Maratón ornitológico 2015 con los “BLOODY TWITCHERS”, mejorando nuestra marca

Tras un nuevo año, llegaba la fecha esperada desde hace tiempo. La primavera trae consigo muchas aves, y con ella también llega la maratón anual de aves que organiza SEO (http://www.seo.org/2015/04/07/participa-en-el-maraton-ornitologico-2105/).

El año pasado ya hablamos de ello, pero para los que llegáis un poco tarde o no lo sepáis, una maratón ornitológica consiste en localizar el mayor número posible de aves diferentes en un periodo de tiempo, en un lugar delimitado y bajo unas normas y condiciones; en este caso, en un día entero (es decir, 24 horas), y por comunidades autónomas.

Nosotros, “Los Bloody twitchers”, Itziar Almarcegui, David Arranz, Orre Retegui y Daniel García (un servidor), comenzábamos una nueva aventura por toda la geografía navarra con las sensibles bajas (como se suele decir en esto del futbol) de Julen Gayarre y de Iñigo Mazquiarán. Nuestra idea era mejorar los resultados del año anterior (https://avistadepajaros.wordpress.com/2014/06/24/maraton-ornitologico-2014-con-los-bloody-twitchers-superando-lo-del-ano-pasado/), pero no iba a ser fácil por ser menos en el equipo, porque la meteorología no era la mejor, y porque quedaban muchas aves estivales por llegar en abundancia, así que por delante teníamos 24 horas para darlo todo en las que además de disfrutar, pasar momentos divertidos y enriquecedores y tener buenas observaciones, no iban a faltar los momentos duros y de cansancio.

Y la dureza comenzaba con el madrugón, si es que se le puede llamar así. El día (o mejor dicho, nuestro día) comenzaba a las 4,00 de la mañana con la cita en Pamplona (2-5-2015). Mientras marchábamos al lugar de quedada, en la Rotxa, ya se veía gente. Unos se movían como avutardas, otros en ziz-zag como las becadas, otros con los ojos como búhos y algunos gritando como si de graznidos de cuervo se tratara, pero una pena que no contaran para el listado, ya que más que de plumas… eran animales todos de pelo… jejejejejejejejeje.

En nuestro lugar de reunión en Pamplona cerca de Corralillos, ya podíamos escuchar un par de especies muy urbanas y cantarinas. Ruiseñor común (1) y autillo (2) eran las que abrían nuestro listado, ya que para sumar especies no es necesario verlas, sino que con escucharlas y ser capaz de su identificación es más que suficiente.

Como otra norma a añadir y a explicar, decir que en principio, aunque un porcentaje del 5% de las diferentes especies se permite que no sea localizado por todos los componentes del equipo, todos tienen que dar con cada especie para poder sumarla.

Ya montados en el coche y camino hacia el sur, aún en la misma ciudad sumábamos paloma bravía (3), ya que eran varios los ejemplares que volaban mientras esperábamos en un semáforo que permanecía en rojo.

Tras varios kilómetros, más al sur de la capital navarra, las primeras luces del día dejaban un bonito amanecer, aunque antes de ver el sol sumábamos varias especies que identificábamos por los cantos y reclamos.

Amanecer en la Ribera navarra (2-5-2015)

Amanecer en la Ribera navarra (2-5-2015)

En Pitillas, lugar por el que también comenzábamos en 2014, empezábamos con la cigüeñuela (4) de la que había varios ejemplares “piando” en las orillas. Focha común (5) y zampullín común (6) se unían al festival de sonidos con sus habituales trinos, todavía en plena noche.

Entre el croar de las cientos (seguramente miles) de ranas que reinaban la balsa, al igual que hacía el año pasado, el avetoro (7) nos ponía la piel de gallina con su inconfundible bufido, que lográbamos escuchar durante varias veces y desde lo que parecía puntos diferentes, al igual que el búho real (8) del que por lo menos escuchábamos tres ejemplares diferentes desde el mismo punto. Aves difíciles de ver pero no tanto de escuchar, así que para la lista, que como se suele decir, todo suma.

