Maratón ornitológico 2016 con los “BLOODY TWITCHERS”, una pena el mal tiempo en la alta montaña…

Y otra vez, como todos los años, SEO/Birdlife organizó su maratón ornitológico, consistente en ver el máximo número de especies de aves durante 24 horas.

El maratón ornitológico es una actividad lúdica que pretende fomentar la sensibilización por la conservación, y de alguna otra forma dar a conocer lo que tenemos en nuestro territorio. Por ello, en un día hay que intentar localizar el mayor número de especies de aves diferentes. Un reto duro, a la vez que divertido, que aunque se realiza por equipos y tiene cierto carácter competitivo, esto queda en segundo plano, ya que el ambiente que se vive durante el día con l@s compañer@s en agradable, distendido y lleno de risas.

Nosotros, “Los Bloody twitchers”, con Itziar Almarcegui al volante, David Arranz, Julen Gayarre, Iñigo Mazquiarán y Daniel García (un servidor haciendo de secretario), comenzábamos una nueva aventura por toda la geografía navarra con la sensible baja de Orre. Nuestro objetivo, estaba bien claro; mejorar los registros de años anteriores (https://avistadepajaros.wordpress.com/2014/06/24/maraton-ornitologico-2014-con-los-bloody-twitchers-superando-lo-del-ano-pasado/ y https://avistadepajaros.wordpress.com/2015/05/15/maraton-ornitologico-2015-con-los-bloody-twitchers-mejorando-nuestra-marca/), pero no iba a ser tarea fácil por la baja ya citada existente en el equipo, y porque la meteorología no era la mejor, ya que aunque la previsión era buena a la mañana, conforme iba llegando la tarde, entraban fuertes lluvias y tormentas, sobre todo en la alta montaña, lugar donde íbamos a acabar nuestro recorrido.

Por delante íbamos a tener casi 24 horas para disfrutar de nuestra afición, sin olvidar por supuesto pasar momentos divertidos y enriquecedores, el tener buenas observaciones, el compartir experiencias, mientras no iban a faltar tampoco los momentos duros, los frustrantes, y los de cansancio.

Y con esta introducción nos ponemos en harina en lo que fue la actividad. Comenzábamos bien pronto (las 4 de la mañanaaaaaaaaa)… o bien tarde, no lo tengo muy claro… Ya que con la luna bien grande, quedábamos en Pamplona (más concretamente en la Rotxapea) para comenzar nuestra andadura (23-4-2016).

Preciosa luna que acompañaba nuestro inicio (23-4-2016)

Preciosa luna que acompañaba nuestro inicio (23-4-2016)

La luna acompañaba las primeras especies escuchadas mientras cargábamos todos los trastos en el respectivo coche (y es que no hace falta ver a las especies para contabilizar, sino que con escucharlas vale… simplemente es el hecho de detectarlas, eso sí, como dije en las ocasiones anteriores, tienen que ser detectadas por todo el grupo, y solo hay un 5% de especies que no es necesario que sean localizadas por todos los miembros del equipo para poder sumarla al listado).

De esta forma, en la misma capital y con el cuentakilómetros a cero eran las cuatro de la mañana y sumábamos autillo (1), especie que nunca nos falla en este lugar, cetia ruiseñor (2) y una garza real (3), que graznaba en el río tras echar a volar, seguramente asustada por algo.

Con estas tres en el listado nos dirigíamos a Pitillas, con la intención de poder escuchar al avetoro, como hicimos hacía un año, pero con alguna parada nueva para sacar a la pequeña dama blanca, ave que en ninguna maratón antes habíamos ni escuchado ni observado.

De esta forma, sumábamos a la vez cigüeña blanca (4) observadas a contra luz en un nido, ruiseñor común (5) y lechuza (6), que aunque se hizo de rogar, al final cantó en lo alto de un edificio, donde seguramente tendría su pollada a buen recaudo en una caja nido ubicada para ello.

Y tras ello, como ya he dicho, a Pitillas, donde sacábamos unas cuantas por el oído… De esta forma sumábamos a la lista ánade azulón (7), focha común (8), cigüeñuela (9), rascón europeo (10), y el ansiado avetoro (11), que cantaba repetidamente entre un impresionante coro de ranas.

Así que casi llegada la docena, y todavía muy de noche (ya que no eran ni las 6 de la mañana), había que ir hasta lo más profundo de la Ribera navarra, donde esperábamos darle un buen arreón al listado de aves y donde nos esperaba un precioso amanecer.

