Revista EZKABA (Febrero 2017) “El mejor buceador”; MIRLO ACUÁTICO EUROPEO

A VISTA DE PÁJAROS

Hay un ave en nuestras aguas que destaca por su facilidad para nadar y bucear. Es bonita y elegante a pesar de su sencillez en la coloración del plumaje, y el agua y todo lo que en ella se encuentra es su vida., Por ello, no es difícil observarla en el Arga, río que cruza nuestro barrio, la Rotxapea.

 “EL MEJOR BUCEADOR”

Mirlo-acuático europeo; Ur zozo (Cinclus cinclus): El mirlo acuático, es un ave de tamaño mediano tirando a pequeño (muy parecido al estornino, un poquito más pequeño si cabe), y de aspecto rechoncho y regordete. Es totalmente marrón oscuro, con plumaje alar más negruzco, y garganta y pecho blancos muy llamativos. De cola corta y pico finito, tiene una forma muy característica, mostrándose además como un ave muy inquieta y que no para.

Mirlo acuático estirando su plumaje (27-12-2015)

Mirlo acuático estirando su plumaje (27-12-2015)

Se alimenta de larvas de insectos, libélulas y otros invertebrados que busca en el agua entre piedras y vegetación, bien buceando o bien metiendo la cabeza. Además puede alimentarse también de pequeños caracoles, crustáceos o diferentes moluscos.

Se trata de un ave totalmente acuática, que vive en zonas de agua corriente… Por ello es más común en tramos altos de ríos y regatas que las aguas suelen ser más bravas y además estar más limpias, a tramos bajos y zonas de embalsamiento.

Mielo acuático (2-5-2015)

Mirlo acuático (2-5-2015)

En Navarra es un ave bastante frecuente en la montaña, y en la Rotxapea es un ave bastante fácil de observar a lo largo de todo el año, y aunque de vez en cuando se deja ver en la zona de la presa de Santa Engracia, el mejor sitio para dar con él es en la zona de Aranzadi, donde los rápidos son mucho más largos y numerosos bajo la presa de San Pedro, y donde suele bucear en busca de alimento. Además, es un ave muy frecuente en el canal que sale entre las piscinas y el propio río. Antes criaba bajo el puente de San Pedro en diferentes oquedades, pero a día de hoy aunque en época de celo si que se ven diferentes ejemplares, no está claro si sigue criando o no.

Para leer la revista completa: https://issuu.com/ezkabarotxapea/docs/ezkaba_febrero_2017web

Publicado en Revista Ezkaba | Etiquetado | Deja un comentario

Y llegó el frío, el hielo y las “inundaciones” que las garzas aprovechan…

Hace unas semanas hubo un fuerte temporal de frío intenso y de lluvias generalizadas por toda Navarra que hizo que el agua se llegara a salir en ciertos puntos de nuestra ciudad, así que yo aproveché para dar unas vueltas por el río (17 y 18-1-2017).

No pude en el pico de agua, que ocupó la mayoría de jardines y paseo fluvial que yo suelo andar, pero sí que fui los dos días siguientes, en los que sucesivamente el nivel de agua iba bajando…

El agua invadiendo totalmente el paseo fluvial (16-1-2017); Txelo Fernández

El agua invadiendo totalmente el paseo fluvial (16-1-2017); Txelo Fernández

Puente del Plazaola con el nivel del agua bien subido... (16-1-2017)

Puente del Plazaola con el nivel del agua bien subido… (16-1-2017)

Como ya he dicho, yo encontré nivel alto, pero no tanto, y la mayoría del paseo estaba ya transitable, aunque sí que había todavía zonas aisladas a las que el agua llegaba y no se podía pasar…

Paseo fluvial cerca de Curtiodres (17-1-2017)

Paseo fluvial cerca de Curtidores (17-1-2017)

Zona de Trinitarios (17-1-2017)

Zona de Trinitarios (17-1-2017)

Puente de "El Vergel" y presa de San Pedro (17-1-2027)

Puente de “El Vergel” y presa de San Pedro (17-1-2027)

Patos en una de laszonas en las que aún el agua no había bajado del todo... (17-1-2017)

Patos en una de las zonas en las que aún el agua no había bajado del todo… (17-1-2017)

Restos de arena y limos traidos por el agua en la zona d la presa de San Pedro... como si de la playa se tratase (18-1-2017)

Restos de arena y limos traídos por el agua en la zona de la presa de San Pedro… como si de la playa se tratase (18-1-2017)

Y el hielo y el frío marcó también los días posteriores y anteriores a la pequeñas inundaciones que se produjeron…

Zona de agua quedada tras la crecida del río y helada por completo (18-1-2017)

Zona de agua quedada tras la crecida del río y helada por completo (18-1-2017)

Carámbanos de hielo (17-1-2017)

Carámbanos de hielo en el mismo río (17-1-2017)

Y ya, poniéndonos un poco en harina de lo observado, iremos con el listado de aves, que la verdad que ha sido más cortito que otras veces pero con avistamientos muy pero que muy interesantes…

Como siempre, en el río, los más comunes son los azulones (o ánades reales) que se pueden encontrar en cualquier punto del río Arga a su paso por Pamplona, y con buenas concentraciones en Santa Engracia, Oblatas y Curtidores como zonas rotxapeanas, zonas visitadas durante estas dos excursiones.

Azulón macho junto a dos hembras (17-1-2018)

Azulón macho junto a dos hembras (17-1-2018)

También se ven cormoranes, aves invernantes que llegaron hace varias semanas y que lo mismo se ven como se suele decir por tierra, mar o aire… jejejejejeje! Es decir, posados, en el agua, o en vuelo.

Cormorán nadando (17-1-2017)

Cormorán nadando (17-1-2017)

Cormorán posado en un tronco roido por castor (18-1-2017)

Cormorán posado en un tronco roído por castor (18-1-2017)

Igualmente, relacionados con el medio acuático el martín pescador que no para de ir aguas arriba y abajo, las siempre inquietas lavanderas cascadeñas, y también observé un zampullín común que no pude retratar en la zona de Cuatrovientos. Además gallinetas comunes durante todo el recorrido de mis dos paseos… Mínimo 7 ejemplares diferentes si no recuerdo mal…

Gallinetas en zonas de Aranzadi (18-1-2017)

Gallinetas en zonas de Aranzadi (18-1-2017)

No puedo olvidar tampoco la siempre presente garza real, que suele verse en las orillas descansando, aunque de este animal, hablaré más adelante, ya que me dio un buen rato y unas muy buenas fotos…

Garza posada en la orilla (18-1-2017)

Garza posada en la orilla (18-1-2017)

La misma garza en pleno descanso... (18-1-2017)

La misma garza en pleno descanso… (18-1-2017)

Para continuar fuera del agua, a pesar de que con el frío estaba todo bastante parado, no faltaron las aves comunes que siempre están presentes, como los mirlos, gorriones, palomas o tórtolas turcas.

Hembra de mirlo (18-1-2017)

Hembra de mirlo (18-1-2017)

Macho de mirlo con alguna pluma blanca (18-1-2017)

Macho de mirlo con alguna pluma blanca (18-1-2017)

También hay que hablar de las picarazas, que se aprovechaban de los insectos que las inundaciones podían haber sacado a las zonas ajardinadas, y que se contaban por decenas en la zona de Trinitarios…

La verdad que nunca había observado tantas allí, todas picoteando por el suelo y buscando alimento en esas zonas de hierbas que unas horas antes habían estado por completo cubiertas de agua.

Urraca en un árbol en la zona de Trinitarios (17-1-2017)

Urraca en un árbol en la zona de Trinitarios (17-1-2017)

Igualmente que estas picarazas y un milano real que campeaba volando, supongo que en busca de topillos o algo que llevarse al pico que las aguas pudieran haber sacado, lavanderas blancas se contaban a decenas… También buscando insectos, además de en las zonas de jardines, en los mismos caminos de hormigón, donde buscaban en pequeños charcos que habían quedado tras la vuelta del agua al río…

Lavandera blanca con in insecto en su pico (17-1-2017)

Lavandera blanca con un insecto en su pico (17-1-2017)

Lavandera blanca (17-1-2017)

Lavandera blanca (17-1-2017)

Entre los pequeñajos, a “cuentagotas” pude sumar carboneros, herrerillos, mitos, petirrojos, mosquiteros comunes, chochines y currucas capirotadas. Todas en escasísimo número comparado con otros paseos, supongo que algo tendría que ver con el frío y con el tiempo tan desagradable…

Mito (18-1-2017)

Mito (18-1-2017)

También en escaso número, menos frecuentes que otros años (pero más abundantes que los pajarillos recién citados) se veían en pequeños bandos pinzones vulgares, al igual que también jilgueros.

