Por los Pirineos a por las alpinas

El pasado mes de junio estuve junto a un buen amigo, David Arranz, pasando unos días en el Pirineo para intentar disfrutar de la fauna alpina que tenemos en esta importantísima y preciosa cordillera (22, 23 y 24-6-2015).

Combinamos excursiones por Belagua, Larra, zona de Soumcuy, Selva de Oza y alrededores, observando buena variedad de fauna tanto alada como peluda que nos hizo pasar unos buenos días rodeados siempre de un idílico paisaje formado por buena variedad de montañas, praderas alpinas, roquedos, ríos y bosques.

Anie, preciosa pirámide maciza (22-6-2015)

Anie, preciosa pirámide maciza (22-6-2015)

Todo el paisaje es impresionante, y la vistas desde oteaderos y zonas altas son increíbles, así que aunque el asunto faunístico estaba bastante parado (vimos cosillas pero no llegamos a ver todo lo que nos hubiera gustado), siempre merece la pena visitar estos lugares donde la vida adquiere otros colores y formas.

Las condiciones tan extremas de vida allí hacen que todo sea especial. Metros y metros de nieve en invierno, temperaturas bajas, olas de calor en verano, fuertes tormentas, épocas de sequía, pocos puntos de agua, pocos arbustos con fruto para alimentarse… Así que todo lo que vive allí es digno de alabar, ya que son supervivientes puros y duros que aguantan lo que no está escrito.

Uno de nuestros destinos fue Larra y Belagua, zonas del Pirineo navarro que a nadie dejan indiferente.

Belagua (22-6-2015)

Belagua (22-6-2015)

Allí es donde todo comienza a coger altura, y la mezcla de paisajes hace que haya buena y variada cantidad de fauna, aunque las altas temperaturas de esos días y el que la época de cría estuviera ya bastante pasada hacía difícil la observación y la búsqueda de especies.

Como podéis imaginar, las aves más típicas de la zona eran las de ambientes alpinos. En zonas abiertas se veían escribanos cerillos y alcaudones dorsirrojos acompañados de los mucho más típicos trigueros, currucas capirotadas, pinzones vulgares, verdecillos, verderones, pardillos, acentores comunes y jilgueros.

Escribano cerillo y alcaudón dorsirrojo (22-6-2015)

Escribano cerillo y alcaudón dorsirrojo (22-6-2015)

En zonas forestales se veían aves típicas de bosque como pitos reales, trepadores azules, reyezuelos listados, zorzales charlos, petirrojos o mirlos, acompañados de herrerillos capuchinos y carboneros garrapinos, de los que vimos un ejemplar adulto muy curioso que no paraba de alimentar a un pollo de carbonero común en Oza (zona de Pirineo oscense).

No sé si será común entre páridos estos comportamientos, pero a nosotros por lo menos nos llamó mucho la atención.

Carbonero garrapinos (23-6-2015)

Carbonero garrapinos (23-6-2015)

Conforme se ganaba altura en las diferentes zonas visitadas aparecían aves aún más de montaña, como por ejemplo los verderones serranos, los bisbitas alpinos o las collalbas grises (aves que también se ven en zonas muy bajas y en hábitats más variados).

Verderón serrano (22-6-2015)

Verderón serrano (22-6-2015)

Entre las aves, las más abundantes eran las rapaces con varias representantes. Muchas de ellas crían en cortados, así que por ello no era difícil ver sobrevolar nuestras cabezas a varios ejemplares de especies varias.

Por un lado decir que vimos a los tres buitres presentes en esta parte del Pirineo.

El quebrantahuesos, como ya he dicho en más de una ocasión mi ave favorita, no faltó a la cita, y aunque vimos un ejemplar durante escasos segundos, esa silueta es inconfundible. De aquí a unos días volveré al Pirineo a intentar ver más, pero de momento me conformo con este ejemplar que nos realizó una pasada bastante cercana y que siempre esboza una buena sonrisa en mi rostro.

Quebrantahuesos en vuelo (22-6-2015)

Quebrantahuesos en vuelo (22-6-2015)

También hacían acto de presencia los típicos y comunes buitres leonados y los estivales alimoches.

Alimoche planeando (24-6-2015)

Alimoche planeando (24-6-2015)

Pareja de alimoches (23-6-2015)

Pareja de alimoches (23-6-2015)

De los alimoches decir que había constantemente ejemplares cicleando en la Selva de Oza y el Valle de Aguastuertas. Criarán cerca, y seguramente habrá más de una pareja, ya que era muy común ver a dos ejemplares adultos juntos y después aparecía un ejemplar un poco más oscuro y joven como el de la foto de arriba.

