Conociendo Extremadura I; Monfragüe

Durante varios días y antes de que comenzase el fuerte calor que en verano reina en tierras manchegas, andaluzas y extremeñas, me bajé para Extremadura con la idea de conocer aquella tierra tan diferente a la mía y en la que no había estado nunca.

Visité varias zonas, entre las que mi objetivo principal era conocer las dehesas y su fauna y poder disfrutar de las aves que allí reinan. Por ello cogí mi furgoneta y tras una noche muy larga llegué a Monfragüe, lugar de mi primera parada para pasar unos días por allí (25, 26 y 27-5-2015).

Salto del Gitano, conocido mirador de Monfragüe (26-5-2015)

Salto del Gitano, conocido mirador de Monfragüe (26-5-2015)

Como todos sabréis Monfragüe es uno de los 15 Parques Nacionales existentes en España (declarado en 2007) y está ubicado al suroeste de la Península Ibérica.

En la provincia de Cáceres, en la confluencia del Tajo y del Tiétar ocupa casi 19000 hectáreas, y con una magnífica belleza natural compuesta por ríos, cortados, bosques mediterráneos con matorral, y dehesas, constituye un excepcional refugio para las aves, albergando poblaciones de avifauna ibérica tan emblemática como el buitre negro o el águila imperial ibérica.

Además de Parque Nacional, decir que es ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves), LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) y Reserva de la Biosfera, así que os podéis imaginar que con todas esas figuras de protección algo especial tiene que tener aquel lugar…

Carteles de entrada a monfragüe (25-5-2015)

Carteles de entrada a Monfragüe (25-5-2015)

De entre todas las rapaces que allí conviven, el buitre negro es la joya del Parque Nacional, y era uno de mis mayores objetivos. Se trata de la rapaz más grande de Europa, con pesos superiores a los 12 kilos y envergaduras de hasta 3 metros.

He visto en Andújar y algún ejemplar suelto en Navarra, pero sin duda alguna el mejor lugar del mundo para observarlos serán todas aquellas zonas adehesadas por las que a mí me tocaba otear durante estas vacaciones, así que a darle duro a los prismáticos hasta que cayese…

Y la verdad que no se hizo de rogar… Es una rapaz impresionante, inconfundible por su gran tamaño y por su oscuro color, y a pesar de que casi siempre volaba bastante alto, de vez en cuando algún ejemplar se acercaba un poco más al suelo y volaba a alturas menores.

Buitre negro planeando (27-5-2015)

Buitre negro planeando (27-5-2015)

Se calcula que en España hay aproximadamente unas 2000 parejas de este animal, de las que cerca de 1000 están en Extremadura y más de 300 en Monfragüe, por lo que este ave es el mayor exponente de este bonito Parque Nacional.

Buitre negro (27-5-2015)

Buitre negro (27-5-2015)

Además tuve suerte y vi varios ejemplares, de los que uno de ellos llegué a tener posado muy cerca pero que al paso de mi coche levantó el vuelo poco a poco. Se encontraba entre las hierbas junto a un par de leonados y un alimoche, pero no parecía que hubiese ninguna carroña cerca, así que no se que harían ahí, ni a 30 metros de la carretera pero tan tranquilos.

Buitre negro alzando el vuelo (27-5-2015)

Buitre negro alzando el vuelo (27-5-2015)

Aleteando en pleno vuelo (27-5-2015)

Aleteando en pleno vuelo (27-5-2015)

Ganando altura poco a poco (27-5-2015)

Ganando altura poco a poco (27-5-2015)

Mucho más comunes son los buitres leonados, que en muchos puntos pasaban muy cerca. Estos son muy habituales en mi tierra, pero a pesar de ello no dejé de dar fuego a la cámara con sus grandes siluetas.

Leonado en vuelo (27-5-2015)

Leonado en vuelo (27-5-2015)

Dominaban tanto el cielo como los cortados. Volaban en grandes grupos como en ellos es común cicleando y se posaban en los cortados donde muchas parejas ya tenían sus nidos con sus polluelos de unas cuantas semanas ya bien emplumados y con cierto tamaño.