Jilgueros en el arbolillo (17-1-2017)

Jilgueros en el arbolillo (17-1-2017)

Y con la llegada del invierno, además de petirrojos invernantes, cormoranes y otras especies, unos pajarillos muy andarines que también vienen hasta aquí y son muy andarines por los jardines de nuestros parques son los bisbitas pratenses (o comunes) que suelen verse en pequeños banditos todos juntos picoteando en el suelo en busca de comida…

Bisbita pratense en la orilla del río (17-1-2017)

Bisbita pratense en la orilla del río (17-1-2017)

Bisbita acurrucadito ante el frío (17-1-2017)

Bisbita acurrucadito ante el frío (17-1-2017)

Bisbita de frente mirándome (17-1-2017)

Bisbita de frente mirándome (17-1-2017)

Igualmente, se ve buena cantidad de zorzales, con zorzales comunes y un alirrojo… La Rotxapea no es el mejor sitio para este tipo de aves, pero zorzales siempre suelen aparecer… Y como este año, con suerte se deja ver alguna de las especies que es menos común, como en este caso el alirrojo, fácil de diferenciar por su marcada ceja clara, y por tener debajo de las alas una zona anaranjada, característica que le da el nombre…

Zorzal alirrojo (17-1-2017)

Zorzal alirrojo (17-1-2017)

Y como es lógico también por estas fechas, buenos grupos de estorninos negros, entre los que suelen entremezclar estorninos pintos que yo no llegué a encontrar esta vez… Aunque cierto es que los bandos que vi yo no eran muy grandes y andaba más a otras especies que a estorninos… jejejeje

Estornino negro (17-1-2017)

Estornino negro (17-1-2017)

Saliendo un poco de las aves, se me presentaba una pregunta… Los castores cada día estaban más presentes en las aguas del Arga, y los rastros en mi zona habitual de campeo cada vez eran mayores, teniendo algunos días o incluso solamente horas contadas cuando yo los localizaba…

Con estas riadas… ¿que habrían hecho?, ¿a donde habrían marchado?

Pues la respuesta fue fácil de saberla… Ni inmutarse… Aquí siguen…

Rastros de castor (18-1-2017)

Rastros de castor (18-1-2017)

De hecho, todos estos rastros son de esa misma noche… Esa zona el día anterior estaba inundada, y eso sumado al corte limpio en varios tronquillos finos, y a la permanencia de las virutas y astillas producidas en el suelo, marcan claramente que el castor (o castores) aquí sigue…

Arbol comido sin duda alguna durante esa misma noche (18-1-2017)

árbol comido sin duda alguna durante esa misma noche (18-1-2017)

Pero no solo eso, sino que incluso he podido constatar que durante las riadas no se han desplazado ni tan siquiera de tramo…

En medio del parque fluvial había un árbol, que por la altura a la que estaba mordido, la única posibilidad es que el castor lo haya mordido con nivel de agua alto, y que flotando lo haya roído en ese punto… Si no… imposible!!! Además, que no había astillas en el suelo (llevadas por el agua), por lo que blanco y en botella… castor! jajajajajajajajajaja.

Arbolillo comido a mucha altura... (18-1-2017)

Arbolillo comido a mucha altura… (18-1-2017)

Y vamos con la observación del día… Antes he dejado un ave un poco “a medias”. Se trata de la garza real. Pues ahora vamos a fondo con ella y con la buena observación de su comportamiento que durante 20 minutos me regaló…

Las inundaciones, producen que el agua salga a lo bestia, casi siempre sin control, y hay muchas zonas, donde por la forma y depresiones del terreno, se queda agua estancada que no vuelve al cauce cuando el río adquiere su forma habitual, o agua remansada que queda a modo de embalse y que vuelve muy poco a poco…

En estas aguas, muchas veces quedan insectos acuáticos y peces “atrapados”, que al quedarse en una especie de balsa que durará horas, no tienen forma de retornar al río…

Alburno en zona inundada y aislado sin posibilidad de volver al agua (17-1-2017)

Alburno en zona inundada y aislado sin posibilidad de volver al cauce (17-1-2017)

Y ahí es donde entra nuestra bonita ave gris, grande, zancuda, cuellilarga, elegante y piquilarga en juego…

Garza en una de estas zonas (17-1-2017)

Garza en una de estas zonas (17-1-2017)

La vi desde lejos, y me acerque hasta una distancia prudencial en la que vi que el animal estaba tranquilo y a lo suyo… Me senté en un banco y allí estuve disfrutando del animal y de su actitud…

En cosa de 20 minutos, 10 peces pescó… Algo impresionante!!!!

Garza real con pez en la boca (17-1-2017)

Garza real con pez en la boca (17-1-2017)

Con un pececillo recién cogido (17-1-2017)

Con un pececillo recién cogido (17-1-2017)

El mismo pececillo antes de comérselo... (17-1-2017)

El mismo pececillo antes de comérselo… (17-1-2017)

En los 20 minutos me dio para todo… Para fotografiarla y para ver su pesca con los prismáticos… Un espectáculo así no se ve todos los días, y menos en Pamplona, así que tocaba disfrutarlo…

A pesar de ello, intenté aprovechar las mejores luces del día para afotarla, ya que había una luminosidad perfecta para poder captar bien al animal…

Garza con pececillo en la boca (17-1-2017)

Garza con pececillo en la boca (17-1-2017)

Con el pez a medio tragado... (17-1-2017)

Con el pez a medio tragado… (17-1-2017)

Con el pez tragado... se aprecia el engrosamiento de cuello (17-1-2017)

Con el pez tragado… se aprecia el engrosamiento de cuello (17-1-2017)

Todos los peces que pillo eran alburnos… 2 de unas dimensiones bastante grandes, y los otros ocho más o menos como los de las imágenes… Y es que la garza tiene una mala fama entre los pescadores porque según ellos dicen que se comen a las truchas que ellos no pueden pescar… Bien, esto es verdad pero hasta cierto punto… Por supuesto que las garzas comen truchas, pero el porcentaje en su dieta es muy pequeño. La trucha es un animal muy bravo y esquivo por decirlo de alguna manera, y para una garza es mucho más fácil pescar otro tipo de peces que son menos ágiles y torpes o que incluso viven en grupos, ya que le es más fácil su pesca y de esta forma gastan menos energía que en cambio para la pesca de la trucha deberían gastar por su mayor dificultad.

Y el rato que estuve, la efectividad fue del 100%. 10 lances, 10 peces… Caminaba… Se paraba durante unos segundos inmóvil mirando al agua, bajaba su cuello y cabeza apuntando parándose otros segundos, y de repente… zas! lanzaba su pico a modo de arpón al agua y sacaba un pez, que poco a poco acomodaba en el pico y lo tragaba de golpe aún vivo… Impresionante la verdad, y como una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejo una secuencia…

Preparada para pescar (17-1-2017)

Preparada para pescar (17-1-2017)

Acercándo el pico poco a poco al agua para lanzarlo (17-1-2017)

Acercando el pico poco a poco al agua para lanzarlo (17-1-2017)

Va el arpón! (17-1-2017)

Va el arpón! (17-1-2017)

El pez ya está capturado (17-1-2017)

El pez ya está capturado (17-1-2017)

Preparado para comer... (17-1-2017)

Preparado para comer… (17-1-2017)

Con estas dimensiones había que preparar bien para tragar... (17-1-2017)

Con estas dimensiones había que preparar bien para tragar… (17-1-2017)

Acondicionándolo poco a poco (17-1-2017)

Acondicionándolo poco a poco (17-1-2017)

Hasta jugando con él en el aire... (17-1-2017)

Hasta jugando con él en el aire… (17-1-2017)

Con el pez vivo todavía, pero los segundos contados...

Con el pez vivo todavía, pero los segundos contados…

Como veis, un pez de u tamaño bastante decente.... (17-1-2017)

Como veis, un pez de un tamaño bastante decente…. (17-1-2017)

El pez aún se resistía a morir, aunque el destino estaba claro (17-1-2017)

El pez aún se resistía a morir, aunque el destino estaba claro (17-1-2017)

Y ya con todo preparado... la garza empieza a tragar (17-1-2017)

Y ya con todo preparado… la garza empieza a tragar (17-1-2017)

Y todo para dentro... jejejejeje (17-1-2017)

Y todo para dentro… jejejejeje (17-1-2017)

Y antes de acabar, por si os quedáis con ganas de más, os dejo con una segunda secuencia… jejejejeje! La verdad que esta garza, a la que podríamos denominar “garganta profunda” y que se metió 10 peces nada más y nada menos, me hizo disfrutar de lo lindo, mientras muchos otros paseantes no le hacían ni caso… Una pena que aún no sepamos apreciar lo que nos regala la naturaleza en medio de la ciudad.

Otra vez lanzando el pico al agua (17-1-2017)

Otra vez lanzando el pico al agua (17-1-2017)

y con el 100% de efectividad, alburno nuevo que va a ir al interior (17-1-2017)

Y con el 100% de efectividad, alburno nuevo que va a ir al interior (17-1-2017)

Agarrándolo bien para que no se escape (17-1-2017)

Agarrándolo bien para que no se escape (17-1-2017)

Poco a poco preparando para ingerir (17-1-2017)

Poco a poco preparando para ingerir (17-1-2017)

Vivo pero para dentro que va a ir (17-1-2017)

Vivo pero para dentro que va a ir (17-1-2017)

Acomodándolo para tragar (17-1-2017)

Acomodándolo para tragar (17-1-2017)

Alburno dando los últimos coletazos en el pico de la garza (17-1-2017)

Alburno dando los últimos coletazos en el pico de la garza (17-1-2017)

Primer plano antes de tragar (17-1-2017)

Primer plano antes de tragar (17-1-2017)

Y se fini, pez para dentro (17-1-2017)

Y se finí, pez para dentro (17-1-2017)

Así que ya veis… A pesar del frío siempre merece la pena pasear por nuestras aguas y aunque saliese un listado de aves algo escaso, tuve esta buenísima observación de nuestra amiga la garza, que me hizo disfrutar hasta que un paseante se acercó a ella demasiado y la hizo levantar el vuelo y marcharse de la zona, si no… igual todavía sigue allí comiendo! jejejejejeje. Y el refrán de hoy, queda claro que tiene que ir para ella, y nunca mejor dicho creo que podemos decir que… “a río revuelto, ganancia de pescadores”, no hay duda! jejejejejeje.