Entre los buitres leonados destacar la presencia de un ejemplar marcado con marcas alares. Se trata del ANL, como podéis ver en la foto. Ya he conseguido enviar el dato a los que llevan el programa de marcaje, así que a ver que información del animal me mandan! que siempre es algo interesante!

Buitre marcado (23-6-2015)

Buitre marcado (23-6-2015)

Yendo a otro tipo de fauna, muy simpática la pareja de marmotas navarras y que aunque se hicieron de rogar al final aparecieron y se dejaron ver muy bien donde suelen ser habituales.

Marmota "navarrica" (22-6-2015)

Marmota “navarrica” (22-6-2015)

La marmota es un animal simpático donde los haya, y sus silbidos son una buena ayuda para localizarlas. La mitad del año la pasan invernando, pero ya hace días que salieron de sus marmoteras y las podemos localizar en praderas de alta montaña y en zonas de rocas, donde viven en clanes familiares en madrigueras con varias entradas.

Marmota entre rocas (22-6-2015)

Marmota entre rocas (22-6-2015)

En cambio, decir que en zonas francesas y oscenses fueron mucho más esquivas y lejanas, y a pesar de que de vez en cuando lanzaban al aire sus característicos silbidos apenas se podían ver debido a la lejanía y a lo asustadizas que estaban.

Marmota francesa (22-6-2015)

Marmota francesa (22-6-2015)

Allí permanecían entre rocas por lo menos otros dos ejemplares, pero al percatarse de la presencia de montañeros se escondían enseguida. En cambio, en otras zonas del Pirineo (que espero poder visitar también en breve), están más acostumbradas a la presencia humana y se puede disfrutar de ellas mucho más, ya que no son tan asustadizas y desconfiadas.

En las rocas (22-6-2015)

En las rocas (22-6-2015)

En Navarra y en Francia no, pero en la zona de Huesca la verdad que la pobreza de aves vistas fue equilibrada con la variedad de mamíferos.

Paisaje en la Selva de Oza (24-6-2015)

Paisaje en la Selva de Oza subiendo a Aguastuertas (24-6-2015)

Por un lado una cierva muy lejana durante un atardecer y un par de sarrios en zona más alpina nos alegraron el día, además solucionando la duda que teníamos de si por allí habría ciervos. ¿Que mejor que saberlo observando uno? Jejejejeje

Sarrio (24-6-2015)

Sarrio (24-6-2015)

También tuvimos la suerte de ver un par de ardillas muy esquivas y escurridizas y durante un buen rato un jabalí.

Jabalí corriendo (24-6-2015)

Jabalí corriendo (24-6-2015)

Especie siempre difícil de observar por su comportamiento nocturno nos dio una buena sorpresa en uno de los amaneceres por el lugar.

Primero ladera hacia arriba corriendo a toda velocidad, y luego cruzando la pista y bajando por ella muy cercano a la regata también a buen ritmo para acabar metiéndose en una zona más arbustiva y cercana a un pinar donde ya lo perdimos de vista.

Corriendo ladera abajo (24-6-2015)

Corriendo ladera abajo (24-6-2015)

Y muy simpático fue un zorro que seguía el curso del río y que como tenía el sol de cara y el viento a mi favor ayudaba a que no me detectara, por lo que pude llegar a tenerlo muy cerca, hasta que detectó mi presencia.

Zorro parado (23-6-2015)

Zorro parado (23-6-2015)

Me miró fijamente y salió raudo y veloz para al rato volver al mismo lugar y seguir su camino por la regata. No sabemos a dónde iría, pero la verdad que parecía que el animal tenía bastante claro cuál era su camino.

Zorro frente a frente (23-6-2015)

Zorro frente a frente (23-6-2015)

Además, en estas zonas aunque con poca abundancia seguían observándose aves de zonas altas como son los bisbitas alpinos (ya citados) que llevaban comida en el pico y que criarían cerca o las chovas piquigualdas, especie de córvido abundante en el Pirineo y bastante confiado, que en ocasiones aprovecha los desperdicios y restos de los montañeros para alimentarse.

Bisbita alpino (22-6-2015)

Bisbita alpino (22-6-2015)

Chova en vuelo (22-6-2015)

Chova en vuelo (22-6-2015)

Ambas fácil de observar y de localizar, tanto en vuelo como posadas, eran acompañadas por otros córvidos como chovas piquirrojas, cuervos comunes o cornejas.

Chova posada (22-6-2015)

Chova posada (22-6-2015)

Bisbita alpino con "ceba" en el pico

Bisbita alpino con “ceba” en el pico (22-6-2015)

Y entre ave y ave muy abundante el ganado en aquellas praderas de alta montaña, donde por estas fechas no les falta comida.

