Pajareando por nuestro Arga…

Con la bien ya entrada primavera, y con las subidas de temperaturas, no he dejado mis habituales paseos por el río Arga para poder seguir observando la avifauna que nos rodea (26 y 29-4-2017).

Hace ya tiempo de ello, pero bueno, como se suele decir… Más vale tarde que nunca… jejejejejeje.

Por estas fechas, como es lógico, a los más habituales, que son los azulones, les acompañan ya buenos grupillos de “patitos” recién nacidos…

Hembra con sus paticos (26-4-2017)

Camadas de diferentes tamaños tanto en número de individuos, como en edades, ya que se presentan azulones muy pequeñitos de escasos días, y otros grupos con patitos ya mayorcitos y cambiando el plumón inicial por el plumaje habitual.

Otra camada de patitos, algo más pequeños (26-4-2017)

Patitos en la orilla, cerca de Aranzadi (26-4-2017)

E igual que se ven paticos pequeños, se ven las “duras” persecuciones de machos a hembras con la intención de copularlas… Algo que en los ánades reales es algo muy violento, ya que los machos enganchan del pescuezo y acosan a las hembras de una forma algo “bruta”.

Machos acosando a una hembra (26-4-2017)

Persiguiendo a la hembra (26-4-2017)

Estas luchas la verdad que son escalofriantes, y parece que van a ahogar a la hembra… Pero es un proceso natural y que se viene repitiendo año tras año donde se da la especie, así que no tenemos que tener miedo por la integridad física de la hembra.

Varios machos acosando a la misma hembra… (26-4-2017)

No hay tregua para la hembra (26-4-2017)

Aunque en ocasiones la hembra hacía por escapar… no había forma, ya que eran muchos los machos que iban tras ella…

Bien cogida (26-4-2017)

Intento de escape, pero sin premio… (26-4-2017)

Enganchones que son muy comunes… y repetido estos días, y que aún durarán algunos más, ya que la reproducción de esta especie en Pamplona dura casi todo el verano.

En la presa de Santa Engracia, lugar donde hay una muy buena densidad de esta especie (26-4-2017)

Os dejo con un video de ejemplo… La verdad que cuanto menos, es curioso

Igual que estos patos, son bastante comunes las gallinetas, que aunque también crían en las orillas del Arga, son más esquivas y difíciles de observar…

Yo tengo ya vistas varias adultas en pareja, pero no les he visto con pequeños de este año, aunque seguramente, sí que los habrá por algún lado…

Gallineta en la presa de Santa Engracia (26-4-2017)

Igualmente, en las orillas del Arga, las lavanderas blancas y cascadeñas nunca faltan tampoco, y se presenta de vez en cuando el andarríos chico, siendo la garza real otra de las habituales de nuestro río…

Garza en las orillas (26-4-2016)

Garza real, habitual en el barrio (26-4-2017)

Este elegante animal es fijo en mis paseos por el río, sobre todo desde hace unos años, y majestuosa, siempre da alegría ver su figura estilizada controlando todo lo que en el agua ocurre. Eso sí, no tengo observados síntomas de reproducción… A ver si algún día hay algún nido con sus polluelos entre nosotros… Estaría muy bien, la verdad.

Garza real de frente (26-4-2016)

Por el contrario, se ven palomas y sus pichones. Ave muy común en la ciudad, y de la cual la reproducción no pasa desapercibida, por la fácil localización de individuos del año, algo desgarbados y con aspecto algo “feo”.

Pareja de pichones nacidos este año (26-4-2017)

No tan buenas noticias para la reproducción de las aves es encontrar cajas nido en el suelo, e incluso alguna arrastrada por el agua… Así que un hueco menos en las orillas para que los diferentes pajarillos aniden.

Caja nido caída (26-4-2017)

En estos paseos no faltó una buena tirada de aves comunes…

A las palomas se les suman las urracas, los mirlos, los gorriones comunes, las tórtolas turcas o los estorninos negros.

Picaraza en el paseo fluvial (29-4-2017)

Destacar el mirlo leucístico de la zona de Oblatas, que lleva sin fallarnos en la zona desde invierno de 2010… Un vecino ya muy conocido de los rotxapeanos.

Mirlo leucístico, nuestro vecino más conocido (26-4-2017)

Y de las pequeñas, buena tirada también… Muchas más activas que en fechas anteriores, y otras presentes pero pasando muy desapercibidas…

De esta forma, carboneros, herrerillos, mitos, jilgueros, currucas capirotadas, chochines, ruiseñores comunes y ruiseñores bastardos no faltan entre el arbolado y matorral de las orillas.

