Entre quebrantahuesos, otros buitres ibéricos por Buseu.

Como en la entrada de hace unas semanas ya lo comenté, hoy le toca el turno a otros buitres ibéricos que observe durante mi viaje (22 y 23-7-2018) a Buseu para fotografiar quebrantahuesos.

Para ello además, aprovecho la cercanía del “Día de los buitres”, que este año es el 1 de septiembre, y que anualmente se celebra el primer sábado del mismo mes.

Buitre leonado, el buitre más abundante en Iberia (22-7-2016)

La verdad que un muladar es un sitio ideal para ver aves necrófagas, y si se realiza un aporte de carne, pues mejor que mejor. Esté donde esté el muladar es algo impresionante, ya que se concentran decenas de buitres, incluso a centenares.

Los muladares son lugares en los que se echan restos de caza, cadáveres de ganado muerto, y que están regulados de forma diferente según las comunidades autónomas. A pesar de ello hay a lo largo de toda la Península Ibérica, y sin duda alguna aconsejo visitar uno en día de aporte, ya que es un espectáculo. Hay muladares con hides, como es el caso de Buseu, y hay otros en los que se va simplemente a observar, o que incluso no se hace seguimiento.

Buitres tras echar la carne (22-7-2018)

Allí, durante los dos días que permanecí, mis jornadas comenzaban temprano, por lo que observaba otro tipo de fauna camino al muladar.

El muladar estaba apartado de la civilización, y como yo quería estar ya allí con las primeras luces para ver a los buitres más madrugadores, tuve suerte y pude observar algún mamífero, que son los reyes de la noche, sobre todo en los bosques de alta montaña. Es el caso de una hembra de ciervo que vi con su cervatillo, y un pequeño grupo de 4 jabalíes.

Ciervo poco después de amanecer (23-7-2016)

Grupo de jabalíes (23-7-2017)

Además, solo el lugar ya hace que el paisaje sea espectacular.

Paisaje tormentoso (22-7-2016)

Yo tuve la suerte de tener una de esas tormentas veraniegas que me dejaron un atardecer precioso. Además me pilló ya cerca de la furgoneta tras la sesión de fotografía en el hide, y pude cobijarme de la fuerte e intensa lluvia que cayó en tan solo unos minutos.

Tormenta que me dejó un cielo oscuro que contrastaba con los últimos rayos de sol, y que hacían brillar un colorido e intenso arcoíris que por momentos fue doble.

Arcoíris en plena montaña (22-7-2016)

Envolviendo al abandonado pueblo de Buseu, un arco iris de lado a lado. A pesar de correr para no mojarme, la carrera mereció la pena y tuvo un buen premio… jejejejeje.

Pueblo de Buseu (22-7-2016)

Y nos ponemos en harina con las aves que por allí nos aparecieron.

Grupo de buitres leonados (22-7-2016)

Los primeros en bajar tras realizar el aporte de carne, huesos, vísceras y demás, fueron los buitres, como suele pasar en estos casos…

Un muy buen jaleo de docenas y docenas de estos carroñeros, que empezaron a comer sin que aún Jordi y su hijo, que hicieron el aporte de carne, hubieran marchado del lugar. Y es que al parecer, los buitres ya conocen los ruidos del coche subiendo por la pista, y lo conocen a la perfección visualmente también. Cuando lo ven, ya saben que hay comida.

Pero esto no es solo aquí… En Navarra, hace años el encargado de echar ganado muerto a los muladares, era un gestor privado, que cogía los animales muertos de la granja y los llevaba hasta el muladar. Pues bien, cuando este camión se encontraba ya a pocos kilómetros del muladar, se le veía con una columna de buitres que volaban tras él, ya que sabían que había comida de por medio. Cuanto menos… curioso!

Jaleo de buitres levantando bien de polvo (22-7-2016)

Buitre de frente en el jaleo (22-7-2016)

Y es que, es impresionante ver como comen estas aves de tan gran envergadura.

