Mar adentro II; Santoña

Y tras el viaje mar adentro por la costa vasca, tocaba otro por la costa cántabra. En este caso desde Santoña y de la mano de “Aves cantábricas” (25-10-2015) donde a pesar de ser una excursión algo más corta tanto en distancia recorrida como en tiempo, dio mucho juego y mucho de sí.

Con muchas ganas tras el buen viaje del domingo anterior, tocaba de nuevo visitar las entrañas de la superficie marina avanzando millas mar adentro en busca de buenas sorpresas y las típicas aves marinas que nos “invaden” por estas fechas en sus movimientos migratorios.

El día comenzaba con lluvias y con cielo muy nublado, pero las previsiones no eran malas del todo y decían que poco a poco el día iba a abrir e iba a mejorar. Parecía mentira, porque antes de llegar al puerto ya estaba medio calado y tenía todo muy mala pinta.

De esta forma, empezaba la salida con lluvias, por momentos muy fuertes y con avistamientos de las típicas aves costeras como gaviotas, cormoranes, y una pareja de halcones peregrinos que cría allí mismo en los acantilados marinos.

El agua no nos echaba para atrás, y nos premiaba con charranes patinegros y el avistamiento muy fugaz de un charrán ártico. Igualmente pronto comenzaban a verse algunos alcatraces, en grupos de varios ejemplares, en parejas, en tríos, volando solitarios…

Grupo de alcatarces en vuelo (25-10-2015)

Grupo de alcatraces en vuelo (25-10-2015)

Muy abundantes, fueron las aves que se vieron desde comienzo del día hasta el fin, en todo momento y de todas las edades y colores. A mí es un pájaro que me encanta y que me llama mucho la atención.

Su fisionomía y su forma de vida y de pescar lo hace diferente a todas las demás aves… Así que luego hablaremos un poco más de él.

Adulto de alcatraz en vuelo (25-10-2015)

Adulto de alcatraz en vuelo (25-10-2015)

Poco a poco, conforme avanzábamos y nos dirigíamos a zonas interiores de mar en busca de marinas y probar la suerte con los cetáceos, se observaban cosas curiosas.

Primero un grupo de patos cuchara en migración, y luego un par de avistamientos muy interesantes. Por un lado un alca volando a ras de agua, y por otro un grupo de una docena de negrones comunes, primeros que se ven en esta temporada invernal (al igual que el alca).

Grupo de negrones (25-10-2015)

Grupo de negrones (25-10-2015)

El tiempo seguía “feo”, pero sí que parecía que al fondo se abría algún claro y conforme pasaban los minutos la lluvia bajaba en intensidad.

Tirando de prismáticos, con la fuerte dificultad de ir en un barco, porque además el oleaje al comienzo del día fue muy fuerte y la mar estaba juguetona, junto a varios acompañantes, (coincidí con Andertxo, Oscar Carazo, Juan y Gonzalo Dean, Jonathan Rodríguez y Javier Aizkorbe entre los conocidos míos) hacían aparición, muy lejanas las primeras pardelas.

Pardela sombría en vuelo (25-10-2015)

Pardela sombría en vuelo (25-10-2015)

Poco a poco íbamos mar adentro, y primero observábamos pardelas sombrías.

Pardela sombría (25-10-2015)

Pardela sombría (25-10-2015)

Y luego pardelas baleares.

Pardelas baleares (25-10-2015)

Pardelas baleares (25-10-2015)

Luego ya durante toda la mañana fue un ir y venir de las dos especies que iban por todos los lados y que en alguna ocasión, aunque en general distantes, se acercaban un poco más al barco.

De esta forma poco a poco íbamos avanzando millas, y al ir echando “chum” (una mezcla de pan y pescado), se montaba buen alboroto en la parte trasera del barco y comenzaban a arrimarse cada vez más aves, en su mayoría gaviotas.

Cúmulo de gaviotas (25-10-2015)

Cúmulo de gaviotas (25-10-2015)

Entre gaviotas se mezclaban los alcatraces, menos abundantes pero en números muy interesantes, y más numerosos que las diferentes especies de pardelas avistadas.

Alcatraz junto a una gaviota (25-10-2015)

Alcatraz junto a una gaviota (25-10-2015)

Las más habituales, las gaviotas, pasaban muy cerca del barco y en ocasiones nos acompañaban con su vuelo. Estaban por todos los lado; estribor y babor; proa y popa. Patiamarillas, sombrías, reidoras y cabecinegras nos acompañaron durante todo el viaje.