Además, no faltan las pequeñas, con los verdecillos muy cantarines, o los reyezuelos listados en los grandes árboles, sobre todo en la zona de Aranzadi y donde el puente del Plazaola…

Verdecillo a pleno pulmón (29-4-2017)

Y otras menos activas pero igualmente presentes son el verderón, el petirrojo o el papamoscas cerrojillo.

Verderón entre hojas (26-4-2017)

Petirrojo (26-4-2017)

Las especies estivales, ya están todas entre nosotros, con un buen listado… Como son los autillos, que de vez en cuando cantan de día, de las cigüeñas blancas que crían en la Magdalena, de unas cuantas de las ya citadas con anterioridad y de alguna más que añado ahora…

Es el caso de las sonoras oropéndolas, que son muy fáciles de escuchar pero no tan fáciles de observar…

Oropéndola, aunque muy mala foto porque me pilló por sorpresa… (26-4-2017)

Por otro lado, las vistosas abubillas, que suelen picotear en el suelo en busca de insectos y gusanos que llevarse a la boca…

Abubilla en Aranzadi (29-4-2017)

Y por otro los más apagados papamoscas grises, menos llamativos y por ello, menos conocidos por la gente de a pie.

Papamoscas gris (26-4-2017)

También presentes en mi paseo fueron las cornejas, que suelen verse en zonas ajardinadas y en muchas ocasiones cercanas a las murallas, siempre esquivas y difíciles de fotografiar.

Corneja en una rama (26-4-2017)

Y como menos común, la visita de una gaviota patiamarilla por Cuatrovientos, que no se que tiene ese punto pero suele dejar caer con cierta frecuencia aves de esta familia, que la verdad, no son lo más habitual de nuestra ciudad.

Gaviota patiamarilla en vuelo (26-4-2017)

Igualmente entre nosotros, sigue el castor, un gran bicho de pelo que estos días se está dejando ver en diferentes puntos de la ciudad, y al que seguro el bajo nivel de agua que baja estas semanas por Pamplona, de alguna forma u otra le afectará…

Rastros de castor (26-4-2017)

Así que ya veis, a pesar de la sequía generalizada, y del poco nivel de agua que lleva el río, la vida sigue su curso en este pulmón de nuestra ciudad, y es que diremos para terminar que “cuando el río suena, algo más que agua lleva”.

Azulones acosando a una hembra mestiza… (26-4-2017)

Publicado en Río Arga | Deja un comentario

Para txikis XVI; buitre leonado, mirlo acuático y zampullín común

He tardado bastante, pero a pesar de ello, ahí van otras tres especies para los “peques” de la casa. En esta ocasión son dos totalmente de agua, y una de cielo, así que ya veis que la variedad de aves que habita y circula nuestra ciudad es bien amplia! La colección de estos dibujillos poco a poco va aumentando!

Buitre leonado; Sai arre (Gyps fulvus)

Descripción: El buitre leonado es una rapaz grande, de color marrón con parte de sus alas negras. Su cabeza y cuello (posee cuello largo), son de color crema, y carecen de plumas, terminando en un fuerte y potente pico que usa para desgarrar la carne, y teniendo una especie de collar de plumas finas y largas en el inicio del cuello.

Alimentación: Se trata de un ave carroñera, que sobre todo se alimenta de animales muertos. Desde ganado que fallece en el monte como ovejas, vacas o yeguas, hasta fauna salvaje, como pueden ser ciervos, corzos o jabalíes.

Hábitat: Se trata de un ave rapaz que vive desde el nivel del mar hasta la alta montaña, siempre en cortados, acantilados o zonas rocosas.

Época del año y zona de Pamplona para verla: Se puede ver durante todo el año sobrevolando el cielo y buscando térmicas para volar de forma fácil, sobre todo en zonas abiertas como puede ser cerca de Ezkaba o la Magdalena.

Buitre leonado – Sai arre

Mirlo-acuático europeo; Ur zozo (Cinclus cinclus)

Descripción: El mirlo acuático es un ave rechoncha, del tamaño más o menos de un estornino y con pico puntiagudo y no muy largo, de color chocolate, con alas algo más oscuras, y garganta y pecho blanco.

Alimentación: Se alimenta de insectos y larvas acuáticas que el mismo pesca en el agua con su pico buceando y tras buenas zambullidas.

Hábitat: Es un ave ligada a ríos y regatas de poca profundidad, que normalmente suele frecuentar zonas de corrientes, donde busca alimento.

