El halcón retorna a la catedral de Pamplona

He hablado en varias ocasiones del halcón peregrino (el ave más rápida del planeta) que se instaló en uno de los edificios más altos de nuestra ciudad, la catedral de Pamplona.

En su posadero habitual (24-8-2022)
Halcón en la catedral bien atento (9-8-2022)

El halcón peregrino, es un halcón de tamaño medio, de aspecto compacto, corpulento, poderoso y con pecho ancho. Al igual que en las demás rapaces, la hembra es de mayor tamaño que los machos. Las partes ventrales del animal son blanquecinas con estrías transversales negras, y las partes dorsales son grises azuladas. Las mejillas y garganta son blancas, contrastando con la cabeza negra que presenta una ancha bigotera. Los jóvenes son más pardos por encima y de colores más cremosos por abajo.

Primer plano del animal (10-8-2022)
Medio escondido (12-8-2022)

En mayo de 2019 el Ayuntamiento de Pamplona (en colaboración con el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra), introdujo una pareja de esta rapaz en la catedral de Iruña con la idea de ahuyentar a las palomas del Casco Viejo de la ciudad, teniendo así un controlador natural de las abundantes (y en ocasiones molestas) palomas domésticas.

Torre desde la que los halcones controlan todo (10-8-2022)

Se trata de una especie que normalmente cría en cortados, roquedos, foces, pero que cada vez es más común en edificios altos de grandes urbes. Claros ejemplos de la adaptación del halcón a vivir en ciudades son Zaragoza, Granada, Valencia, Valladolid, Barcelona o Madrid.

Por ello, nuestra pareja, “Iruña” (la hembra) y “Falco” (el macho) fueron un par de pollos que venían de las Bardenas, y a los que se les colocó un gps para seguir sus movimientos. Se soltaron con el método de “hacking”; una especie de cría en jaulas, donde se les alimenta de forma artificial hasta que son capaces de salir del jaulón, volar y buscar alimento por si solos.

El halcón en su torre habitual (28-7-2022)

Con los gps que portaban, se vio que una vez salieron de la jaula, se buscaron la vida y se desplazaban sobre todo por la Cuenca de Pamplona, volviendo muchas de las tardes a dormir a la catedral, usando una torre de la puerta principal como predormidero, y pasando a una más alta y central donde se quedaban cuando caía la noche.

En su torre con una picaraza en tejados cercanos (24-8-2022)

Pero por desgracia, como muchas veces ocurre en la naturaleza, no todo marchó bien, ya que al mes, la hembra se recogió muy débil en la zona de las huertas de Aranzadi, y terminó por morir en un centro de recuperación, al parecer por deshidratación y desnutrición. Coincidió todo con una ola de calor, que seguramente habría mermado a la joven e inexperta halcona.

En cambio, “Falco” se asentó en el territorio, y estuvo bastante tiempo…

Pero de repente, llegó un momento en el que «Falco» desapareció, y fue sustituido por este otro ejemplar que día sí y día también, se posaba (y se posa) en la misma torre que su antecesor dominaba con anterioridad.

Dominando la ciudad desde su torre (10-8-2022)
Su mimetismo muchas veces es perfecto (10-8-2022)
Asomando en su torre (10-8-2022)

Se puede saber que se trata de otro ejemplar, porque este último inquilino no porta anillas, como sí que pasaba con «Falco», que tenía anillas tanto metálicas como de plástico, que aunque eran difíciles de ver, hacían posible su identificación e individualización.

Al llegar a la torre se ve que no porta anillas (8-8-2022)
Despegando, sin anilla (10-8-2022)

Durante varios meses he podido seguir a este precioso halcón, y he podido observar su eficacia cazando.

Se estima que una pareja de halcones consume al año cerca de 500 palomas (a pesar de que se alimenta de muchos otros pajarillos), y no solo eso, si no que su sola presencia hace de efecto disuasorio e intimida a las palomas, algo que busca la Administración con estas introducciones, cada vez más habituales, al menos en toda la Península Ibérica.

Con el pico lleno de sangre (18-8-2022)
Desplumando a su presa (19-8-2022)
Con carne en su pico (19-8-2022)
En plena alimentación (23-8-2022)
Destrozando una paloma (28-8-2022)
Una gozada verle comer (28-8-2022)
Suele tardar algo más de media hora en comerse una paloma entera (28-8-2022)

Es una medida además de muy natural, muy efectiva, como se puede ver prácticamente a diario en la catedral de Iruña, donde este ejemplar adulto, que creo que por tamaño podría tratarse de una hembra, y que está bien asentado, se suele comer casi todos los días una paloma que el mismo caza.

Preparándose para un lance de caza (1-8-2022)
Soltando lastre tras comer… Jejejeje (1-8-2022)

En vuelo, el halcón presenta silueta esbelta con cola de mediana longitud y alas largas, anchas y afiladas. Su vuelo, muy rápido, es característico, con aleteos rápidos, pero poco profundos. Con ello caza mediante persecuciones o picados en unas secuencias de caza espectaculares. Se levanta muy alto sobre su objetivo y cae en picado sobre la presa golpeándola en vuelo; el impacto suele ser brutal y por ello rompe el cuello de la presa, dejándola preparada para engullir casi al instante.

Con una paloma recién cazada (5-8-2022)
Un espectáculo verle alimentarse (5-8-2022)
Poco a poco se come la paloma entera (5-8-2022)
Con el buche bien lleno (5-8-2022)

Con este método caza aves casi de cualquier tamaño. Desde palomas hasta gorriones pasando por estorninos, aunque no hace ascos a pequeños mamíferos como conejos o ratoncillos.