Que frío!!!!!!!!!!!!! (18-1-2017)

Que frío!!!!!!!!!!!!! (18-1-2017)

Publicado en Río Arga | Etiquetado , | 4 comentarios

“Avutardeando” por Villafáfila

Pues eso. Hace ya tiempo que estuve por allí, pero ahora es cuando he pillado algo de tiempo para hacer la crónica y organizar las fotos de este mini-viaje de un día por tierras castellanas en busca de avutardas.

Así que como dice el título, pasé un buen día por Villafáfila (12-10-2016) observando su avifauna y conociendo la zona, ya que a pesar de ser uno de los lugares más importantes de la Península para pajarear, aún no había tenido el gusto de conocer aquello.

Allí el día consistió en recorrer kilómetros y kilómetros de pistas en busca de aves. Todo es llano y por lo tanto la visibilidad es buena en general, consistiendo la zona principalmente en campos de cultivos y zonas encharcadizas.

Campos de Villafáfila (12-10-2016)

Campos de Villafáfila (12-10-2016)

Como ya he dicho, ubicado al noroeste de Zamora, en Castilla y León, aquello es un muy buen sitio para pajarear, siendo de los lugares más conocidos de España sobre todo para aves esteparias.

De esta forma, está catalogado como espacio natural protegido, siendo llamado “Reserva Natural de las Lagunas de Villafáfila”. A pesar de ello, mí día no se centró concretamente solo en esta zona, si no que recorrí los alrededores en busca de otras posibles zonas donde disfrutar de la naturaleza.

En lo que se refiere a la Reserva, declarada en 2006, tiene más de 32000 hectáreas, de las que además de Reserva Natural es también humedal RAMSAR, ZEPA y LIC (figuras de protección conservacionista a nivel europeo).

El lugar consiste en principalmente una zona de llanura de cultivos (donde domina el cereal), y donde se encuentra un complejo lagunar, temporal (que en verano en principio se seca), de poca profundidad y salino que fluctúa según las precipitaciones, y debido a ello, es una zona muy importante donde las aves encuentran agua, algo fundamental para la vida, siendo un lugar muy importante sobre todo en época invernal, donde es lugar de invernada de muchas especies. Todo eso sí, desarbolado y sin apenas vegetación, que está presente solo en acequias o en límites de unas fincas con otras.

Dependiendo la época, además las aves que hay allí cambian, aunque también es cierto que hay una buena tirada de avifauna residente durante todo el año, como marcan diferentes paneles en la Reserva. Acumulaciones de más de 20000 ánsares comunes en invierno, concentraciones de cientos de grullas, cigüeñas y anátidas, y zonas esteparias con buenas concentraciones de sisón y avutardas (de las que hablaremos luego) son alunas de las cosas a destacar.

Aves comunes en la zona (12-10-2016)

Aves comunes en la zona (12-10-2016)

Entre las hectáreas de cereal, destacan sobre todo tres lagunas. Salina Grande, Barillos y Las Salinas, que tienen en algunos lugares miradores que facilitan la observación de fauna, a pesar de que a mi entender falta algo se señalización en la zona e igual podría ser posible algún mirador u observatorio más.

Estornino negro mostrado el observatorio (12-10-2016)

Estornino negro mostrado el observatorio (12-10-2016)

La zona cerealista es cruzada por todos los lados por pistas parcelarias de todo uno, que con kilómetros y kilómetros lineales, recorren todos los alrededores de las lagunas, siendo las estrellas de esta zona, sin duda alguna las avutardas.

Avutardas en uno de los campos (12-10-2016)

Avutardas en uno de los campos (12-10-2016)

Un ave gigantesca y espectacular que cuenta en la zona con más de 2500 ejemplares (por lo que me dijeron en el centro de interpretación), presentando aquí la mayor densidad del mundo y teniendo un gran núcleo de efectivos.

Pareja de avutardas al poco de amanecer (12-10-2016)

Pareja de avutardas al poco de amanecer (12-10-2016)

Y tras esta breve explicación de lo que es Villafáfila y de lo que hay y supone, voy ya un poco más al grano con lo que vi en el viaje, que aunque corto y de solo un día, dio para mucho a pesar de que prácticamente casi todo estaba seco y este oasis de agua en medio de una gigantesca llanura cerealista del que he hablado, apenas existía…

A pesar de ello, aunque había poca agua, en las lagunas de al lado del centro de interpretación ya se veían buen número de aves acuáticas.

Buena variedad de aves (12-10-2016)

Buena variedad de aves (12-10-2016)

La verdad que el centro de interpretación me gustó y está bien preparado, y además tiene un recorrido balizado por una serie de balsas, de las que alguna son artificiales y por ello tienen agua que procede de bombeo durante todo el año.

Este lugar era el idóneo para ver aves, ya que era de los pocos puntos en el lugar con agua, y además preparado con varios observatorios hacía todo más fácil, así que pasé un buen rato investigando con mis prismáticos a ver que se veía.

Así que aquí junte un buen listado de aves.

Fochas, patos cuchara, ánades friso y ánades reales eran las más comunes, entre las que destacaban un par de fochas anilladas con anilla amarilla en el cuello con códigos negros “217” y “222”, aves anilladas en 2012 y 2013 en el mismo lugar y que apenas se deben mover de allí.

Focha anillada "217" (12-10-2016)

Focha anillada “217” (12-10-2016)

Buen número de gansos también, entre los que había un ánsar careto chico.

Grupo de ánsares nadando (12-10-2016)

Grupo de ánsares nadando (12-10-2016)

Los gansos la verdad que son animales preciosos y que eran bastante visibles por su tamaño… Además no solo se veían en esta zona de balsas, sino que también aparecían descansando en campos abiertos mientras yo pisteaba para reconocer la zona…

De hecho llegué a avistar algún bando de hasta 70 ejemplares, así que poco a poco iban llegando a la zona, que como ya he dicho antes es un buen lugar de invernada para estos animales.

Ansares y fochas (12-10-2016)

Ánsares y fochas (12-10-2016)

Ansar en una orilla (12-10-2016)

Ánsar en una orilla (12-10-2016)

Pero sin duda alguna, la estrella del día y de estas balsas fue un ánsar careto chico que andaba por allí… Por lo visto debía llevar ya varias semanas (desde agosto creo que me dijeron), y aunque me costó dar con él, al final lo vi, ya que era bastante fácil de reconocer…

El ansar careto chico entre azulones (12-10-2016)

El ánsar careto chico entre azulones (12-10-2016)

Un ganso bastante más pequeño, pero mayor que los demás patos y con una mancha blanca entre el pico y la cabeza fácil de ver… Así que pude disfrutar de él durante un buen rato… Una gozada y un buen “bimbo”!!!! Ya el viaje hasta allí había merecido la pena!

Entre azulones nadando tan tranquilo (12-10-2016)

Entre azulones nadando tan tranquilo (12-10-2016)

Igualmente, explorando en estas zonas de balsas, buena cantidad de aves menos comunes y numerosas. Zampullines comunes, gallinetas y zampullines cuellinegros, cercetas comunes y aves ligadas a carrizos y vegetación acuática, ya que en las orillas hay vegetación y realmente es de la poca vegetación existente en hectáreas a la redonda. Especies como pueden ser los buitrones, los mosquiteros, los cetias ruiseñor (ruiseñor bastardo), agachadizas comunes y los ya más grandes aguiluchos laguneros.

Pareja de zampullines (12-10-2016)

Pareja de zampullines (12-10-2016)

Cercetas en una orilla (12-10-2016)

Cercetas en una orilla, había un grupo de unas 15 (12-10-2016)

Pero la verdad, que este listado de aves, y otras de las que hablaré más adelante, queda un poco “tapado” y eclipsado por las grandes avutardas, sin duda alguna las estrellas del lugar (con permiso del ánsar careto chico que sin duda fue una grata sorpresa).

Avutardas a lo lejos (12-10-2016)

Avutardas a lo lejos (12-10-2016)

Avutardas más cercanas (12-10-2016)

Avutardas más cercanas (12-10-2016)

Las avutardas, por decirlo grotescamente, son gallinas gigantes…. Se trata de un ave grande, con patas y cuello largo y de aspecto muy voluminoso. Es el ave europea voladora más pesada que existe, y en el mundo es de las más pesadas (solo superada por alguna otra clase de avutarda), aunque cierto es también que si se siente incomodada prefiere huir corriendo que volando…

Avutarda posada (12-10-2016)

Avutarda posada (12-10-2016)

Avutarda en vuelo (12-10-2016)

Avutarda en vuelo (12-10-2016)

El macho es más grande que la hembra, pudiendo llegar al metro de altura y a pesar más de 15 kilos, sobrepasando los dos metros y medio de envergadura alar.

Al ser un animal tan grade, puede verse desde varios metros de distancia… Cientos sin problema, y ello sumado al estado de los campos de cereal en mi visita, hicieron que de principio a fin durante el día fuera muy fácil dar con ellas… Al existir allí una población tan grande y amplia, continuamente estaba observando avutardas.

Además, la zona es un buen hábitat, compuesto por buenas estepas cerealistas, lugar donde se suelen encontrar estos animales. Son sin duda aves de zonas abiertas, a pesar de que a veces se pueden encontrar en zonas adehesadas o cultivos de olivo y almendro.

Pareja de avutardas en un campo (12-10-2016)

Pareja de avutardas en un campo (12-10-2016)

Se trata de un ave que a pesar de su coloración parda y barreada, con cereal bajo es fácil de ver… Supongo que no será lo mismo en épocas del año en las que el cereal está alto.

