La rata de agua, una vecina muy simpática en plena decadencia…

Hace unos días, hablé de ella, y hoy va una entrada especial sobre este animal, declarado como “Vulnerable” por la legislación y en un claro descenso poblacional… La rata de agua, que nada tiene que ver con las ratas de alcantarilla que asociamos a basura y suciedad.

En Pamplona cada vez es más difícil dar con ella en el río Arga, pero en los últimos meses se ha establecido una población en el lago de Mendillorri. Población de varios individuos y que he visitado e intentar fotografiar varios días (17, 18 y 28-7-2019). En primavera fui algún día pero no tuve suerte… en cambio esta vez he podido disfrutar mucho más de ellas.

Rata de agua (18-7-2019)

La rata de agua (Arvicola sapidus) es una especie de roedor de mediano tamaño y de aspecto robusto y rechoncho que pesa entre 150 y 300 gramos. Su cuerpo mide entre 16 y 23 centímetros y la cola, bicolor, parda oscura por encima y más clara por debajo, mide unos 15 centímetros (por lo menos la longitud de la cabeza y el cuerpo juntas).

Rata de agua, protagonista de la entrada de hoy (17-7-2019)

El pelaje es espeso, denso y corto (adaptado al agua y el buceo), marrón oscuro sobre la espalda, y gris por el vientre, aunque varia según el lugar y según cada individuo, con tonos más rojizos o más ocres, con coloraciones más o menos oscuras.

Una de las ratas de Mendillorri, donde se aprecia el aspecto rechoncho y la larga cola (18-7-2019)

Además, con el pelo cubre gran parte de las pequeñas y redondeadas orejas, siendo también escaso en los pies (con pelo en las plantas) y cola. Su cabeza es redondeada y bastante achatada en el morro, con unos largos bigotes y unos pequeños y redondeados ojos negros (que no le aportan muy buena vista), recordando más a un topillo grande que a una rata.

Rata de agua a punto de tirarse al agua (28-7-2019)

Rata de agua comiendo (18-7-2019)

Posee glándulas de olor cutáneas en los costados, y con su hocico romo, acabado en una nariz de color rosado, parece que tiene muy buen olfato.

Asomando (28-7-2019)

Primer plano de una rata de agua asomando de su madriguera (28-7-2019)

No existe dimorfismo sexual que a simple vista nos sirva para diferenciar a los machos de las hembras, a pesar de que los machos suelen ser algo más grandes, y de que las hembras poseen tres pares de mamas (que al estar en la parte baja no son vivibles).

Asomando entre la vegetación (18-7-2019)

Como su nombre indica, permanece vinculada a medios acuáticos (de aguas lentas sobre todo), con vegetación herbácea y de matorral en las orillas donde pueda esconderse, y suelos frescos y húmedos donde pueda hacer agujeros.

Ríos, arroyos, regatas, lagos, pantanos, deltas o acequias de riego son su hábitat habitual, aunque también puede vivir en junqueras, o praderas y barrancos de cursos de ríos intermitentes (e incluso alejados de humedales), siempre que cuenten con humedad edáfica suficiente y vegetación con la que poder alimentarse.

Por todo ello es curiosa la colonia instalada en Mendillorri, ya que la vegetación es bastante escasa… Eso sí, los sitios para esconderse que suele crear la flora, es sustituido aquí por los huecos que hay entre los grandes bloques de piedra que rodean todo el lago.

Lo mismo se esconde entre la vegetación… (18-7-2019)

Que entre rocas… (28-7-2019)

Que se introduce en el agua (28-7-2019)

A pesar de no tener las mejores adaptaciones morfológicas para ello, sabe nadar y bucear perfectamente.

A pesar de su nombre pasa gran parte del día fuera del agua, y permanece activa durante las 24 horas del día, observándose mayor actividad durante el día, sobre todo a primera hora, durante la últimas horas de la mañana y la primera mitad de la tarde…

Rata de agua nadando (17-7-2019)

Nada de una forma muy característica, con medio cuerpo fuera del agua, y asomando siempre el hocico, sumergiéndose del todo en caso de sentir peligro…

Estos días es habitual verla nadando por el lago para desplazarse de un lado a otro, y como curiosidad, yo siempre la he visto nadando cercana a las rocas, bordeando el lago… No usa la línea recta (el camino más corto) para ir de un lado a otro, sino que va siempre limando la orilla, supongo que para no exponerse tanto ante posibles depredadores y esconderse entre las piedras de la orilla a toda velocidad si las circunstancias lo requieren…

En plena prueba de natación (28-7-2019)

Desplazándose cercano a las rocas (18-7-2019)

Este roedor es sobre todo un animal hervíboro, que se alimenta de tallos, hojas y raíces, sobre todo de plantas acuáticas, pero también puede comer algún animal acuático (insectos, alevines de peces, anfibios e incluso huevos…). Como curiosidad, es capaz incluso de comer bajo el agua, y en el interior de su madriguera suele almacenar alimento para el invierno en grandes cantidades, pudiendo también roer cortezas finas en las partes bajas del arbolado, si la comida escasea.