El buitre leonado se trata de una rapaz de 6-8 kilos, pero que recién comido puede pesar hasta 10 o 11, y que tiene una longitud de entre 90 y 110 centímetros. Es de las aves más grandes de Europa, y su envergadura alar no anda lejos de los 3 metros. Imaginaros un bicho así aterrizando a escasos metros a comer… Una bestialidad! Pues si bajan por decenas, es un espectáculo que hay que ver!!!!

Buitre comiendo (22-7-2016)

Se trata de aves gregarias, que viven en colonias, sobre todo en cortados y roquedos, tanto cortados montañosos, como cortados fluviales, e incluso en algunas zonas cortados marinos, lugares donde cría. Presente en Europa, Asia y África, en la Península Ibérica está presente en prácticamente todas las cadenas montañosas, siendo un ave muy común y habitual, y que cuenta en Iberia con el 80% de la población europea.

En muchas zonas de montaña cría, y donde no lo hace, no es difícil de observarlo, ya que realiza largos viajes en busca de alimento, y los jóvenes tienen ciertos viajes dispersivos. Además, por su tamaño y su tosca figura en vuelo es un ave inconfundible, igual que si está posado, por lo que se localiza con facilidad.

En lo que a alimentación se refiere, el buitre leonado es un ave carroñera; se trata de un ave necrófaga. Es decir, se alimenta de carne y animales muertos, sobre todo grandes ungulados, como pueden ser ciervos, corzos, gamos o jabalíes.

Además, está muy ligado al ganado, ya que en la alta montaña es un “limpiador” de cadáveres de ganado doméstico que muere en el monte. En pocos minutos, con los primeros buitres ya solo quedarán los huesos y la piel.

Por todo ello, es fácil observarlo en muladares, donde acaba este tipo de ganado, o incluso vertederos, donde busca alimento entre la basura, junto a cigüeñas o gaviotas, también muy abundantes en este tipo de instalaciones.

Dos buitres con el mismo pedazo de carne (22-7-2016)

Comiendo carne (22-7-2016)

En el hide, es impresionante verlos aterrizar y planear tan cerca. Se le pueden ver todos los detalles, tanto en vuelo, como posados.

En vuelo es un ave muy robusta, grande, y con alas que parecen bastante rectangulares, ya que son largas y anchas. Cola corta y redondeada (más corta en adultos), y es marrón y negro. Su largo cuello lo recoge, por lo que adquiere aspecto de ave compacta. No hay confusión posible con otra especie, salvo con el buitre negro, del que luego hablaremos, pero que a diferencia de este que combina marrones y negros, es totalmente negro y algo más grande.

Buitre llegando al muladar (22-7-2016)

Aterrizando (22-7-2016)

Posado en el suelo, su aspecto cambia. Sin apenas dimorfismo sexual a simple vista, se trata como ya habéis visto en las fotos de un ave de color pardo, produciéndose un fuerte contraste con las rémiges, que son oscuras.

Buitre joven (22-7-2016)

Su cabeza y cuello son lo más característico de la especie.

De color crema, su cuello es grueso, largo y robusto, desprovisto de plumas, pero cubierto de un suave plumón, acabado en un grande, ganchudo y poderoso pico. Además, en el inicio del cuello posee un grupo de plumas largas y finas llamadas gorguera. Gorguera que es marrón en los jóvenes, y que conforme crecen en edad se vuelve blanca y más algodonosa.

Igualmente, el pico negro de los recién nacidos también se va aclarando hasta llegar a color crema, y el iris que es en los jóvenes de color oscuro, en los adultos es de color marrón clarito.

Todas estas características van cambiando poco a poco, adquiriendo el plumaje y caracteres de adulto, entre los 6 y 8 años, muy similar a lo que pasa en el quebrantahuesos, y que ya tratamos hace tiempo.

Buitre adulto, fácil de comparar con el joven de arriba (22-7-2016)

Estas características de cabeza y cuello, se deben a su alimentación.

