Dinero público en informes sin sentido. Santa Engracia no se arregla

El pasado julio la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) volvió a emitir una segunda resolución denegando de nuevo al Ayuntamiento de Pamplona la nueva solicitud de reparación del azud de Santa Engracia. Además, el Ministerio para la Transición Ecológica dio al Ayuntamiento de Pamplona nueve meses de plazo para que presentara un proyecto de demolición. Es decir, no es que no autoriza la reconstrucción, es que obligaba a derruir lo que queda.

Garza en el hueco que la presa de Santa Engracia hace ya varios meses (5-7-2018)

El dictamen de la CHE está basado en criterios técnicos, la normativa vigente, y las distintas líneas, iniciativas y estrategias a nivel mundial y europeo en lo que a presas se refiere, por lo que su conclusión, es lo que se podía esperar.

Pero desde luego, lo que no entraba en nuestros planes es que tras una segunda resolución denegatoria e incluso con una obligación de demolición de la presa, el Ayuntamiento de Pamplona con su alcalde Maya a la cabeza insista con su reparación.

La presa de Santa Engracia hace algo más de dos años. Ahora se ha roto un poquito más (18-12-2019)
La presa mucho más rota hace unas semanas (22-1-2022)

Ahora parece que el Ayuntamiento alega criterios históricos, cuando “La Lista Roja” de Patrimonio de “Hispania Nostra”, considera necesario hacer compatibles las dinámicas naturales del río Arga con la conservación de su patrimonio cultural sin proceder a la reconstrucción. Una lista y una asociación más que contrastada en lo que a historia se refiere, y que entiende y acata la resolución de la CHE.

Pero vamos a ir más allá; el problema de cómo hacer frente a las futuras inundaciones (algo de reciente actualidad). El estudio presentado por el consistorio pamplonés (“Estudio hidráulico presa de Santa Engracia en Pamplona”) que contempla diferentes situaciones en función de distintos escenarios (los relacionados con incrementos variables de niveles de cauce) concluye en las simulaciones de inundaciones que los daños y afecciones son mayores con presa que sin presa… Es decir: en las avenidas y crecidas de agua más comunes, habituales, y recurrentes, parece ser que serán más calles, más carreteras y más vecinos y vecinas, los afectados con la existencia de la presa.

Zona del paseo fluvial totalmente inundada (13-12-2019)

Hay que recordar que esto para nuestro colectivo y para el Ayuntamiento no es nuevo, ya que igualmente en la anterior legislatura, el trabajo “Propuesta trabajo ámbito fluvial Iruña-Pamplona” ya hablaba del mal estado de la presa y de la afección negativa ante un evento de inundación.
La postura de la CHE (y Gobierno de Navarra) es razonable y lógica, avalada y respaldada por los resultados tanto de estudios reconocidos e informes propios, como con una resolución. Es fácil de entender para quien lo quiere: Quitar obstáculos facilita que el río corra y fluya, y que los “daños” o efectos perjudiciales en las inundaciones sean menores.

Posado a punto de lanzarse a pescar, el martín pescador cría ahora en los taludes que ha dejado la bajada del nivel de agua (1-11-2020)

En cambio, como no encuentra una justificación técnica que vaya en línea con lo que pretende, Maya corre a Zaragoza para tener una reunión con la CHE para, bajo la excusa de seguir buscando soluciones conjuntas que ayuden a minimizar el impacto de las inundaciones en la capital navarra, de nuevo “colar” su promesa electoral relacionada con Santa Engracia.

Una gran contradicción; mientras pide medidas para que los daños sean menores en avenidas de agua extraordinarias, sigue erre que erre, empeñado en arreglar Santa Engracia, teniendo en cuenta que se ha demostrado que contribuye a que se produzcan efectos negativos en una posible inundación. ¡Y ojo!, no olvidemos de que este no es el único motivo por el cual se haya denegado su solicitud de reparación, sino que hay muchos otros motivos técnicos y medioambientales. En fin, se ha convertido en un sin sentido que no hay por dónde agarrar.