Gaviota patiamarilla en vuelo (25-10-2015)

Gaviota sombría en vuelo (25-10-2015)

Era un espectáculo ver como volaban muchas a la par de los ojos a escasos dos o tres metros…

Gaviota muy muy cerca (25-10-2015)

Gaviota muy muy cerca (25-10-2015)

Además, al estar altos y el barco llevar buena velocidad iban a la par durante buen rato, por lo que al asomarse un poco por la barandilla parecía que volábamos junto a ellas. Una experiencia curiosa a la vez que divertida.

Aunque bueno, más que volar, parecía que flotaban en el aire sin caer con un grácil batir de alas como si de globos de plástico se tratase. Lo que puede dar de sí una típica y habitual gaviota… jajajajaja.

Gaviota volando (25-10-2015)

Gaviota volando (25-10-2015)

Gaviota en pleno vuelo (25-10-2015)

Gaviota en pleno vuelo (25-10-2015)

Y en ocasiones, aunque un poco más distantes, volaban muy cerca los alcatraces… ¡Todo un espectáculo!

Alcatraz bien cercano (25-10-2015)

Alcatraz bien cercano (25-10-2015)

Alcatraz muy cercano (25-10-2015)

Alcatraz muy cercano (25-10-2015)

Entre pardelas, págalos grandes, gaviotas y alcatraces iban pasando las millas y los minutos. La sorpresa tardó en saltar, pero a mitad de viaje más o menos salió un págalo pomarino.

Apareció de la nada y a alta velocidad, seguramente atraído por el alboroto que se producía alrededor del barco y en los alrededores al echar el “chum”. Para mí especie nueva que no había observado nunca, así que como se suele decir, buena alegría para el cuerpo.

Pagalo volando a ras de agua (25-10-2015)

Págalo volando a ras de agua (25-10-2015)

Parecía que acosaba a las gaviotas, como suele hacer su primo el págalo grande. Estas, sin dudarlo volaban y abandonaban la zona, ya que no parecía un bicho con buen carácter, y a pesar de haber comida, como se suele decir… una retirada a tiempo, es una victoria… jejejejeje.

Págalo pomarino siguiendo a una gaviota (25-10-2015)

Págalo pomarino siguiendo a una gaviota (25-10-2015)

Y aunque desapareció durante unos minutos tras el fugaz avistamiento, tardó en reaparecer y se llegó a acercar al barco, aunque me pillo de improvisto y entre una cosa y otra fue imposible retratarle bien.

Pagalo pomarino (25-10-2015)

Págalo pomarino (25-10-2015)

Entre la velocidad a la que iba el animal; la velocidad y meneo del barco por el oleaje; y la aparición de imprevisto, fue imposible hacer más, pero bueno, me quedo con el momento vivido, ya que el págalo pomarino es un ave bastante desconfiada y no es habitual que se acerque tanto de esta forma a las embarcaciones.

E igual que apareció, despareció, como si de un fantasma se tratase, se alejó en el horizonte y se perdió de vista sin volver a asomar en ningún momento y como si el mar se lo hubiese tragado, dejando para el recuerdo esa “cuchareta” (prolongación del plumaje de la cola) que poseía.

Pomarino nadando a ras de agua (25-10-2015)

Pomarino nadando a ras de agua (25-10-2015)

Y diferente pero de la misma familia, fueron varios los págalos grandes que aparecieron. Por lo menos tres individuos diferentes se acercaron al barco en los momentos de alboroto removiendo a todas las gaviotas que nos seguían.

Págalo grande (25-10-2015)

Págalo grande (25-10-2015)

Por fallos en el plumaje y la coloración llegamos a identificar tres individuos mínimo, de los que algunos pasaron también muy cerca. El “chum” que activaba a las gaviotas, de alguna forma llamaba la atención a estas aves “piratas”, que sabían que allí tenían comida y no dudaban en acercarse.

Págalos grandes en vuelo (25-10-2015)

Págalo grande en vuelo (25-10-2015)

Como en la excursión anterior, el oleaje por momentos fue muy “cañero”, lo que hizo que unos cuantos se mareasen durante el viaje… Costaba en ocasiones mantener el equilibrio, pero la verdad que era una gozada poder disfrutar de este tipo de aves tan de cerca.

Además así de esta forma la excursión coge algo de “salvajismo”, algo que le da un toque de encanto más si cabe a esta bonita experiencia de navegar junto a aves poco comunes en tierra firme, y que si no es a través de una salida pelágica como esta, son difíciles de ver.