A pesar de la poca luz todavía, observábamos un grupo de garzas reales (9) que levantaba el vuelo, y tras ello nos dirigíamos a Ablitas, lugar muy al sur de Navarra y totalmente de hábitats esteparios en busca de “aves de secano”.

Allí comenzábamos muy bien escuchando una especie nueva y que el año anterior se nos había escapado; el búho chico (10). Cantaba aunque muy flojito y había que prestar mucha atención para oírlo, ya que lo hacía desde el interior de un pinar del lugar y no parecía precisamente estar muy cerca.

Mucho más sonoras y cantarinas sumábamos las especies objetivo del lugar y que nos habían hecho desplazarnos hasta allí. Todas por canto (aún la luz era bastante escasa), a pesar de que luego la mayoría serían observadas en diferentes puntos de nuestro recorrido. Alondra común (11), tórtola turca (12), alondra ricotí (13), verderón común (14), codorniz común (15), calandria (16), terrera común (17) y perdiz roja (18) hacían que nuestra lista fuera en ascenso con las aves esperadas.

Perdiz sobre una roca (2-5-2015)

Perdiz sobre una roca (2-5-2015)

El día acababa de comenzar y era muy fácil sumar especies, ya que todo era nuevo, y aunque por momentos se hacía más costoso, poco a poco estábamos poniendo la maquina en marcha. Entre conejo y conejo, ya que aquello se puede decir que está lleno, y alguna liebre despistada, dábamos con la presencia de tórtola europea (19), chova piquirroja (20), cogujada común (21), triguero (22), urraca (23) y grajilla occidental (24), que iban haciendo aumentar y crecer nuestro listado.

Grajillas en vuelo (2-5-2015)

Grajillas en vuelo (2-5-2015)

Poco a poco a todo ello se les unían los primeros rayos visibles del sol, a los que acompañaba el complicado cernícalo primilla (25), el mucho más abundante estornino negro (26), la curruca tomillera (27) que cantaba en los matorrales y la estival abubilla (28), especie que desde hace unas semanas se encuentra entre nuestra avifauna y que es fácil de detectar por su canto.

Además, es un ave preciosa y curiosa, ya que su espectacular cresta que abre en abanico la hace única entre las aves de nuestro continente. En general encima es bastante confiada, y se le puede observar a cortas distancias incluso en los jardines de nuestra querida Pamplona.

Abubilla (2-5-2015)

Abubilla (2-5-2015)

Pero volviendo a lo nuestro y poniéndonos en harina, entre galleta y galleta (de ahí lo de ponernos en harina, jejejejejeje) sumábamos alcaraván común (29), que identificábamos por el sonido y observábamos varios pajarillos que no podían faltar. Jilguero (30), tarabilla común (31), pardillo común (32) y verdecillo (33) son fáciles de observar en gran variedad de hábitats diferentes y de norte a sur de toda la geografía navarra, pero aún y todo hay muchas otras que también lo son y se nos escaparon, así que cualquier suma nos daba una alegría y un sobresalto.

Oteando (2-5-2015); Itziar Almarcegui

Oteando (2-5-2015); Itziar Almarcegui

Escuchábamos también abejaruco (34) que iban en vuelo y divisábamos un precioso ejemplar de la reina de los cielos, el águila real (35). Igualmente continuábamos con especies de zonas áridas como gorrión chillón (36), alondra totovía (37), curruca rabilarga (38), cogujada montesina (39) y gorrión común (40).

Mi listado (soy el secretario del grupo y anoto las especies, horarios y lugares de avistamiento) poco a poco se iba llenando de anotaciones que yo solo entendía y de subrayados con colores fosforitos que me ayudaban a ello… Por momentos el trabajo se me acumulaba con observaciones simultáneas, pero poco a poco todo iba sobre la marcha…

Y entre escrito y escrito, de esta forma llegaba una de las complicadas de ver pero a la vez factible. En un campo observábamos un grupo de cinco gangas ibéricas (41) que permanecían en el suelo descansando muy tranquilas.