Época del año y zona de Pamplona para verla: Se le puede observar durante todo el año, aunque no es un ave muy habitual. El mejor lugar para observarlo es el río Arga a su paso por Aranzadi y San Pedro, donde se le localiza pescando en las corrientes de agua que allí se forman.

Mirlo acuático europeo – Ur zozo

Zampullín común; Txilinporta arrunt (Tachybaptus ruficollis)

Descripción: Se trata de un “patito” muy pequeño y de aspecto rechoncho, de colores pardos. Posee cuello mediano y pico corto. Sus colores pardos en otoño e invierno, se vuelven más vistosos y llamativos en primavera, con cierto tono rojizo, y una marca blanca muy llamativa al lado del pico.

Alimentación: Se alimenta sobre todo de insectos acuáticos, larvas, crustáceos, moluscos, e incluso renacuajos o crías de peces, que captura tras buenos buceos de varios metros.

Hábitat: Es un ave totalmente acuática que ocupa buena variedad de hábitats diferentes. Es de aguas tranquilas, así que se puede observar desde zonas remansadas de ríos, hasta lagunas, embalses o marismas.

Época del año y zona del Pamplona para verla: Se observa sobre todo en invierno, y como es lógico, al ser un ave acuática la encontraremos en el río. No es fácil dar con ella, ya que además de no ser de las más comunes en el Arga, es bastante escurridiza y asustadiza.

Zampullín común – Txilinporta arrunt

Y para los valientes, como siempre, os las dejo en blanco y negro!!! Espero que os guste!!!!! Y a seguir aprendiendo poco a poco!!!!

 

Publicado en Para "txikis" | Etiquetado , , | Deja un comentario

Revista EZKABA (Mayo 2017) “El telefonista”; BUSARDO RATONERO

A VISTA DE PÁJAROS

Hay en el norte de la Península Ibérica una rapaz que es muy abundante y muy fácil de localizar… Igualmente, en nuestras tierras es muy común y reconocible porque suele estar posado en postes eléctricos, de teléfonos y demás… En nuestro barrio, aunque se le observa de vez en cuando, no suele ser muy frecuente, y casi siempre la veremos en vuelo, en busca de algo que echarse a la boca, o en desplazamientos para ir de un lado a otro… En general, cuando veamos una rapaz posada en un poste, en un 90ç% de los casos, se tratará de esta rapaz, el ratonero común, por lo que la denominaremos… el “telefonista”, jejejeje.

 “EL TELEFONISTA”

Busardo ratonero; Zapelaitz (Buteo buteo): El busardo ratonero, también conocido como ratonero común, es un ave rapaz de tamaño mediano y de coloración muy variable, con patas y picos de color amarillo y bien fuertes. De aspecto fuerte y robusto, su cuerpo va desde el marrón casi por completo, a coloraciones más blanquecinas, siendo casi siempre por arriba de tonos pardos, variando más en garganta, pecho y vientre, donde va desde el marrón barreado de blanco, al casi blanco total en algunos ejemplares. En vuelo, se le ven zonas blancas, tanto en cuerpo, como en cola y alas, dependiendo la intensidad de cada individuo.

Ratonero posado en una de las cajas (12-10-2016)

El ratonero se trata de una rapaz que se puede encontrar en casi cualquier zona y es muy variopinta. Desde zonas abiertas de cultivo, a dehesas, zonas de alta montaña, o incluso bosques, sobre todo en sus bordes, con la única necesidad de estar a cubierto en la época de cría, ya que hace el nido en arbolado con cierta protección alrededor.

Su alimentación es muy variada. Desde insectos y lombrices, a pequeños pajarillos, lagartijas, e incluso micromamíferos como ratones, topos, topillos, conejos… El mismo le da caza, en muchas ocasiones observándolos desde lo alto de postes, y lanzándose velozmente a por ellos. Por ello es tan habitual verlos posados en piquetes, postes, y demás sitios elevados.

Ratonero en vuelo (5-1-2015)

Se trata de un ave que por aquí esta presente todo el año, con suma de ejemplares invernantes que vienen del norte de Europa y que se suman a los existentes aquí en la época fría del año. En el barrio, como ya se ha dicho se trata de un animal muy poco común, aunque con suerte y a base de horas, se puede ver en la zona norte, campeando y volando en las cercanías de la Ronda Norte y el monte Ezkaba, donde frecuenta laderas y zonas de bosque.

Para leer la revista completa: https://issuu.com/ezkabarotxapea/docs/ezkaba_mayo_2017_web

Publicado en Revista Ezkaba | Etiquetado | Deja un comentario

Entre carpinteros y ardillas… llega la primavera!!!!!