Además de por el tamaño, se pueden diferenciar machos y hembras porque el plumaje de estas últimas es algo más apagado. Esta diferenciación es mucho más visible en la época de celo, en la que los machos adquieren unas plumas largas, enfiladas y duras que salen desde el pico a modo de bigote. Además, en esta época de celo, los machos “bailan” a las hembras para conquistarlas, engrosando el cuello como si se hubieran tragado un balón y haciendo con su plumaje unas formas espectaculares que son dignas de ver, en un proceso que se llama “la rueda”. Esto es muy característico de la especie y conocido, y aunque yo nunca he ido a verlo, es un espectáculo de la naturaleza ibérica al que le tengo ganas. Ver como ahuecan e hinchan sus plumajes mientras se mueven para conquistar a las hembras, es unos de mis próximos objetivos… Además, ya queda poco para las fechas adecuadas (marzo-abril)…. jejejejejeje.

Como ya hemos dicho, en esta zona hay bastantes más de 2ooo ejemplares, y tenemos que saber, que en la Península Ibérica se encuentra más del 50% de la población mundial de la especie, que también está presente en Asia, otras partes de Europa y norte de África.

Pareja de avutardas (12-10-2016)

Pareja de avutardas (12-10-2016)

La avutarda es un animal omnívoro y se alimenta según las disponibilidades de alimento y la época del año. Semillas, materia vegetal, grano, cereal, trigo, cebada, legumbre y frutas por un lado, e insectos, pequeños roedores, lagartijas, culebrillas e incluso polluelos de otras aves por otro.

Otra pareja entre vegetación más baja (12-10-2016)

Otra pareja entre vegetación más baja (12-10-2016)

En tema de conservación, se trata de un ave muy sensible a los cambios de hábitat, pudiendo en poblaciones pequeñas llegar a desaparecer por completo, y siendo este uno de los mayores peligros a los que está expuesta.

El cambio y “modernización” en la agricultura con concentraciones parcelarias, eliminación de setos, creación de granjas e infraestructuras, puede hacer que se pierdan buenos lugares de cría para la especie, además de disminuir alimento y quitar resguardo y escondite frente a posibles depredadores.

Además, perros asilvestrados, la caza furtiva, los choques con molinos eólicos, tendidos eléctricos y alambradas, también son otras de las causas de sus muertes, al igual que la cada vez más común en el campo presencia de pesticidas y venenos.

Avutarda muy cercana (12-10-2016)

Avutarda muy cercana (12-10-2016)

Avutarda muy cercana (12-10-2016)

Avutarda muy cercana cerca al centro de interpretación (12-10-2016)

El tamaño del animal, la buena densidad en el lugar, el ser una zona abierta con buena infraestructura de pistas, y el estado de altura del cereal me hicieron disfrutar de este animal de lo lindo…

Para terminar con ella, a modo de curiosidad, hace unos meses salió un estudio muy curioso sobre el comportamiento de los machos de avutarda.

Al parecer, según el estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), los machos se “automedican” con un tóxico mortal (para otra fauna, incluida el ser humano), pero que a ellos les ayuda a parecer más atractivos y mejores para atraer de esta forma a las hembras.

Este tóxico (cantaridina para ser excactos) lo adquieren al consumir dos especies de coleópteros (Berberomeloe majalis y Physomeloe corallifer). A pesar de que para muchas especies animales este producto puede ser mortal, a las avutardas les sirve para eliminar sus parásitos internos, y les ayuda a aparecer más sanos y fuertes ante las hembras, lo que les permite lograr un mayor éxito reproductivo. Algo cuanto menos curioso.

La cantaridina tiene una potente eficacia antibacteriana, por lo que las avutardas, inmunes al veneno, al ingerirla lo utilizan como medicamento contra las infecciones gastrointestinales provocadas por diferentes bacterias, tenias y nemátodos.

De este estudio se saca que ambos sexos consumen estos coleópteros, pero sólo los machos los seleccionan de entre todos los insectos disponibles, e ingieren más ejemplares y más grandes. De esta forma, consumiendo estos insectos, los machos tienen menos parásitos y se ven más sanos, fuertes, vigorosos y atractivos ante sus posibles conquistas, algo que les da facilidad para poder conquistar hembras, e igualmente mayor efectividad reproductora.

Avutarda muy cerquita (12-10-2016)

Avutarda muy cerquita (12-10-2016)

Así que ya veis, una gozada disfrutar de este pedazo de animal (nunca mejor dicho… jejejejeje) a pesar de que no tuve suerte y no caí, ya que era día de caza y en muchos casos los perros las levantaban… supongo que andarían a liebres, conejos o perdices, pero en el momento en el que perros se acercaban a las avutardas, estas echaban a volar sin pensárselo dos veces…

Avutardas levantadas por perros (12-10-2016)

Avutardas levantadas por perros (12-10-2016)

Poquitas, pero perdices ya vi por la zona… Ese suculento manjar que algunos buscaban y de los que yo vi varios bandos, con uno de 15 ejemplares como el más grande.

Perdiz entre la vegetación (12-10-2016)

Perdiz entre la vegetación (12-10-2016)

La previsión era bastante mala en cuanto a la meteo, y de hecho todo el día estuvo temblando, y cayendo la tarde algo me llovió, aunque se agradeció con una buena estampa que dejó. Fue un “calabobos” de escasos minutos, que dentro de la furgoneta no se notaba y que creó un arco-iris precioso que llegué a captar con la cámara.

Arco iris que hizo un paisaje precioso (12-10-2016)

Arco iris que hizo un paisaje precioso (12-10-2016)

Además, aquello está muy bien en lo que a cajas nido se refiere… Hay tanto paneles informativos, como multitud de cajas, con el objetivo principal de que aniden diferentes especies y de esta manera controlar las poblaciones de topillos y ratoncillos que pueden causar daños a los cultivos en caso de explotaciones demográficas de la población de roedores.

Panel informativo sobre cajas nido (12-10-2016)

Panel informativo sobre cajas nido (12-10-2016)

De esta forma, las cajas colocadas por la zona, son ocupadas por diferentes especies que pude observar en mi excursión. Cernícalos vulgares y grajillas sobre todo, aunque supongo que también aparecerán otras rapaces y aves que puedan controlar y alimentarse de micromamíferos.

Hembra de cernícalo en una de las cajas (12-10-2016)

Hembra de cernícalo en una de las cajas (12-10-2016)

Pareja de grajillas en una de las cajas (12-10-2016)

Pareja de grajillas en una de las cajas (12-10-2016)

Y no todas son usadas para criar, sino que muchas son simples posaderos… jejejeje. De esta forma ratoneros y aguiluchos cenizos fueron vistos en este día, aunque seguro que muchas otras también lo usan como oteadero.

Ratonero posado en una de las cajas (12-10-2016)

Ratonero posado en una de las cajas (12-10-2016)

Además, hay otras formaciones para que aniden cernícalos primillas (existe una colonia cercana a las 300 parejas reproductoras), pero no eran fecha para verlos, y supongo que estas formaciones de cajas nido en tejas, seguro que son aprovechadas por palomas, gorriones comunes y por estorninos negros, que se veían en buenos grupos cercanos a este tipo de infraestructuras.

Tejas nido (12-10-2016)

Tejas nido (12-10-2016)

En lo que se refiere a rapaces, bastante parado… de hecho se me escapó la lechuza campestre que busqué con ahínco, y a las ya citadas solo puedo sumar milano real. En córvidos, cornejas y alguna picaraza, que se sumaban así a las abundantes grajillas mencionadas con anterioridad.

Milano real (12-10-2016)

Milano real (12-10-2016)

Además, no faltaron a la cita pajarillos y aves comunes… Aunque también es cierto que al haber tan poco arbolado y ser aquello tan abierto, no encuentran diversidad de hábitat y por ello mismo no es que los listados y la variedad puedan ser muy grandes…

De esta forma citar tórtola turca, cogujadas, bisbitas pratenses, colirrojos tizones, collalbas grises, tarabillas comunes, alondras, gorriones chillones y lavanderas cascadeñas.

Bisbita sobre un piquete (12-10-2016)

Bisbita sobre un piquete (12-10-2016)

Collalba (12-10-2016)

Collalba (12-10-2016)

En una zona de humedal espere a ver si aparecían aves a beber… pero me tuve conformar con un solitario andarríos grande que andaba por allí. En un ratillo que estuve nada de nada, y eso que era de los pocos puntos de agua que se veían en el lugar… la fuerte sequía de este verano hizo mella en este humedal este pasado otoño…

Andarrío en la balsa en la que no vi nada más (12-10-2016)

Andarríos en la balsa en la que no vi nada más (12-10-2016)

Además comenzaba la época grullera, por lo que ya se veían las primeras…. No sé si habría varios grupos por el lugar, probablemente sí, pero yo sí que contabilicé un buen bando de unos 120 ejemplares, y otro de unos 30.

Grullas en la lejanía (12-10-2016)

Grullas en la lejanía (12-10-2016)

Grupo de grullas (12-10-2016)

Grupo de grullas (12-10-2016)

De vez en cuando volaban de un lado para otro, pero la verdad que no se veía un número muy grande… En total esas 150 contabilizadas, que supongo que a día de hoy será mucho mayor.

Grullas en vuelo (12-10-2016)

Grullas en vuelo (12-10-2016)

Al igual que será mucho mayor el número de ánsares, que en ocasiones se veían muy cercanos a estas grullas y pastando también en los campos de cultivo del lugar…

Gansos en un campo (12-10-2016)

Gansos en un campo (12-10-2016)

Para terminar algún bando de avefrías y ejemplares sueltos o en parejas en diferentes campos… Difíciles de ver en un principio, pero que a base de andar y andar kilómetros por las pistas iban saliendo, al igual que el listado de especies citado durante la crónica.

