Paseando por el río…

Para no perder mis orígenes, durante estos días de calor de finales del mes pasado he realizado alguna visitilla por la orilla del río Arga en el interior de nuestra ciudad (20 y 27-8-2015).

En estos paseos donde los ánades reales han ido dominando cada rincón de agua me ha acompañado Imanol Solano, un joven que poco a poco tiene metido el gusanillo de la observación de fauna y que me acompañará en próximas salidas.

Los ánades ya citados poco a poco van adquiriendo buenos tamaños. Los pollos del año ya han crecido, pero todavía queda alguna camada tardía que aún tiene tamaño algo menor que lo habitual. Son aves muy abundantes y que se observan nadando, en cualquier orilla o que aprovechan cualquier tronco en el agua para descansar lejos del alcance de perros o personas que les puedan molestar, como hacía esta cuadrilla de patos que descansaba en un tronco nuevo que asomaba en la zona de Cuatrovientos.

Azulones (27-8-2015)

Azulones (27-8-2015)

Como es lógico, en el río las acuáticas son las aves más abundantes, con andarríos chicos, gallinetas y el común y fácil de identificar chillido del martín pescador, ave que por sus llamativos colores nunca pasa desapercibida y que a pesar de ser bastante común, siempre da una alegría poder observar.

Martín pescador posado en una rama (27-8-2015)

Martín pescador posado en una rama (27-8-2015)

También destacan las grandes y asustadizas garzas. Aves que aprovechan sus fuertes picos a modo de arpón para pescar y que en muchas ocasiones utilizan zonas de presas, donde los peces son habituales y al pasar el agua con fuerza están cansados y son más fáciles de detectar y cazar.

Yo tuve la suerte de observar una de bien cerca en la presa de Santa Engracia, donde con mis nuevos prismáticos algo “nocturnos” le pude sacar esta fotillo.

Garza de noche (20-8-2015)

Garza de noche (20-8-2015)

Es época de migración. El otoño llega y el invierno se acerca, y eso hace que las aves migradoras estén en plenos y largos viajes y que utilicen el cielo de nuestra ciudad como lugar de paso. Algunas pararán además a pasar noche, descansar y reponer fuerzas, y otras lo cruzaran a buena velocidad sin hacer ni caso a nuestra presencia.

Tal es el caso sobre todo de las rapaces, como este aguililla calzada que sobrevolaba y cicleaba en Aranzadi ganando altura y alejándose poco a poco, o un buitre leonado, que aunque no sea migrador criará en algún cortado cercano a la ciudad y que también hizo aparición en mi visita al río (muy alto, eso sí).

Aguililla calzada en vuelo (27-8-2015)

Aguililla calzada en vuelo (27-8-2015)

Unas en vuelo, y otras posadas, como es el caso de los papamoscas cerrojillos, muy abundantes etos días, aprovechan las orillas del río y los chopos, fresnos y alisos de la ribera para permanecer unos días reponiendo fuerzas.

Sin duda alguna el ave más abundante en la zona en mis excursiones, junto a algún papamoscas gris (también migrador) y carbonero, herrerillo y mito, estos tres últimos residentes y bastante abundantes durante todo el año.

Papamoscas cerrojillo (27-8-2015)

Papamoscas cerrojillo (27-8-2015)

Papamoscas gris despegando (27-8-2015)

Papamoscas gris despegando (27-8-2015)

Las especies que han criado en Pamplona, como vencejos comunes y aviones poco a poco van abandonando la ciudad en dirección sur, para pasar los próximos meses en latitudes más bajas y evitar el frío invernal europeo.

Vencejo en vuelo (27-8-2015)

Vencejo en vuelo (27-8-2015)

Y aunque muy despacio, poco a poco llegan los buenos bandos de estorninos negros y estorninos pintos que vienen a pasar los inviernos a nuestros tejados. Aves fácilmente reconocidas por formar bandos negros inmensos de decenas de ejemplares (incluso de centenares) muy habituales, alborotadores y fáciles de localizar.

De esta forma, aún en número reducido, muchos se alimentaban junto a grajillas, alguna corneja y palomas en la zona de los caballos de Goñi, en la Magdalena.

Mezcla de aves (27-8-2015)

Mezcla de aves (27-8-2015)

En estos paseos diarios, nunca fallan buena tirada de aves. No faltan las tórtolas turcas (muy comunes en la zona nueva de huertas de Aranzadi), los gorriones, aves comunes pero que en los últimos años han sufrido un fuerte descenso, las lavanderas blancas, que caminan con sus peculiares andares por los hierbines del parque fluvial, o el cernícalo vulgar, la rapaz más pequeña y abundante de Pamplona.