Ya llegó la primavera, una época excelente para pajarear en la ciudad, y por ello aprovechando estos días de fiesta no he perdido el tiempo y me he hecho unos paseíllos mañaneros por la Magdalena (16 y 17-4-2017) aprovechando el fresco y la tranquilidad que nos regala la primera hora del día por la poca afluencia de gente.

Mi objetivo era claro, observar y buscar bien en los territorios de pájaros picatroncos, pájaros carpinteros, o pícidos, como prefiráis llamarlos, ya que sin duda alguna en la época de reproducción es más fácil detectarlos, y además la zona visitada es idónea para ello, ya que por lo menos de pico menor creo que es un territorio de los históricos, y el picapinos es muy fácil observarlo.

En ambas ocasiones he madrugado y he empezado a pasear casi de noche, por lo que la luna me acompañaba con los primeros rayos de luz…

Luna al amanecer (16-4-2017)

La verdad que muy buena variedad de aves en pocas horas. Además de los típicos azulones que nunca fallan en las aguas del río, la garza real me sorprendía ambos días muy temprano pescando en la presa del Club Natación, pescando en una de las ocasiones un buen pez, supongo que algún barbo.

Garza con la pesca recién hecha (17-4-2017)

A punto de tragar, enterito enterito… (17-4-2017)

Era escasa la luz, así que las fotos no son ninguna maravilla, pero a pesar de ello, dan para ver el tamaño del animal que cazó y que se engulló ella solita…

Además, relacionadas con el agua, lavanderas blancas, el martín pescador apareció en una sola pasada de vuelo en ambos días, varias gallinetas adultas, pero en menor número que en otras ocasiones (algunas puede que estén ya en el nido), y un andarríos chico, que apenas pude fotografiar por la escasa luz.

Gallineta caminando por la orilla (17-4-2017)

Andarríos chico en la orilla del Arga, en la (17-4-2017)

En las aves más pequeñas, la primavera ya comienza a alterar los organismos, y de esta forma, se pueden ver aves cantando a pleno pulmón.

Es el caso de los verderones y jilgueros, bastante escasos en número, y de los verdecillos, mucho más abundantes y fáciles de localizar por sus estridentes cantos.

Verdecillo en pleno éxtasis (17-4-2017)

Igualmente las currucas capirotadas y los mirlos muestran mucha actividad, tanto en cantos como en persecuciones de machos a hembras… Una actividad que ha crecido de manera impresionante desde mis últimas visitas… Se nota que poco a poco el calorcillo va subiendo y que la época de reproducción ha comenzado en varias especies…

Hembra de curruca capirotada (16-4-2017)

Macho de mirlo cantando a pleno pulmón (16-4-2017)

Muchas aves, están formando las parejas, como es el caso de los gorriones comunes, muy activos en la zona de los caballos de Goñi sobre todo…

Pareja de gorriones (17-4-2017)

La misma pareja pero girada… jejejeje (17-4-2017)

Otras aves, por el contrario ya están incubando, como es el caso de la pareja de cigüeñas que año tras año anida en el mismo lugar, una torre de alta tensión en la zona de la Magdalena.

Cigüeña asomando la cabeza en su nido habitual (16-4-2017)

E incluso con suerte se pueden ver cópulas de diferentes especies… Es el caso de los gorriones molineros, que andan a tope en la misma zona, y de los que muchos crían en huecos de edificios de la Magdalena y de las piscinas Amaya, donde hay una población bastante grande y estable, sin duda alguna la mayor de toda Pamplona.

Gorriones molineros en plena cópula (17-4-2017)

Pero a lo que yo iba, lo tenía claro… En los últimos días parece que se estaba viendo el pico menor con relativa facilidad en uno que yo tengo como territorio histórico en el que más de un año le he visto criar y se suele ver con cierta asiduidad…

Es una zona de árboles viejos, muchos muertos y otros ya moribundos, que cada año pasan por las tijeras y moto sierras de los podadores de jardines, pero zona en la que por lo menos los pájaros carpinteros siguen a tope este año… Aún aguantan… Algo que no es poco, visto que los árboles secos en zonas de paseo en la ciudad tienen los días contados…

En esta zona es realmente fácil ver nidos viejos en desuso de pájaros carpinteros (consistentes en agujeros redondos en troncos o ramas gruesas) y marcas y rastros de estas aves que se alimentan rebuscando en la madera (astillas en el suelo, zonas astilladas en los árboles, pequeños agujeros…).