Avefrías en vuelo (12-10-2016)

Avefrías en vuelo (12-10-2016)

Avefría en uno de los campos posada (12-10-2016)

Avefría en uno de los campos posada (12-10-2016)

Así que ya veis, ni sisones, ni gangas ortegas, ni lechuzas campestres, aves frecuentes y habituales en Villafáfila, pero sí que pude disfrutar a tope de esta zona nueva para mí y que no conocía, y que me dejo bonitas estampas de las avutardas (además del “bimbazo” del ánsar careto chico) y que nunca había visto en tan gran número y a tan escasas distancias…

Así que una gozada de lugar, y que intentaré visitar el comienzo de primavera para ver si disfruto del celo y la “rueda” de este precioso y gran animal (en todos los aspectos de la palabra, jejejeje). Por ello, para ella va el refrán en esta ocasión, ya que “si la avutarda brinquea, a la hora relampaguea…”. Suerte que cuando estuve yo, ni brincó ni relampagueó… jejejejeje.

Avutarda posada (12-10-2016)

Avutarda posada (12-10-2016)

Publicado en Buscando muy a lo lejos... | 5 comentarios

Entre rastros de castor… va pasando el invierno

Con la llegada del invierno y del frio, suele aparecer por nuestras latitudes avifauna que no está presente en otras épocas del año, y además aparecen también “rarezas” y especies muy pero que muy poco comunes que escapan del frio del norte de Europa en busca de climas más templados y menos extremos.

Por ello nunca está demás dar una vuelta por nuestro Arga, como hice ya hace unos días, caminando por las orillas del río a su paso por Pamplona, en esta ocasión todo al lado de casa, en el barrio de la Rotxapea (5-1-2017).

Me habría gustado dar más paseos, pero la verdad que los días que tenía libre ha llovido en buenas cantidades y sin tregua y me ha fallado esa suerte de que la “meteo” acompañe aunque solo sea un poco.

A pesar de ello, no ha fallado la fauna, con varias especies y ejemplares diferentes, unos más comunes que otros, pero todos importantes en este ecosistema llamado río.

Como es lógico y para no variar, como siempre los más habituales son los azulones. Estos ánades reales se encuentran a lo largo de todo el río, con una buena concentración de ellos en Cuatrovientos y Oblatas, y ya con los primeros síntomas de celo y persecuciones de unos a otros… En próximos días entrarán en celo y se producirán los primeros enganchones y cópulas, que en unas semanas traerán a las aguas nuevas camadas de patitos.

Azulones en la orilla del río (5-1-2017)

Azulones en la orilla del río (5-1-2017)

Igual que los azulones, hay muchas especies ligadas al agua, y estas se ven igualmente en nuestro río aunque pase por medio de la ciudad. Es el caso de martines pescadores, gallinetas, lavanderas blancas y lavanderas cascadeñas, que no faltaron a la cita.

También muy ligada a nuestro barrio un ave inconfundible es la garza real.

Una de las garzas en la orilla (5-1-2016)

Una de las garzas en la orilla (5-1-2016)

Hay varios ejemplares diferentes que andan en esta zona de río, teniendo alguno de ellos preferencia por la presa de Santa Engracia y otro ejemplar por la presa de Aranzadi, donde son bastante comunes de ver.

Garza en una rama (5-1-2017)

Garza en una rama (5-1-2017)

En general, las garzas son de hábitos nocturnos, pero en muchas ocasiones las podemos ver en las orillas descansando o esperando que llegue su momento para pescar. Tampoco es raro verlas encaramadas a los arboles, en zonas altas donde se sienten seguras y descansan, como este ejemplar que cerca del puente de San Pedro se acicalaba el plumaje.

Garza rascándose (5-1-2017)

Garza rascándose (5-1-2017)

Pero ligado al agua, lo que más está destacando en lo que va de invierno son los rastros de castor que claramente están yendo a más en los últimos días…

Últimamente en casi todas las entradas que hablo del río, lo menciono y hablo de él, y es que la verdad que a día de hoy los rastros son más numerosos y notables que nunca…

Arbolillos talados por castor (5-1-2017)

Arbolillos talados por castor (5-1-2017)

Arbolillos roídos, cortados, “tocados” solo un poco, árboles ya tirados y de los que no hay rastro y solo se ven los tocones, árboles caídos en el agua que son descortezados poco a poco… Se cuentan ya por decenas los rastros de este animal, que parece que cada vez es más estable en nuestras aguas…

En primavera y verano, este tipo de rastros son menos visibles que por estas fechas, ya que el animal se alimenta de brotes verdes y hojas y no tiene la necesidad de comer madera que tiene ahora, pero también es cierto que desde que hay constancia de que algún individuo divaga por Pamplona, nunca los rastros que deja habían sido tan abundantes como hasta este invierno…

De hecho, ha llegado el punto de que la semana pasada se cortó un vial que hay para pasear en Aranzadi por que el castor había dejados unos árboles a medio cortar y ya llegaba al punto de tener peligro de caer, pudiendo pillar a algún paseante, ya que aunque casi siempre estos árboles que el animal roe están en la orilla y acaban cayendo al agua, en ocasiones la dirección que pueden tomar es otra y pueden caer causando daños. Todo ello salió en prensa, así que muchos ya habréis leído sobre el tema…

Rastros de castor (5-1-2017)

Rastros de castor (5-1-2017)

He hablado en muchas ocasiones de este animal y de cómo llegó a nuestras tierras, así que de momento no os doy más la brasa con él, pero os dejo el enlace de mi blog donde tenéis varios enlaces diferentes con bien de información, fotos y videos del animal en plena acción, que a pesar de ser nocturnos principalmente, a veces se han dejado ver por el día…https://avistadepajaros.wordpress.com/tag/castor/

Y estos árboles que el castor corta y caen y al ser humano nos pueden causar ciertas molestias en determinados momentos, les viene de perlas a otros habitantes del río, como pueden ser los patos o los cormoranes que vinieron hace unas semanas a nuestras aguas y los usan como perchas y posaderos.

Cormorán en un arbol tirado por castor (5-1-2017)

Cormorán en un árbol tirado por castor (5-1-2017)

El cormorán que quería ser castor (5-1-2017)

El cormorán que quería ser castor… jejejejeje (5-1-2017)

Y si esto se hace dentro del agua, fuera también están desapareciendo arbolillos… El servicio de jardinería de Pamplona anda a tope últimamente, y la poda está siendo fuerte, como ocurre en este pequeño seto muy voluminoso que con hoja era el cobijo de cantidad de pajarillos de pequeño tamaño, mirlos y zorzales entre otros…

Una pena, pero tendrán que esperar a que crezca para poder esconderse en su interior… Una poda que aunque desconozco los motivos, no deja de ser severa y fuerte, ya que era la única zona de seto y que proporcionaba cierta seguridad a las aves en varios metros…

Arbol podado por los jardineros (5-1-2017)

Árbol podado por los jardineros (5-1-2017)

Además, la caída de hojas dejó hace tiempo varios nidos de avispa asiática a la luz… Hay un par por el puente de San Pedro y otro par cercanos al club de remo… Bolas gigantes que el frio y la lluvia ya han roto y que se observan cuando con el otoño caen las hojas y el arbolado se queda desnudo…

Avispero asiático (5-1-2017)

Avispero asiático (5-1-2017)

Las avispas asiáticas ya no volverán a ellos y la primavera que viene harán nidos nuevos, pero entraremos más en materia sobre el tema y explicando este animal que llegó hace pocos años a Navarra y que parece bastante dañino para la abeja autóctona, en alguna entrada próxima…

Siguiendo con las aves, el invierno suele traer especies invernantes y cosas interesantes, como zampullines chicos o alguna especie de anátida, tal es el caso del pato cuchara que Mikel Goñi vio a finales de año en la zona de Curtidores.

Macho de pato cuchara (22-12-2016)

Macho de pato cuchara (22-12-2016)

Zampullín (28-12-2016)

Zampullín (28-12-2016)

Como todos los inviernos, llegan también los pinzones vulgares, un buen número de petirrojos que se incorpora a la población residente y los zorzales comunes, aves que se suelen ver en los jardines del paseo fluvial y que son los zorzales más comunes en nuestro barrio.

Zorzal común (5-1-2017)

Zorzal común (5-1-2017)

Entre todo lo observado, no podemos olvidarnos de las especies comunes que nunca fallan ni en el barrio, ni en casi cualquier parte de la ciudad… Gorriones comunes, mirlos, palomas domésticas, tórtolas turcas, urracas y buenos bandos de estorninos negros.

Macho de mirlo común (5-1-2017)

Macho de mirlo común (5-1-2017)

Paloma habitual en nuestra ciudad (5-1-2017)

Paloma habitual en nuestra ciudad (5-1-2017)

Igualmente pajarillos, aunque en esta salida solo puedo añadir a lo ya citado los comunes carboneros, mitos y currucas capirotadas… El tiempo algo desagradable y que mi excursión no fue muy larga ni en tiempo ni en recorrido, no me dejaron sumar más especies…

Aún y todo ya veis que el río está interesante, tanto con aves que llegan por estas fechas, como por nuestro amigo “Torcuato” el castor, que cada vez es más común por nuestras aguas, y que parece que ha llegado para quedarse. Por ello, el refrán de esta ocasión va para él, que como bien se dice y ya sabe… “a buen árbol, pocos castores basta”.