Su amarillenta y terrosa coloración mimética las hacía difíciles de observar, pero no se nos escaparon y para el listado que fueron, al contrario que la ganga ortega, especie con la que no tuvimos suerte.

Par de bandos de  gangas (2-5-2015)

Par de bandos de gangas (2-5-2015)

Estas bonitas y poco frecuentes aves, del tamaño aproximado de una gallina, la verdad que son muy vistosas y alegran el día a cualquiera. Con dimorfismo sexual entre machos y hembras allí que permanecían tranquilas, lejanas e indiferentes a nuestro paso.

Y a pesar de que en una maratón de este tipo no hay tiempo que perder, ya que hay que localizar el mayor número de aves posibles, no podíamos evitar parar un rato con estos individuos y echar una buena ráfaga de fotos para capturar la belleza y llevar un buen recuerdo a casa. La maratón no es el mejor evento para hacer fotos, pero bueno, cuando se presenta una oportunidad de estas hay que aprovecharla aunque sea durante poco tiempo…

Pareja de gangas, macho a la derecha (2-5-2015)

Pareja de gangas, macho a la derecha (2-5-2015)

Y como es lógico no solo hay que mirar al suelo, sino que también en el aire se suman especies, como fueron el aguilucho lagunero occidental (42), el milano real (43) y el cernícalo vulgar (44), rapaces bastante abundantes en el norte de la Península pero no por ello menos elegantes.

Además observábamos una tórtola europea, especie que habíamos escuchado con anterioridad y que por lo tanto ya estaba apuntada, pero que siempre da buena alegría ver, ya que como muchas otras aves está en decadencia y sus poblaciones están en un declive muy importante que de seguir así dejarán a la especie en una situación muy complicada.

Tórtola europea (2-5-2015)

Tórtola europea (2-5-2015)

Muy bonita e inesperada fue la sorpresa que nos dieron un par de corzos en una ladera de brezos muy cercana al pinar donde con anterioridad habíamos escuchado al búho chico.

Pareja de corzoz (2-5-2015)

Pareja de corzos (2-5-2015)

Se trataba de dos espectaculares machos que pastaban muy tranquilos. Ambos se quedaron mirando nuestro coche, y tras unos segundos salieron al paso ladera arriba para cobijarse entre los pinos, donde ya los perdimos.

Seguramente habrían estado hasta entonces alimentándose por allí, y al comenzar el día era hora de esconderse y dormir, ya que este animal principalmente es nocturno, aunque también es cierto que cada vez es más fácil dar con ellos a plena luz del día comiendo en algún campo o pastizal.

Uno de los preciosos machos (2-5-2015)

Uno de los preciosos machos (2-5-2015)

La Ribera estaba dando mucho de sí. Muchas aves eran típicas y contábamos con dar con ellas, pero esta pareja de mamíferos sí que nos pilló algo más por sorpresa, al igual que el alcaudón común (45), ave que sumábamos y con la que abandonamos la zona para coger el coche rumbo a otras zonas.

Así acudíamos a las balsas de Bajabón y de Lor, donde tocaba sumar aves relacionadas al medio acuático, un hábitat totalmente diferente al revisado hasta entonces. Allí, a la paloma torcaz (46), se le unía una bonita canastera (47), ave que en Navarra se trata de una rareza y de la que hay muy pocas citas.

Canastera (2-5-2015)

Canastera (2-5-2015)

Siempre da alegría ver bichos de estos en tu tierra. Yo tenía visto en el Delta del Ebro, pero en Navarra era la primera vez que observaba la especie, y la verdad que fue una gozada, ya que estaba la mar de tranquila y con telescopio y prismáticos se veía a la perfección. Alguien la había localizado algún día antes y a nuestra visita allí seguía, al igual que hasta hace poco, donde se han visto también dos ejemplares hace escasos días…

Además de la preciosa e imprevista canastera, en esta zona de agua sumábamos varias especies relacionadas con el medio acuático como son la gaviota patiamarilla (48) que sobrevolaba muy alta y no hacía caso a las balsas, el archibebe común (49), el chorlitejo chico (50), el andarríos chico (51), el carricero tordal (52) y el andarríos bastardo (53), estas ya todas en los puntos de agua en los que paramos, incluso para reponer algo de fuerzas y tomar algo, que a pesar de ser poco más de las 8 de la mañana llevábamos más de 4 horas despiertos.