Algunos de los nidos viejos de diferentes pájaros carpinteros (17-4-2017)

Sin embargo, con los pajarillos que producen todo esto, no es tan fácil dar, aunque en estos dos días que fui por la zona, no me fallaron ninguna de las dos especies que buscaba…

Por un lado el pico picapinos, muy sonoro, de los que pude ver y escuchar varios ejemplares y que es bastante habitual por todo el margen del río Arga por todo Pamplona…

Pico picapinos (17-4-2017)

Y por otro lado el pico menor, mucho más pequeño y difícil de detectar. Más discreto, de menor tamaño y menos “chillón”, que no parece tan abundante como su primo el grande y citado con anterioridad.

Macho de pico menor (17-4-2017)

El pico menor, del que ya me había avisado Mikel Goñi que frecuentaba la zona últimamente, tardé en localizar, pero por lo que pude ver, tiene pinta de que va a criar un año más, ya que estaba la pareja (en algún momento muy acaramelada), y el macho retocaba un par de nidos, uno viejo, y otro que no parecía tampoco nuevo del todo, muy de vez en cuando…

Macho retocando uno de los nidos… (17-4-2017)

Esto de los nidos es algo que siempre trae muchas discusiones, reflexiones y que siembra mucha polémica, ya que en algunos lugares, está muy mal visto la publicación de fotografía de nidos…

La época de cría es una época muy delicada (seguramente la que más en la vida de un ave) y hay que minimizar las molestias a la fauna… Si siempre tenemos que tener cuidado de no molestar a los animales, en la época de cría todavía más, ya que podemos echar a perder una puesta de huevos o incluso ya una pollada… Hay que tener en cuenta que a las aves les supone un fuerte esfuerzo este proceso, y que en muchas se produce anualmente, por lo que es un momento muy delicado que dura semanas e incluso meses… Yo más que a prohibir, voy a la educación ambiental, que muchas veces falta, y a fomentar el respeto, pero esto es un tema muy complicado, del que podríamos estar días y días hablando… Así que cuidado con lo que fotografiamos, que podemos causar molestias y daños irreparables si no sabemos lo que hacemos…

Por eso mismo permanecí poco tiempo en la zona concreta donde el macho más picoteaba, a pesar de que pude ver actividad de la pareja en una zona mucho más amplia… A pesar de que el nido no está construido ni la hembra incubando, fue muy interesante para mí certificar que parece que puede haber nido esta primavera… No sentían recelo ninguno hacia mí, y se les veia a los suyo, volando de un lado para otro y sin parar apenas, como en ellos suele ser habitual.

El macho ya apenas cantaba, por lo que parece que está ya todo en marcha, y la hembra, se veía también por la zona, sin ningún canto y bastante tranquila en diferentes ramas tanto de chopos como de nogales…

Algo que me sorprendió y que duró segundos, fue una cópula!!!! Algo que la verdad me sacó una buena sonrisa!!!! Si ya de por si es difícil observar este pajarillo, verlos copular, fue la bomba, ya que fue algo que fue una sorpresa y que supongo no será nada fácil de observar… Así que aunque la fotografía no es ninguna maravilla… Pues para mi es especial!!!

Macho copulando encima de la hembra (16-4-2017)

Aunque no se ve, el macho sigue encima de la hembra… jejejejejej (16-4-2017)

Con el subidón en el cuerpo, con estas dos visitas a la zona he constatado que la hembra (que se diferencia del macho por no tener txapela roja en la cabeza) por lo menos no ha entrado en ningún nido todavía, porque todavía volaba por ahí la mar de tranquila…

Hembra de pico menor (17-4-2017)

El macho en cambio andaba bastante más activo y revoloteando de árbol en árbol y picoteando ramas sin parar… A ver si esta parejita da sus frutos!!!! De aquí a varias semanas se podrá saber si se ven picos menores “txikis” por la zona, ya que los primeros días tras saltar del nido no se suelen alejar de el… Ahora a dejarlos descansar y que anden a lo suyo, a pesar de que están en un sitio complicado donde pasan decenas de personas al día con sus perros, bicis, runners… Esperemos que todo vaya bien!!!!

El macho de pico menor en una ramilla (17-4-2017)

Dejando a los carpinteros a un lado, a este listado que llevo, puedo sumar un buen número de aves mas…

Muy destacables una abubilla, un escribano soteño, un macho de colirrojo real y los primeros papamoscas cerrojillos y aviones comunes… Al igual que un milano real también surcó los cielos de la Magdalena durante el segundo de los días…

De las comunes no faltaron las de siempre, como es el caso de las palomas, cornejas, grajillas, estorninos negros o tórtolas turcas.

