Los grandes desconocidos; los peces del Arga

Gracias a Xabi Egurcegui (https://ornitologiadesdelaventana.wordpress.com/) , voy a ir en próximos días hablando de la fauna que vive bajo el agua. Esos grandes desconocidos que son los peces, y que muchísimas veces pasan desapercibidos… Con todo esto, a ver si somos capaces de valorar un poco más a estos animales escamados que casi siempre son infravalorados, y son elemento fundamental de los ríos, en este caso, del río Arga, pulmón de Iruña.

Cuando nos asomamos al Arga, lo consideramos como parte de nuestra ciudad, parte de nuestro entorno y nuestra vida cotidiana. Pero solemos olvidar que esa agua que consideramos tan “nuestra“ forma parte de algo mayor. Nos olvidamos con mucha frecuencia que está contextualizada en la cuenca del Ebro, el cauce que, a través del Aragón, la llevará muy lejos hasta abrazar ese mar tan legendario como es el Mediterráneo. Y es que el binomio Arga-Ebro es sólo una ilusión bastante subjetiva, y poco real, ya que ambos son un mismo continuo. O eso deberían de ser. Por eso vamos a pensar un poco en grande y recuperar algunas ideas que tenemos olvidadas.

Mapa altimético de la cuenca del Ebro; http://www.chebro.es/

El río Ebro es el más importante de la Península Ibérica. Es él el que da nombre a la tierra que riega, Iberia y Ebro comparten la misma raíz origen, y nombró a los habitantes de sus riberas, los Íberos. A pesar de ello, no es el más largo, 930 km frente a los 1007 del Tajo, (8,28% más largo), ni el que tiene mayor cuenca, 85362 km2 frente a los 98073 km2 del Duero (14,89% más extensa), ni el más caudaloso, 600m3/s frente a los 675 m3/s del Duero (12,5% más caudaloso), aunque, con unos ríos encorsetados por las presas y los embalses no está muy claro que quiere decir eso.

Además, mirando hacia arriba, es uno de los ríos más importantes del Mediterráneo. Sólo el Ródano y el Po pueden tutearle, y es que el Nilo juega en otra división.

Subcuenca del río Aragón. El Arga vierte sus aguas al Ebro a través de él;
http://www.chebro.es/

Podría parecer, que por desembocar en el Mediterráneo es un curso con esa cualidad. La verdad es que lo es por varios motivos más. El primero es su caudal acusadamente irregular, con máximos en invierno-primavera y mínimos en verano. Pero, lo que es más interesante, lo es por motivos faunísticos.

Mapa de distribución del lobo de río (Barbatula quignardi); Wikipedia

Europa está dominada por los ríos que surcan sus llanuras. Desde el Garona hasta los grandes ríos rusos comparten una gran cantidad de sus especies piscícolas. Sin embargo, los ríos mediterráneos tienen otra cualidad; y es que prácticamente cada cuenca tiene varias especies endémicas de la misma. Muy parecidas y relacionadas con las especies del “norte”, pero diferenciadas.

Mapa de distribución del Barbo de Graells (Luciobarbus graellsi); Wikipedia

Hay varias teorías al respecto, pero en ellas hay un componente que induce al aislamiento genético de las poblaciones: los grandes estiajes que sufren, la formación de las montañas del sur de Europa, las desconexiones en los periodos glaciares, … todo ello repercute en el fraccionamiento, casi cuenca a cuenca, de las poblaciones ícticas en los ríos del Mediterráneo, convirtiéndose en un laboratorio de generación de nuevas especies en las aguas de las tierras que rodean este mar.

Mapa de distribución de la madrilla (Parachondrostoma miegii). Algunas personas dudan de la presencia natural de la madrilla en los ríos cantábricos. Wikipedia

Es por ello, que al hablar de peces autóctonos del Ebro, y el Arga es uno de sus tributarios, nos refiramos en la mayoría de las ocasiones a especies endémicas del Ebro, especies que sólo se pueden encontrar en él. Por eso, cuando hablamos de ellas tenemos que considerarlas en ambas facetas.

Mapa de distribución de la txipa (Phoxinus bigerri). En el mapa aparecen cuencas más alla del Asón y en el Duero, donde se sabe que ha sido introducida como cebo vivo. En cambio los ríos entre el Adour y el Nervión-Ibaizábal no aparece. No estamos de acuerdo en esta falta de presencia. Además, consideramos que es nativa en ella; Wikipedia

Es posible que pensemos que todas son iguales, que no hay diferencias, pero debemos apreciar el trabajo que las derivas evolutivas han convertido en tan especiales estos “modestos” peces con los que nos ha tocado bregar. Porque, es cierto, el mundo piscícola está lleno de ejemplares soberbios, pero no lo es menos que nadie tiene lo que tenemos.

Mapa de distribución del gobio (Gobio lozanoi). La presencia en el Ebro de este gobio como autóctono es controvertida; Wikipedia

Bueno, o casi; porque al comparar el área de distribución de algunas de ellas, vemos con sorpresa, que de forma natural han podido colonizar otras cuencas próximas. ¿Cómo puede ser esto posible? Hay un fenómeno que ocurre en las montañas, cuando dos cursos de agua nacen muy próximos, pero uno tiene más pendiente que el otro. Es la “captura fluvial”. El río con más pendiente erosiona antes su ladera de tal forma que termina por apropiarse de la cabecera del otro; y en ese momento también de parte de su fauna. Puede que suene a algo traído por los pelos, pero se puede investigar sobre los litigios internacionales que este proceso ha ocasionado en fronteras a la divisoria de aguas en países como Chile y Argentina, donde las capturas fluviales se realizan principalmente a favor del primero. En nuestro caso, también, estas capturas fluviales han transcurrido a favor de los ríos que desaguan al norte. Por eso la ictiofauna del Ebro se proyecta hacia las cuencas cantábricas y las norteñas del Pirineo en un proceso al menos sorprendente.

Debemos aprender a valorar esa colección de singularidades, manteniendo nuestros ríos en sus óptimas condiciones, siendo activos en la no invasión de especies foráneas invasoras de cualquier tipo, valorando para mejorar la calidad de sus aguas, respetando la linealidad y continuidad de su recorrido para los seres que viven en su cuenca, los acuáticos con especial relevancia, y muy importante, conectarnos y vincularnos con estos cauces de agua y vida.

Porque si no lo hacemos nosotros, ¿Quién lo hará?

Superposición de todos los mapas anteriores. El área coincidente para todos ellos es, precisamente la Cuenca del Ebro.

Anuncios

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Peces, Río Arga, Río Sadar y Elorz. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s