Revista EZKABA (Mayo 2018) Las que vienen y se van; ZARCERO POLÍGLOTA y RUISEÑOR COMÚN

A VISTA DE PÁJAROS

Ya estamos en plena primavera, y en ella hay muchos pajarillos que han venido de otras tierras a pasar el verano y criar por aquí. Es el caso de dos especies muy discretas en colores, pero no en cantos, ya que además de tener un tono muy alto, tienen unas composiciones musicales muy largas y llamativas.

LAS QUE VIENEN Y SE VAN V

Zarcero políglota; Sasi-txori arrunt (Hippolais polyglotta): El zarcero políglota, también llamado común, es un pajarillo pequeño de colores pardos muy discreto. Con el pico largo, es marrón por el dorso y amarillento por las partes bajas.

Zarcero cantando en lo alto de un arbolillo, a pleno pulmón (28-4-2016)

Es un ave que se encuentra en zonas abiertas donde hay arbolado y zonas de matorral disperso. Zonas de campos de cultivo y huertas, zonas adehesadas, y en muchas ocasiones en bosques de ribera.

Se trata de un pajarillo que suele andar siempre entre matorrales, y que no es fácil de ver, a pesar de que en muchas ocasiones sale a lo más alto de una rama a cantar para que su sonido llegue más lejos.

Su dieta está basada en insectos e invertebrados de todo tipo.

Encontrándose por toda la Península Ibérica, en nuestro territorio se trata de un ave estival, que viene por estas fechas a pasar el verano. En la Rochapea para observarlo tenemos que ir a las orlas arbustivas que rodean las vías del tren en la zona norte, junto al parque de los Aromas.

Ruiseñor común; Urretxindor (Luscinia megarhynchos): El ruiseñor es un pajarillo de color pardo por encima y más claro por debajo, con cierto tono rojizo en la cola y muy parecido al zarcero ya descrito.

Ruiseñor entre las hojas cantando… (11-5-2016)

Si el zarcero anda entre vegetación, esta especie aún lo hace mas. Es muy complicado de ver ya que difícilmente sale de la espesura, pero se localiza muy fácil por su melódico canto, con el que no para desde antes del amanecer y por el que es bien conocido.

Habita ambientes muy variados, siempre que tenga buena y espesa vegetación arbustiva para esconderse, con cierta predilección por zonas húmedas, como pueden ser los bosques de ribera.

Se alimenta de todo tipo de insectos y de frutos, sobre todo en épocas previas a la migración, para acumular fuerzas y reservas para los largos viajes.

En Navarra está presente por todo el territorio, y para escucharlo en el barrio, el mejor sitio son las orillas del río Arga, donde en verano canta entre las zarzas.

Para leer la revista completa: https://issuu.com/ezkabarotxapea/docs/ezkaba_mayo_2018_baja

Anuncios

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Revista Ezkaba y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s