Algunos incluso seguían a lo suyo con espectaculares cópulas ya más típicas de unos meses antes pero que aún seguían ocurriendo muy de vez en cuando, como es el caso de la pareja de la foto, que copulaba en el nido donde ya había un pollo…. ¿posible una segunda puesta?, no creo, pero bueno, a saber…

Cópula de buitres (25-5-2015)

Cópula de buitres (25-5-2015)

Muchos se encontraban con pollos en el nido de buen tamaño como ya he dicho, y aunque en un principio en muchas ocasiones parecían que los cortados estaban desiertos, al otear bien los roquedos con prismáticos y telescopios no paraban de salir nidos ocupados por esta necrófaga de cuello pelado tan curiosa.

Nido de buitre leonado (25-5-2015)

Nido de buitre leonado (25-5-2015)

Este ave es un ave que nunca defrauda, y era impresionante verla planear con el aleteo de sus alas, en ocasiones muy cercano e incluso escuchado y rompiendo la paz y el silencio que reinaba durante el día a pesar del fuerte turismo que se veía por los diferentes miradores.

Buitre de frente (27-5-2015)

Buitre de frente (27-5-2015)

Y es que aquello está muy bien preparado con miradores en zonas de roquedos para ver a la diferente avifauna y con algún sendero muy bien señalizado, por lo que es un lugar muy bueno para poder disfrutar tanto de la naturaleza en general como de las aves que moran los ríos, los cortados y las zonas de arbolado.

De hecho, desde uno de esos miradores se podía observar un nido de alimoche (tercero de los buitres que viven allí) que criaba a escasos metros del agua.

Nido de alimoche (27-5-2015)

Nido de alimoche (27-5-2015)

A pesar de no ser de las aves más comunes que vi por allí, pude ver varios ejemplares diferentes de este buitre blanco que a nadie deja indiferente por sus característicos colores naranjas en la cabeza.

Aunque observaciones lejanas, siempre alegra el día poder ver a este buitre africano, que al contrario que los dos anteriores que son residentes, recorre cientos de kilómetros desde África para llegar a nuestras tierras en primavera y criar en nuestros cortados, para después volver a emprender un largo viaje de marcha y pasar el invierno en tierras más cálidas y sureñas.

Pareja de alimoches (26-5-2015)

Pareja de alimoches (26-5-2015)

Todo como es lógico no eran aves de gran tamaño, y como en casi cualquier lugar de la Península Ibérica y cualquier hábitat había un buen listado de aves que no fallaron en los tres días por los que estuve presente en el Parque Nacional.

Colirrojos tizones habitaban y se veían en los roquedos, ruiseñores y chochines cantaban entre los arbustos, trigueros lo hacían en las zonas más abiertas y pinzones vulgares, pardillos comunes, jilgueros, carboneros, herrerillos, mitos, verdecillos y verderones andaban en las zonas arboladas.

No faltaban a la cita aves coloridas como abejarucos y oropéndolas, además de picos picapinos, picos menores, pitos reales y algún torcecuellos, todos ellos como es lógico en las zonas más boscosas.

Abejaruco (27-5-2015)

Abejaruco (27-5-2015)

Las aves veloces también destacaban en zonas cercanas a roquedos, como los vencejos comunes, los aviones comunes, aviones zapadores y aviones roqueros. Se me escapó el vencejo cafre, de los que se debió ver alguno por aquellos días, pero bueno, todo no puede ser en esta vida… jejejejeje

Avión común bajo un puente (26-5-2015)

Avión común bajo un puente (26-5-2015)

Disfruté un montón con las golondrinas daúricas que volaban muy rasas y en ocasiones pasaban a escasos centímetros de mi cabeza con un control pasmoso dominando cada batido de alas y giro de cuerpo.

Golondrina daúrica en vuelo (26-5-2015)

Golondrina daúrica en vuelo (26-5-2015)

Un ave preciosa que en ocasiones incluso llegué a ver posada, como un pequeño grupillo que descansaba a media mañana en unas ramas secas.

Daúricas posadas (26-5-2015)

Daúricas posadas (26-5-2015)

Igualmente pasaba con las golondrinas comunes, que espectaculares volaban también a altísimas velocidades. Con pollos ya fuera de nidos, algunos permanecían posados en pequeños arbolillos y esperaban a la madre que les llevaba insectos para comer mientras ensayaban sus primeros vuelos.