El fuerte pico le ayuda a desgarrar la carne, y el largo cuello le ayuda a meter la cabeza dentro del animal muerto, al que desgarra la piel y devora poco a poco introduciendo la cabeza y el cuello. Además, ese inicio de cuello con plumas, que lo hace más voluminoso, le sirve de tope, y el tener la cabeza sin plumas, es para que no se ensucie de sangre y otras sustancias; es decir, por higiene.

Ya veis, una cabeza perfecta y bien adaptada para una alimentación muy concreta.

Buitre comiendo (22-7-2016)

Aves que como muchas otras especies están marcadas para seguimiento, y de las que yo vi varios ejemplares. Todos durante el primer día de hide, ya que durante el segundo, al no realizar aporte los buitres que bajaron los puedo contar con los dedos de una mano. “H81”, “MTW”, “MUM”, “H8U”, “7CC”, “M6N”, “F9M”, “N2H”, “PPW”, “RPJ” son ejemplares que asomaron por allí.

Buitre “RPJ” con las alas abiertas (22-7-2016)

Sobre el tema de reproducción como ya he dicho, los buitres leonados se reproducen en cortados, en colonias de varias parejas.

El nido se trata de una maraña de ramas, palos, pajas y lana que instala en oquedades o repisas que los propios cortados poseen y que crean entre ambos sexos durante el invierno (manteniéndose la pareja unida de por vida), poniendo el huevo durante enero y febrero.

La incubación es realizada por ambos sexos por igual, dura alrededor de 50 días, y el pollo permanecerá en el nido y será alimentado durante 120 días aproximadamente, a pesar de que antes puede comenzar a moverse y pasear en la zona del nido si tiene hueco.

Así, que los primeros pollos vuelan hacia julio, alargándose el periodo de salto del nido hasta septiembre. Un esfuerzo importantísimo para los progenitores, ya que en diciembre empiezan con los vuelos nupciales, y acaban la cría en agosto, teniendo muchas veces que ayudar al pollo a buscar comida hasta el otoño…

Ya veis, tiene que ser una verdadera paliza, ya que están más de medio año para sacar adelante a un solo pollo, repitiendo la tarea prácticamente todos los años… Algo de elogiar.

Buitre de frente (22-7-2016)

Buitre en el muladar de Buseu (22-7-2016)

Además de buitres leonados, también visitaron el muladar alimoches, aves estivales, que aunque acudieron al lugar con el vertido de comida, fueron bastante escasas.

Presente en el sur de Europa, Oriente Medio, Asia central y meridional y a lo largo de extensas regiones de África, el alimoche se encuentra en la Península Ibérica repartido por toda la geografía en zonas montañosas, pero solo en cierta época del año, ya que es un ave que viene a criar en verano, y que está sufriendo un fuerte retroceso en su número poblacional.

Cuanto menos, se trata de un ave curiosa. Es un buitre mucho más pequeño que los tratados en esta entrada, ya que mide alrededor de 60 centímetros de longitud, y de envergadura no supera los 170 centímetros.

Alimoche (22-7-2016)

También inconfundible, su coloración es blanca (aunque suele estar algo sucio) con rémiges totalmente negras y creando un fuerte contraste, y con una cara muy diferente a la del buitre leonado, pero que lo hace también muy especial.

Su cabeza y cuello están cubiertos por plumas, pero de forma alborotada y desorganizada, y la cara está desplumada y es de un llamativo color anaranjado. Su pico, es muy diferente al de los demás buitres, ya que es muy fino, puntiagudo y relativamente largo. Con él, puede seleccionar diferentes partes de la carroña para alimentarse, pero tiene difícil el poder cortar y romper las pieles, lo que hace que siempre vaya ligado en carroñas a otros buitres más grandes que si que pueden, e incluso a córvidos.

