Revista EZKABA (Octubre 2019) Mamíferos I; RATA DE AGUA

A VISTA DE PÁJAROS

Volvemos tras el verano, y hoy vamos con una especie especial… Este curso vamos a ir con los mamíferos, y hoy va un animal, declarado como “Vulnerable” por la legislación y en un claro descenso poblacional… La rata de agua, un roedor que nada tiene que ver con las ratas de alcantarilla que asociamos a basura y suciedad.

MAMÍFEROS I

Rata de agua; Mendebaldeko ur-arratoia (Arvicola sapidus): De mediano tamaño y de aspecto robusto y rechoncho, pesa entre 150 y 300 gramos. Su cuerpo mide unos 20 centímetros y la cola, bicolor, parda oscura por encima y más clara por debajo, mide unos 15 centímetros. El pelaje es espeso, denso y corto (adaptado al agua y el buceo), marrón oscuro sobre la espalda, y gris por el vientre, aunque varía según el lugar y según cada individuo, con tonos más rojizos o más ocres, con coloraciones más o menos oscuras. Su cabeza es redondeada y bastante achatada en el morro, con unos largos bigotes y unos pequeños y redondeados ojos negros (que no le aportan muy buena vista), recordando más a un topillo grande que a una rata, con unas orejas bastante pequeñas.

Rata de agua comiendo (18-7-2019)

Como su nombre indica, está relacionada con medios acuáticos (de aguas lentas sobre todo), con vegetación herbácea y de matorral en las orillas donde pueda esconderse, y suelos frescos y húmedos donde pueda hacer agujeros. Ríos, arroyos, regatas, lagos, pantanos, deltas, acequias de riego…

Se trata de un animal herbívoro, que se alimenta de tallos, hojas y raíces, sobre todo de plantas acuáticas, pero también puede comer algún animal acuático (insectos, alevines de peces, anfibios e incluso huevos…), y como curiosidad, es capaz incluso de comer bajo el agua.

Asomando la cabezita (17-7-2019)

La rata de agua se trata de un animal muy social, que vive en pequeñas colonias en madrigueras (por ello necesitan suelos terrosos) que ella misma excava, no muy profundas y que consta de varias entradas tanto dentro como fuera del agua.

Saber que es una especie endémica del extremo suroccidental de Europa y está presente en la Península Ibérica y gran parte de Francia. En Navarra se puede encontrar tanto en el norte, como en el sur (evitando las zonas altas de los Pirineos), y en Pamplona se localiza como es lógico en el río Arga y en algunos estanques de los grandes parques y jardines.

Nos vemos en obligación de conservar la especie, ya que está en la Lista Roja del UICN catalogada como “vulnerable” y en una fuerte regresión debida sobre todo a una reducción o pérdida de calidad de hábitat (vertidos, dragados, canalizaciones, desbroces, raticidas…), la persecución humana a este tipo de animales, y al efecto de especies exóticas introducidas (el visón americano y varios peces son depredadores sobre todo).

Rata de agua nadando (17-7-2019)

Importante no confundir a la rata de agua con otras especies de ratas, que si están catalogadas como “plaga” y si que pueden realizar ciertos daños, muy asociadas a alcantarillas, suciedad, basura y depredación de otra fauna… La de agua es más castaña, con la oreja que sobresale menos del pelaje, no alcanza dimensiones tan grandes, y aunque suene raro, de aspecto más “agradable” y simpático.

Para leer la revista completa: https://issuu.com/ezkabarotxapea/docs/ezkaba_octubre_2019_baja

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Mamíferos, Revista Ezkaba y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s