Golondrinas comunes posadas (25-5-2015)

Golondrinas comunes posadas (25-5-2015)

Además, en mis paseos consistentes en buena kilometrada de coche oteando cada lugar y de vez en cuando con buenas paradas para estirar las piernas, los reptiles eran bastante abundantes. Algo que me resultó curioso fue la gran cantidad de culebras bastardas que cruzaron delante del coche, a buena velocidad y de las que fue imposible disfrutar.

Desgraciadamente vi dos ejemplares atropellados, cosa que supongo que será normal viendo el comportamiento de dicho animal en aquellas carreteras… Por suerte en cambio sí que pude disfrutar de un par de preciosos lagartos ocelados y de lagartijas de las que no pude afinar especies.

Lagarto ocelado (26-5-2015)

Lagarto ocelado (26-5-2015)

Lagartija, colilarga si no me equivoco (26-5-2015)

Lagartija, colilarga si no me equivoco (26-5-2015)

También en uno de mis días allí vi una culebrilla de agua que nadaba por la superficie del río, pero que estaba muy lejana como para fotografiar e identificar, pero por el lugar en el que se encontraba y el tamaño supongo que sería una culebra viperina.

Mis días allí eran bastante largos, ya que antes de que amaneciera ya estaba danzando por ahí y permanecía hasta el oscurecer para ver si tenía suerte y observaba a los reyes de la noche, los búhos reales.

Los amaneceres en la dehesa la verdad que fueron impresionantes y me dejaron loco. No esperaba algo tan bonito en una zona tan pelada, así que me llevé una muy grata sorpresa.

Amanecer en la dehesa extremeña (26-5-2015)

Amanecer en la dehesa extremeña (26-5-2015)

Atardecer en Monfragüe (25-5-2015)

Atardecer en Monfragüe (25-5-2015)

Y además del precioso amanecer, la noche me traía una buena alegría con el ave recién citada. Desde un mirador tras estar toda la tarde oteando con el telescopio buscándolo y escuchar a las crías, ya casi a oscuras pude dar con un búho real.

Búho real ¿lo veís? (26-5-2015)

Búho real ¿lo veis? (26-5-2015)

Se trataba de un pollo del año ya muy crecidito y bien emplumado que estaba posado en la roca tras una rama seca. No estaba nada de fácil de ver debido al perfecto mimetismo con la roca, pero a pesar de ello tras dejarme los ojos con los prismáticos lo pude localizar.

Búho mirando (26-5-2015)

Búho mirando (26-5-2015)

Y no solo era uno, sino que eran dos los pollos de búho ya de muy buen tamaño que permanecían juntos, jugueteando de vez en cuando y acercándose el uno al otro.

La madre no andaría lejos, pero fue imposible verla hasta que ya casi de noche cruzó volando por encima de mi cabeza para pasar al otro lado de la carretera y perderse tras el perfil del monte.

Pareja de búhos (26-5-2015)

Pareja de búhos (26-5-2015)

Fue divertido ver a los reyes de la noche ibérica, que se juntaban y movían las cabezas como ellos solo saben hacer, que hacían ejercicios de alas, que saltaban el uno sobre el otro a modo de juego (aunque uno estaba menos por la labor de juguetear… jejejeje) y que al final tras unos vuelos cortos desaparecieron detrás de un peñasco.

Momento precioso como buena recompensa a las horas de espera y otear aquella pared de piedra que tiene escondido mucho más de lo que a simple vista podemos observar.

Pero si esto era un momento especial, el viaje de vuelta al pueblo ya de noche no era tan especial, ya que de ser un viaje de disfrute y de observaciones de día, pasaba a ser un viaje largo y peligroso con ciervos en el borde de la carretera que cruzaban sin consciencia alguna cuando querían… De todas formas, pude disfrutar, porque en uno de los viajes pude observar cuatro chotacabras cuellirrojos, especie inconfundible por su vuelo, y la escucha de autillos en Plasencia, pueblo a las puertas del Parque Nacional.

Eso sí, si vais y conducís de noche por allí mucho cuidado y despacio, que los ciervos parecía que se querían suicidar lanzándose de inesperado al asfalto, y la fauna silvestre era bastante común por la brea, como algún zorro que también observé y una simpática garduña que corría paralela a la carretera.

Ciervo al oscurecer (26-5-2015)

Ciervo al oscurecer (26-5-2015)

De día, en cambio, los cérvidos se veían también con cierta facilidad, pero ni por asomo tan cerca de la carretera y mucho más asustadizos, ya que al paso del coche huían aunque fuera a un ritmo muy despacio.