En cambio, los jóvenes son muy diferentes en cuanto a coloración se refiere, ya que al nacer tienen la cara grisácea, y el plumaje es negruzco, siendo aclarado en sucesivas mudas, hasta llegar al plumaje adulto a los 5 años aproximadamente. Yo no pude ver ejemplares jóvenes, y todos los que por allí pasaron eran bastante blancuzcos, por lo que tendréis que esperar a otra ocasión para que os muestre ejemplares de corta edad.

Primer plano del animal (22-7-2016)

En vuelo, se trata de un ave muy blanca (con parte de alas negras), con alas estrechas y largas, y cola larga con forma de rombo. El joven, mantiene la misma figura y forma, pero de color oscuro.

Entre los alimoches, también se produjeron buenos enzarzamientos… De hecho había un ejemplar muy violento que no paraba de hacer pasadas enseñando las garras a otros individuos de su especie.

Alimoches en pelea (22-7-2016)

Aquí, como ya he dicho, se trata de un ave estival, que pasa el invierno en el África subsahariana, cruzando el estrecho de Gibraltar entre mediados de julio y mediados de octubre, y volviendo a las áreas de cría entre febrero y mediados de abril.

Durante este periodo de cría, el alimoche también es un ave rupícola, que cría en cortados, usando sobre todo pequeñas oquedades, en las que hace un nido con ramas y lana. Suele volver además año tras año a los mismos lugares, y una vez llega, se asienta y comienza la reproducción.

En ella, pone generalmente dos huevos (aunque uno suele fracasar), que son incubados por ambos sexos durante 42 días. Pasados estos días, nace el pollo, que completa su plumaje a los 80 días aproximadamente, y que tardará aún algún día más en levantar el vuelo y saltar del nido.

Es un ave carroñera, que se alimenta de cadáveres de todo tipo de animales. Se junta junto a buitres leonados y negros (del que hablaremos a continuación), y se aprovecha de como estos con sus fuertes picos descuartizan las pieles de los grandes animales. De esta forma y aprovechando su trabajo, el alimoche con su pico más fino llega para alimentarse a lugares donde los buitres más grandes no pueden llegar.

Igualmente, aunque su dieta principal está basada en la carroña, puede capturar pequeños invertebrados, se ve buscando comida en vertederos y basureros, e incluso se alimenta entre los excrementos del ganado. Por ello muchas veces se le ve ligado a grandes explotaciones ganaderas.

Como pasa con el buitre leonado, hay animales anillados para estudiar movimientos migratorios y evolución poblacional. Yo durante mi visita fiché a un alimoche marcado “393”. Dato siempre interesante, y más en una especie con fuerte declive como es esta.

Pareja de alimoches, con el “393” al fondo (22-7-2016)

Junto a buitres leonados, y alimoches, también aparecieron buitres negros.

Aunque no es la especie estrella de este muladar, sí que es una de las especies importantes, ya que el buitre negro desapareció hace años del Pirineos, y en la actualidad hay programas de reintroducción y seguimiento, que parece están teniendo sus frutos, ya que la verdad vi un número de buitres negros que no esperaba.

Buitre negro posado en el muladar (22-7-2016)

Los buitres negros son buitres muy similares al buitre leonado en cuanto a forma, pero de color negro, como bien indica su nombre.

De longitud llega a los 115 centímetros, y de envergadura alar roza ya los 3 metros… Una barbaridad! Menudo bicho!!!!

Varios buitres negros (22-7-2016)

Considerada la rapaz más grande de Europa, el adulto es de color pardo muy oscuro (prácticamente negro) y tiene en el inicio de su cuello (que también es oscuro) un grupo de plumas muy característico. La cabeza está cubierta también de un plumón algodonoso, de color marrón y gris, dependiendo de la edad, ya que se va aclarando conforme pasan los años, terminada en un gran, potente y robusto pico de color azulado rosado, que acaba en una gran punta oscura.

El joven nacido en el año es aún más oscuro y homogéneo que el adulto, con la cabeza más oscura y el pico más rosado.