Diferentes limícolas (2-5-2015)

Diferentes limícolas (2-5-2015)

Mientras tanto, una imponente garza imperial (54) surcaba el cielo mientras prestábamos atención a la pequeña charca, donde seguíamos sumando con la gallineta común (55) y el rascón europeo (56), aves comunes pero con esta última difícil de ver, ya que es muy escurridiza y siempre anda entre carrizos medio escondida, como si del ave más tímida del planeta se tratase.

Además, en campos ganaderos de alrededor a estas balsas, veíamos posados varios alimoches (57) y algún milano negro (58).

Uno de ellos, poseía en las alas unas curiosas plumas blancas que le hacían destacar y que nos hicieron prestarle mucha atención, no fuera a ser que estuviésemos ante alguna especie totalmente diferente… Plumas que nos tuvieron un buen rato pendientes y que nos llevaron a buena discusión…

Milano negro posado entre gaviotas (2-5-2015)

Milano negro posado entre gaviotas (2-5-2015)

Y tras este curioso milano, llegaba un buen cargamento de aves comunes en el mismo pueblo de Ablitas como el avión común (59), el pinzón vulgar (60), el vencejo común (61), la simpática golondrina común (62) o la lavandera blanca (63). Siempre prestamos atención a zonas naturales, y en muchas ocasiones se nos escapa la gran variedad que hay en los medios rurales e incluso en el corazón de las ciudades… Por ello siempre en cada rincón del planeta hay que estar atentos, ya que cualquier pajarillo puede cantar para nosotros…

Sin ponerme más romántico, seguiré con la crónica de este buen día, jejejejeje. Mientras seguíamos de avituallamiento, el cielo era surcado por un busardo ratonero (64) y una pareja de ánade azulón (65) a la vez que un cistícola buitrón (66) cantaba y volaba muy cerca de los carrizos en la Laguna de Lor, tras la cual tomábamos rumbo a los arrozales de Arguedas, otro de los sitios buenos de Navarra para ver aves (según la época, por supuesto).

De camino y tras una miniparada para comprar algo para comer y reponer fuerzas de nuevo, sumábamos mirlo común (67) y cigüeña blanca (68), aves muy comunes y que tarde o temprano veríamos seguro al 100%.

En los arrozales con mucha meno agua de la que esperábamos fueron muy pocas las especies sumadas, pero es un lugar que no se puede dejar de visitar, ya que en cualquier rincón en el que haya humedad se puede encontrar un buen listado de fauna. Nosotros no tuvimos suerte, pero son cosas del directo… nos fue imposible hacer una visitilla el día de antes para ver cómo estaba de agua y nos salió un poco mal la visita, pero bueno… cosas que pasan.

Aun y todo, escuchábamos zarcero políglota (69) y cetia ruiseñor (70). Y dando una vuelta por la zona salieron unas cuantas especies más, aunque muchas menos de las que nos habrían gustado, ya que por ejemplo no sumamos ni una sola limícola, aves que unos días antes eran mucho más que habituales por la zona.

Así que las nuevas fueron garceta común (71), gorrión molinero (72), colirrojo tizón (73), collalba rubia (74), escribano soteño (75), y collalba negra (76), ave esquiva pero que hemos sido capaces de localizar en la misma zona durante los tres años que hemos realizado maratón.

Collalba negra (2-5-2015)

Collalba negra (2-5-2015)

Y tras ello y una buena vuelta en coche con David como conductor, nos dirigíamos a Lerín y Falces, tierras de grandes y famosas aves esteparias, donde tuvimos suerte y sumamos dos córvidos y las dos especies que principalmente íbamos a buscar allí (sisón y avutarda).