Cierva (26-5-2015)

Cierva con un estornino posado en el lomo (26-5-2015)

Ciervo al que le están saliendo los cuernos (26-5-2015)

Ciervo al que le están saliendo los cuernos (26-5-2015)

Eso sí, hay que decir también que el oscurecer dejaba unas imágenes preciosas con las grandes rapaces posando en el perfil de la montaña con el cielo de fondo que poco a poco se iba apagando.

Buitre al oscurecer (25-5-2015)

Buitre al oscurecer (25-5-2015)

En el río aunque no eran muy frecuentes se veían especies comunes de agua dulce, como son las garzas reales, los cormoranes, martines pescadores, lavanderas blancas y algún zampullín chico.

En el cielo, además de las rapaces ya citadas también paseaban otras especies, como aguilillas calzadas, culebreras europeas, ratoneros comunes, milanos reales y milanos negros, sin duda alguna la rapaz más abundante que vi en mis vacaciones.

Milano negro posado (26-5-2015)

Milano negro posado (26-5-2015)

Y a los rápidos vuelos además del siempre veloz halcón peregrino se le unía la reina del bosque mediterráneo (con permiso del buitre negro), el águila imperial ibérica.

Especie endémica de la Península Ibérica (de ahí el nombre), y hasta hace poco considerada subespecie de el águila imperial, es una de las aves más amenazadas del planeta, con unas solo 300 parejas y que se presenta solo en la mitad sur de la Península. A pesar de ello hay que decir que poco a poco está mejorando su situación, y a pesar de que estuvo a punto de extinguirse, el tema está mejorando de forma muy importante.

Águila imperial ibérica planeando (27-5-2015)

Águila imperial ibérica planeando (27-5-2015)

Este precioso animal caracterizado por sus marcas y llamativas manchas blancas en los hombros (de hasta 3 kilos y medio y dos metros de envergadura) alegraba la vista, y cada vez que aparecía hacía esbozar una buena sonrisa y alterar la tensión del momento, ya que una silueta tan imponente no se ve todos los días.

Entre las presas de esta colosa de los cielos sin duda alguna estarán las perdices, animal bastante abundante allí y que se veía y escuchaba con cierta facilidad. En cambio, codornices (que supongo que serán parte de su dieta junto a conejos) escuché en contadas ocasiones.

Perdiz (26-5-2015)

Perdiz (26-5-2015)

Y esta buena rapaz, de la que temerán casi todos allí, me regaló los momentos más espectaculares de Monfragüe, ya que una mañana defendió el territorio de una manera espectacular.

Todo estaba la mar de tranquilo, acababa de amanecer y las temperaturas poco a poco iban ascendiendo.

Las corrientes térmicas que usan los buitres para ciclear y ganar altura parece que iban ganando en potencia, ya que poco a poco iban saltando de sus roquedos.

Buitres leonados echando a volar (26-5-2015)

Buitres leonados echando a volar (26-5-2015)

Pero esto no parecía gustarle mucho a una de nuestras águilas imperiales de la zona, ya que tenían el nido cerca y seguramente se sentirían amenazadas por las grandes figuras de los leonados.

Así que de repente, el águila doblaba sus alas y se lanzaba como si de un torpedo se tratara a los buitres, mostrándole las garras e incluso golpeándole y enganchándole en algún momento.

Imperial a por el buitre (27-5-2015)

Imperial a por el buitre (27-5-2015)

El buitre se defendía como podía y seguidamente abandonaba la zona cicleando poco a poco sin dejar de ser perseguida por el gran águila.

Acción del ataque (27-5-2015)

Acción del ataque (27-5-2015)

Era algo espectacular… He visto muchas veces lances de unas rapaces a otras, pero nunca había vivido ninguno con tanta intensidad… Además eran se puede decir que a una distancia aceptable, y aunque en las fotos apenas se aprecie, en los enganchones que ambas aves tenían, llegaban a salir plumas!!!! (como en los dibujos animados), jejejeje. Incluso permanecían algún segundo agarrados el uno al otro cayendo en picado durante escasos metros. Sin duda alguno, un espectáculo de nuestras tierras.

Otro ataque (27-5-2015)

Otro ataque (27-5-2015)

La escena duraba segundos, pero eran unos segundos de adrenalina que producían en mí unas sensaciones indescriptibles… Así que si en mí producían eso… A saber que se producía en los protagonistas de la escena!!!!

