Aun con los calores… de vez en cuando se ven huellas por nuestro río

Como todos sabemos, el verano es una época bastante seca en la que reina el calor y las lluvias son escasas por Pamplona. Normalmente la precipitación cae en forma de tormenta, subiendo por momentos los niveles de los ríos (si son muy abundantes) y produciendo unos limos y barros de buena calidad para el rastreo en las orillas.

Por ello, tras unas buenas lluvias que subieron el nivel del río, me fui para mis zonas habituales para ver que animales habían andado por allí (25-6-2015).

En primer lugar destacar que la nutria sigue entre nosotros.

Huella de nutria (26-5-2015)

Huella de nutria (25-6-2015)

Los inviernos teníamos segura la presencia continua, pero hasta este año, en primavera comenzaba un agujero y una falta de datos que nos hacía dudar de su presencia por estas fechas. Que el río baje el caudal es algo normal, y por ello el dar con huellas para certificar la presencia de “Paca” no es fácil.

Así que este año, como novedad, aunque viejas y deterioradas no había confusión posible en la identificación. “Paca” la nutria, sigue en Pamplona asentada. Además he oído de un par de posibles avistamientos, tanto en San Jorge como en Alemanes durante el pasado mes de junio.

Si sigue así algún día caerá y todos los que andamos tras ella podremos disfrutar con este precioso mamífero y fotografiarlo, algo tras lo que llevo más de dos años con recorridos y esperas por todo el Arga a su paso por nuestra ciudad.

Huellas de nutria superpuestas (26-5-2015)

Huellas de nutria superpuestas (25-6-2015)

Por otro lado, decir que para seguir con buenas alegrías los demás mustélidos también siguen presentes.

Por un lado huellas de visón, y por otro huellas de garduña. La garduña en la Txantrea (también huellas en muy mal estado), y las de visón las encontré en San Jorge, muy cerca del cementerio mientras buscaba huellas de nutria haciendo el sondeo nacional.

Huella de mustélido, casi seguro que de garduña (26-5-2015)

Huella de mustélido entre muchas otras, casi seguro que de garduña (25-6-2015)

No faltaban tampoco (a pesar de la poca superficie barrida) las huellas de aves.

Por un lado las inconfundibles huellas de ánades reales (claro, no hay otras anátidas afincadas en el río a su paso por Pamplona salvo observaciones puntuales) y por otro lado rastros de aves de menor tamaño, mucho más difíciles de distinguir.

Huellas de azulón (26-5-2015)

Huellas de azulón (25-6-2015)

Sin estar seguro, por el tamaño y por la forma del dedo trasero me atrevería a decir que son de picaraza, pero no las tengo todas conmigo… A ver quién me lo confirma, o me lo desmiente.

Huella de picaraza (26-5-2015)

Huella de picaraza (25-6-2015)

Habituales y las más comunes son las huellas de roedores. De pequeño tamaño y casi en cualquier lugar que haya tenido recientemente humedad serán los rastros más habituales, aunque difíciles de diferenciar por especies.

Huellas de roedores (26-5-2015)

Huellas de roedores (25-6-2015)

Además, en el punto habitual que muestreo, Juan Ignacio Deán, otro bichero pamplonés, localizó huellas de comadreja.

Yo no las llegué a observar, pero por el pequeño tamaño no hay duda de que la “paniquesa”, como es llamada en muchos lugares, también se mueve entre nuestros vehículos, asfalto y edificios.

Comadreja (26-5-2015)

Comadreja; Juan Ignacio Deán (25-6-2015)

Para acabar, el castor, animal desde el que hacía tiempo que no veía ni oía nada, también sigue entre nosotros.

Así lo demuestran sus huellas, inconfundibles por el tamaño y la forma de los dedos que estaban en el barro del pilar de uno de los puentes de la Txantrea. Busqué en los alrededores árboles roídos o astillas de restos de alimentación, pero nada de nada. Esta vez no tuve suerte con ello…

Huellas de castor (26-5-2015)

Huellas de castor (25-6-2015)

Así que ya veis. La amplia variedad de mamíferos continua en el corazón del Arga en Pamplona en la época seca del año, así que muy buena la actuación del cielo y las lluvias para dar con ellos y podremos decir que los mamíferos hacen como uno de nuestros amigos con cuernos, ya que… “cuando llueve y hace sol, sale de paseo el caracol”.

Anuncios

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Huellas y rastros, Mamíferos, Río Arga y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s