Nuestro listado se iba acercando al centenar con cuervo grande (77), corneja común (78), buitre leonado (79) y sisón común (80) de los que veíamos dos ejemplares en vuelo bastante cercanos, macho y hembra.

Sisón en vuelño (2-5-2105)

Sisón en vuelo (2-5-2105)

Igualmente pero más lejana sumábamos a la gigantesca avutarda común (81), ave que en 2014 no habíamos sido capaces de localizar a pesar de su gran tamaño y de la que vimos un pequeño bando en el que algún ejemplar aún estaba haciendo “la rueda”, espectacular baile donde el macho hincha el plumaje para conquistar a la hembra.

Avutarda en plena rueda (2-5-2015)

Avutarda en plena rueda (2-5-2015)

Igualmente fue momento de rapaces, con aguilucho pálido (82), mochuelo europeo (83) en el tejado de una chabola y aguilucho cenizo (84).

Tras ello atacábamos una zona de río en Falces, donde oteábamos cada rincón y prestábamos atención a los sonidos, ya que el buen follaje con el que contaban los fresnos, alisos, chopos y demás arbolado de ribera no daban una buena visibilidad.

Así comenzábamos con un torcecuello (85), de los que pudimos escuchar más de un ejemplar diferente, e incluso tuvimos la suerte de ver alguno como es el individuo de la foto, que cantaba en la rama desnuda de un chopo.

Torcecuello (2-5-2015)

Torcecuello (2-5-2015)

En puntos cercanos al agua, la biodiversidad es amplia, por lo que poco a poco unas cuantas especies iban cayendo de nuestro lado, como es el caso de la curruca capirotada (86), del carbonero común (87), del herrerillo (88), del cuco común (89), o del halcón peregrino (90), rapaz que aprovechaba uno de los cortados para descansar muy cerca de un buitre y que fue localizado por el ese día muy inspirado David.

Halcón peregrino muy cercano a buitre leonado (2-5-2015)

Halcón peregrino muy cercano a buitre leonado (2-5-2015)

El agua, recurso fundamental para la vida como es lógico también para las aves es necesario, y además, se junta a que allí hay arbolado, arbusto y seto que hace de refugio, y a los frutos, mosquitos y demás que hacen de alimento, así que es de los hábitats más ricos en biodiversidad que puede haber, por lo que había que prestar buena atención.

Además de sobre todo ruiseñores, verderones, jilgueros u otros fringílidos (todos sumados con anterioridad), también estaban de nuestro lado un par de aves muy comunes como el agateador común (91) y el petirrojo europeo (92), que a pesar de ser muy habituales y fáciles de encontrar, se hicieron de rogar y tardaron en aparecer… Si no recuerdo mal en 2014 el petirrojo no apareció hasta pasado el mediodía! Muy común pero nos cuesta dar con él cuando hace falta! jejejeje

En el río buscando aves... (2-5-2015)

En el río buscando aves… (2-5-2015); Itziar Almarcegui

Por cantos y reclamos escuchábamos también pico picapinos (93), que volaba además delante de nuestras narices, pájaro moscón (94), un habitual de la zona, y oropéndola (95), que también se hizo de rogar y tardamos mucho en oírla… Al parecer aún el grueso de la población no había llegado a nuestras tierras.

Ruiseñor cantando (2-5-2015)

Ruiseñor cantando (2-5-2015)

Entre cantos varios observábamos también un zorzal común (96) en lo alto de una rama e Itziar localizaba por delante del coche algún mito (97) revoloteando inquieto entre ramas de pequeños arbolillos como en ellos suele ser habitual.