Pero a pesar de que duraban segundos, la cámara ardía en estos momentos y el “click”, “click”, “click” era continuo… De esta forma pillé algún lance bastante completo, que aunque no tenga calidad como imagen, como documento gráfico esta chulo y además aunque este a 700 kilómetros con las zapatillas y la bata de casa me hace revivir el momento como si estuviera allí con los prismáticos y el telescopio pendiente.

Comienza el ataque (27-5-2015)

Comienza el ataque (27-5-2015)

La imperial se abalanza sobre el buitre (27-5-2015)

La imperial se abalanza sobre el buitre, se llegan a ver plumas!!!! (27-5-2015)

Espectacular (27-5-2015)

Espectacular (27-5-2015)

Los pelos de puntas... y ellos las plumas jejejeje (27-5-2015)

Los pelos de puntas… y ellos las plumas jejejeje (27-5-2015)

El buitre tiene mala pinta tras el ataque de la imperial... (27-5-2015)

El buitre tiene mala pinta tras el ataque de la imperial… (27-5-2015)

El ataque sigue... (27-5-2015)

El ataque sigue… (27-5-2015)

Parece que el buitre se va, aunque la imperial le sigue... (27-5-2015)

Parece que el buitre se va, aunque la imperial le sigue… (27-5-2015)

La imperial no se fia y persigue al buitre hasta que se va definitivamente... (27-5-2015)

La imperial no se fía y persigue al buitre hasta que se va definitivamente… (27-5-2015)

Pareja de imperiales volando juntas (27-5-2015)

Pareja de imperiales volando juntas como si estuviesen celebrando la huída del leonado (27-5-2015)

Así que ya veis porque se llama la reina de los cielos… a pesar de que casi le doblaba el tamaño, no dudaba en tirarse a los buitres que merodeaban lo que ella define como su territorio… De hecho hasta cuatro lances diferentes vi yo, y por lo que me contaron una pareja de maños muy simpáticos, en años anteriores incluso esta preciosa y espectacular rapaz había llegado a tirar a algún buitre al río! Eso sí que habría sido la leche! Si esto fue flipante eso ya ni te cuento!

Y decir que de todas formas, aunque no todo eran ataques, de vez en cuando, la imperial marcaba territorio volando muy cercana a los cortados, exhibiéndose ante los buitres que aún no se habían lanzado a volar y seguían posados… Ese decir “aquí estoy yo” seguro que a más de uno acojonaba.

Marcando territorio con simples vuelos (27-5-2015)

Marcando territorio con simples vuelos (27-5-2015)

De frente planeando (27-5-2015)

De frente planeando (27-5-2015)

Pero como en todos los lados cuecen habas, también hay que decir que un milano negro también intentaba echar a la imperial de vez en cuando, eso sí, sin resultado y sin insistencia, ya que el águila pasaba totalmente de él y no se veía intimidada en ningún momento…

Milano intentando intimidar a la imperial sin resultado alguno (27-5-2015)

Milano intentando intimidar a la imperial sin resultado alguno (27-5-2015)

Y como esto es una cadena, mucho más pequeño, también el alcaudón echaba a un milano negro de un terreno algo más arbolado…

El alcaudón tras un milano negro (26-5-2015)

El alcaudón tras un milano negro (26-5-2015)

Increíble, pero a pesar del menor tamaño del acosador, el milano negro se sentía amenazado y abandonaba la zona sin pensárselo. Supongo que enseñarle las garras al alcaudón habría valido, pero pasó del asunto y prefirió irse.

Milano atacado por el alcaudón (26-5-2015)

Milano atacado por el alcaudón (26-5-2015)

En este bonito viaje, tuve mucha suerte con el tiempo, y a pesar de que las temperaturas conforme pasaban las horas del día iban en aumento y llegué a estar a más de 35 grados, no tuve lluvias, que al final es lo importante cuando uno se va de vacaciones.

Ciervo refrescándose en el río (26-5-2015)

Ciervo refrescándose en el río (26-5-2015)

Allí muchas cosas quedaban muy lejos como para prismáticos, y había que tirar de telescopio, como es el caso de un nido de águila imperial y otro de buitre negro.

