Pamplona, ciudad de cernícalos…

Hace días hablé de una posible pollada de cernícalos vulgares en La Ciudadela. Un macho y una hembra andaban continuamente alrededor de un hueco de la muralla y defendían territorio de milanos que aparecían por el cielo.

Pues para confirmar esa presencia, otra vuelta que me di hace ya un par de semanas (he estado de vacaciones y todo no se puede, jejejeje) por esa zona de la muralla y alrededores para ver que observaba (17-6-2015).

Como he dicho en varias ocasiones en este blog, la “Ciudadela” de Pamplona y La vuelta al Castillo son unos de los mejores sitios para pajarear de toda Pamplona. La hierba (donde encuentran gusanos y otros insectos para alimentarse), las charcas artificiales de agua y el canal (donde pueden beber) y los árboles grandes, setos y huecos en la muralla (que dan cobijo y lugar para anidar) hacen que sea el lugar perfecto para muchas especies.

Tal es el caso de los cernícalos citados, de los que puedo confirmar que una pollada con al menos tres ejemplares pequeños ha tenido éxito durante este 2015.

Polluelo en lo alto de la muralla (17-6-2015)

Polluelo del año en lo alto de la muralla (17-6-2015)

Ya bien emplumados y con cierto tamaño, los pollos nacidos esta primavera realizaban vuelos de muralla a muralla entrenado poco a poco y aprendiendo a volar siempre bajo la vigilancia de su madre.

Aunque en un principio tardé mucho en dar con ellos, al final los “chillos” y reclamos cuando alguno de los padres pasaba cerca me facilitó la búsqueda.

Pollo en una repisa (17-6-2015)

Pollo en una repisa (17-6-2015)

Preciosos los animales que de aquí a unas semanas serán independientes y reinarán por los cielos de nuestra ciudad, siendo el ave rapaz más abundante en Pamplona y la más fácil de observar y localizar.

Y no solo es esta la única pareja que ha nacido este año en el interior de Pamplona ciudad. Seguro que hay muchas más de las que no tengo conocimiento en tejados, farolas, postes o demás, pero hay una cuanto menos curiosa que ha nacido entre edificios.

Se trata de una pareja que ha tenido un par de pollos en el corazón de la Txantrea, exactamente entre las ramas de un árbol de buenas dimensiones que está a modo de “adorno” en una acera y rodeado de edificios y asfalto.

Ciprés donde han criado este año (20-6-2015)

Ciprés donde han criado este año (20-6-2015)

Allí han sacado un par de polluelos, de los que unos está en el “Centro de Recuperación de fauna de Ilundaín” recuperándose, ya que cayó del nido cuando aún no podía volar. Vecinos del barrio avisaron de su presencia y fue recogido por los Guardas Forestales para llevarlo al centro ya citado.

Tenemos que tener en cuenta, que si vemos algún pollo caído del nido, animal herido o fauna exótica, hay que avisar al 112 para que los Guardas actúen y ese animal pueda sobrevivir, o en caso de fauna exótica retirarlo del medio y llevarlo a un sitio adecuado y apropiado.

Probablemente, esta sea la pareja que andaba todos los años criando en un edificio del psiquiátrico pero que fue tirado en invierno, ya que este ciprés está bastante cerca de allí.

Localización del nido (20-6-2015)

Localización del cernícalo; debajo se ve el nido (20-6-2015)

Con más detalle (17-6-2015)

Con más detalle (17-6-2015)

Muy curiosa la ubicación del nido, ya que está totalmente rodeado de carretera, coches, bloques de viviendas y casi las 24 horas del día tendrá meneo justo por debajo y ruidos a mansalva… Y es que la naturaleza nunca deja de sorprender. ¿No os parece?

Así que el animal que allí quedaba no paraba de cantar, y de vez en cuando aparecía la madre con algo de comida. Un espectáculo digno de ver y en un lugar totalmente inesperado.

El polluelo entre las ramas (20-6-2015)

El polluelo entre las ramas (20-6-2015)

Volviendo a los jardines, además de los “cernís” (nombre acortado que se les da a los cernícalos), en los fosos se ven las picarazas anilladas que son parte de un proyecto y del que también hemos hablado por aquí.

Pareja de picarazas anilladas juntas (17-6-2015)

Pareja de picarazas anilladas juntas (17-6-2015)

En este gran parque de Iruña, al estar en el interior de la ciudad no faltan las aves comunes y que se ven casi en cualquier tejado, calle o acera, como son los gorriones comunes, lavanderas blancas, palomas o estorninos negros.

Estornino negro (17-6-2015)

Estornino negro (17-6-2015)

Las palomas también crían en los huecos de las murallas, y por eso se ven en muy buena cantidad. Ave abundante donde las haya y que presenta una variedad de coloración impresionante.