Esto se debía haber parado desde el principio, pero es lo que tiene llevar ciertas cosas a la política y hacer promesas electorales tan delicadas haciendo caso omiso tanto a los propios informes técnicos y municipales, como a la propia normativa, y a otros extras que ha estado encargando empecinado para encontrar algo a lo que agarrarse para seguir con su insistente y vacía iniciativa. Estaría bien saber cuánto tiempo y dinero público lleva el Ayuntamiento de Pamplona gastado en informes y trabajos que están cayendo en saco roto.

Confiemos en que la CHE siga firme en su dictamen y condiciones.

Y mientras se sigue malgastando presupuesto municipal… ¿va a hacer algo por ayudar a que se paguen los daños a los vecinos y vecinas de Rochapea más allá de lo que haga el consorcio?, ¿y a los comercios afectados?, ¿y los daños a las infraestructuras? ¿Piensa invertir algo en anticiparse ante la más que previsible próxima inundación? Por cierto, ¿conoce los informes del IPCC que hablan de las previsiones sobre cambio climático?

Quizá haya que recordarle su “ESTRATEGIA DE TRANSICIÓN ENERGÉTICA Y CAMBIO CLIMÁTICO 2030 PAMPLONA” “GO GREEN – PAMPLONA” presentada por usted mismo en el I Foro Urbano de España en octubre de 2021. Se define en una nota de prensa como la voluntad del Ayuntamiento de Pamplona de llevar a cabo la transición energética y adaptación al cambio climático, y como una oportunidad para construir una mejor ciudad. En esos documentos se incluye una línea de acción que habla de gestión de riesgos y vulnerabilidades ante el cambio climático, y otras de instaurar una cultura climática ciudadana a nivel municipal. Este documento es una mina. Habla de gestión de inundación fluvial en colaboración con el Organismo de Cuenca y Gobierno de Navarra, de actualización del Plan de Emergencia, consensuar estrategias para prevenir riesgos de inundación asegurando la minimización de los efectos a terceros… La verdad es que este documento es para su idea como una bomba de relojería.

No sabemos si se ha dado cuenta de que en la estrategia se dice que Pamplona tiene una variada vulnerabilidad ante un incremento de episodios extremos de lluvias torrenciales y que, por barrios, Rochapea es el barrio más vulnerable y el más expuesto, por sus industrias, infraestructuras y edificios, ¡anda! Justo el barrio donde está ubicada la presa de Santa Engracia! ¿A eso le llama usted adaptarse para sufrir menos los efectos de una inundación?, ¿a reconstruir una estructura que evidentemente incrementa los daños de una inundación? ¿A eso le llama instaurar una cultura climática ciudadana y municipal?, ¿a insistir una y otra vez yendo en contra de todo criterio técnico y científico?

Presa rota a día de hoy (29-3-2022)

Y ya para terminar, el auténtico colmo. Hace unos días, se presentó en rueda de prensa un nuevo “Plan de trabajo” del Ayuntamiento para minimizar los efectos de las inundaciones. En esta presentación, para hacer menores los daños de las avenidas de agua, el alcalde Maya tuvo el valor de decir textualmente «La única fórmula para incrementar el espacio es quitar obstáculos. Puede haber determinados azudes que haya que eliminar». Pues bien. ¿Cómo quiere que entendamos esto en el contexto de Santa Engracia? Se lo decimos nosotros. Lo entendemos como una auténtica vergüenza. Un claro despropósito. Una contradicción sin igual.

Esto de reparar la presa… ¿en que parte de quitar obstáculos y eliminar azudes lo podemos meter? Se ve que mira usted mucho por el barrio de la Rotxapea y su gente. A ver cómo les explica todo esto… La zona de Pamplona donde más gente se ve afectada por las inundaciones y usted con buenos discursos y mucha palabrería, pero con pocas acciones efectivas… Es más, sus acciones… Es que son negativas!!!!!

Señor alcalde, gestione la economía municipal en cuanto a gestión fluvial se refiere de forma más adecuada y no juegue con dinero que no es suyo por un capricho electoral sin base técnica alguna que favorece las inundaciones, sobre todo por lo que parece que nos viene encima. Este colectivo y muchos de los pamploneses y pamplonesas, se lo agradecerán.

Nosotros, seguiremos luchando por ello.

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Arga vivo, Río Arga. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s