La escasa luz comenzaba a hacer aparición poco a poco (23-4-2016)

La escasa luz comenzaba a hacer aparición poco a poco (23-4-2016)

A pesar de no tener nada de luz, podíamos escuchar al gran duque, el búho real (12), a su primo el búho chico (13), a la escasa alondra ricotí (14) y a los más comunes verdecillos (15), a los que comenzaban a acompañar las aves de zonas secas como son la calandria (16), la alondra (17), la perdiz roja (18) y la terrera (19).

Igualmente seguíamos escuchando aves, ya que todavía no había luz, y así localizábamos ganga ibérica (20), alcaraván (21), paloma torcaz (22) y pardillo común (23). Con más de tres horas ya despiertos, comenzaban a entrar en acción los primeros desayunos, con un buen cargamento de gominolas, que se cebaban con una de las muelas de Mazki y la hacían partirse en dos… Comenzaba entretenida la maratón… y con algo inesperado! jajajajajaja.

Y con estos primeros cantos ya daban las 7 de la mañana y comenzaba a amanecer, llevando a cabo con las primeras luces, los primeros avistamientos visuales.

Amanecer (23-4-2016)

Amanecer; Itziar Almarcegui (23-4-2016)

Por ello, oteando salían unas cuantas especies… Aquello es zona muy abierta, y al tener el listado recién abierto, pues prácticamente todo es nuevo… Así que el bolígrafo y la libreta en estos primeros minutos suele arder… jajajajaja.

Sumábamos al listado collalba rubia (24), cernícalo primilla (25), una pareja de simpáticos mochuelos (26), estorninos negros (27) y grajillas (28), todos ellos en una zona de canteras abandonada en las que probablemente críen en oquedades y usen también como refugio…

Buscando nuevas especies (23-4-2016)

Buscando nuevas especies (23-4-2016)

Oteando tanto campos como cielo salían varias especies sin parar… y es que a primera hora de la mañana se da un buen empujón al listado, que conforme van pasando las horas es más difícil de acelerar…

Así divisábamos buitres leonados (29) que empezaban ya a funcionar y a ciclear ganando altura, y alguna que otra águila real (30). Buscábamos águilas imperiales, que se suelen ver por la zona en los últimos meses, pero no hubo suerte con la especie… Algo muy difícil pero que había que intentar!

Y es que, la Ribera navarra es un muy buen lugar para divisar rapaces. En primer lugar hay un buen número de cortados o zonas de difícil accesibilidad para criar y utilizar como refugio, y en segundo, hay mucho conejo para las rapaces de buen tamaño, lo que les supone una muy buena fuente de alimentación… El día que llegue un lince ibérico… para rato se va de aquí!!!! jejejejejeje.

Águila real en lo alto de una chabola vieja (23-4-2016)

Águila real en lo alto de una chabola vieja (23-4-2016)

Y con la reina de los cielos, seguimos nuestro camino para dar un arreón con aves muy comunes y de las que nunca pueden fallar si quieres hacer una buena marca… Tarabilla común (31), cogujada común (32), collalba gris (33), escribano triguero (34), la simpática y bonita a la vez que curiosa abubilla (35), verderón (36), jilguero (37), petirrojo (38) y la siempre omnipresente urraca (39).

Unas escuchadas solamente, y otras observadas, a ambos lados del coche y en momentos en los que la cabeza va de lado a lado como si de un partido de tenis se tratase… Que si uno ve algo allí, que si otro por allá… que si me ha parecido una silueta en el cielo… que si en aquellas matas se ha metido algo… Entre gominola y gominola, y chocolate y chocolate, eso era un no parar… jajajajajaja.

Y por ello, continuábamos de esta forma dándole caña a los prismáticos y telescopios, nuestras armas más valiosas para esta actividad…

Oteando entre risas (23-4-2016)

Oteando entre risas (23-4-2016)

Y de esta manera seguíamos sumando buena variedad… Claro está, las primeras horas son para eso como ya he dicho… Como se comentó en la furgo, “esto tiene que ser una fiestaaaa”, y así era por el momento… Nos cuesta reunirnos y juntarnos, pero cuando lo hacemos lo disfrutamos a tope, y por ello las risas y sonrisas no faltaban a pesar del madrugón del día, del mes, y probablemente del año…

Así caía en el listado busardo ratonero (40), gavilán (41) y dos preciosas gangas ortegas que Mazki encontraba entre la maleza (42).

Complicadas de ver... ¿verdad?