Vaca y ternero caminando (24-6-2015)

Vaca y ternero caminando (24-6-2015)

La hierba es un buen alimento para el ganado, y tanto vacas como caballos y rebaños de ovejas comienzan a verse casi por cualquier pradera y rincón por muy alto que esté.

De hecho tanto en Belagua como en Aguastuertas eran muy abundantes y en algún momento con escenas enternecedoras, ya que ternerillos y potrillos nacidos esta primavera mamaban de sus madres o descansaban tumbados ante el fuerte calor que apretaba durante las horas de sol.

Ganado que además dejó alguna escena curiosa… jejejeje

Momento cumbre (24-6-2015)

Momento cumbre (24-6-2015)

Tres toros andaban a tope en Aguastuertas e intentaban copular con las vacas de las diferentes manadas, pero la verdad que las hembras estaban poco receptivas y por lo menos durante el rato que estuvimos nosotros allí no consiguieron nada de nada…

Proceso de cópula (24-6-2015)

Proceso de cópula (24-6-2015)

Allí nuestros días (como los de cualquier buen pajarero y “bichero”) consistían en buenos madrugones para pillar a las aves y mamíferos en las horas más activas y así evitar las horas de máximo calor.

Amanecer (23-6-2015)

Amanecer (23-6-2015)

A pesar del calor, las nieblas cubrían buena parte de los valles hasta altas horas del mediodía, sobre todo en la zona francesa, lo que producía unas escenas bonitas con gigantescos mares de niebla y las cumbres más altas del Pirineo saliendo sobre ellas.

Nieblas (23-6-2015)

Nieblas (23-6-2015)

Monte Arlas entre la niebla (23-6-2015)

Monte Arlas entre la niebla (23-6-2015)

Y a pesar de que las nieblas de vez en cuando se nos acercaban, oteando todo salían buenas especies en las zonas más altas visitadas.

David oteando desde un alto (22-6-2015)

David oteando desde un alto (22-6-2015)

Oteando en Aguastuertas (24-6-2015); David Arranz

Oteando en Aguastuertas (24-6-2015); David Arranz

Se nos escaparon las perdices nivales, y de gorriones alpinos yo solo pude ver un ejemplar durante unos segundos casi en la zona de Soumcuy. Eran dos de los objetivos con los que no tuvimos nada de suerte, pero bueno, la fauna es así, y más la de alta montaña, que siempre es más fácil de detectar, y más aún si es escasa y se mimetiza a la perfección en el medio como es el caso.

Además de todas las ya citadas, pudimos ver preciosos mirlos capiblancos. Mirlos que se diferencian de los mirlos comunes por un gran collar blanco que los hace inconfundibles.

Mirlo capiblanco (22-6-2015)

Mirlo capiblanco (22-6-2015)

También se veían con cierta facilidad sobre todo muy cerca de la cima de Soumcuy (lugar que nos trajo muy buenas observaciones y donde pudimos ver varios pollos), varios acentores alpinos.

Ave de zonas de alta montaña y que por sus colores pardos contrastando con el pico amarillo, a pesar de su pequeño tamaño es una de las más bonitas que tenemos en el Pirineo.

Cría de acentor alpino (23-6-2015)

Cría de acentor alpino (23-6-2015)

Adulto de acentor alpino (22-6-2015)

Adulto de acentor alpino (22-6-2015)

Y destacar la presencia de un treparriscos, también cercano a la cima del mismo monte y que siempre agrada ver.

Allí nos voló muy cerca y se posó en una cascajera, donde caminaba y aparecía y desaparecía entre las piedras para luego volar a uno de los farallones y paredes verticales donde ya lo perdimos de vista por completo, y a pesar de que esperamos a ver si volvía hacer aparición no tuvimos suerte con el pequeño animal.

Treparriscos entre piedras (23-6-2015)

Treparriscos entre piedras (23-6-2015)

Nos sorprendió ya que no contábamos con él, así que una especie muy interesante y típica de grandes cortados que destaca por sus característicos colores y pico largo y que la verdad que nos salvó el día, ya que como ya he comentado las nivales se nos escaparon y el avistamiento del gorrión alpino fue mucho más que fugaz.

Treparriscos (23-6-2015)

Treparriscos (23-6-2015)

Y como es lógico a todo lo ya avistado se sumaba un buen listado de las especies comunes que nunca pueden faltar.