Palomas en la pared (17-6-2015)

Palomas en la pared (17-6-2015)

Paloma blanca (17-6-2015)

Paloma blanca (17-6-2015)

Incluso se ven pichones en el suelo a los que aún les queda mucho por aprender, y o que espabilan o probablemente sean presa de otra fauna. Picarazas, cernícalos, halcones peregrinos o gavilanes pueden acabar con ellos en cualquier momento.

Pichón de paloma en el suelo un poco torpe (17-6-2015)

Pichón de paloma en el suelo un poco torpe (17-6-2015)

Igualmente crían en los huecos de las murallas las grajillas, aves muy comunes en nuestra ciudad y que además de tejados utilizan estas oquedades cada primavera para sacar sus nidadas para delante.

Grajilla posada en la pared seguramente en la entrada de su nido (17-6-2015)

Grajilla posada en la pared seguramente en la entrada de su nido (17-6-2015)

Ese curioso córvido de ojos claros y de pequeño tamaño es bastante confiado en estos parques y jardines, y junto a “La Taconera” son lugares ideales para poder avistarlos a la perfección.

Grajilla con sus destacados ojos claros (17-6-2015)

Grajilla con sus destacados ojos claros (17-6-2015)

Incluso de ellas vi un ejemplar anillado pero del que no pude leer la anilla ni con prismáticos ni a través de las fotos. Una pena porque esa anilla nos habría dado datos muy interesantes…

Grajilla anillada (17-6-2015)

Grajilla anillada (17-6-2015)

Y ya en árboles grandes pero ligados a la zona visitada también tienen sus nidos año tras año las ya nombradas picarazas, que se ven cebando a los pollos volantones que ya han abandonado el nido. Muy numerosas en mi excursión por el lugar se veían por todos los rincones.

Picarza dando de comer a una de sus crías (17-6-2015)

Picaraza dando de comer a una de sus crías (17-6-2015)

Además como abundante se puede citar a los mirlos comunes que aprovechan setos para refugiarse y a las tórtolas turcas, que se oyen cantar desde los árboles mientras algún milano (en este caso negro merodeaba y campeaba por la zona)

También siempre por primavera aparece en este parque de Pamplona la abubilla, especie que criará en otro de los huecos (porque se suele ver siempre una pareja bastante junta) pero a la que no acabo de ver el nido para ver los pollos que saca y poder hacerle un seguimiento un poco exhaustivo.

Abubilla entre la hierba (17-6-2015)

Abubilla entre la hierba (17-6-2015)

Carboneros, jilgueros, verderones, verdecillos también se ven en los arbolados de la zona, mientras vencejos y aviones comunes sobrevuelan el cielo de aquí para allí cada día.

Los colirrojos tizones cantan a sus anchas en cualquier zona alta, sacando también sus polluelos adelante en las pequeñas rendijas de la fortaleza que rodea los jardines.

Machod e colirrrojo tizón (17-6-2015)

Macho de colirrojo tizón (17-6-2015)

Pollico de colirrojo tizón de este año (17-6-2015)

Pollico de colirrojo tizón de este año (17-6-2015)

Parece que el nido por el que no apostaba de este animal ha dado sus frutos, ya que varios ejemplares del año andaban por el mismo lugar y seguramente serían los que hubieran provenido de ese nido, ya que al salir, todas los jovenzuelos suelen merodear (hasta que aprenden a volar bien) el lugar en el que han nacido.

Esta vez la variedad ya veis que no fue mucha, pero también es cierto que no permanecí mucho tiempo en la zona y mi visita fue exclusivamente casi para ver si localizaba pollos de cernícalo, así que con un resultado positivo, el dicho de hoy va para ellos, rapaz preciosa y chiquita que domina nuestros cielos, nuestros tejados y nuestras murallas. “Cantó el pajarillo y descubrió su nidillo, que si no lo llega a hacer, para rato doy con el…

Pollo de cernícalo chillando desde el ciprés en el que ha nacido en la Txantrea (20-6-2015)

Pollo de cernícalo chillando desde el ciprés en el que ha nacido en la Txantrea (20-6-2015)

Anuncios

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Extrarradio I (Taconera-Ciudadela), Por las calles..., Reproducción y cría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Pamplona, ciudad de cernícalos…

  1. martincx dijo:

    Bellas fotografías, es difícil encontrar aves rapaces en sectores urbanos y estos avistamientos son geniales.

    Saludos.

  2. Manu LF dijo:

    En Zizur Mayor vemos todos los días un apareja de cernícalos en la misma ventana, siempre están ahí. Sus cagadas en la acera los delata, pero por de pronto se les ve felices; revolotean y vuelven.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s