Complicadas de ver… ¿verdad?

Muy difíciles de ver, pero al miembro del grupo ya mellado por el diente averiado desde primera hora no se le escapaba esta pareja lejana y muy bien camuflada…

Con esta buena alegría ya que no son especies fáciles de ver, seguíamos nuestro largo camino con aguilucho lagunero occidental (43), gorrión chillón (44), chova piquirroja (45), milano negro (46), gorrión común (47), curruca tomillera (48), azor (49), alcaudón real (50), cogujada montesina (51), milano real (52), aguilucho pálido (53), escribano soteño (54), alondra totovía (55), alcaudón común (56), curruca cabecinegra (57) y curruca rabilarga (58).

El listado comenzaba a tener tachones, líos de horarios, líos de lugares y subrayados fosforitos por todos los lados, pero bueno, todo legible para el secretario, que encargado de apuntar todo a toda velocidad empezaba a tener ya la cabeza como un bombo…

Y como no sólo de aves vive el hombre, decir el buen número de conejos que se veían por la zona, e incluso algún valiente zorro que aún aguantaba con las primeras luces del día y que nos despedía de la zona donde habímos permanecido un buen rato y habíamos sacado más de 50 especies…

Zorro deambulando tan tranquilo (23-4-2016)

Zorro deambulando tan tranquilo (23-4-2016)

Pero antes de abandonar el lugar, dábamos con el grupo de gangas ibéricas que habíamos escuchado de par de mañana, una avistamiento muy interesante donde divisamos un bonito grupo de más de 25 ejemplares.

Grupo de gangas (23-4-2016)

Grupo de gangas (23-4-2016)

A las afueras del pueblo de Ablitas observábamos golondrina común (59) y tras este buen paseo con buen listado por zona esteparia, íbamos a un par de humedales no muy grandes. Bajabón y Lor, donde se podían observar cosillas interesantes y que no podíamos dejar de visitar, ya que nunca sabes dónde vas a tener la sorpresa.

Así aparecían carricero tordal (60), andarríos chico (61), cistícola buitrón (62), garza imperial (63), chorlitejo chico (64), gaviota sombría (65), cernícalo vulgar (66) y un águila de Bonelli (67) que Mazki localizaba a lo lejos. Parece ser que Mazki tenía los ojos bien abiertos… ya que aunque muy lejana, fue el único capaz de ver este ejemplar…

Igualmente caía la gaviota patiamarilla (68), la paloma bravía (69), tórtola turca (70), vencejo común (71), avión común (72) y lavandera blanca (73), estas tres de nuevo en el pueblo de Ablitas. Aves muy urbanitas y relacionadas al ser humano que tampoco pueden faltar en una maratón.

Ya en Lor, no faltaba el somormujo lavanco (74), avión zapador (75), fumarel común (76), el cuco (77) y el abejaruco (78), que observábamos en una parada muy escasa en minutos pero necesaria siempre para ver que es lo que hay por allí.

Somormujo lavanco (23-4-2016)

Somormujo lavanco en Lor (23-4-2016)

Tras ello, y con una parada de avituallamiento para comprar pan y bebidas frescas, ya que el calor comenzaba a hacer mella, tocaba ir hasta los arrozales de Arguedas y sus alrededores.

Con muy poca agua no estaban muy óptimos para la observación de aves, pero a pesar de ello allí aparecía la corneja (79), la garcilla bueyera (80), el papamoscas cerrojillo (81) y el alimoche (82)…

Alimoche en vuelo (23-4-2016)

Alimoche en vuelo (23-4-2016)

Y a varias especies sumadas ya con anterioridad y que seguíamos viendo, añadíamos el colirrojo tizón (83), gorrión molinero (84), la ansiada collalba negra (85), que aunque siempre suele estar en la misma zona no es nada fácil de ver y la garceta común (86).

La collalba negra una buena observación, que nos costó y mucho y que tampoco todos los miembros del grupo llegamos a ver… Eso sí, yo tuve suerte y le pude sacar esta foto en un momento de los que se paró, ya que estaba muy pero que muy inquieta y no paraba de volar de lado a lado…

Collalba negra (23-4-2016)

Collalba negra (23-4-2016)

La collalba rubia acompñaba a la collaba negra en la zona... eso sí, mucho más cercana... (23-4-2016)

La collalba rubia acompañaba a la negra en la zona… eso sí, mucho más cercana (23-4-2016)

De Arguedas tocaba poner rumbo a Lerín, Falces y alrededores, zonas muy extensas de regadío donde se siguen viendo aves esteparias. Aves que como es lógico, son las típicas en la zona sur de Navarra.

