Revista EZKABA (Julio 2017) “La culebra alada”; TORCECUELLO EUROASIÁTICO

A VISTA DE PÁJAROS

Por los parques y jardines pamploneses, lleva unas semanas un pájaro estival que viene a nuestras latitudes a pasar el verano. Es un ave muy curiosa y especial por su plumaje y sus movimientos, ya que cuando se siente en peligro o incómoda, mueve su cuello y cabeza como si de una serpiente se tratase, para así intentar espantar a sus depredadores y enemigos. De ahí su nombre, el torcecuello

 “LA CULEBRA ALADA”

Torcecuello euroasiático; Lepitzuli (Jynx torquilla): Se trata de uno de los pájaros carpinteros ibéricos, algo atípico por su forma y coloración. Es un ave de tamaño mediano con coloración apagada, donde mezcla grises, con pardos, blancos y negros, adquiriendo un color muy curioso, ya que su cuerpo parece estar compuesto de escamas.

Torcecuello en una rama (23-5-2013)

A pesar de ser un ave carpintera, no está igualmente adaptada al medio, ya que aunque tiene pico puntiagudo, es menos potente y por ello, aunque vive en huecos y agujeros de árboles, el mismo no es el que los hace, sino que aprovecha o bien huecos naturales o bien huecos de otras especies.

Sin embargo, su alimentación si que es similar a la de otros pájaros carpinteros, ya que se alimenta de insectos que encuentra rebuscando en el suelo o en cortezas de ramas y árboles, predominando en su dieta las hormigas, que captura con su larguísima lengua buscando entre hierbas, piedras, madera o tierra.

Para vivir se trata de un ave que necesita ciertas características forestales en el medio, pero tampoco necesita densos bosques, como si es el caso de otras especies de pájaros carpinteros. Por ello, es fácil de encontrar en zonas abiertas con arbolado disperso, bosques de ribera y sotos, e incluso zonas de huertas con frutales.

Torcecuello entre ñla hierba (13-9-2014)

En Pamplona, es un ave totalmente estival, que viene en primavera y se va tras el verano. Para localizarlo, como por su coloración y comportamiento es muy discreto, muchas veces necesitaremos escuchar su estridente y repetido chillo, agudo y a modo de risa que es muy peculiar, y en nuestro barrio siempre lo encontraremos en el paseo fluvial o en la Ronda Norte y Parque de los Aromas, donde se observa caminando por la hierba de los jardines, siempre en busca de alimento.

Para leer la revista completa: https://issuu.com/ezkabarotxapea/docs/ezkaba_julio_2017_web

Anuncios

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Revista Ezkaba y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Revista EZKABA (Julio 2017) “La culebra alada”; TORCECUELLO EUROASIÁTICO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s