Arbolado tirado en la zona de San Pedro (5-1-2017)

Arbolado tirado en la zona de San Pedro por “Torcuato” y sus secuaces… jejejeje (5-1-2017)

Publicado en Río Arga | Etiquetado , , | 2 comentarios

Revista EZKABA (Enero 2017) “Las que vienen y se van III”; GRULLA COMÚN

A VISTA DE PÁJAROS

Hay un ave que por excelencia anuncia la llegada del frío. Lo hace en el cielo, en bandos de hasta cientos de ejemplares con típica formación de “V”, y con un característico trompeteo que se puede escuchar prácticamente a cualquier hora del día y desde grandes distancias. Se trata de la grulla común, un animal muy vistoso y bonito, y que por estas características de vuelo es inconfundible.

 “LAS QUE VIENEN Y SE VAN III”

Grulla común; Kurrilo arrunta (Grus grus): La grulla es un animal que tiene mucha fama pero no es bien conocida por todos. Se trata de un ave grande, muy similar a la garza (y que es más conocida por todos). Es un ave de cuello largo, patas largas y cuerpo estilizado. Su color general es gris, con puntas de cola y marcas negras en las alas. La cabeza es negra, con una marca roja en la cabeza y unas bandas blancas en los lados que parten desde los ojos y van hasta el cuello. El ejemplar joven carece de esta coloración en la cabeza, y la tiene totalmente parda.

Pareja de grullas levantando el vuelo (28-10-2015)

Pareja de grullas levantando el vuelo (28-10-2015)

Este animal, viene a la Península Ibérica hacia octubre, y se queda más o menos hasta marzo. Se trata de un ave gregaria que siempre está en buenos bandos, de incluso miles de ejemplares, y que frecuenta zonas húmedas.

En estos bandos se alimenta en zonas abiertas y campos de cultivo, donde come buena variedad de invertebrados como arañas, gusanos, lombrices e insectos que mezcla con materia vegetal como pueden ser brotes, frutos, hojas, semillas o raíces, siendo una parte fundamental en su dieta las bellotas, que come sobre todo en zonas de gigantescas dehesas.

Grullas sobrevolando el cielo (30-10-2015)

Grullas sobrevolando el cielo (30-10-2015)

Es espectacular ver como abandonan dormideros donde se pueden juntar decenas de miles de ejemplares para dispersarse en diferentes campos durante el día en busca de alimento. Igualmente es impresionante ver las llegadas a estos dormideros, donde las aves duermen y descansan juntas.

En el barrio, es un ave que solo veremos en vuelo en el cielo, pero suele ser bastante frecuente en los pasos migratorios, donde pueden pasar durante varios días seguidos por centenares. Es muy fácil de escucharla, incluso de noche, así que si oímos este famoso sonido, aunque no seamos capaces de verlas (por ejemplo porque vayan muy altas), no habrá duda de que tendemos grullas muy cerca.

Para leer la revista completa: https://issuu.com/ezkabarotxapea/docs/2017-1

Publicado en Revista Ezkaba | Etiquetado | Deja un comentario

Mar adentro II; por Santoña…

Y para empezar el año (feliz año, por cierto!), os dejo con otra salida pelágica que hice durante el ya pasado 2016. Tras la primera desde Santurce, a las dos semanas fue la segunda (23-10-2016), desde Santoña y siendo mucho más corta tanto en recorrido, como en horas…

En esta ocasión desde tierras cántabras, la organización corría a cargo de “Aves cantábricas”, con Alejandro García a la cabeza, y con un barco bastante mayor en el que coincidimos muchos conocidos, siendo una salida que se realiza todos los años por las mismas fechas y en la que yo participo como segundo año consecutivo. El mar siempre es algo especial para los que somos de interior, que no estamos acostumbrados a ver fauna marina, y por lo que con poco, la verdad que disfrutamos un montón.

Barco del viaje, nada más amanecer y antes de recogernos (23-10-2016)

Barco del viaje, nada más amanecer y antes de recogernos (23-10-2016)

Santoña nunca defrauda, sobre todo en fechas invernales, y aunque era un poquito pronto, y en aves la excursión fue un poquito escasa, mereció la pena como siempre solo por estar al lado de aves marinas que tan difíciles son de ver desde la propia costa.

No fallaron los cormoranes moñudos del lugar. Estas aves, son un poco más pequeñas que los cormoranes grandes, y como su nombre indica, presentan una especie de moño en la cabeza a modo de flequillo.

En la zona hay una pequeña colonia que cría todos los años, por lo que se trata de un ave que no suele fallar.

Cormoranes moñudos en las rocas (23-10-2016)

Cormoranes moñudos en las rocas (23-10-2016)

Igualmente no fallaron los halcones que habitan el monte Buciero, zona donde comenzó la salida en barco, bordeando sus cortados y laderas, y en el que vimos en una de sus peñas primero a un ejemplar posado, y luego a la vuelta, a otro volando en la zona de mar.

Halcón en la peña (23-10-2016)

Halcón en la peña (23-10-2016)

Al ser época de migración, sin duda alguna estas rapaces aprovecharán la llegada de pajarillos cansados de sus largos viajes migratorios, para acosarles y darles caza por el cansancio acumulado, lo que hace que este monte, prácticamente sobre el mar, sea un lugar idóneo para poder vivir, ya que además sus cortados son de difícil acceso y eso les aporta tranquilidad.

Halcón en vuelo (23-10-2016)

Halcón en vuelo (23-10-2016)

Como es lógico en el mar, la excursión fue dominada por gaviotas, entre las que se pueden nombrar gaviotas patiamarillas, gaviotas sombrías, gaviotas reidoras y gaviotas cabecinegras. Una pena, pero ninguna especie “rara”.

Gaviota joven en vuelo (23-10-2016)

Gaviota joven en vuelo (23-10-2016)

Gaviota patiamarilla adulta (23-10-2016)

Gaviota patiamarilla adulta planeando (23-10-2016)

Gaviota en vuelo (23-10-2016)

Gaviota patiamarilla en vuelo muy cerquita de la superficie del mar (23-10-2016)

En muchas ocasiones se peleaban entre ellas por el “chum”… El “chum”, se trata de una mezcla de restos de pescados, aceites y panes que son usados para atraer a las diferentes aves cerca del barco, para de esta forma disfrutar de ellas en mejores condiciones.

Gaviotas peleándose por la comida (23-10-2016)

Gaviotas peleándose por la comida (23-10-2016)

Además se dejó ver una gaviota sombría joven con un anzuelo clavado en una de sus patas…

Uno de los peligros indirectos de la pesca… En muchas ocasiones, sedales, aparejos, cucharillas o anzuelos simples son perdidos en el mar, por engancharse entre rocas o en vegetación. Este tipo de instrumentos, pueden clavarse en aves que los confunden con peces, o que son llamadas en su atención por reflejos de estas piezas metálicas, clavándose y siendo muy difíciles de desenganchar… pudiendo producir amputaciones muy graves, infecciones, o situaciones que acaben muy mal…

Gaviota con el anzuelo y el sedal (23-10-2016)

Gaviota con el anzuelo y el sedal colgando de una de sus patas (23-10-2016)

Por ello… pescadores! mucho cuidado!!!!!!

Además, entre tanta gaviota se pudo observar alguna gaviota anillada, aunque las lecturas desde la embarcación, debido a la cantidad de animales que había, y al oleaje, era bastante complicada.

De hecho pude llegar a observar tres ejemplares diferentes anillados, y de ninguna pude hacer una correcta lectura de la anilla… (Ni tan siquiera con las fotos…) Que pena!!!!

Gaviota anillada (23-10-2016)

Gaviota anillada (23-10-2016)

Gaviota anillada (23-10-2016)

Gaviota anillada (23-10-2016)

Gaviota adulta anillada (23-10-2016)

Gaviota adulta anillada (23-10-2016)

Como suele pasar en estas salidas, aunque tardaron en aparecer, no faltaron los bonitos, elegantes y espectaculares alcatraces

Alcatraz joven (23-10-2016)

Alcatraz joven (23-10-2016)

Alcatraz adulto (23-10-2016)

Alcatraz adulto (23-10-2016)

En ocasiones, estos volaban muy cercanos al barco, ya que al igual que las gaviotas, en muchas ocasiones seguían nuestra estela en busca del “chum”.

Alcatraz en vuelo (23-10-2016)

Alcatraz en vuelo (23-10-2016)

Espectacular una vez más ver a estos colosos del cielo. Unas aves que son auténticos torpedos con vida, y que como expliqué hace unos días, desde el cielo se lanzan en picado al agua a unas velocidades vertiginosas para acabar sumergiéndose y pescando bajo el agua… O por lo menos, intentándolo… jejejeje.

Alcatrza en vuelo (23-10-2016)

Alcatraz en vuelo (23-10-2016)

Alcatrza girando en el aire (23-10-2016)

Alcatraz adulto girando en el aire preparándose para lanzarse (23-10-2016)

Es espectacular verlos pescar… Siempre mar adentro, por lo que las personas que no somos de costa tenemos el lujo de poder ver este espectáculo de la naturaleza en muy pocas ocasiones a lo largo del año…

Así que estas ocasiones no se pueden desperdiciar, y merece mucho la pena realizar algún tipo de salidas de estas, aunque solo sea de forma anual…

Alcatraz al acecho (23-10-2016)

Alcatraz al acecho (23-10-2016)

Además, se podía ver alcatraces de edades variadas… Desde los jóvenes más oscuros, a los adultos más blancos, ya que el alcatraz a lo largo de su vida, en 4-5 años pasa de ser totalmente oscuro, a totalmente blanco, manteniendo solo las puntas de las alas de color negro.

Ejemplar joven entre gaviotas (23-10-2016)

Ejemplar joven entre gaviotas (23-10-2016)

En muchas ocasiones, la cercanía del animal dejaba ver y disfrutar de su penetrante mirada, y de los detalles de su cabeza, acabada en un fuerte, largo y potente pico que usa a modo de arpón.