Tórtola turca en los caballos de Goñi (16-4-2017)

Muy activas también las picarazas, abundantes y que por estas fechas se oyen por todos los rincones, reclamándose y llamándose unas a otras y marcando territorio, con la idea de criar y que en pocos días se vean polluelos del año por las ramas y por el suelo.

Picaraza en las ramas de un chopo (17-4-2017)

Y entre pajarillos pequeños, varias especies destacables… Entre matorrales ruiseñores bastardos, ruiseñores comunes y chochines, y entre hojas y ramas, mosquiteros comunes, pinzones vulgares, petirrojos, carboneros, mitos y herrerillos.

Además, por los troncos los simpáticos y miméticos agateadores, pajarillo cuanto menos curioso por su forma poco estilizada y que aunque es bastante abundante, no es fácil de ver por su perfecto camuflaje.

Agateador trepando (17-4-2017)

Agateador trepando por un tronco (17-4-2017)

Además, para terminar, destacar la presencia de un simpático mamífero que también me marcaba como objetivo en estas visitas…

La ardilla roja, ese precioso animal rápido y esquivo pero que en la zona de la Txantrea y Burlada no es difícil de ver saltando de rama en rama… Además, no sé porque pero en primavera se ve con mayor facilidad, a pesar de que las hojas del arbolado, que ya han brotado en muchas zonas dificulta su observación y localización…

Ardilla entre ramas (17-4-2017)

La verdad que me costó dar con una, pero una vez vista pude observarla durante varios minutos… Todo el rato inquieta y al loro de los perros sobre todo, y de los paseantes que aprovechaban el buen día para salir a dar una vuelta y que pasaban cerca de ella, pero sin darse cuenta, ya que entre el follaje de las hojas estaba bastante escondida…

Corriendo por las ramas de un árbol (17-4-2017)

A punto de saltar! (17-4-2017)

Casi siempre entre ramas, pero he gozado con ella, y en el mismo punto en el que la he visto, la he dejado, ya que parecía desconfiar de todo y no tenía muchas ganas de moverse, como suelen hacer en otras ocasiones, en las que más que correr parece que vuelan… jejejejejeje

Poco asomó en condiciones (17-4-2017)

Así que ya veis!!!! Un muy buen listado, y con observaciones muy pero que muy buenas e interesantes!!!!! Y es que… “La primavera… a mis pájaros altera!!!”.

Macho de pico menor (17-4-2017)

Publicado en Extrarradio IV (Magdalena-Nogalera), Río Arga, Reproducción y cría | Etiquetado , , | Deja un comentario

Revista EZKABA (Abril 2017) Parecidas pero diferentes X; PAPAMOSCAS CERROJILLO y PAPAMOSCAS GRIS

A VISTA DE PÁJAROS

Por estas fechas llegan al barrio unos pajarillos de colores poco vistosos pero que son muy elegantes por sus formas. Se trata de los papamoscas, unas aves del tamaño de un gorrión aproximadamente, que reciben su nombre por la alimentación y que encontraremos sobre todo en la orilla de nuestro río Arga.

 PARECIDAS PERO DIFERENTES X

Papamoscas cerrojillo; Eulitxori beltz (Ficedula hypoleuca): El papamoscas cerrojillo es un pajarillo de pico largo y negro, con coloración diferente en machos y hembras. En principio ambos son de color gris por arriba y blanco sucio por debajo, pero el macho adquiere color más oscuro en primavera, con una clara marca blanca en la frente. Ambos plumajes se caracterizan por una contrastada franja blanca en las alas muy visible.

Papamoscas cerrojillo (8-4-2015)

Se alimenta de insectos, sobre todo insectos voladores (mosquitos, mariposas, moscas…) que el mismo captura, a pesar de que también puede comer otro tipo de insectos e invertebrados que captura en las hojas, ramas o suelo.

Es un ave de arbolado, aunque puede encontrarse en zonas más abiertas dependiendo la época del año y está muy ligada a sotos de ribera.

Se trata de un ave que en nuestras latitudes es estival, por lo que por la Rocha lo veremos al empezar la primavera, en la zona del río, a la que está muy unida, y generalmente con varios individuos y siendo depende del año un ave muy numerosa.

Papamoscas cerrojillo (20-9-2015)

Papamoscas gris; Eulitxori gris (Muscicapa striata): Es muy similar al papamoscas cerrojillo, también con pico finoo pero con coloración menos homogénea. Es de color gris algo barreado por encima, y claro también, barreado por debajo. En su cabeza posee un listado más oscuro pero muy difuso y poco claro.

Papamoscas gris (23-5-2015)

Igualmente se alimenta sobre todo de pequeños insectos voladores a los que da caza, y puede alimentarse de bayas o frutos muy puntualmente.