El éxito cazador parece brutal (28-8-2022)
Un verdadero espectáculo ver como despluma a sus presas y termina comiéndoselas por completo (28-8-2022)

Nuestro ejemplar, claramente está especializado en palomas, y su eficacia es brutal… En estas esperas, he podido observar, como en muchas ocasiones hacía un vuelo o dos de reconocimiento de menos de un minuto por el lugar, tras estirar bien su plumaje y soltar lastre defecando, para seguidamente echar a volar, volviendo a la torre en menos de tres minutos, y en la mayoría de ocasiones (prácticamente todas), con una paloma en sus garras.

Con su paloma recién cazada (19-8-2022)

Residente en toda Europa, el halcón peregrino habita todo tipo de lugares. Montañas, cultivos, bosques, acantilados de costa, ciudades… Siempre cercano a zonas abiertas donde localiza a sus presas y caza con mayor facilidad. Últimamente como ya he dicho, se están poniendo de moda en las grandes ciudades, y cada vez es más común verle criar en grandes edificios.

Es un ave sedentaria presente todo el año, pero que ve aumentada su población ibérica por la venida de varios ejemplares de invernada.

Nuestro ejemplar echando a volar (8-8-2022)

En Pamplona se ve ejemplares en vuelo, y hace años había una pareja que criaba en los tejados de los edificios de la Universidad de Navarra. A día de hoy seguramente haya alguna pareja que sigue criando en cualquier edificio alto y tranquilo de la ciudad, pero que pasa desapercibida totalmente. Y es algo evidente, porque este ejemplar, llevaba el año pasado meses, cuando llegó invierno, se acercó la época de cría, y desapareció por completo… Días y días sin aparecer hasta julio, cuando se ha vuelto de nuevo a dejar ver en lo alto de la torre.

Estirando su plumaje (9-8-2022)
Aleteando y estirando su plumaje antes de lanzarse a cazar (9-8-2022)

La verdad que se me escapa, pero este animal habrá criado no muy lejos, y ha vuelto a su torre tras el periodo de reproducción, algo que si no me falla en cálculos y fechas, ya hizo el año pasado también… Está absolutamente todos los días, llega finales de invierno y desaparece, y vuelve a aparecer en verano… Tendremos halconcitos no muy lejos, pero de momento tendremos que seguir buscando, o esperando a ver si le da por asentarse la pareja en la catedral y criar en ella, que una caja nido para ello ya tiene bien ubicada…

Desplazándose por los capiteles (9-8-2022)

Es un lujo tener a esta especie entre nuestros edificios, y un espectáculo verlos volar y cazar en los alrededores, con esos picados que alcanzan (y superan) los 300 kilómetros por hora, usando con frecuencia las zonas abiertas de la Magdalena para cazar.

Saltando de poyete en poyete (9-8-2022)
Muchas veces está algo escondida y no se le ve bien (10-8-2022)

Ahora toca esperar y seguir viendo que pasa con estos halcones, y ver si los diferentes Ayuntamientos de la Comarca de Pamplona siguen con esta opción para ahuyentar y solucionar los problemas que las numerosas palomas puedan estar creando…

No existe método más natural, y barato a largo plazo si funciona, ya que los propios halcones se pueden instalar y formalizar parejas estables criando en nuestra urbe, a la par que pueden hacer de reclamo y efecto llamada para que halcones que estén de paso se asienten con los ejemplares de aquí para formar pareja y anidar… Sería muy buena noticia y nada raro, que se comenzara a instalar de forma definitiva alguna pareja en Pamplona o alrededores. Comida, no les falta.

Alimentándose y aleteando para coger mejores posturas (5-8-2022)
Y ya con el buche bastante lleno (5-8-2022)
Siempre come en el mismo poyete (23-8-2022)
Un auténtico espectáculo (23-8-2022)
Un lujo (23-8-2022)

Mientras tanto, seguiremos expectantes para ver si este halcón sigue en la catedral en los próximos meses, y si al llegar la primavera (que la sangre altera) nos vuelve a abandonar y se marcha vete tú a saber dónde… Po el momento, seguiremos observándolo y disfrutando de los momentos que nos regala…

Para los que queráis disfrutar de él, se puede observar desde Caballo blanco y desde el Paseo del Obispo Barbazán.

Echando a volar desde Barbazán (24-8-2022)

Eso sí, hay que madrugar… Estos días está cazando para las 9 de la mañana prácticamente siempre, algunos incluso antes de las 8, y cuando empieza a subir el calor, se mete en una zona de sombra en la misma torre, desde donde apenas es visible de Caballo Blanco…

Observando a un colirrojo mutuamente (12-8-2022)

Veremos también si cumple el patrón de caza del año pasado… En verano madrugaba para cazar, pero conforme se iba acercando otoño e invierno atrasaba su hora de caza, alimentándose en invierno sobre el mediodía… Supongo que al tardar más en calentar en invierno, las térmicas buenas para ayudarle en el vuelo serán ya pasadas media mañana, mientras que en verano desde bien pronto puede volar con facilidad… A ver que pasa!!! Ya os iré contando!

Y para terminar, un buen consejo… «Trata de ser halcón; mirar lejos, volar alto, y sin miedo de exponer el pecho».

El halcón en plena alimentación (19-8-2022)

Bibliografía:

  • Aves de España (Eduardo de Juana y Juan M. Varela; Lynx).
  • SEO Birdlife (Guía aves).
  • http://www.pajaricos.es
  • Libro Rojo de las Aves de España
Imponente el halcón muestra su figura (10-8-2022)

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Por las calles... y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El halcón retorna a la catedral de Pamplona

  1. Gracias Mieltxo, muy agradable reportaje. A Falco le robaron los anillos, hsy mucho tano en Iruña ☺️

  2. Es broma pero este reportaje merece un aplauso. Siguenos contando la vida del@ nuev@ perigrin@

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s