Alcatraz volando (23-10-2016)

Alcatraz volando (23-10-2016)

Alcatraz de frente (23-10-2016)

Alcatraz de frente (23-10-2016)

Siempre con gaviotas merodeando el barco, nuestro viaje estaba siendo a pesar de estos avistamientos bastante paradillo…

Gaviota de frente (23-10-2016)

Gaviota patiamarilla de frente (23-10-2016)

A pesar de ello, también se veían aves en migración, ya que estábamos en plena época… Alaúdidos (como alondras) y bisbitas, además de algún grupo de fringílidos fueron las más comunes… Sin olvidar un grupito que superaba la veintena de avefrías y que volaba a ras de mar…

Alondras en vuelo (23-10-2016)

Alondras en vuelo (23-10-2016)

Grupo de avefrías en pleno mar abiertop (23-10-2016)

Grupo de avefrías en pleno mar abierto (23-10-2016)

Muy escasas las pardelas, de las que se vieron pardelas sombrías y baleares… Alguna capirotada también, pero muy muy lejana… Muy escasa este tipo de ave, que suele volar raseando el mar aleteando a toda velocidad y que siempre alegra ver, a pesar de sus lejanías…

Pardelas sobre la mar (23-10-2016)

Pareja de pardelas volando a toda velocidad (23-10-2016)

Tampoco faltó un simpático alca, de los primeros en llegar a las costas cántabras sin duda. Esa ave tan bonita y con “pinta” de pingüino que también siempre nos alegra ver a los de tierra… jejejeje. Muestra al igual que el arao o el frailecillo una simpatía que pocas aves tienen, así que una gozada el poder observarla en plena libertad y nadando tan tranquila…

Alca (23-10-2016)

Alca (23-10-2016)

Aunque tardó mucho, al final apareció un págalo…

P´ñagalo en vuelo (23-10-2016)

Págalo en vuelo (23-10-2016)

Como os conté hace unos días, el págalo es el “pirata” de las aves, ya que se dedica a robar comida a gaviotas u otras especies, asustándolas y acosándolas…

Siguió la estela del barco durante unos minutos, y durante ese rato tuvo a todas las gaviotas que venían con nosotros a raya… Además portaba una anilla de color verde, que en caso de haber podido leer nos habría dado mucha información…

Un lujo de nuevo poder disfrutar de este animal tan bonito y elegante, que solo se puede ver en este tipo de salidas, ya que difícilmente pisa la costa…

Págalo de frente (23-10-2016)

Págalo de frente (23-10-2016)

El págalo grande (23-10-2016)

El págalo grande (23-10-2016)

Impresionante ver flotar a las gaviotas en una buena bandada siguiendo el barco… Y es que el “chum” las atraía por decenas, que volaban en el aire aprovechando los diferentes vientos y que en ocasiones parecía que flotaban y bailaban a escasos centímetros de nuestras cabezas.

Gaviotas "flotando" (23-10-2016)

Gaviotas “flotando” (23-10-2016)

Eso hacía que las cámaras ardiesen… jejejeje. En el barco estaríamos cerca de 70-80 personas (si no más), que sin duda disfrutábamos a tope de cada uno de los animales que teníamos cerca…

Fotografiando las gaviotas (23-10-2016)

Fotografiando las gaviotas (23-10-2016)

Muy cercanas, en ocasiones dejaban ver buenos detalles de plumajes y anatomía…

Ejemplar joven en vuelo (23-10-2016)

Ejemplar joven en vuelo (23-10-2016)

Gaviota en caía (23-10-2016)

Gaviota en caída hacia el agua en busca de comida (23-10-2016)

Gaviota patiamarilla muy cercana (23-10-2016)

Gaviota patiamarilla muy cercana (23-10-2016)

De esta forma se producían bonitas imágenes que llegué a grabar en video, ya que era espectacular ver a varios ejemplares sincronizando sus vuelos con el viento, como si de danza contemporánea se tratase…

Y mezclándose en ocasiones con los alcatraces, que igualmente pasaban cerca y nos seguían, y a pesar de que eran mucho menos numerosos, no por ello menos queridos por los objetivos y las cámaras del personal.

Joven de alcatraz entre gaviotas (23-10-2016)

Joven de alcatraz entre gaviotas (23-10-2016)

Alcatraz en pleno vuelo (23-10-2016)

Alcatraz en pleno vuelo (23-10-2016)

Uno de los alcatraces de la ruta (23-10-2016)

Uno de los alcatraces de la ruta (23-10-2016)

Así que ya veis… Un día bastante paradillo la verdad, pero que no dejó de ser interesante… buen número de alcatraces, el alca, el peregrino, alguna pardela, y el siempre vistoso págalo grande… Faltaron especies, y número de ejemplares de otras especies, al igual que aletas y cetáceos, de los que no se avistó nada… Pero bueno, en 2017 volveremos a la mar, a buscar nuevas aventuras y a disfrutar de estas aves a la que tan poco acostumbrado estoy… Mientras tanto, tendremos que saber que… “si a estribor gaviotas ves… la otra banda babor es”.

Alcatraz en pleno vuelo (23-10-2016)

Alcatraz en pleno vuelo (23-10-2016)

Publicado en Buscando muy a lo lejos... | Deja un comentario

Mar adentro I; desde Santurce a …

Durante este último año, he realizado dos salidas pelágicas (ambas en el Cantábrico) con la intención de ver aves. Con retraso aquí va la primera crónica, y de aquí a unos días irá la segunda…

Esta primera se trató de una salida desde Santurce (9-10-2016), con “Verballenas” como organizador (y Gorka Ocio como “director”) y bajo la coordinación de Jesús Mari Lekuona, que fue quien organizó la salida (con varios meses de antelación) y en la que participamos una cuarentena de personas llegadas principalmente desde Navarra.

Grupo al final de la visita (9-10-2016)

Grupo al final de la visita (9-10-2016); Juan Deán

La salida era para las 8 de la mañana, por lo que madrugábamos desde Pamplona para estar allí a tiempo. Junto con Alberto, David, Mazki y Haritz partía mi furgoneta dirección a tierras vizcaínas en una mañana bastante fría.

Compañeros de viaje (9-10-2016); Haritz Sarasa

Compañeros de viaje (9-10-2016); Haritz Sarasa

El barco salía puntual, con muy poca luz todavía, lo que hacía disfrutar de un bonito amanecer con el que avanzábamos mar adentro.

Amanecer ya desde el barco (9-10-2016)

Amanecer ya desde el barco (9-10-2016)

La salida de unas 8-9 horas totales aproximadamente, consistía en entrar mar adentro unas 15-20 millas… De esta forma, llegaríamos al final de la plataforma continental, donde encontramos un cortado marino (por explicarlo de forma sencilla), y la profundidad pasa de los 100-200 metros, a los 2000, lo que hace que sea un hábitat idóneo para cetáceos y todo tipo de fauna y materia de la que se puede alimentar…

Además, en determinados momentos se echaría “chum” (sardinas, aceite, resto de pescados, panes…) para atraer a cierto tipo de aves marinas y de esta forma poder observarlas con mayor facilidad.

Y siempre por ello, aunque a ratos nos quedábamos solos, nos solía acompañar una buena estela de gaviotas, que se aprovechaban de lo que tirábamos por la borda y entre las que se intentarían ver especies muy interesantes con un poco de suerte…

Gaviota patiamarilla en vuelo (9-10-2016)

Gaviota patiamarilla en vuelo (9-10-2016)

Nuestro viaje la verdad que tenía bastante oleaje… Para ver mamíferos marinos no era el mejor día (y de hecho varios mamíferos de dos patas se marearon en el trayecto… no quiero mirar a nadie!!!!), pero como un objetivo fuerte eran las aves pelágicas, importaba todo esto un poco menos.

No se preveía temporal por el norte de Europa, algo que suele ser muy bueno para “acercar” aves a la costa vasca, pero aún y todo, el cielo estaba despejado y tenía muy buena pinta… Por lo menos lluvia no íbamos a catar.

Se presagiaba un buen día (9-10-2016); Iñigo Mazkiaran

Se presagiaba un buen día… y yo por lo menos no me mareé! jejeje (9-10-2016); Iñigo Mazkiarán

Y poniéndonos ya un poco más en firme con las especies avistadas, como es lógico en el mar, las aves más comunes fueron las gaviotas, de varias especies y edades, eso sí.

Gaviotas patiamarillas, gaviotas sombrías, gaviotas reidoras (siempre cercanas a la costa) y gaviotas cabecinegras sobre todo, aunque también se pudieron avistar una gaviota enana y una de Sabine, pero donde Cristo perdió la alpargata… Así que esas especies a las que les tenía muchas ganas, se quedaron sin foto…

Gaviota patiamarilla joven (9-10-2016)

Gaviota patiamarilla joven (9-10-2016)

Gaviota patiamarilla adulta (9-10-2016)

Gaviota patiamarilla adulta (9-10-2016)

Gaviota cabecinegra adulta (9-10-2016)

Gaviota cabecinegra adulta (9-10-2016)

Gaviota de frente (9-10-2016)

Ejemplar juvenil de frente (9-10-2016)

Gaviota en pleno vuelo (9-10-2016)

Y otra gaviota patiamarilla joven en pleno vuelo (9-10-2016)

Y entre tantas gaviotas, tuvimos la suerte de ver algún ejemplar anillado, como este joven de patiamarilla con la anilla “3DDN”, con letras negras en anilla naranja en su pata izquierda. Dato que puede ser interesante y que con más avistamientos puede dar mucha información sobre sus movimientos.