Tórtolas turcas (27-8-2015)

Tórtolas turcas (27-8-2015)

Jilgueros, verdecillos, currucas capirotadas, colirrojos tizones y mosquiteros también son bastantes abundantes a la vez que los mirlos también son comunes, y de vez en cuando se ven los polluelos de este año, ya bien emplumados pero a los que se les nota algo de plumón.

Polluelo de mirlo (27-8-2015)

Polluelo de mirlo (27-8-2015)

Entre las de menor tamaño los escurridizos y asustadizos ruiseñores bastardos y chochines (localizados siempre por el canto) y ya de mayor tamaño la sonora oropéndola (que pronto también nos abandonará en busca de otras tierras) y el pico picapinos, el pájaro carpintero más presente en nuestra ciudad.

Muy abundantes las picarazas, de las que se ven muchos pollos del año. En cualquier jardín se ven con facilidad, y en la zona de Goñi también había varios ejemplares buscando alimento en el suelo, al igual que especies ya anteriormente citadas, y que removían los excrementos del ganado en busca de gusanos, escarabajos u otros posibles insectos.

Cría de picaraza alimentándose entre mierda... nunca mejor dicgo... jajajajaj (27-8-2015)

Cría de picaraza alimentándose entre mierda… nunca mejor dicho… jajajaja (27-8-2015)

Destacar como no puede ser de otra manera la visible presencia de peces en el agua. Como el agua baja los niveles, y muchos de ellos se han reproducido ya, se ven bancos de especies varias de buen tamaño, en ocasiones fáciles de diferenciar.

Para ello, aunque espero de aquí a un tiempo poder hacer una entrada de nuestra fauna de escamas con las diferentes especies presentes en Pamplona ciudad, os dejo con unas cuantas para que os vayáis haciendo, de las cuales las fotos me las ha cedido Xabier Egurcegui (https://ornitologiadesdelaventana.wordpress.com/), otro “bichero” de ciudad.

Por un lado están los peces gato, una especie exótica muy abundante y con unos característicos bigotes (que le dan el nombre) y que está instalada por todo el río siendo más abundante en Rotxapea y San Jorge. Fue introducida en nuestros ríos para la pesca deportiva y poco a poco se ha ido extendiendo sin control.

Peces gato; Xabier Egurcegui

Peces gato (20-8-2015); Xabier Egurcegui

Por otro lado están los gobios, una especie autóctona de pequeño tamaño y con manchas irregulares por su cuerpo que también se ve en bancos de varios ejemplares y frecuente a lo largo de todo el río.

Gobios (18-8-2015); Xabier Egurcegui

Gobios (18-8-2015); Xabier Egurcegui

Y por otro lado los barbos, especies que pueden alcanzar buenos tamaños, con bigotes pequeños y sin duda alguna la más conocida de las especies citadas, ya que es muy abundante en casi cualquier río de nuestra geografía y se adapta casi a cualquier hábitat.

Barbos (29-6-2015); Xabier Egurcegui

Barbos (29-6-2015); Xabier Egurcegui

Barbos (29-6-2015); Xabier Egurcegui

Barbos (29-6-2015); Xabier Egurcegui

Además de estos peces, de los que como ya he dicho entraré otro día en más harina junto a otras muchas especies de peces que podemos observar en nuestras aguas, destacar la presencia de sapos parteros en Aranzadi y de esta simpática cría de culebra bastarda (no venenosa para el ser humano y que puede adquirir buenas dimensiones) muy cerca del monte Ezkaba encontrada por Mikel Goñi.

Culebra bastarda (18-8-2015)

Culebra bastarda (18-8-2015); Mikel Goñi

Culebra bastarda (18-8-2015); Mikel Goñi

Culebra bastarda (18-8-2015); Mikel Goñi

Peces, anfibios y reptiles no son especies nada fáciles de observar (sobre todo estas últimas), por lo que mi enhorabuena por los avistamientos y agradecimientos por dejarme las fotografías.

Ya veis que la variedad es muy fuerte en especies, y de todo tipo! Bien de aves, bien de peces y algún reptil y anfibio, sin olvidar a los mamíferos que siguen presentes entre nosotros, ya que de nuevo “Torcuato” el castor se ha dejado ver por el Arga, en esta ocasión por la Txantrea, cerca del Club Natación…

Así que para acabar diremos “Donde llega el agua, hay riqueza, donde no… pobreza”, que ya veis la buena variedad de aves, fauna y riqueza en biodiversidad que anda por nuestras aguas en medio de la ciudad.

Anuncios

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Anfibios y reptiles, Extrarradio IV (Magdalena-Nogalera), Río Arga. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s