Con la suma de estas especies emprendíamos de nuevo viaje hacia el norte de Navarra para buscar otros hábitats y otras especies, pero la verdad que con buena parte de aves factibles en el tintero porque no habían hecho aparición. Íbamos bien pero se nos estaban escapando unas cuantas…

Así que con todavía un buen trecho por delante avanzábamos hacia arriba y sumábamos alcotán europeo (98) y bisbita campestre (99) en una parada hacia Pitillas en la que veíamos un bonito zorro que andaba entre arbustos y se escondía a toda velocidad sin poder fotografiar. Fue un momento bonito, ya que los mamíferos siempre tienen algo especial y no es fácil dar con ellos…

Bisbita (2-5-2015)

Bisbita (2-5-2015)

Y así llegábamos a la especie 100, la curruca mirlona (100), especie que seguramente yo habría podido ver en Arguedas entre arbustos pero de la que no estaba seguro al 100%, por lo que había que esperar para dar con ella muy cerca de Pitillas…

Igualmente sumábamos dos nuevas rapaces, aguililla calzada (101) en pleno vuelo y culebrera europea (102) posada en un poste de alta tensión, por lo que la cosa poco a poco iba aumentando y estábamos en buena marca…

Tocaba así por fin Pitillas, lugar en el que había que darle un buen arreón al listado y en el que ya habíamos estado a primera hora con el siempre complicado avetoro.

Pitillas es una balsa en la que se dan muy buenas observaciones y por ello es una parada obligada para cualquier aficionado a las aves que visite Navarra, así que en nuestra maratón no podía faltar echar un buen vistazo a la balsa. La primera especie nueva que vimos allí era un buen bando de garcillas bueyeras (103), que salían volando de una zona encharcada.

Bueyeras en vuelo (2-5-2015)

Bueyeras en vuelo (2-5-2015)

Prestábamos atención a nuestros alrededores y de esta forma poco a poco oteando allí todo con el telescopio sumábamos varias especies más. A las garcillas añadíamos fumarel cariblanco (104), cisne vulgar (105) y fumarel común (106).

Fumareles (2-5-2015)

Fumareles (2-5-2015)

Entre fochas y cigüeñuelas ya sumadas de noche unas horas antes por sus sonidos encontrábamos pato colorado (107), gaviota reidora (108) y porrón europeo (109), siendo bastante abundantes las dos últimas especies.

Cigüeñuela en vuelo (2-5-2015)

Cigüeñuela en vuelo (2-5-2015)

Poco a poco entre todos íbamos sacando especies nuevas con el telescopio, aunque aquello es muy grande y había que prestar atención para ello. Somormujo lavanco (110), ánade friso (111) y cerceta carretona (112) eran las siguientes, pasando ya al turno de las limícolas, de las que había varios ejemplares en un rincón con aguas muy someras en el que tocaba hacer una buena batida con los prismáticos.

Pitillas (2-5-2015)

Pitillas (2-5-2015)

Archibebe claro (113), archibebe oscuro (114), combatiente (115), correlimos pectoral (116), correlimos común (117) se sumaban al listado, echando en falta zarapitos, chorlitos o alguna otra especie de limícola vista en días anteriores… Pero bueno, todo no puede ser en esta vida… jejejeje

Continuábamos desde el mismo punto repasando todo, y observábamos zampullín cuellinegro (118), del que había muchos ejemplares con plumaje nupcial.

Zampullines (2-5-2015)

Zampullines (2-5-2015)

Allí continuábamos observando desde el mismo alto muchas especies, como son la garceta grande (119), el tarro blanco (120), la lavandera boyera (121) o el vuelvepiedras común (122), así que cuando ya parece que teníamos todo más o menos bien mirado y remirado, tocaba dar una vuelta en el coche por otros rincones de la laguna.

Pitillas siempre tiene cosas especiales y sorpresas que dar, y por ello nos llevábamos especies difíciles y que no esperábamos ver tan fácil como la avoceta común (123), el
bigotudo (124), o el morito (125), especie rara en Navarra pero de las que de vez en cuando se deja ver algún ejemplar en charcas o balsas.

Todo ello por supuesto acompañado de especies ya vistas en otros lugares a la mañana, como azulones, buitrones, picarazas, rapaces varias y pajarillos de pequeño tamaño que no paraban de cantar en cualquier rincón.

