Europa lo deja claro… nuestras aguas suspenden en calidad!!!!!!!!!!

Y es que, la calidad del río en España no es tan buena como pensamos… Eso sí, tener en cuenta que no lo decimos nosotros, sino que viene desde mucho más arriba. Importante saber que no es cosa de ecologistas, como muchas veces se dice, si no que una vez más viene avalado por informes técnicos.

En esta ocasión, un informe de la Comisión Europea saca a la luz las deficiencias de los planes hidrológicos elaborados por España para los próximos años, y afirma que no se está aplicando bien la directiva marco del agua de la UE, destinada a recuperar el buen estado ecológico de los ríos.

Así que no todo es tan bonito en nuestras aguas como parece, incluyendo tanto ríos, como acuíferos, embalses o lagunas…

Precioso en su coloración, nuestro río Arga en San Pedro, seguramente una de las zonas de PAmplona con mayor calidad de aguas (2018-11-6)

Por un lado, el control del agua que se extrae de los ríos deja bastante que desear, y por otro, no se está haciendo ni caso a los indicadores que nos marcan la calidad de los ríos, como es la ictiofauna (los peces), la continuidad natural de los ríos como corredores biológicos, o los abandonados e infravalorados en muchas ocasiones, bosques de ribera.

A pesar de la ligera mejora, la CE habla en este informe de 25 carencias existentes, y de 25 recomendaciones y mejoras para intentar paliarlo.

Como dato relevante, podemos resaltar que se habla de que la calidad de los ríos no ha mejorado en los últimos años y de que casi la mitad de las masas de agua están en un malo estado ecológico.

Nada más y nada menos… que la mitad!!!!!!

Por resumir todo un poco, entramos a continuación en algunos de los aspectos más importantes de los que habla dicho informe y en los que hay mucho que mejorar…

– Mejorar el uso de medidores de caudales (sobre todo en regadíos), ya que no hay un control adecuado del agua que se extrae. No hay ni caudalímetros suficientes, ni los datos son fiables. Algo sin duda alguna fundamental.

– Hemos ido a peor en el control y seguimiento de las masas de aguas, incluyendo muestreos que han dejado de funcionar e inversiones que se han dejado de realizar. Parece mentira, que en vez de ir hacia adelante, marchemos para atrás.

– Se toman pocas muestras de contaminantes químicos peligrosos (pesticidas, contaminantes industriales, medicamentos…), a pesar de que en general el uso de estos productos va en aumento.

– Igualmente, se solicita que los planes hidrológicos definan las presiones sobre las diferentes zonas y su degradación, para poder así tomar las medidas más adecuadas, ya que al parecer se concreta muy poco sobre el asunto.

La pesca en determinados puntos puede ser una presión

– Se pide desde Europa que se establezcan caudales ecológicos. Ha habido una mejora respecto a los primeros planes, pero hay cuencas en donde no se ha mejorado nada. En las del Ebro y Tajo hay muchos ríos sin datos de un régimen de caudales mínimo, algo fundamental para poder calcular las posibles extracciones de agua.

– Igualmente se pide que los programas de control hagan un seguimiento con su respectiva valoración de todos los indicadores que indican la calidad de un río, ya que a día de hoy algunos indicadores no son estudiados (por ejemplo los peces), y para obtener un conocimiento efectivos, es necesario que se tengan en cuanta absolutamente todos los factores.

Madrilla en el Arga; Xabier Egúrcegui

– Uno de los aspectos claves de los que habla el informe es el eliminar los obstáculos que bloquean los cursos fluviales, como las presas o diques. Muchas infraestructuras en el río pueden resultar útiles, pero muchas otras (antiguos molinos, presas obsoletas…) permanecen en el río por resistencias o simplemente por dejadez.

Es claro nuestro caso de Santa Engracia, donde el propio río ha derruido parte de la presa, y el Ayuntamiento se empeña apoyado por otros sectores, en el arreglo de una presa obsoleta y en total desuso. Aquí lo hemos hablado muchas veces. El reparar la presa se trata de una actuación totalmente en contra de la estrategia europea. Una vez más, se vuelve a confirmar.

La vegetación comienza a conquistar las playas de Santa Engracia (2018-11-6)

– La directiva para recuperar la salud ecológica de los ríos, habla de flexibilidad, de realizar excepciones y de tener ciertos retrasos si se van cumpliendo los objetivos. En principio, en el año 2000 se fijó como meta en España lograr la plena recuperación de los ríos en el año 2015. Pasados estos 15 años, el objetivo no estaba cumplido, pero como la norma permite en casos muy extraordinarios y justificados demorar el plazo, seguimos con el proceso.

Por ello, el informe de la UE señala que en el caso de España ha habido un aumento de las excepciones, y que la tendencia ha sido prorrogar las previsiones de recuperación de los ríos (hasta el 2027), en lugar de rebajar los objetivos de calidad. Es decir, que España se está aprovechando exageradamente de esa flexibilidad que la directiva permite.

– Las zonas protegidas requieren objetivos más exigentes (como bien puede ser lógico). Pues bien, en los planes hidrológicos estatales, esto no se aprecia por ningún lado. Ni tan siquiera en los espacios protegidos se ha mejorado…

– Igualmente se dice que hay que tomar ya, medidas eficaces y urgentes, para hacer frente a los efectos del cambio climático sobre la reducción de caudales en los ríos. Que aunque nos parezca mentira, el cambio climático ya está aquí!

Ya veis. Un informe que parece bastante lapidador, y que deja a los ríos españoles en suspenso, con muy mala nota. Y es que no lo decimos nosotros (ecologistas, naturalistas o aficionados al medio ambiente y naturaleza)… Lo dice un informe técnico de la Unión Europea.

Puente de Oblatas y puente de Santa Engracia (28-2-2018)

Mientras tanto, en Pamplona debatimos si volver a construir la presa de Santa Engracia, por temas estéticos y por temas de ocio; estética que no podemos olvidar, siempre es algo subjetivo, y ocio que se puede practicar en otras zonas de río.

Por todo ello, a ver si nuestros responsables comienzan a hacer un poco más de caso a nuestras aguas, a hacer estudios y tomas de datos suficientes y fiables, y a pensar en retirar presas y diques obsoletos, que sin duda alguna, además de la flora y fauna, la calidad de nuestras aguas lo necesitan… Y no olvidemos, que de la calidad del agua, dependemos nosotros y nuestras generaciones futuras…

Anuncios

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Arga vivo, Río Arga, Río Sadar y Elorz. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s