Cernícalos vulgares, milanos reales y ratoneros entre las rapaces, picarazas y arrendajos entre los córvidos y aviones comunes, aviones roqueros, aviones zapadores y vencejos comunes entre las voladoras…

Ratonero posado en un poste (23-6-2015)

Ratonero posado en un poste (22-6-2015)

Igualmente en zonas de río y regatas la variedad era buena, con mirlos acuáticos, lavanderas blancas y lavanderas cascadeñas y especies más chiquitas ya citadas que revoloteaban en los arbustos y matorrales de las orillas.

Mirlo acuático (23-6-2015)

Mirlo acuático (23-6-2015)

Destacar también la presencia de colirrojos tizones, que se podían escuchar tanto en las zonas más bajas visitadas como en las más altas, y la mala suerte que tuvimos con los piquituertos, de los que solo vimos un solo ejemplar muy cercano a la estación de esquí de Arette.

Y cuando el sol calentaba y la fauna de plumas y pelos ya no quería hacer aparición nos dedicábamos a otro tipo de naturaleza.

Por un lado los anfibios y reptiles de los que vimos una especie muy importante a pesar de ver muy poca variedad.

Se trata de la rana pirenaica, un endemismo que solo se encuentra en esta cadena montañosa. Está presente en la vertiente sur del Pirineo centrooccidental, y nosotros pudimos disfrutar de ella en las regatas de Aguastuertas, donde vimos varios ejemplares.

Además era acompañada por la rana bermeja, de la que llegamos a ver puestas a cerca de 2000 metros de altitud.

Rana pirenaica (24-6-2015)

Rana bermeja que por error identifiqué como pirenaica (24-6-2015)

Por otro lado disfrutamos de sapos parteros, de mayor tamaño y en menor número, y que incluso cantos de noche nos recordaron a un autillo. De hecho, aunque yo me decanto por sapo partero, no tenemos claro que fuera este el autor…

A mí no me sonaba a autillo, y el que el canto parecía que proviniese de una regata y que no se movería del lugar, me daban esta opción como la más probable.

Sapo partero (24-6-2015)

Rana bermeja (24-6-2015)

También hacíamos “algo” de caso a las mariposas y flores, de las que había buena variedad, todo referido como es lógico a especies de alta montaña.

Mariposa y flor (22-6-2015)

Mariposa Aglais urticae y flor Globularia repens (22-6-2015)

Muy buena variedad de flores, que hacían los caminos más coloridos y amenos. De todos los colores, tamaños y formas, eran las protagonistas de los ratos donde la fauna no hacía acto de presencia.

Variedad de flores (23-6-2015)

Variedad de flores (23-6-2015)

Cogíamos posturas para poder fotografiarlas impresionantes… jejejeje

Sacando la flor (23-6-2015)

Sacando la flor (23-6-2015)

Lathraea clandestina (22-6-2015); David Arranz

Lathraea clandestina (22-6-2015); David Arranz

Y aunque difíciles, y las mariposas en cuanto te preparabas para fotografiarlas volaban, algo decente de vez en cuando se dejaban hacer.

Pseudophilotes baton (24-6-2015); David Arranz

Pseudophilotes baton (24-6-2015); David Arranz

Y también aunque en menor número se veían buenas libélulas que se posaban cerca de flores siempre cercanas a cursos de agua.

Libélula (24-6-2015)

Libélula (24-6-2015)

Para acabar, decir que de vez en cuando alguna lagartija hacía aparición entre las rocas, pero que este es un campo que se me va de las manos… Por mucho que miro guías y guías se me hacen muy diferentes de diferenciar…

¿Alguien me ayuda con la especie?

Lagartija soleándose en una roca (22-6-2015)

Lagartija soleándose en una roca (22-6-2015)

Sin olvidar en estos ratos de calma y tranquilidad el parar para sacar las típicas fotos a paisajes y lugares visitados. Todos dignos de visitar y lugares paradisiacos para disfrutar y pasar unas buenas vacaciones.

Belagua y Larra (22-6-2015)

Belagua y Larra (22-6-2015)

Valle de Aguastueras (24-6-2015)

Valle de Aguastueras (24-6-2015)

Para ir terminando, y acabar con las aves, hablar de la presencia de varias codornices en un herbazal de Belagua y con algún buitrón que volaba a la vez que cantaba en las mismas praderas.

Así que con un total de casi 50 aves y buena variedad mamífera, acabaremos diciendo que un buen viaje en buena compañía, y con unos lugares indescriptibles que ninguno de vosotros podéis dejar de conocer, así que como dice el refrán… “Si el tiempo pone a cada uno en su lugar… a mí que me pongan en una hamaca en algún lugar del Pirineo”. Jejejejejejeje

Posando (24-6-2015)

Posando (24-6-2015)

Anuncios

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Buscando muy a lo lejos.... Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s