A buscar, a buscar y a buscar... Itziar Almarcegui (23-4-2016)

A buscar, a buscar y a buscar… Itziar Almarcegui (23-4-2016)

Allí de esta forma cayó el aguilucho cenizo (87) que sobrevolaba los campos muy bajito, el sisón (88) que representó a la especie en forma de un macho precioso, la codorniz (89) que era escuchada entre la vegetación, la avutarda (90) que pudimos ver volar muy lejana en grupo de algo menos de media docena de individuos, y una culebrera europea (91), rapaz que vimos en escasas ocasiones a lo largo del día al contrario que había pasado en años anteriores.

Macho de sisón común (23-4-2016)

Macho de sisón común (23-4-2016)

Tras ello cambiábamos de hábitat, y en las zonas más arboladas muy cerca del río mitos (92), pinzones vulgares (93), zorzales comunes (94), herrerillos (95), agateadores comunes (96) y mirlos (97) eran descubiertos.

Unos por cantos y otros por observación directa, pero como se suele decir… Todo vale!!! jejejejeje.

Mazki buscando en la ribera del río... Itziar Almarcegui (23-4-2016)

Mazki buscando en la ribera del río… Itziar Almarcegui (23-4-2016)

Cada vez más difícil sumar, pero aún y todo, en el mismo río dábamos con cormorán grande (98), en acantilados con roquero solitario (99) y la curruca capirotada (100) no faltaba cantando entre la espesura de matorrales, como suele ser habitual en este tipo de pajarillos.

Roquero solitario (23-4-2016)

Roquero solitario (23-4-2016)

Con el centenar de especies en el bolsillo, y ya con el medio día recién pasado, igualmente cantaban los picos menores (101) en los árboles secos.

Carbonero (102), oropéndola (103), carricero (104), pájaro moscón (105), mosquitero común (106), torcecuello (107), reyezuelo listado (108) y chochín común (109) seguían aumentando, haciéndose eso sí, alguna de rogar… Y tras un paseíllo a pie buscando a estas especies y alguna más que no nos salió, tocaba de nuevo volver al coche, desde donde divisábamos curruca mirlona (110), exactamente en el mismo punto que en la edición anterior.

De esta forma y tras unos poco kilómetros, llegábamos a Pitillas, donde nos recibían un buen elenco de aves ya vistas durante la mañana y que no sumaban, pero donde nos esperaban igualmente un buen listado de aves nuevas a añadir a nuestra lista.

Garza imperial aterrizando (23-4-2016)

Garza imperial aterrizando (23-4-2016)

Entre cantos de avetoro de nuevo, a plena luz del día sacábamos una buena tira de especies novedosas, que con un buen caos iban escribiéndose en nuestras hojas.

Buena variedad de aves sobre la lámina de agua de Pitillas (23-4-2106).

Buena variedad de aves sobre la lámina de agua de Pitillas (23-4-2106).

Así que allí tocaba otear todo desde diferentes puntos. Desde el centro de interpretación, desde el dique, desde diferentes orillas, desde el oteadero que hay en la entrada que hay en la parte de Santacara…

El mendas oteando en Pitillas; Itziar Almarcegui (23-4-2016)

El mendas oteando en Pitillas; Itziar Almarcegui (23-4-2016)

Y de esta forma mientras picoteábamos y comíamos algo, que las tripas bien rugían de vez en cuando, sumábamos avefría europea (111), bisbita campestre (112), cuchara europeo (113), ánade friso (114) y porrón europeo (115)…

Las cigüeñuelas acompañaban a todas estas especies... (23-4-2016)

Las cigüeñuelas acompañaban a todas estas especies… (23-4-2016)

Todo un buen grupo de acuáticas era nuevo, por lo que a pesar de ser un poco follón al principio por ser novedades, poco a poco iban pasando al papel con las horas de observación, mientras el boli se recalentaba, ya que no paraba de apuntar horarios de observación… jejejejeje. Zampullín común (116), zampullín cuellinegro (117), archibebe común (118), combatiente (119), archibebe claro (120), cisne vulgar (121), garceta grande (122) y unas muy destacadas espátulas comunes (123) eran los principales culpables de ello.