Comiendo (18-7-2019)

Para ahorrar en salud y ahorrar en ciertos peligros, muchas veces se alimenta sin sacar todo el cuerpo, desde la misma madriguera… Por ello, los bordes suelen estar “pelados” de hierba alrededor de la entrada en los primeros centímetros…

Comiendo desde la madriguera (18-7-2019)

Otras veces, conforme gana en confianza y seguridad, se aleja más, a pesar de que siempre tienen pinta de tener una ruta de escape, y a la mínima que siente algo raro echa por patas sin ningún miramiento, a pesar de que a los minutos pueda volver al mismo sitio si no siente un peligro real…

Comiendo en el talud, de forma medio acrobática (28-7-2019)

Verla comer es muy divertido, ya que se amorra a las finas hierbas, las coge con las manos y con sus carrillos llenos, poco a poco las va masticando y metiéndoselas para adentro…

Devorando hierba (18-7-2019)

Comiendo la fina hierba, ayudándose con sus manos (18-7-2019)

E incluso se pone a dos patas si hace falta y la comida del día le queda un poco lejana… Acción típica y divertida que casi todos los roedores son capaces de hacer.

Intentando llegar a una fina hierba (28-7-2019)

La rata de agua se trata de un animal muy social, que vive en pequeñas colonias en madrigueras (por ello necesitan suelos terrosos) que ella misma excava.

Asomando de su madriguera (18-7-2019)

A pesar de vivir en grupos, yo en estos días he visto muy pocas interacciones entre ellas… No se si será casualidad, o es que aunque viven en colonias son de comportamientos muy individualistas y cada una va a lo suyo…

Dos ejemplares alimentándose a la vez (18-7-2019)

Bajo las rocas del lago de Mendillorri se desplazan y esconden con mucha facilidad (28-7-2019)

Y es que no solo es eso, si no que un par de veces que las he visto juntarse, ha habido algo de “jaleo” y han terminado por expulsar la una a la otra del lugar… No se si será comportamiento habitual entre ellas, si se trata de bichos ariscos, si es que eran dos machos territoriales… Poca información (por no decir que nada) he podido encontrar sobre el comportamiento de este animal en lo que a su sociabilidad y comportamiento jerárquico se refiere, que en general, es bastante desconocido.

Echando una a la otra de muy malas formas (28-7-2019)

La madriguera es excavada por ella misma, ayudándose de las patas y de las manos, bastante superficiales, no muy profundas y consta de varias entradas tanto dentro como fuera del agua, teniendo varias galerías y varios tipos de cámaras (de cría, de descanso, de despensa…). Esta madriguera, tiene gran importancia para ubicar su nido, que es esférico y acondicionado con hierba seca.

Dependiendo del tipo de la masa de agua donde vivan, en ocasiones, este nido puede estar entre la vegetación (en alto), para aislar a las crías del agua y evitar que mueran ahogados si el nivel del agua sube excesivamente y hay oscilaciones fuertes.

Diferentes entradas de sus galerías (18-7-2019)

Estas madrigueras, llaman mucho la atención en Mendillorri, ya que hay orillas del lago con buena cantidad de agujeros.

Es un espectáculo poder ver como un animal tan pequeño, es capaz de hacer semejante obra.

Una de las entradas con más detalle (18-7-2019)

Y en estas galerías, donde pasa la mayor parte del tiempo, como ya he dicho con anterioridad, antes de asomar se asegura de que no haya peligros, saliendo poco a poco…

Mirando bien por si acaso (18-7-2019)

Estas galerías, y que las ratas de agua se dejan ver con bastante facilidad (en este lugar, porque en general son bastante desconfiadas y asustadizas), ha llamado la atención de los vecinos del barrio, que dieron aviso al Ayuntamiento de Pamplona de la existencia de ratas en el lago.

El Ayuntamiento se puso manos a la obra, y el área de desinfección se preparó para intentar eliminar a la colonia…

Trampa colocada por trabajadores del Ayuntamiento (24-7-2019); Mikel García

Al darse cuenta que eran ratas de agua, una especie protegida y encima catalogada como “Vulnerable”, quitaron las trampas (que estaban sin cebos), ya que no pueden eliminarse del lugar… Poco a poco nos tendremos que acostumbrar a convivir con estos roedores totalmente inofensivos, que en su día también vivían en el parque, pero que desaparecieron, seguramente por una mezcla entre el ser humano y especies exóticas depredadoras que había en el lago…

Asomando de una de las galerias (18-7-2019)

A parte de las galerías, es muy difícil ver sus rastros; sus excrementos son pequeños y cilíndricos, colocados en pequeños montones y de un centímetro de largo aproximadamente no se localizan fácil, y las huellas, por su poco peso no suelen quedar marcadas, a pesar de que en barros muy blandos puede marcar los dedos… 4 en las manos, y 5 en los pies.

