera avanza con los primeros pollos del año

Con este tiempo primaveral da gusto caminar por las orillas del río y ver como los sauces, chopos, fresnos y demás árboles ya han sacado la hoja y muchos de ellos comienzan a florecer, así que como uno no se puede perder este buen espectáculo y colorido que nos regala la naturaleza, algún paseo ha caído (25 y 30-4-2015) por los barrios pamploneses de la Rotxapea y la Txantrea.

Los procesos de cría están en plena acción, y las habituales cigüeñas de la Magdalena están en el nido, con una de ellas tumbada durante la gran mayoría del tiempo, supongo que aún con los huevos que de aquí a unos días eclosionarán.

Cigüeña en el nido (25-4-2015)

Cigüeña en el nido (25-4-2015)

De vez en cuando ambas se levantan y aún “crocotean” con las cabezas para atrás en esa bonita ceremonia que suena y se puede escuchar a varios metros de distancia.

Pareja de cigüeñas (25-4-2015)

Pareja de cigüeñas (25-4-2015)

Algo más adelantados están algunos ánades reales, ya que los pollitos comienzan a ser más que habituales en cualquier rincón del río.

Pareja de patillos (30-4-2015)

Pareja de patillos (30-4-2015)

Son varias las camadas que se ven ya por el agua, unas más grandes (de hasta 10 ejemplares he llegado a contar) y otras más pequeñas, pero en todas con las madres muy atentas a sus descendientes y evitando los posibles peligros que pongan en peligro a sus proles.

Patico (30-4-2015)

Patico (30-4-2015)

Hembra con patillos (25-4-2015)

Hembra con patillos (25-4-2015)

Además de estos ánades, que son como siempre desde hace varios años muy habituales, no fallan las especies comunes que casi todo el mundo sabe diferenciar. Mirlos, palomas, grajillas, tórtolas turcas, picarazas, estorninos negros y gorriones comunes andan por nuestras calles, jardines, parques, orillas del río y casi cualquier rincón donde tengan algo que picotear y llevarse a la boca.

Paloma con coloración blanquecina (30-4-2015)

Paloma con coloración blanquecina (30-4-2015)

Estornino negro picoteando en el suelo (25-4-2015)

Estornino negro picoteando en el suelo (25-4-2015)

No faltan tampoco las aves que dan cierta alegría ver o escuchar porque aunque están presentes en Iruña ciudad, no es fácil dar con ellas, como es el caso del pito real, el pico picapinos, las oropéndolas (que parece ya han venido los primeros ejemplares), los andarríos chicos, o los mirlos acuáticos.

Mirlo acuático (25-4-2015)

Mirlo acuático (25-4-2015)

Mirlo acuático en rocas (25-4-2015)

Mirlo acuático en rocas (25-4-2015)

Como siempre, en las orillas están las atentas garzas reales, que esperan los descuidos de los peces para poder pescar con su potente arpón.

Garza real en la orilla (25-4-2015)

Garza real en la orilla (25-4-2015)

Y en las aguas las típicas gallinetas, lavanderas blancas y lavanderas cascadeñas. Las gallinetas siempre en el cauce, mientras que las lavanderas se suelen ver más en zonas de rocas, e incluso la blanca lejos del agua en el paseo fluvial caminando por la hierba tranquilamente.

Gallineta nadando (30-4-2015)

Gallineta nadando (30-4-2015)

Destacar también la presencia del simpático y albino ánade azulón que lleva ya varios años entre nosotros, al igual que el mirlo leucístico que también hizo aparición como suele ser frecuente en su territorio, la zona del puente de Oblatas.

Azulón albino (30-4-2015)

Azulón albino (30-4-2015)

Buena sorpresa fue volver a ver una ardilla, especie que hacía tiempo no observaba, y que siempre alegra el día, ya que los mamíferos son difíciles de ver, sobre todo en el interior de una urbe y siempre es buena noticia el que den señales de vida y el tenerlas presentes.

Ardilla (25-4-2015)

Ardilla (25-4-2015)

Y como es lógico no podían faltar las aves de menor tamaño. Verdecillos, petirrojos verderones (muy activos y cantarines), jilgueros, carboneros, mosquiteros comunes, currucas capirotadas y gorriones molineros se ven y se oyen en abundancia en estas fechas tan primaverales.

Verderón cantando (25-4-2015)

Verderón cantando (25-4-2015)

Además, a ellas se les unen un buen ejecito de especies más escurridizas y escondidizas como chochines, ruiseñores comunes y ruiseñores bastardos, llamados estos últimos desde hace un tiempo oficialmente cetia ruiseñor. Además, no olvidar el sonido de algún atrevido autillo que cantaba de día pero que me fue imposible localizar, y que de noche ya son abundantes por cualquier rincón de Pamplona.

Para acabar, ya veis que a pesar de que las hojas recién salidas del arbolado no nos dejan ver cómo nos gustaría, la variedad en especies es grande, y poco a poco conforme avance la primavera comenzarán a verse aves nacidas este 2015, como es el caso de los patitos ya citados, así que como se suele decir a todos los polluelos que este año verán la luz, y como consejo a todos vosotros, diré que “no se equivoca el pájaro que ensayando el primer vuelo cae al suelo. Se equivoca aquel que, por temor a caerse renuncia a volar, permaneciendo en el nido”.

Patillo nadando (30-4-2015)

Patillo nadando (30-4-2015)

Anuncios

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Extrarradio IV (Magdalena-Nogalera), Río Arga. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s