Con variedad pero sin grandes novedades por el río…

Durante las últimas semanas, he seguido con mis típicos paseos por el río Arga, tanto de mañana como de tarde para poder disfrutar de las aves y todo lo que me rodea en lo que a naturaleza se refiere (9, 12, 13 y 19-9-2017).

A pesar de tener listados de fauna variada bastante decentes, no ha habido “nada” que me resultase especialmente interesante. Y es que, las fechas en las que acaban el verano, son “algo” tristes en cuanto a variedad de aves, por lo menos en lo que se refiere a Iruña capital.

La llegada de las aves invernantes está cerca, y pronto serán mejores fechas, pero por si acaso, no dejo de buscar en nuestras aguas, ya que nunca se sabe cuándo va a haber una buena sorpresa.

Como siempre, en este tipo de paseos, hay unas cuantas que nunca fallan.

Claros ejemplos son los azulones y las garzas reales.

Azulón estirándose (9-9-2017)

Los primeros, los reyes de las aguas pamplonesas por el gran número en el que se encuentran presentes, y las segundas, las reinas por su gran tamaño, su belleza y su espectacular forma de pescar.

Garza en uno de sus oteaderos habituales (19-9-2017)

Igualmente, espectacular por la viveza de sus colores es el martín pescador, que tras “desaparecer” en verano, parece que conforme se acerca el otoño se vuelve más visible en el interior de nuestra ciudad.

Otros años había síntomas de que parecía que había criado muy cerca, pero lleva unos cuantos años que en verano, por desgracia para nosotros se esfuma y no es fácil de ver…

Martín pescador posado en la Txantrea (9-9-2017)

Igualmente entre las acuáticas, están presentes las coloridas lavanderas cascadeñas, las discretas gallinetas, y los huidizos andarríos chicos, que depende la época del año, igualmente son más o menos abundantes.

Andarríos chico en la zona de Aranzadi (19-9-2017)

En los jardines, son muy comunes las lavanderas blancas, los gorriones en los arbolillos, y los buenos bandos de estorninos tanto negros como pintos o bien montando un buen escándalo en el cielo o tejados, o bien picoteando entre las hierbas buscando alimento.

Bando de estorninos en vuelo (9-9-2017)

Las aves migradoras, poco a poco abandonan el lugar que durante varios días les ha servido de descanso, como es el caso de los papamoscas cerrojillos, papamoscas grises, mosquiteros musicales o colirrojos reales, que o bien han pasado el verano, o simplemente han estado de paso durante varios días.

Papamoscas cerrojillo en un espino (9-9-2017)

E igual pasa con aves de gran tamaño, como las águilas calzadas, que en muchas ocasiones podemos ver en los cielos pamploneses campeando y buscando alimento en las zonas más abiertas. Éstas que están ya abandonando nuestra tierra para cruzar el estrecho y pasar al continente africano, se ven acompañadas en el aire de los residentes y presentes todo el año cernícalos y cornejas, bastante abundantes y que crían en el interior de nuestra ciudad.

Aguililla calzada de fase clara (9-9-2017)

Entre aves comunes un buen listado que no falla tanto en las orillas del río como en muchos otros puntos de la ciudad. Es el caso de las palomas, las tórtolas turcas, las picarazas, los mirlos comunes o las grajillas.

Estas amigas siempre están presentes… Ríos, parques, jardines, calles…

Tórtola turca en la zona de los caballos de Goñi (9-9-2017)

Y el listado se ve aumentando por pajarillos comunes de menor tamaño que también se dejan ver generalmente bastante fácil y en buenos números, como es el caso de carboneros, herrerillos, mitos, pinzones vulgares, jilgueros, verdecillos o petirrojos.

Petirrojo (9-9-2017)

Igualmente otros también están presentes pero en menor número, como los colirrojos tizones, que antes eran mucho más abundantes, los gorriones molineros que se ven en puntos muy concretos formando pequeñas colonias, o los chochines y ruiseñores bastardos, que alborotan de buena manera con sus chillos los arbustos de las orillas del río siendo muy fáciles de localizar pero no así de ver.

Colirrojo tizón (9-9-2017)

En el tema de mamíferos, aunque una ciudad no es el mejor sitio para estos animales, se dejan ver cosas interesantes…

Es el caso de “Torcuato” el castor, que sigue campando nuestras aguas y dejando muy visibles sus restos de alimentación, muchas ocasiones en los árboles más grandes, dejando claro quién manda en la zona… jejejejeje.

Rastros de castor (9-9-2017)

Y aunque cuesta ver, las ardillas esta primavera-verano las he observado en más lugares y muchas más veces que de costumbre. A ver si no es fruto de la casualidad y poco a poco se va expandiendo, ya que es un animal bien bonito y divertido que sin duda alguna ameniza los paseos a todo el mundo.

Ardilla en Aranzadi (12-9-2017)

Asustadiza no se movía del mismo árbol (12-9-2017)

En tema de insectos, los calores que han hecho, y que han tardado en irse a pesar de que no hayan sido muy extremos, han ayudado a la proliferación de este tipo de animales que en las orillas del río son bastante abundantes…

Avispas creando un pequeño avispero (9-9-2017)

Grupo de chinches, muy abundantes estos días (9-9-2017)

Y para acabar con la variada fauna observada en estos paseos veraniegos, se dejan ver los últimos reptiles del año, que en los próximos días se esconderán para pasar el invierno enterrados en el suelo, metidos entre rocas, o buscando ranuras en edificios…

De esta forma me resultó muy curiosa una pequeña salamanquesa cercana al centro de salud de la Rotxapea, mi barrio, y que en el escaparate de un comercio pasaba totalmente desapercibida para todo el mundo cuando yo me dirigía hacia el río. Una cría del año que me certifica que la especie cría en la misma puerta de casa.

Salamanquesa en el corazón del barrio de la Rotxapea…

Y también muy abundantes las lagartijas ibéricas en la zapata del puente del Plazaola…

Lagartija entre hojas (19-9-2017)

Lagartija asomando en el puente del Plazaola (19-9-2017)

Allí hay unas rocas grandes y voluminosas que dan buen cobijo, así que un lugar ideal para esconderse cuando se sienten amenazadas.

Pareja de lagartijas (19-9-2017)

Primer plano de una de las lagartijas (19-9-2017)

Así que ya veis… Buena variedad de especies pero con nada especialmente llamativo, así que toca esperar al duro invierno para ver si nos trae alguna sorpresa, y mientras tanto, “bienvenido otoño, que eres la primavera del invierno…”.

Jilguero (9-9-2017)

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Anfibios y reptiles, Mamíferos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s