Variedad en Pitillas (2-5-2015)

Variedad en Pitillas (2-5-2015)

Y tras una vuelta por todo, tocaba un parón un poco mayor para comer y reponer fuerzas desde el observatorio acompañados de arroz, cuscús, tortillas, jamón y cochinadas varias… jejejeje, donde algunos no parábamos y aún teníamos las fuerzas como para sumar cormorán grande (126) y porrón moñudo (127), última especie y con la que acabábamos nuestra visita a Pitillas, no sin antes, pegando el sol y a plena luz del día escuchar de nuevo al avetoro, especie que a la mañana nos había esbozado una buena sonrisa.

Tras la larga parada en Pitillas nos dirigíamos al norte por tierra sangüesina, y parando en Aibar, lugar en el que suelen estar presentes y no fallaron a la cita el escribano hortelano (128) y el roquero rojo (129).

Roquero rojo (2-5-2015)

Roquero rojo (2-5-2015)

Además entre buenos cantos de buitrones y trigueros, muy cantarín y activo durante todo el día sumábamos también collalba gris (130), curruca cabecinegra (131) y curruca carrasqueña (132) como novedades.

De esta forma le dábamos buen arreón a las currucas, familia de aves que en años anteriores se nos habían escapado y con la que este año habíamos tenido más suerte. La verdad que la cosa pintaba bastante bien. Todo iba para arriba, aún quedaban unas cuantas horas de luz y nuestra marca del año anterior estaba bastante cerca.

Triguero cantando (2-5-2015)

Triguero cantando (2-5-2015)

Pero aquí la verdad que empezó nuestro bajón… Visitamos la depuradora de Sangüesa y La Mueda, y para tanto recorrido y tiempo invertido tuvimos muy poco premio…

Sumamos chorlitejo grande (133) en la depuradora y nada en La Mueda… Intentábamos buscar anátidas como silbones, rabudos o cucharas, además de alguna limícola o gaviota diferente, pero no tuvimos suerte con ninguna de ellas y solo sumamos el chorlitejo ya citado.

Así que habíamos perdido un tiempo precioso (como se suele decir, el tiempo es oro, pues en una prueba de estas más todavía)… pero bueno, aún quedaba tiempo por delante para enmendar el error a pesar de que cada vez la noche estaba más cerca…

Tocaba continuar con zonas de río (zonas más montañosas que las visitadas a la mañana) y para ello nos pasábamos por Lumbier, donde sumábamos avión zapador (134), reyezuelo listado (135), papamoscas cerrojillo (136) y mirlo acuático (137), preciosa ave que nunca defrauda…

Mielo acuático (2-5-2015)

Mirlo acuático (2-5-2015)

Y así llegábamos al mirador de la foz de Arbayún, donde intentábamos el roquero solitario que nos daba esquinazo y los vencejos reales, de los que no teníamos ni rastro… además mirábamos el río por si aparecía el martín pescador, pero mala suerte y nada de nada…

A pesar de ello disfrutábamos de una pequeña ardilla que iba roquedo abajo, roquedo arriba, de los nidos de buitres en los que ya había polluelos, de los vuelos de alimoches, y conseguíamos ver avión roquero (138) y escuchar entre la maleza de matorral mosquitero común (139), especie abundante en la ribera del río pero que aún no habíamos sacado.

Buitre leonado en nido (2-5-2015)

Buitre leonado en nido (2-5-2015)

El Pirineo poco a poco teníamos ya e escasos kilómetros, pero ya eran cerca de las 6 de la tarde y las horas de luz iban acabando, por lo que teníamos el tiempo contado y ya nos costaba mucho el sumar especies nuevas…

Aún y todo, antes de llegar a la zona de alta montaña navarra sumábamos lavandera cascadeña (140) y chochín común (141) en Aspurz y curruca zarcera (142) en el puerto de Las Coronas en un par de paradas de escasos minutos. Especies muy comunes y que habían tardado mucho en aparecer.