Observando con el telescopio (26-5-2015)

Observando con el telescopio (26-5-2015)

El tema de nidos es muy delicado, y hay códigos éticos que hablan de no mostrar imágenes de este tipo de lugares. Está claro que cualquier observación o fotografía está muy por debajo del bienestar del animal, eso por supuesto, y que nunca hay que causar molestias a la fauna (menos aún en época de reproducción que las especies son más sensibles todavía), pero yo la verdad que no veo inconveniente en mostrar fotos en las que la interacción humano-animal es inexistente, como es el caso de nidos aquí muy conocidos que están a metros y metros de distancia y en los que no se causa molestia alguna aparente.

Yo sinceramente creo que es mucho mejor la Educación ambiental y el hacer ver que no podemos causar molestias, a el prohibir sacar una foto a un nido… Todo empieza desde la ética. Al que incumple las leyes y molesta a la fauna buen “multazo”, pero una foto de un nido de un buitre negro que tenemos a dos kilómetros, un nido de cigüeña que año tras año anida en el mismo mirador por el que pasan cientos de personas al día, un nido de golondrina en el alero de mi casa, una cigüeña en lo alto de la iglesia… Hay problema? Yo no lo veo… Hay excepciones como estas que yo admitiría, eso sí, hay que tener mucho cuidado, y ante cualquier duda de si podemos estar molestando o no abandonar la zona (y decir que estos casos en los que a mí no me parece mal son contados también)…

Hay que tener en cuenta que por un vistazo o por estar donde no debemos podemos hacer un mal que no pensamos y echar a perder una pollada, y eso además de grave, es sancionable por la Administración, así que pies de plomo en este asunto de nidos y a usar todos la cabeza.

Yo de esta forma pude observar dos buitres que mediante “digiscoping”, acoplar cámara a telescopio llegué a fotografiar, al igual que las águilas imperiales, que en su nido tenían un pequeño polluelo. Ambos nidos a distancias amplias y no apreciables ni con prismáticos casi…

Nido de imperial (27-5-2015)

Nido de imperial (27-5-2015)

Nido de buitres negros (27-5-2015)

Nido de buitres negros (27-5-2015)

Además del río y de cortados (hábitats de los que he hablado hasta ahora), aquello aunque no es muy variado es bien bonito.

Diferentes cortados (26-5-2015)

Diferentes cortados (26-5-2015)

Zonas adehesadas con diferente ganado (27-5-2015)

Zonas adehesadas con diferente ganado (27-5-2015)

Me gustaron mucho las masas arboladas de alcornoques que allí reinan. El color rojizo que adquieren los troncos al descortezar es algo bonito y que no está en mis tierras presente, así que siempre gusta ver cosas nuevas relacionadas con la naturaleza, bien sea fauna, arbolado, paisajes o sitios nuevos.

Alcornocal extremeño (26-5-2015)

Alcornocal extremeño (26-5-2015)

Y en estas zonas más boscosas destacar la presencia de otras aves como varios cucos, muy sonoros pero ilocalizables visualmente, abubillas, también muy cantarinas y que se veían algo más fáciles, trepadores azules, mosquiteros comunes, ruiseñores bastardos, zorzales charlos y los siempre vistosos alcaudones comunes.

Alcaudón común (27-5-2015)

Alcaudón común (27-5-2015)

Los alcaudones eran bastante abundantes y fáciles de ver, y me llamó mucho la atención un ejemplar al que vi regurgitar una especie de insecto que segundos antes había tragado… No sé si será porque era algo que no podía tragar o digerir o es algo común en esta especie. ¿Alguien puede aportar algo del tema?

Alcaudón expulsando de su boca una especie de insecto (27-5-2015)

Alcaudón expulsando de su boca una especie de insecto (27-5-2015)

Decir que “bimbé” gorrión moruno, pero que solo lo pude disfrutar durante escasos segundos posado en un alambrado, y aunque anduve minutos y minutos por la zona, no volví a verlo y no pude retratarlo, así que me queda pendiente para 2016, ya que se me escapó en los demás días de mi andadura extremeña.

Entre los córvidos presencia de cornejas, picarazas y arrendajos, con rabilargos ibéricos como especie más habitual, especie que aún no he llegado a tierras navarras y que por eso me llamaban la atención bastante más que las anteriores.