Observando las aves desde el barco; Javier Aizkorbe (25-10-2015)

Observando las aves desde el barco; Javier Aizkorbe (25-10-2015)

Y de esta forma, aunque la mayoría de aves salían cortadas en las fotos por el meneo del barco, alguna donde saliera el animal entero ya conseguí sacar manteniendo el equilibrio a duras penas… jejejeje.

Alcatraz adulto planeando (25-10-2015)

Alcatraz adulto planeando (25-10-2015)

Alcatraz nadando a ras de agua (25-10-2015)

Alcatraz nadando a ras de agua (25-10-2015)

En esta ocasión, no vimos cetáceos, pero sí que observamos un par de peces luna. Muy llamativos por la especie de saltos que hacen y por tener una de las pequeñas aletas fuera del agua, lo que facilitaba sus localizaciones.

Pez luna enseñando una de sus aletas (25-10-2015)

Pez luna enseñando una de sus aletas (25-10-2015)

Uno de ellos tuvimos la suerte de verlo de muy cerca. De tan cerca que el barco casi pasa por encima, y no tengo muy claro si después de ello sigue siendo un pez luna o es ya un pez luna menguante o creciente… jajajajaja.

Pez luna (25-10-2015)

Pez luna (25-10-2015)

Sin duda alguna, quitando las gaviotas, las aves más comunes fueron los alcatraces, de los que se avistaron ejemplares de todas las edades a lo largo de todo el viaje. Lejanos, y cercanos, fueron sin duda (con permiso del págalo pomarino) una de las sensaciones del viaje por su gran número, sus pasadas y vuelos a la par del barco, y sus picados al agua en busca de alimento.

Ejemplar joven (25-10-2015)

Ejemplar joven, de tonos oscuros (25-10-2015)

Ejemplar aclarando poco a poco su plumaje (25-10-2015)

Ejemplar aclarando poco a poco su plumaje, con parte de la cabeza y vientre blanco (25-10-2015)

Ejemplar de mayor edad que poco a poco aclara elk `plumaje (25-10-2015)

Ejemplar de mayor edad que poco a poco aclara el plumaje, quedándole solo parte de las alas y cuerpo por blanquear (25-10-2015)

Ejemplar adulto, mucho más blanco (25-10-2015)

Ejemplar adulto, mucho más blanco con destacadas puntas de alas negras (25-10-2015)

La verdad que es un pájaro que a mí no me deja de sorprender y de llamar muchísimo la atención, y este tipo de excursiones son perfectas para dar con ellos. Si no, se puede ver desde tierra firme, pero hace falta mucha suerte y buena óptica, ya que por nuestras latitudes no se acerca a los acantilados…

Alcatraz adulto (25-10-2015)

Alcatraz adulto (25-10-2015)

El rostro y esa cara de mala leche les hace especiales e inconfundibles. Con pico largo y puntiagudo, y ojos claros rodeados por un anillo azulado y una especie de antifaz negro les da una cara de muy pocos amigos y de muy malas pulgas…

Detalle del rostro (25-10-2015)

Detalle del rostro (25-10-2015)

Y los gestos de la cabeza, tampoco ayudan a verlos muy amigables, ya que esos giros de cuello son dignos de ver… Cuando te miran fijamente, dan ganas de apartarse, porque como le dé por lanzarse contra uno, con ese arpón que tiene por pico… estamos “jodidos”.

Enfilando el rumbo (25-10-2015)

Enfilando el rumbo (25-10-2015)

Y como ya he dicho, era impresionante ver como en ocasiones se lanzaban al mar en picado para intentar capturar algún pez. En esta ocasión lo hicieron desde muy cerca, y la verdad que es un hecho de esos que ocurren en la naturaleza que es digno de ver y disfrutar.

Se preparaban en el aire, tras volar en recto y realizar una especie de parón en el que se quedaban en el vuelo como flotando…

Volando (25-10-2015)

Volando (25-10-2015)

Daban un giro brusco sobre su propio cuerpo como de media vuelta y se preparaba para lanzarse al agua…

Alcatraz preparándose para lanzarse al agua (25-10-2015)

Alcatraz preparándose para lanzarse al agua (25-10-2015)

De esta forma arqueaba en un primer lugar las alas, y luego las plegaba junto al cuerpo, para acabar lanzándose boca abajo con el cuello estirado y a fuerte velocidad.

