Una de mar. Frailecillo, mérgulo, paíño y mucho más!!!!!!

Y voy con una de mar… Como sabéis, finales de otoño e invierno son muy buenas fechas para ver aves marinas poco frecuentes por las costa cantábrica, así que como todos los años, de nuevo volví a hacer un par de salidas pelágicas en barco (1-10 y 17-12-2017) para disfrutar de estos bichos, así como una salida a Hondarribi (5-12-2017) a ver un ave muy curiosa que apareció unos días antes y que pude observar por primera vez en mi vida.

Así que desde Bermeo de la mano de la fundación “Lurgaia” en una, y con “Verballenas” la otra, me adentré mar adentro varias millas en busca de aves marinas “raras” o posibles cetáceos.

Para los que vayáis a hacer este tipo de excursiones, varios consejos…

Es fundamental no ir con el estómago vacío, y por ello hay que desayunar fuerte, evitando zumos, café, leche o infusiones. Hay que evitar el dulce, y darle fuerte a comida salada; pan, galletas, tortilla de patatas, queso, frutos secos o fruta serán nuestros mejores aliados, tanto para desayunar, como durante el viaje, que se prolongará durante varias horas, según el tipo de salida…

Es muy importante ir hidratándose poco a poco, y en caso de dudas, tomar pastilla anti mareo, que se toma media hora antes de embarcar, y durante el viaje si se ve que se pasa el efecto y entra mal cuerpo… Y muy importante. Con este tipo de pastillas suele entrar muchas veces el sueño, así que si pueden ser con cafeína, mejor que mejor.

Tened presente que, a parte del movimiento propio del barco, el mirar por los prismáticos aumenta el riesgo, así que cuidadín, cuidadín.

En cuanto a vestimenta, muy importante siempre llevar ropa de abrigo, gorra, gafas de sol y crema. Que parece que no, pero allí el sol pega y siempre se vuelve bien “colorado”. Además, en muchas ocasiones viene bien llevar chubasquero o zapatillas en las que no entre el agua, ya que aunque vamos en el interior del barco, las olas grandes meten agua al suelo, y producen buenas salpicaduras, pudiendo dejarte empapado.

Igualmente importantes los prismáticos para observar a los animales mejor, y cámara de fotos para llevarte buenos recuerdos a casa, pero con cuidado, que el mirar por estos aparatos, ayudan al mareo, así que hay que usarlos con mucha calma…

Y bueno, tras estos pequeños consejos y esta “chapa”, vamos a ponernos en harina, con todo lo que pude observar en este par de salidas.

En este tipo de excursiones, las aves son muy comunes, y entre ellas se intenta buscar en muchas ocasiones aves “raras” o menos comunes, y simpáticos y siempre difíciles de observar, cetáceos.

Buen bando de gaviotas siguiendo el barco (1-10-2017)

Se sale pronto, en muchas ocasiones con escasa luz, y desde el principio, son decenas de gaviotas las que siguen al barco…

Amanecer mar adentro (17-12-2017)

Para ello, se echan sardinas, pan, gusanitos… cualquier cosa que pueda servir a estas aves de alimento, y que las atraiga al barco, atrayendo de la misma forma otras especies de gaviotas menos abundantes, alcatraces, u otro tipo de aves, ya que entre unas y otras, al ver movimiento de bichos, saben que hay alimento, y se acercan desde lejos para alimentarse.

La verdad que la mar no fue de las mejores… Una de las salidas fue tranquila, con sus típicos vaivenes, pero otra tuvo muy mala mar… viento, lluvia y olas agitaban el barco de una manera descomunal, en la que cerca de la mitad de la tripulación acabó mareada, y por lo que tuvimos que acortar la salida, en la que se suele entrar unas 20 millas al norte…

Álcido entre las olas (17-12-2017)

Eso sí, hay que decir, que en barco en el mar, se pueden intentar evitar en cierto modo los tormentas si no son muy grandes, ya que se ven venir desde lejos… Nosotros tuvimos la mala suerte de que la tormenta no era pequeña, y aunque sufrimos, vimos bien de cosas… Es lo que tiene el mar. Se calma o embravece en un instante, y los cambios son muy bruscos.

Incluso hay que tener en cuenta, que con malas mares y lluvias, se pueden hacer fotos chulas, como este arcoíris que acompañó a las gaviotas durante un buen rato en una de las dos salidas, así que nunca hay que rendirse…

Arcoíris (17-12-2017)

Como ya veis en la foto, las gaviotas son muy abundantes en estas salidas, representadas en varias especies…

Gaviotas patiamarillas, reidoras, cabecinegras y sombrías sobre todo.