Rata con excrementos a su lado (28-7-2019)

Aunque puede presentar actividad sexual todo el año, su plenitud es en los meses de mayo y junio. Tras una gestación de alrededor de los 21-22 días (según la bibliografía), nacen entre 2 y 5 crías (hasta 8 raramente). Se trata de una especie muy productiva, que puede parir hasta 5 veces al año, aunque lo normal son 2.

Tras dos semanas en el nido, las crías abren los ojos a los 10 días, y a los 15 días los ejemplares jóvenes comienzan a salir al exterior, para completar su dieta con materia vegetal. La madurez sexual se alcanza en poco más de un mes, y la longevidad de esta especie es de 2 años, raramente llegan a 3, muriendo sobre todo en sus primer año de vida.

Caminando por las rocas (28-7-2019)

Los principales enemigos en lo que a depredación se refiere, son los carnívoros (gato montés, turón, nutria y visón sobre todo) y las rapaces, tanto diurnas como nocturnas (sobre todo la lechuza). Como curiosidad, en el Delta del Ebro antiguamente se les llamaba “taus”, y eran cazadas por su carne, bastante apreciada; práctica que por suerte a día de hoy a desaparecido…

Mendillorri seguramente en su día albergaba esta especie (al igual que otros estanques de Pamplona y alrededores), pero yo creo que la existencia de cisnes (que en muchas ocasiones se alimentan de pequeños patitos, y supongo que también de las pequeñas ratas de agua) e incluso los lucios que aparecieron en el lago al secarlo para eliminar especies exóticas, dieron buena cuenta de la especie… También tengo mis dudas si los cangrejos americanos, que también están presentes en el lago pueden depredar sobre las crías en los primeros días de vida…

Supongo que además, diferentes campañas de desratización dirigidas a otras especies también le habrían afectado, ya que como he dicho con anterioridad, antes se trataba de una especie mucho más abundante en los ríos de la capital navarra.

Además, y como la gota que colma el vaso, las ratas de agua pueden verse perjudicadas por la presencia de ratas comunes o ratas pardas, que las puede desplazar de sus hábitats naturales, ya que son más agresivas y se reproducen y expanden con mucha facilidad.

Por ello nunca hay que confundir a la rata de agua con otras especies de ratas, que si están catalogadas como “plaga” y si que pueden realizar ciertos daños, muy asociadas a alcantarillas, suciedad, basura y depredación de otra fauna… La de agua es más castaña, con la oreja que sobresale menos del pelaje, no alcanza dimensiones tan grandes, y aunque suene raro, de aspecto más “agradable” y simpático.

Esta rata además, es mucho más sociable, y de hecho convive en Mendillorri y se acerca a toda la fauna que allí hay… mirlos, ánades, gallinetas…

Con patos a su alrededor (28-7-2019)

Varias camadas han nacido este año, por lo que es la prueba de que la rata de agua no causa ningún peligro en las especies residentes en Mendillorri… (18-7-2018)

Para terminar, saber que se trata de una especie endémica del extremo suroccidental de Europa y está presente en la Península Ibérica y gran parte de Francia. En Navarra se puede encontrar tanto en el norte, como en el sur (evitando las zonas altas de los Pirineos).

Nos vemos en obligación de conservar la especie, ya que está en la Lista Roja del UICN catalogada como “vulnerable” y en una fuerte regresión debida sobre todo a una reducción o pérdida de calidad de hábitat (vertidos, dragados, canalizaciones, desbroces, raticidas…), la persecución humana a este tipo de animales, y al efecto de especies exóticas introducidas (el visón americano y varios peces son depredadores, y el coipú competidor por el hábitat) sobre todo.

Por ello tenemos que dar a conocer a este simpático animal, a saber como es, como vive, que necesidades tiene… Y así sensibilizar sobre condiciones en obras al río que afecten a la conservación de su hábitat, en temas de EEI (especies exóticas invasoras), un problema real y en la actualidad de los más graves que afectan a la flora y fauna autóctona, protegerla legalmente, realizar actuaciones directas a mejorar sus poblaciones, y aprender a valorar nuestra fauna y nuestro entorno…

Espero haber colaborado de alguna forma y haber puesto mi granito de arena, para poco a poco conocer y querer más a esta pequeña amiga que parece que ha vuelto y esperemos que con ganas de quedarse…

A ver si tiene suerte, sigue con nosotros y sigue expandiéndose, que como se suele decir… “Rata de agua… No hay más que una”.

Precioso animal, que tenemos la obligación de conservar (28-7-2019)

Anuncios

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Extrarradio II (Mendillorri), Mamíferos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La rata de agua, una vecina muy simpática en plena decadencia…

  1. Joserra dijo:

    ¡Qué bueno! Estupendo

  2. Mikel García dijo:

    Bravo, Dani. Gran labor la tuya, como siempre.
    Hay que intentarlo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s