Rabilargo (26-5-2015)

Rabilargo (26-5-2015)

Y a todo este buen listado de aves citadas, no pudieron faltar aves más comunes y a las que estoy mucho más acostumbrado, como son las cigüeñas blancas, los estorninos negros, los mirlos, los gorriones comunes, palomas bravías, palomas torcaces, tórtolas turcas, cogujadas tanto común como montesinas, alondras, collalbas grises, currucas capirotadas, currucas carrasqueñas, escribanos soteños o escribanos montesinos.

Escribano montesino (25-5-2015)

Escribano montesino apoyado en una barandilla (25-5-2015)

Destacar también la cigüeña negra, una especie bastante común por allí y que anida en varias zonas rocosas, pudiéndose disfrutar de ella desde un par de miradores. De nuevo la polémica del nido, pero donde yo no vuelvo a ver problema con este caso particular… Cría año tras año en el mismo lugar, y por ahí pasan al día cientos y cientos de personas, tanto amantes de la naturaleza como turistas comunes, como autobuses con niños que no paran de gritar… Así que para mí sinceramente problema ninguno.

Que fotos nidos puedan hacer “efecto llamada” a que gente sin escrúpulos hagan fotos donde realmente se haga daño, cierto es, pero mi idea es que más que prohibir la publicación de esas fotos, habría que educar sobre el daño que podemos hacer en la mayoría de nidos y que tiene que estar por encima el bienestar de la especie sobre cualquier otra cosa.

Nido de cigüeña negra (26-5-2015)

Nido de cigüeña negra (26-5-2015)

Volviendo a la cigüeña, allí contaba con tres polluelos blancos totales y con los picos amarillentos que a pesar de tener bastante plumón, en general permanecían bien tumbados y tranquilos sin apenas moverse.

Adulto con sus polluelos (26-5-2015)

Adulto con sus polluelos (26-5-2015)

Y mientras la cigüeña seguía con su cría, en la zona de rocas donde ella misma anidaba, era bastante fácil de observar el roquero solitario, ave de tonalidades azuladas muy vistosa y que siempre llama la atención ver.

Hembra de roquero solitario (26-5-2015)

Hembra de roquero solitario (26-5-2015)

Más difícil era ver a la cigüeña fuera del nido y de dichos cortados, a pesar de que en un par de ocasiones sí que vi un ejemplar volar por allí. Aunque son bastante comunes la verdad que yo no observé muchos ejemplares diferentes.

Cigüeña negra en vuelo (26-5-2015)

Cigüeña negra en vuelo (26-5-2015)

Y más complicado aún pero que tuve la suerte de disfrutar, fue ver a la imperial posada decentemente en las rocas, aunque lejana y con poca luz por tratarse de un atardecer, me dejó captar esta preciosa imagen en la que su silueta desprende grandeza por sus cuatro costados en aquella peña sobre el río del Parque Nacional de Monfragüe.

La reina del cielo posada en las rocas (26-5-2015)

La reina del cielo posada en las rocas (26-5-2015)

Así que ya veis, una primera parte de viaje por Extremadura muy productiva… Más de 70 especies de aves, varias de mamífero y de reptiles en una tierra desconocida para mí y que sin duda alguna merece la pena visitar.

Solamente el planeo de nuestro águila imperial ibérica, uno de los tesoros vivos de nuestra fauna hace que el largo viaje hasta allí merezca la pena.

Imperial volando, una de las protagonistas que me llevo hasta allí (27-5-2015)

Imperial volando, una de las protagonistas que me llevo hasta allí (27-5-2015)

Y esto se puede decir que era mi primera parada; con Monfragüe ya visitado me tocaba ir a otras zonas del lugar, así que como esto ya no tenía vuelta atrás, que sepáis que esta crónica por tierras sureñas… CONTINUARÁ.

Todo en orden (26-5-2015)

Todo en orden (26-5-2015)

Anuncios

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Buscando muy a lo lejos.... Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Conociendo Extremadura I; Monfragüe

  1. Juana dijo:

    Precioso reportaje!!!

  2. Galemys dijo:

    Lo que le viste hacer al alcaudón fue regurgitar una egagrópila.

    ¡Genial el reportaje, gracias por compartirlo!

  3. ¡Enhorabuena por el relato! Aunque las fotos de los buitres me han encantado. Y me fue imposible ver el búho real. ¡Qué suerte captando momentos únicos! Muchas gracias por compartir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s