Se encuentra en hábitats muy similares a los del papamoscas cerrojillo, aunque si que es cierto que probablemente se le encuentre con más facilidad en zonas abiertas, tipo cultivos de frutales o jardines.

Se trata de un pajarillo que encontraremos igualmente en las orillas del río Arga desde primavera a otoño a lo largo de todo el paseo fluvial posado en las ramas de los árboles, pero que siempre se ve en número mucho menor que el papamoscas cerrojillo.

Para leer la revista completa https://issuu.com/ezkabarotxapea/docs/2017-4

Publicado en Revista Ezkaba | Etiquetado , | Deja un comentario

Una de primavera por el río…

Ya ha llegado la primavera, y con ello la vegetación empieza a florecer y “verdear”… Los árboles empiezan a sacar sus hojas, las mariposas empiezan a dejarse ver, muchos frutos maduran, y las flores cada vez son mucho más numerosas…

Esto también se hace notar en el interior de las ciudades (no solo ocurre en el campo), y en Pamplona, en nuestro Arga, todo empieza a florecer y a brotar, con personajes muy importantes como las aves, que forman parte de este bonito ecosistema, y en el que también el amor y la reproducción comienza con la llegada de los primeros rayos de sol.

Por ello, esta época de inicio primaveral nunca defrauda y merece la pena dar una vuelta por el río, como yo hice por la Rotxapea durante esta semana (28-3-2017).

Hembra de ánade azulón refrescándose (28-3-2017)

Se nota mucho esta época de celo, reproducción y cría sobre todo en los azulones, que son grandes y numerosos y en los que cada vez son más frecuentes por estas fechas los acosos a hembras, las peleas entre machos… y en los próximos días comenzarán a verse los primeros patitos de la temporada, de los que al parecer se vio una camada cosa hace de una semana en la zona de Santa Engracia pero de la que no ha vuelto a verse ni rastro…

Tresena de azulones (28-3-2017)

Una de las especies que más se puede escuchar en celo y fácil de reconocer es el pico picapinos, el pájaro carpintero más abundante en las orillas de nuestro río. De esta forma pude oír una pareja en la zona de Trinitarios, y otra en la zona de Curtidores, donde había tres ejemplares a la gresca.

Pareja de picapinos (28-3-2017)

Igualmente, los pajarillos pequeños también andan comenzando la cría, como es el caso de los carboneros o herrerillos, que en muchos casos usan las cajas nido de diferentes proyectos que hay colocadas a lo largo de todo el río.

Caseta para pajarillos bien colorida… jejejeje (28-3-2017)

Carbonero en una rama (28-3-2017)

Herrerillo (28-3-2017)

No puedo olvidar el buen listado de aves comunes que no suelen fallar y que acompañaron esta vez mi paseo… Es el caso de las palomas, los mirlos, las tórtolas turcas y gorriones comunes, de los que todos crían entre nosotros, aunque no sea nada fácil ver sus nidos y dar con ellos.

Paloma en el puente de Santa Engracia (28-3-2017)

Otros dos de las que no suelen fallar, son los cormoranes (con presencia los meses invernales y que no tardará en irse) y las garzas reales… Ambas especies fácil de localizar por su gran tamaño y por ser inconfundibles…

Cormorán en la zona de Trinitarios (28-3-2017)

Cormorán en su posadero (28-3-2017)

De ellas creo que no hay citas de reproducción en Pamplona, aunque las garzas la verdad que son bien numerosas ya como para ello en alguna conífera grande de Taconera o Aranzadi… Nunca he visto nada que pueda hacer pensar en que crie en el interior de nuestra ciudad, pero la verdad que por el río son abundantes y cualquier día nos podemos llevar una grata sorpresa…

Garza en la presa de Santa Engracia (28-3-2017)

La verdad que la garza es un animal precioso… Muy vistoso a pesar de lo apagado de su plumaje, pero estilizado, patilargo, cuellilargo, y con su antifaz negro con coleta y su potente pico no tiene ave similar en todo Pamplona (a excepción de la cigüeña, pero de la que es muy fácil de diferenciar).

Garza real graznando (28-3-2017)

A grito pelado (28-3-2017)

Y es que, además hay días que se le ve a plena luz del día muy confiada…

En general se trata de un animal bastante asustadizo, pero como todos, tiene sus días, y hay veces que deja disfrutar de ella en sitios muy visibles y sin alejarse de la presencia humana, como suele hacer habitualmente, incluso antes de que pueda ser observada, y siendo detectada al oír por su característico graznido mientras emprende el vuelo.