Espátulas comunes (23-4-2016)

Espátulas comunes (23-4-2016)

A base de minutos en la balsa, especies menos abundantes en número de individuos pero igualmente presentes iban dejándose ver… Alcotán europeo (124), gaviota reidora (125), fumarel cariblanco (126), lavandera boyera (127), pato colorado (128) y una muy interesante tresena de grullas comunes (129) eran algunas de ellas.

Grullas (23-4-2016)

Grullas (23-4-2016)

Tarros blancos (130), chorlitejos grandes (131), cerceta carretona (132), archibebe oscuro (133), porrón moñudo (134) y andarríos bastardo (135) eran otras aves que sumábamos en Pitillas, pero tras otear un buen rato todo y permanecer allí unos cuantos minutos más de los esperados…

Tarros blancos (23-4-2016)

Tarros blancos (23-4-2016)

Tras esta enriquecedora parada en Pitillas, un buen sitio sin lugar a duda para ver aves en Navarra, enfilábamos el norte de la comunidad, ya con tiempo más fresco, nubes amenazadoras, y muy oscuras en el Pirineo, lugar donde íbamos a acabar nuestro recorrido…

Así tocaba ir a la zona media, concretamente a la zona de Sangüesa y alrededores, donde escuchábamos gallineta común (136) y martín pescador (137) en el río. Dos especies bastante comunes en nuestras aguas y que se habían hecho esperar demasiado… pero bueno, un buen peso nos quitábamos de encima con sus apariciones.

Caminando por las orillas del río; Itziar Almarcegui (23-4-2016)

Caminando por las orillas del río; Itziar Almarcegui (23-4-2016)

Con un águila calzada (138) abandonábamos la zona por un mal paso por las balsas de la depuradora, y diferentes roquedos en Aibar donde no vimos nada nuevo (ni acuáticas ni limícolas, y ni rastro de los buscados escribanos hortelanos y roqueros rojos), así que de nuevo perdíamos unos preciosos minutos buscando aves que no hicieron ni mención.

Tras estas paradas encarábamos camino a la alta montaña, no sin la típica parada en el mirador de la foz de Arbayún, donde sumábamos cuervo grande (139), pico picapinos (140), reyezuelo sencillo (141), halcón peregrino (142) y vencejo real (143). Estaba ya la tarde bastante metida y ahora sí que costaba sumar… A pesar de ello llevábamos buena marca, teniendo en cuenta que se nos habían escapado especies que otros años veíamos, y la climatología no tenía pinta de ayudar…

Además, el cansancio poco a poco hacía mella… y como la cosa estaba parada algunos aprovechábamos para dar unas cabezaditas…

El descanso del guerrero... jajajajajaja (23-4-2016)

El descanso del guerrero… jajajajajaja (23-4-2016)

Y es que el madrugón, la paliza de coche, el andar continuamente buscando, la tensión del momento, el mirar por prismáticos y telescopios sin parar, y el que nuestra alimentación durante el día no era la mejor del mundo, hacía que el cansancio poco a poco pasase factura, a pesar de que con observaciones, y a base de sobresaltos y chillos por posibles aves nuevas al listado poco se podía dormir…

La verdad que aunque en la zona media no nos había ido lo bien que nos hubiera gustado, no llevábamos mala marca y estábamos colocados como para superar la marca de años anteriores (154 especies nuestro record). El único inconveniente para ello era que las nubes cada vez eran más grandes y oscuras y tenían peor pinta…

Camino al Pirineo; Itziar Almarcegui (23-4-2016)

Camino al Pirineo; Itziar Almarcegui (23-4-2016)

A pesar de ello, el ánimo no caía y en Las Coronas sumábamos escribano cerillo (144) y carbonero garrapinos (145). Estábamos a escasas 10 aves de superar nuestra cifra, y nos quedaban todas las especies de alta montaña…

Carbonero garrapinos (23-4-2016)

Carbonero garrapinos (23-4-2016)

Y ya si en la zona media el cielo se estaba encapotando, en el valle del Roncal aún pintaba todo peor… A pesar de ello, en Burgui aparecía el carbonero palustre (146), en Urzainqui el mirlo acuático (147) que también se hizo de rogar, y en Aspurz el quebrantahuesos (148) nos daba un buen subidón…

Quiebrantahuiesos planeando (23-4-2016)

Quebrantahuesos planeando (23-4-2016)

Es un ave emblemática y de esta forma, aunque la climatología pintaba muy mal nos daba a todos un muy buen subión, y una pizca de optimismo que las nubes nos habían hecho perder… ya que poco a poco la luna de la furgoneta se llenaba de gotas y pintaba muy pero que muy mal.