En vuelo es fácil de distinguir por su gran tamaño y su color oscuro (que a diferencia del buitre leonado carece de colores pardos) y tiene unas alas largas, anchas y bastante rectangulares. La cola es corta, oscura y bastante redondeada también.

Buitre negro con anilla (22-7-2016)

Precioso animal, que se está recuperando en el Pirineo y está volviendo a conquistar estas cadenas montañosas.

Desde 2007, en el Prepirineo catalán, existe un proyecto de reintroducción.  Proyecto promovido por la Generalitat y con colaboración de GREFA y TRENCA, y que a base de sueltas y de cría en cautividad, con ayudas de PAS (muladares) para facilitar alimento, ha conseguido tener una colonia de unos 60 ejemplares, sobre todo en la Reserva Nacional de caza de Boumort y Espai natural de Alinya.

De hecho, desde 2010 se están reproduciendo en libertad y ya se superan las 15 parejas reproductoras controladas. En 2017 fructificaron y se marcaron 5 pollos, y durante este 2018 nacieron 8, de los que hace un par de meses sobrevivían 6… No sé cómo estará el tema y si habrán salido todos para adelante, pero como podéis imaginar, parece que poco a poco la población va aumentando…

De hecho, yo en mis dos días observé montón de buitres negros marcados…

“H77”, “9VX”, “MPF”, “9WP”, “9WV”, “9VT”, “MPH”, “8RC”, “MRC”, “MPE”, “MR9”, “MR7”, “AM6”, “9X4”, “MR3”, “MRT” y “E46”. Observaciones que ya he pasado, y que seguramente serán de mucho interés.

Buitre anillado “E46” (23-7-2016)

Para alguien como yo, del norte, es una gozada poder ver al animal, ya que no estamos acostumbrados… Además, al ser a tan corta distancia, todavía se disfruta mucho más.

Y es que, el buitre negro está ligado casi por completo al bosque mediterráneo, sobre todo en la zona suroccidental de la Península Ibérica (Extremadura, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Madrid y Andalucía), así como en la isla de Mallorca. En el resto de Eurasia se encuentra en la zona sur, con poblaciones en India, China, Mongolia o Corea.

Ahora, estos proyectos de reintroducción hace que vuelvan a donas zonde parece que no hace muchos años habitaba, como el Pirineo o el Sistema Ibérico, y de hecho hay otro fuerte proyecto de reintroducción en la zona de La Demanda.

Buitre negro aterrizando (22-7-2016)

Hablando un poco de su biología, el buitre negro aunque puede verse en buenas carroñadas junto a otros buitres, no se ve en grupos tan grandes como el buitre leonado. Sigue siendo un animal que aprovecha cadáveres y carroñas, pero sí que entran en su dieta animales más pequeños como puede ser el conejo, muy abundante en su zona de distribución.

Aunque resulte curioso por su tamaño, se puede considerar un ave forestal, ya que para criar elige las copas de los árboles. Sin preferencia por unos u otros, suele usar robles de carácter mediterráneo como las encinas y los alcornoques, y pinos, aunque también se le conocen nidos en otras especies como alisos o enebros, e incluso en cortados, donde es ya bastante más raro. Allí hace una plataforma gigantesca de ramas, hojas y lanas, que usa durante varios años y arregla anualmente y en la que pone un solo huevo, incubado por ambos sexos.

Para ello, la pareja se reconquista semanas antes durante las primeras semanas del año, y digo reconquista, porque la pareja es la misma de por vida.

Tras una incubación superior a los 50 días, hacia mayo nace el pollo, que no vuela hasta finales de verano, y permaneciendo con los padres en muchas ocasiones durante el otoño. Ya veis. ¡¡¡¡Una crianza que dura prácticamente todo el año, comenzando en enero y acabando en otoño!!!!