Gaviota anillada (9-10-2016)

Gaviota anillada (9-10-2016)

Muy destacable durante todo el día el buen número de págalos diferentes…

Y es que la verdad que no tuvimos mucha suerte, ya que si se vieron aves pero muy salteadas, y con poca variedad y poca numerosidad dentro de cada especie…

Págalo grande en vuelo (9-10-2016)

Págalo grande en vuelo (9-10-2016)

Los págalos son los “piratas” del mar. Para los que no conozcan nada de aves marinas, a groso modo diremos que son como gaviotas en tamaño, pero de colores oscuros.

Y… ¿por que el nombre de piratas del mar? Pues muy fácil. Se trata de un ave muy pero que muy agresiva, y en muchas ocasiones, en vez de pescar por ella misma, lo que hace es acosar a otros animales que tienen una presa para alimentarse hasta que estos la sueltan.

El aleteo de esta gran ave es rápido, recordando (pero salvando las distancias) al del murciélago, y de esta manera, acosa sobre todo a gaviotas, robándoles la comida en muchas ocasiones, incluso haciéndoles vomitar o regurgitar la comida por el estrés si ya se la habían tragado o estaban en ello…

Págalo acosando a una gaviota (9-10-2016)

Págalo acosando a una gaviota (9-10-2016)

Se pudieron contabilizar un mínimo de cinco diferentes… incluso dos con anillas metálicas. Uno con una en pata izquierda, y otro en pata derecha.

Y la verdad que es un animal que siempre alegra ver en estas excursiones pelágicas… Suele ser de los que no falla, pero es impresionante ver como solo con su presencia se alteran todas las gaviotas… Chillan, se alejan… y eso que en muchas ocasiones no es mayor de tamaño, pero bueno, parece que su fiereza no tiene igual.

Págalo grande de frente (9-10-2016)

Págalo grande de frente (9-10-2016)

Págalo grande en vuelo (9-10-2016)

Págalo grande en vuelo (9-10-2016)

Págalo con el plumaje practicamente perfecto (9-10-2016)

Págalo con el plumaje prácticamente perfecto, así que supongo que un joven del año (9-10-2016)

El mismo ejemplar en diferente postura (9-10-2016)

El mismo ejemplar en diferente postura (9-10-2016)

Además de págalos, también se pudieron observar charranes comunes, charranes patinegros (muy cerca de la costa) y un par de charranes árticos, aves del estilo de las gaviotas, pero más pequeños, ágiles y con el pico más largo y puntiagudo.

Charrán en vuelo (9-10-2016)

Uno de los charranes avistados en vuelo (9-10-2016)

Y entre mamíferos, a pesar de que el oleaje hacía en determinados momentos muy complicados los avistamientos, con los que más disfrutamos fue con unos rorcuales comunes que asomaron las aletas y que incluso llegaron a hacer alguna respiración…

Aleta de rorcual asomando (9-10-2016)

Aleta de rorcual asomando (9-10-2016)

Aleta de rorcual avistado (9-10-2016)

Aleta de rorcual avistado (9-10-2016)

Eso sí, andaban muy esquivos y solo se dejaron ver durante segundos… igual que un grupo de delfines y un zifio (creo recordar) que yo no llegué a ver, ya que fueron avistados durante segundos y a mí me pillaron en la otra parte del barco…

Es lo que tiene también las salidas pelágicas… que hay veces en los que los avistamientos son de segundos, y para cuando te enteras e intentas localizar el animal, ya es tarde y ha desaparecido… o bajo el agua, o entre las olas.

Como suele pasar en este tipo de visitas, una de las estrellas fueron los alcatraces. Aunque los cetáceos y ver aletas siempre es un lujo, ver a estas preciosas aves a escasos metros es un espectáculo que nos regala la naturaleza y que es impresionante.

Alcatrza en pleno vuelo (9-10-2016)

Alcatraz en pleno vuelo (9-10-2016)

Los alcatraces son unas aves impresionantes y con un comportamiento asombroso. Son auténticos torpedos con vida. De colores oscuros de joven, poco a poco van aclarando su plumaje, hasta convertirse en animales blancos con puntas negras en las alas y cierto color amarillento en la cabeza.

Alcatraz joven (9-10-2016)

Alcatraz joven (9-10-2016)

Alcatraz adulto con una gaviota al fondo (9-10-2016)

Alcatraz adulto con una gaviota al fondo (9-10-2016)

Además, poseen una mirada espeluznante, como de enfadado y de mala leche, que de alguna forma describe la violencia con la que se lanza al agua para pescar…

Es espectacular verlos lanzarse al agua. Para ello, van aleteando tan tranquilos, y de repente, paran su marcha, aguantan un segundo suspendidos en el aire, y tras un giro, apuntan con la cabeza hacia el agua y se tiran en picado como si de un torpedo que entra al agua se tratase, plegando las alas justamente antes de entrar y sumergirse.

Girando en el aire (9-10-2016)

Girando en el aire (9-10-2016)

Comenzando el picado (9-10-2016)

Comenzando el picado (9-10-2016)

Poco a poco cogiendo velocidad (9-10-2016)

Poco a poco cogiendo velocidad (9-10-2016)

Preparándose para entrar en el agua (9-10-2016)

Preparándose para entrar en el agua (9-10-2016)

A punto de entrar (9-10-2016)

A punto de entrar (9-10-2016)

Recién sumergido (9-10-2016)

Recién sumergido (9-10-2016)

Es impresionante el disfrutar de esto tan cerca, y el ir echando “chum” ayudaba a ello, ya que en muchas ocasiones se lanzaban a escasos metros del barco, tanto ejemplares jóvenes como adultos en un proceso que ya hace que el viaje mereciera la pena.

Y aunque el oleaje no hace nada fácil la fotografía, dentro de lo que cabe, alguna cosa salvable de estos animales ya pude sacar… jejejejeje.

Girándose en el aire... (9-10-2016)

Girándose en el aire… (9-10-2016)

Preparándose para caer enm picado (9-10-2016)

Preparándose para caer en picado (9-10-2016)

Proceso de lance de un alcatrza joven (9-10-2016)

Proceso de lance de un alcatraz joven (9-10-2016)

Es increíble ver a estos torpedos de la naturaleza en acción, y la verdad que no suelen fallar en las salidas pelágicas… Por lo menos en las que he estado por el momento…

Alcatraz muy próximo a entrar al agua (9-10-2016)

Alcatraz muy próximo a entrar al agua (9-10-2016)

Además tienen una mirada penetrante, que sin duda alguna predice en cierta manera su velocidad y la forma de lanzarse al agua sin miedo alguno.

Alcatraz de frente (9-10-2016)

Alcatraz de frente (9-10-2016)

Alcatraz adulto de lado (9-10-2016)

Alcatraz adulto de lado (9-10-2016)

Por otro lado, muy escasas las pardelas, que son por decirlas de alguna manera unas aves marinas muy similares a las gaviotas pero de menor tamaño y de coloraciones oscuras.

La mayoría de las avistadas fueron sombrías, aunque también se dejó ver alguna pardela balear y alguna capirotada. También hicieron aparición una pardela pichoneta (que yo no llegué a ver) y un paíño boreal, que sí que vi fugazmente pero del que me fue imposible sacar ninguna fotografía…

Pardela sombría (9-10-2016)

Pardela sombría (9-10-2016)

Pardela capirotada (9-10-2016)

Pardela capirotada (9-10-2016)

Muy interesante un búho campestre en plena migración en mar abierto.

Lechuza campestre en mar abierto (9-10-2016)

Lechuza campestre en mar abierto (9-10-2016)

Y puede resultar curioso, pero en estas salidas pelágicas en épocas de migración, se puede ver un buen número de pajarillos de pequeño tamaño, y no tan pequeño (como la lechuza campestre vista), y que no faltaron en nuestro viaje, ya que muchas aves migran por medio del mar.

Bisbitas, mosquiteros, zorzales, petirrojos, lavanderas blancas y varios alaúdidos fueron las que se pudieron observar en esta excursión.

No faltó el toque simpático con un pequeño mosquitero, que aprovechaba nuestro barco para tomarse un respiro y descansar… Y es que, aunque le costó bastante posarse, una vez lo hizo permaneció varios minutos en el barco de lado a lado llamando la atención de todos los que estábamos a bordo.

Mosquitero descansando en una mochila (9-10-2016)

Mosquitero descansando en una mochila (9-10-2016)

Incluso se llegó a posar en una cabeza… jejejejeje! Eso sí, eligió buen posadero… A uno de los más cabezones del viaje… por no decir el que más! jajajajajajaja.

Sobre la czbeza de Mazki (9-10-2016)

Sobre la cabeza de Mazki (9-10-2016)

Así que ya veis, un listado bastante decente pero poco numeroso en determinadas ocasiones y especies, y con algún avistamiento muy fugaz, como los de los cetáceos, pero bueno, es lo que tiene la naturaleza… Es impredecible, y la mar, no es menos… Nos quedamos sin buenas balsas (grupos de decenas) de pardelas, gaviotas “raras” o grupos de delfines jugando, pero bueno, es lo que tocó.

A pesar de ello, una buena salida en muy buena compañía (pero en la que no voy a nombrar a la gente para que no se enfaden los que me olvido de ellos… jejejeje) y que siempre merece la pena realizar, ya que los de secano e interior no estamos acostumbrados ni a este tipo de excursiones, ni a este tipo de fauna… y como se suele decir por costa… “Gaviota a tierra volando, marinero velas rizando”.

Alcatrza joven en el aire, una de las estrellas del día (9-10-2016)

Alcatraz joven en el aire, una de las estrellas del día (9-10-2016)

Publicado en Buscando muy a lo lejos... | 2 comentarios