Preparándose para lanzarse (25-10-2015)

Preparándose para lanzarse (25-10-2015)

De esta forma entraban al agua de cara con unos picados espectaculares, tras los que tras unos segundos volvían a emerger del agua para quedarse en la superficie flotando.

Una vez fuera, permanecían posados la mar de tranquilos como si nada hubiera pasado… De hecho, yo creo que no había pasado mucho, ya que en ninguna ocasión les vi asomar con pescado ni otro posible alimento…

Alcatraces posados (25-10-2015)

Alcatraces posados (25-10-2015)

Después, terminaban levantando el vuelo y en su mayoría siguiendo la dirección y rumbo del barco, en busca de otra oportunidad y esperando tener más suerte que en lances anteriores.

Alcatraz volando a la par (25-10-2015)

Alcatraz volando a la par (25-10-2015)

Igualmente, aunque por pocos segundos las gaviotas también se posaban en el agua, pero la verdad que en cuanto veían que el barco se iba, lo seguían, por lo menos mientras que las fuerzas les dejasen.

Gaviota en el agua (25-10-2015)

Gaviota en el agua (25-10-2015)

Entre pardela y pardela, se veían buenos bandos de gaviotas también lejanos, así que en ocasiones parecía que por sí solas encontraban alimento y no les hacía falta ya visitar nuestro “chum”.

Gaviotas alimentándose a lo lejos (25-10-2015)

Gaviotas alimentándose a lo lejos (25-10-2015)

Y aunque tardaron mucho en aparecer, al final se vio un pequeño grupo de pardelas capirotadas, para mí, unas de las más vistosas que existe y que apenas se dejaron ver y acercar al barco durante unos escasos momentos.

Pardela capirotada (25-10-2015)

Pardela capirotada (25-10-2015)

Para ir acabando, igual que había pasado en mi excursión de la semana anterior con SEO Betsaide, pajarillos pequeños hicieron su pausa en el barco para descansar en sus largos viajes migratorios.

Alondras, bisbitas y varios mosquiteros fueron las más abundantes, además de alguna lavandera blanca.

Mosquitero común (25-10-2015)

Mosquitero común (25-10-2015)

De las citadas, destacar el simpático mosquitero de la foto, que estaba “reventado” y aunque tardó (supongo que pos desconfianza), acabó por posarse en el barco a descansar un rato, ya que el viaje de decenas de kilómetros e incluso cientos es mucho más que duro, y más teniendo en cuenta la fuerte presencia de gaviotas, ya que en cualquier momento pueden acabar con ellos.

De hecho había una gaviota que estuvo un buen rato persiguiéndole y pendiente de él. No sé que final habría tenido cuando el pajarillo nos abandonó, ya que aún le quedaba buena tirada a tierra y le iba a tocar sortear bien de estas aves que pueden darle caza en cualquier momento.

Como por ejemplo esta gaviota sombría (juvenil) fácil de individualizar por tener una de las patas rotas y colgando y que nos siguió durante un buen rato de la excursión.

Gaviota con pata rota (25-10-2015)

Gaviota con pata rota (25-10-2015)

Así que tras unas cuatro horas de viaje, todo acababa sin “aletas” (cetáceos), pero con un buen listado de especies y un muy buen número de ellas, al que se sumaban una pareja de cormoranes moñudos en los roquedos de la costa, y muy buenos momentos vividos, donde las aves no dejaron de hacer gozar a todos los allí presentes…

El pomarino, págalos grandes, negrones, un alca, tres especies de pardelas, alcatraces…

Alcatraz desde muy cerca (25-10-2015)

Alcatraz desde muy cerca (25-10-2015)

Algo impresionante disfrutar de estas aves marinas tan poco habituales en nuestras costas en plena libertad y en buena compañía, compartiendo observaciones en mar abierto que no se pueden hacer de ninguna otra forma… Así que como dice el refranero… “a la mar me voy, mis hechos dirán quien soy”.

Alcatraz planeando en vuelo (25-10-2015)

Alcatraz planeando en vuelo (25-10-2015)

Anuncios

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Buscando muy a lo lejos.... Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Mar adentro II; Santoña

  1. Haritz dijo:

    Muy chula entrada, con avistamientos ciertamente buenos como ese pagalo pomarino y el curioso pez. Una de las fotos es una sombria y has puesto patiamarilla.
    A ver si el año que viene coincidimos en alguna….
    Saludos camperos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s