Así son los buitres… ninguno se caracteriza por tener una reproducción ágil… De ahí uno de sus problemas, ya que en tantas semanas, es fácil que una puesta o un polluelo recién nacido fracase… Una pena pero así es.

Buitre negro en vuelo muy cerca (22-7-2016)

Buitre negro mirando de frente (22-7-2016)

Y para terminar con las 4 especies que vemos por la Península, no faltaron los quebrantahuesos, de los que voy a decir poco porque ya hablé de ellos hace unos días… https://avistadepajaros.wordpress.com/2018/06/20/quebrantahuesos-en-buseu-el-rey-de-la-montana-impresionante/

Quebrantahuesos adulto (22-7-2016)

El quebrantahuesos es el único ave del planeta que se alimenta de huesos. Ave típica y representativa de la alta montaña y que por aquí tenemos la suerte de tener en los Pirineos, y algo en Picos de Europa y Sierra de Cazorla, por un par de programas de reintroducción, ya que se trata de una rapaz que fue mucho más común de lo que es ahora.

Quebrantahuesos con un hueso en el pico (22-7-2016)

Su planeo es más suave que el de los anteriores buitres ya citados, y en vuelo destaca su esbelta figura, con alas puntiagudas y cola en forma de rombo muy larga, algo que lo hace fácil de identificar.

Buitre barbudo en vuelo (22-7-2016)

De grandes dimensiones, lo más destacado de su figura es su rostro.

Además de unos curiosos bigotes negros, que le dan el nombre de buitre barbudo, su cabeza es única, con una especie de antifaz negro, y unos ojos amarillentos rodeados de un anillo ocular rojo muy llamativos. Su mirada tiene algo especial, que no tienen ni los otros buitres, ni casi ningún otro pájaro de nuestros lares.

Ejemplar en pleno vuelo (22-7-2016)

Otra de las curiosidades de la especie es el cambio de plumaje desde pollo hasta adulto, que dura entre 6 y 7 años y que como norma general va aclarando, ya que al nacer es totalmente un animal castaño, y con el paso de los años su vientre, cuello y cabeza se vuelven blancos, color que cambia a anaranjado de diferentes intensidades, según ejemplares, tras adquirir baños en aguas ricas en hierro.

Despegando con un hueso en sus garras (22-7-2016)

Sin duda alguna, este tipo de muladares son los mejores lugares para disfrutar de la especie en libertad, ya que además se pueden ver varios ejemplares (y de diferentes edades) de forma simultánea.

Pareja de quebrantahuesos (23-7-2016)

Varios ejemplares adultos comiendo a la vez (23-7-2016)

Algo que pasa también con las especies citadas con anterioridad, ya que el tenerlos a escasos metros se pueden hacer unos preciosos primeros planos. Buseu será uno de los pocos muladares del mundo donde se puedan observar las 4 especies a la vez. Un lujo.

Buitre joven, con pico negro e iris oscuro (22-7-2016)

Buitre leonado adulto, con pico claro e iris marrón clarito (22-7-2016)

Otro primer plano de un buitre joven con gorguera muy marrón (22-7-2016)

Adulto con gorguera más algodonosa y clara (22-7-2016)

Primer plano de buitre negro; impresionante pico (22-7-2016)

Impresionante mirada también (22-7-2016)

Quebrantahuesos adulto, con todos los detalles de su rostro (22-7-2016)

Y aunque la zona queda en muchos rincones embarrada por la fuerte densidad de buitres leonados que baja y pisotean todo (no dejando estéticamente un bonito paisaje para la fotografía), se puede jugar también con ciertas composiciones.

Buitre leonado entre flores (22-7-2016)

Quebrantahuesos en el suelo en una zona de rocas (22-7-2016)

Un fuerte problema de estos animales, son los fuertes descensos de población de algunos de ellos. En el buitre leonado parece que la población está estabilizada; en quebrantahuesos en Pirineos parece que es buena aunque no acaban de conquistar territorios nuevos, y en el buitre negro parece que va mejorando poco a poco y se va expandiendo y llegando a lugares donde antes no estaba presente.