Y no es para menos, porque este ave es especial… Es el rey de la alta montaña, y como prueba, estuvimos disfrutando de ella un rato, ya que como algunos ya sabréis… es pecado abandonar el lugar con un quebrantahuesos en el cielo!!!!! jejejejejeje

Con este optimismo, además añadíamos avión roquero (149) y lavandera cascadeña (150) en el río, aves que aunque suelen ser muy comunes se hicieron mucho de rogar…

Y con esto, ya llegó lo que llevaba rato anunciando… un fuerte temporal…

Arcoiris que nos había anunciado lo que venía... (23-4-2016)

Arcoíris que nos había anunciado lo que venía… (23-4-2016)

Como se suele decir, se jodió lo que se daba… (perdón por el taco) pero es que es así… y el subidón y últimas tiras de optimismo que nos había inyectado el buitre barbudo, se nos escapaba, igual que se nos alejaba mucho el record del grupo y el hacer una buena marca…

Ya no por el hecho de que las aves estuvieran menos visibles y a resguardo, sino porque la lluvia no dejaba permanecer fuera del vehículo y practicar la observación, además de que la niebla se cerraba de tal manera que no había visibilidad alguna…

Aún así, con fuerte lluvia y escasa visibilidad éramos capaces de sumar mirlo capiblanco (151), acentor común (152), bisbita alpino (153) y trepador azul (154), este último en las curvas del puerto de Belagua, donde apurábamos el día porque aunque llovía, lo hacía menos intensamente que en la zona alta de Larra, zona que visitamos pero que fue inútil, ya que era imposible descubrir nada…

El temporal nos dejaba estas imágenes... (23-4-2016)

El temporal nos dejaba estas imágenes… (23-4-2016)

Tras ello, bajábamos de nuevo hacia Roncal, donde el cárabo nos fallaba en varios pueblos del valle (aunque bien es cierto que no le poníamos mucha insistencia… habíamos quedado “tocados” por el mal tiempo y todo lo que no habíamos detectado arriba), y donde dábamos la maratón por terminada… Eso sí, sin tener claro el número de especies, ya que mi libreta era un follón y era imposible controlarla en el momento… jejejeje.

El cárabo no apareció (23-4-2016)

El cárabo no apareció (23-4-2016)

Así que ya veis… Tras el recuento, de nuevo 154 especies… Esperemos que no sea nuestro número maldito y que lo podamos superar…jajajajaja. Contentos por el resultado, porque sabemos que en la alta montaña se nos escaparon unas cuantas por la climatología (y en otras zonas algunas que no nos pueden faltar)… y de haber tenido buen tiempo, seguramente hubiéramos superado las 160… Aún así se te queda un poco mal sabor de boca por el final, pero la verdad que no nos podemos quejar… Poniendo todo en una balanza… sin duda gana lo bueno y los buenos momentos vividos!!!

Nos faltaron unas cuantas especies… verderón serrano, piquituerto, herrerillo capuchino, camachuelo, acentor alpino, agateador norteño, arrendajo, chova piquigualda, polluelas, correlimos, roquero rojo, cárabo, tórtola europea, pito real, currucas fallaron unas cuantas… Pero bueno, ya caerán otro año, ya que la verdad que pasamos un muy buen día y ya tenemos ganas de volver, ya que fue otra experiencia inolvidable y a la que esperamos ya a 2017!!!!

Y con este listado de 154 especies (600 kilómetros recorridos) y tras la participación de 32 equipos y un total de 129 participantes que identificaron un total de 281 especies, estos son los resultados finales, para que os hagáis una idea… Muy buenos resultados los equipos navarros, en esta actividad que cada año cuenta con más equipos y participantes.

Clasificación final

Clasificación final

Así que ahora toca esperar a 2017 para realizar otra maratón e intentar batir nuestro propio record y porque no! batir a los “Chochines”, el otro equipo navarro que está entre los grandes!!! “Larga vida a los Bloody twitchers”!!!!

Una sonrisa para alegrar la triste tarde que se puso!!! Itziar Almarcegui (23-4-2016)

Una sonrisa para alegrar la triste tarde que se puso!!! Itziar Almarcegui (23-4-2016)

Anuncios

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en "Los Bloody twitchers", Buscando muy a lo lejos.... Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Maratón ornitológico 2016 con los “BLOODY TWITCHERS”, una pena el mal tiempo en la alta montaña…

  1. Mikel dijo:

    Ole, ole y ole!
    Menudos máquinas. Felicidades Danieltxo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s