Garza acicalándose… (28-3-2017)

Tampoco fallan en el rio las gallinetas, de las cuales vi en mi excursión varios ejemplares adultos en diferentes zonas… Anualmente también crían en el barrio, así que espero que siga la tradición con este animal tan simpático a la vez que esquivo…

Se me escapó el martín pescador, pero en cambio fueron muy abundantes también las lavanderas, tanto blancas como cascadeñas… Las blancas en los jardines y hierbines del parque fluvial, y las cascadeñas más cercanas al agua y al cauce.

Lavandera cascadeña (28-3-2017)

Muy abundantes también los estorninos negros, que forman buenas bandadas en busca de alimento y que se suben a los árboles más altos, desde los que cantan y montan buena escandalera…

Estornino negro cantando en lo alto de un platanero (28-3-2017)

Las urracas igualmente no parar de ir con ramas de un lado a otro… Están haciendo nidos y rehaciendo nidos viejos, muy fáciles de localizar ahora que el arbolado no tiene hojas y se dejan ver como una buena maraña y lío de ramas en forma de bola o algo parecido.

Nido de urraca en plena reconstrucción (28-3-2017)

Muy cantarines igualmente desde lo alto de arbolillos los verdecillos, y buena presencia de jilgueros y verderones, especies que hace unas semanas no se detectaban con tanta facilidad como ahora…

Además destacar la presencia de una abubilla en los jardines de Trinitarios y los cantos de la primera oropéndola en lo alto de unos plataneros en la misma zona. Igualmente de noche se escuchan ya los primeros autillos, y algún mochuelo, que seguramente tenga su morada en las murallas que rodean la zona vieja de la ciudad y que usen las orillas del río y jardines para cazar y alimentarse.

Y entre aves chiquitinas unas cuantas, destacando chochines muy activos y cantando fuera de la vegetación (algo “raro” en ellos), currucas capirotadas en la espesura de zonas arbustivas, cetia ruiseñores en las orillas del río, reyezuelos listados y agateadores.

Agateador (28-3-2017)

Reyezuelo listado (28-3-2017)

Así que ya veis… un listado bastante decente para poco más de dos horas de paseo… La primavera va llegando poco a poco y eso se nota, pero a pesar de ello diremos que “el invierno no ha pasado mientras abril no haya terminado”… Eso sí!!!! Poquito va quedando! jejejejejeje.

Hembra de azulón entre vegetación (28-3-2017)

Publicado en Río Arga, Reproducción y cría | 2 comentarios

Revista EZKABA (Marzo 2017) “El invisible”; CETIA RUISEÑOR

A VISTA DE PÁJAROS

Hay un ave en nuestro barrio que aunque es muy abundante no es precisamente fácil de ver. Su canto es muy fácil de identificar, y siempre anda en zonas arbustivas, de las que asoma en contadas ocasiones. Por ello, es muy difícil de observar, a pesar de que se encuentra a lo largo de todo el recorrido del río Arga. Se trata del cetia ruiseñor, o también llamado “ruiseñor bastardo”, un ave prácticamente invisible.

“EL INVISIBLE”

Cetia ruiseñor; Erreka txindor (Cettia cetti): El ruiseñor bastardo es un ave pequeña, algo menor que un gorrión y de tonalidad totalmente parda, de alas cortitas y de cola larga con aspecto rechoncho. De color marrón rojizo es más claro en cara, pecho y zonas inferiores. Además posee una marcada ceja de color claro, y un pico largo y afilado, no presentando diferencias entre machos y hembras.

Ruiseñor bastardo (26-11-2016)

Es un ave que se alimenta de insectos y pequeños invertebrados y frutos semillas que captura en el mismo suelo.

Como ya se ha dicho, se trata de un ave de espesura y de vegetación cerrada, con predilección por orillas de ríos, donde se encuentra entre zarzas, juncos, carrizos y la diferente vegetación cerrada que adquiere forma de seto. Es muy esquiva y raramente sale del interior, aunque a veces asoma o se posa en zonas más abiertas, levantando la cola en muchas ocasiones.

Ruiseñor bastardo (17-10-2013)

Presente todo el año en el barrio, es un ave que se localiza sobre todo en las orillas del río Arga, donde se mueve entre las zonas de matorral, y donde es más fácil escucharlo que verlo, ya que su fuerte y típico canto que va por partes y en el que poco a poco acelera la velocidad es fácil de reconocer, y además al ser muy alto se llega a escuchar a largas distancias.

Para leer la revista del mes de marzo completa:

Publicado en Revista Ezkaba | Etiquetado | 2 comentarios