Por otro lado, en el alimoche está en claro descenso poblacional, probablemente la que peor evolución lleve en los últimos años. El uso de venenos indiscriminados sobre todo, los escopeteros que disparan a todo lo que ven, las colisiones con molinos eólicos y tendidos eléctricos, son algunos de sus mayores problemas. No pudiendo olvidar la desaparición del ganado (fuente de alimento) del campo y la montaña, siendo cada vez más estabulado y metido en macrogranjas con miles de cabezas.

Estos problemas de conservación son muy similares para las 4 especies. A pesar de que parece que en tiempos pasados fue mucho peor y el veneno era muy habitual, nos queda mucho para mejorar, sobre todo en cuanto a educación ambiental se refiere, algo en lo que todavía estamos muy verdes… Algunos todavía ven a estos animales como alimañas… ¡Que tristeza!

Buitre leonado anillado para su seguimiento… (22-7-2016)

Buitre negro “H77”, poco a poco asentándose en el Prepirineo catalán (22-7-2016)

Y siguiendo un poco con el muladar, en el que permanecí prácticamente de sol a sol, además de los cuatro buitres, también observé algún córvido como cuervos y cornejas, golondrinas, aviones comunes, palomas torcaces y chovas en vuelo, mirlos comunes y currucas carrasqueñas entre los matorrales, tarabillas comunes, carboneros garrapinos y cantos de pito real que provenían de las zonas más boscosas.

Cuervo en unas rocas (23-7-2016)

No pudo faltar tampoco un simpático zorro que de vez en cuando visitaba el lugar y hacía algún viaje llevándose comida. Unas veces carne, y otras huesos.

Zorro entre las patas (22-7-2016)

Así que parece que no solo los buitres están acostumbrados a que en esa zona se les eche alimento…

Llevándose comida (22-7-2016)

Realizando otro viaje (22-7-2016)

Así que poco más me queda por decir… Un lujo haber visitado dicho lugar. Muy buena gestión del lugar, y un montón de datos aportados para la evolución de las especies que me visitaron… Muchas anillas que darán datos muy interesantes de algunos individuos.

Variedad de necrófagas en el lugar (22-7-2016)

Alimoche, buitre leonado, buitre negro y quebrantahuesos en escasos metros cuadrados. En pocos lados se puede disfrutar de algo así.

Buitre negro posado (22-7-2016)

Quebrantahuesos en el muladar (23-7-2016)

Una experiencia inolvidable y que espero repetir en breve…

Quebrantahuesos aterrizando entre buitres leonados (22-7-2016)

Algo recomendable para cualquier fotógrafo de naturaleza y para cualquier amante del medio natural en general… No todos los días se ven bandadas de cientos de buitres comiendo, o quebrantahuesos tragando tibias a tan corta distancia…

El mendas en el hide (22-7-2016)

Así que a ver si vuelvo en unos meses por allí, ya que en Buseu, además de la buena compañía (http://buseu.es/projecte-buseu/) se respira naturaleza por los cuatro costados, y es un sitio especial, ya que los buitres nunca defraudan.

Buitre leonado, buitre negro, alimoche y quebrantahuesos… “Buseu es… buitral!!!!!”.

Buitre leonado saltando (22-7-2016)

Anuncios

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en "Quebranta", Buscando muy a lo lejos.... Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Entre quebrantahuesos, otros buitres ibéricos por Buseu.

  1. José Ramón Izurriaga Giménez dijo:

    ¡Qué fenómeno!

  2. Pingback: Jordi Canut se suma a la carta pidiendo innovar para conservar la naturaleza – Wild Europe

  3. guillergalo dijo:

    Daniel, siempre nos asombras. Nos compartes esa capacidad científica y avanzada de explicarnos la vida con palabras leves e imágenes grandiosas. Mi reconocimiento y gratitud por todo lo que aprendo en este blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s