Y tras ello y con buena kilometrada ya encima con parada en Roncal incluida sin premio alguno, llegábamos a Belagua, un hábitat totalmente diferente a lo visitado hasta entonces y donde teníamos un amplio listado de aves nuevas que localizar…

Comenzábamos bien con trepador azul (143), carbonero garrapinos (144) y carbonero palustre (145), especies típicas de la zona.

Poco a poco ganábamos altura y nos acercábamos a la frontera francesa llegando así a la zona de alta montaña, en pleno Pirineo navarro, donde las grandes cumbres nos contemplaban y donde nos recibía un grupillo de sarrios.

Pirineo puro y duro (2-5-2015)

Pirineo puro y duro (2-5-2015)

En estas zonas kársticas aumentábamos además nuestra lista con bisbita alpino (146), chova piquigualda (147) y mirlo capiblanco (148), aves que no se nos podían escapar para hacer una buena marca… Poco a poco íbamos cerrando el listado con muchas aves escapadas y que ya no había marcha atrás, pero bueno, tocaba tirar para adelante y seguir intentando sumar algo.

Mirlo capiblanco (2-5-2015)

Mirlo capiblanco (2-5-2015)

Sumábamos de esta forma verderón serrano (149), gavilán (150), zorzal charlo (151), arrendajo (152) y reyezuelo sencillo (153), pero se nos escapaban varias de alta montaña como el herrerillo capuchino, el acentor común, el alpino o el piquituerto… Aves que no son raras por allí pero que a nosotros nos daban la espalda, al igual que las marmotas, de las que no vimos ni un solo ejemplar…

Zona de Larra (2-5-2015)

Zona de Larra (2-5-2015)

Poco a poco íbamos cerrando nuestro listado y hacíamos parada con las últimas luces para intentar dar con pito real, picamaderos negro, escribano cerillo, o porque no, la escucha de algún urogallo despistado, pero la verdad que la luz era ya escasa y era imposible añadir nada nuevo a nuestro cuaderno de campo….

Para acabar, con la cifra del 2014 superada hacía un par de especies, el canto de un cárabo europeo (154) en la iglesia de Isaba, ave con la que terminábamos el listado a pesar de que siempre estaba la esperanza de ver alguna lechuza en el viaje de vuelta a casa… jejejeje

Sin sorpresa y sin lechuza, tras casi 600 kilómetros, casi a las 11 de la noche, y con muy buenos momentos cerrábamos una nueva maratón con un buen resultado (154 especies), mejorando la marca del año anterior, a pesar de que en las últimas horas ni tuvimos suerte ni estuvimos acertados… Cierto es que se nos escaparon muchas especies que no lo tenían que haber hecho. Pito real, papamoscas gris, martín pescador, limícolas, anátidas… Pero bueno, eso no hace más que aumentar las ganas de que llegue 2016 para seguir mejorando nuestros registros y seguir disfrutando de esta afición por la naturaleza que nos une.

En la clasificación estatal contentos con el resultado, y dar la enhorabuena a todos los ganadores y todos los participantes. Seguro que todo el mundo disfrutó del día, y al otro equipo navarro que participó, la enhorabuena por la impresionante marca que sacaron pero… que no se confíen! que el año que viene intentaremos darles guerra! jejejeje

Clasificación final 2015

Clasificación final 2015

Para terminar decir de nuevo que un buen día en buena compañía. Observaciones de morito, sisón, avutarda, ganga o canastera con escasas citas en Navarra hacen que todo sea genial a pesar de que no se vean especies mucho más comunes, pero bueno, la naturaleza es así y nunca deja de sorprender! Y eso es lo bonito!!!!!

El año que viene más y mejor, y… ¡¡¡Larga vida a LOS BLOODY TWITCHERS”!!!

Los Bloody

Anuncios

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en "Los Bloody twitchers", Buscando muy a lo lejos.... Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Maratón ornitológico 2015 con los “BLOODY TWITCHERS”, mejorando nuestra marca

  1. Pingback: Maratón ornitológico 2016 con los “BLOODY TWITCHERS”, una pena el mar tiempo en la alta montaña… | A vista de pájaros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s