A decenas de ellas, se les unen gaviotas menos comunes como es el caso de las gaviotas argénteas, canas y las tridáctilas, o los gaviones, que son gaviotas gigantes.

Gaviota cana (17-12-2017)

Todo esto de las gaviotas es un mundo… Las adultas se distinguen bien unas especies de otras, pero como en estas salidas se ven bichos de todas las edades, en ocasión no es tan fácil la identificación…

Adulto de gaviota tridáctila (17-12-2017)

Tridáctila joven (17-12-2017)

El “meneo” del barco además pone una dificultad añadida a todo ello, ya que la observación es mucho más compleja. Lo bueno, que al ir tanta gente, siempre hay muy buenos expertos en este mundillo que a mí que soy de interior se me hace tan complejo.

Como se va echando “chum”, muchos de estos individuos, van siguiendo la embarcación, por lo que son buenas salidas para aprender y seguir a estas especies… Yo de hecho, nunca había visto gaviota tridáctila, y fueron varias, adultas y jóvenes las observadas en la segunda de la salida.

Tridáctila en vuelo tras el barco… (17-12-2017)

Además de por la coloración, muchas se diferencian por el tamaño, y luego entre ellas, por pequeños detalles… color de pico, coloración de ciertas plumas… Es el caso de las gaviotas pequeñas, como son las reidoras y las cabecinegras, cuya diferencia está en la punta de las alas, que en la cabecinegra es blanca, y en la reidora negra, como veréis en las siguientes fotos.

Gaviota cabecinegra (17-12-2017)

Cabecinegra en vuelo (17-12-2017)

Gaviota reidora (17-12-2017)

Y por muy comunes que sean muchas de las gaviotas, nunca hay que dejar de prestar atención, ya que entre ellas se ven curiosidades…

Es el caso de una gaviota patiamarilla con una malformación en el pico, lo que hacía que llevase la lengua fuera, justo en la comisura entre la garganta y el pico. Cuanto menos, bastante curioso.

Con la lengua fuera (17-12-2017)

Igualmente, se ven gaviotas anilladas, aunque en mar es difícil la lectura… Entre que no paran quietas, y con los prismáticos es muy difícil seguirlas por el movimiento del oleaje, hay que tirar de fotografías para ello, y esperar a que salgan nítidas, salga el animal completo, y se pueda leer la anilla…

Gaviota patiamarilla anillada (17-12-2017)

Y ya… escenas menos agradables… Jejejejejeje. Como continuamente están siguiendo al barco y están comiendo, también hacen sus necesidades, algo complicado de pillar y de fotografiar… Simplemente casualidad el hacer “click” en ese momento tan íntimo…  Jajajajajajajajajajajajajajajajajajaja.

Gaviota cagando (1-10-2017)

Dejando ya este interesantísimo mundo de las gaviotas, otra de las aves muy habitual en estos viajes, y que nunca pasa desapercibida, es el alcatraz.

Se trata de un torpedo alado, que entra al agua a toda velocidad para pescar y que sin duda alguna es una de las atracciones de estas excursiones, ya que es un espectáculo verla en sus típicos lances al agua.

Pareja de alcatraces (17-12-2017)

En general además se ven en muy buenos números… Decenas juntos, que suelen ser ya observados al poco de partir el barco…

Son aves marinas por completo, y en el Cantábrico no pisan tierra, por lo que para verlos, o se hace desde suelo firme con telescopio, o hay que hacer una viaje en barco. Así que tenéis excusa perfecta para montar una salida de estas… jejejejeje! Ver alcatraces! Que sin duda, solo por ellos, merece mucho la pena.

Alcatraz planeando (17-12-2017)

Alcatraz flotando en el aire (17-12-2017)

Además, se ven aves de todas las edades… Tanto jóvenes como adultos, fáciles de diferenciar, porque los jóvenes son oscuros, y los adultos blancos con zonas negras… Poco a poco con los años, van aclarando.

Joven en vuelo (1-10-2017)

Adulto en el agua (17-12-2017)

Joven en el agua… diferencias evidentes… ¿no? (1-10-2017)

Además de por el tamaño, se tiran de una forma espectacular… Van aleteando en el cielo, se paran, hacen una especie de quiebro, poco a poco van plegando sus alas y se lanzan de cabeza al agua como si de un arpón se tratase…

Planeando sobre el agua preparándose (1-10-2017)

En postura para entrar poco a poco (1-10-2017)

Allá voyyyyyyyyyyy (1-10-2017)

Entrada al agua (1-10-2017)

Como si de un misil se tratara (1-10-2017)

Entrada (1-10-2017)

Todo un espectáculo, del que desconozco la eficacia, pero que es de los lances de caza (o mejor dicho pesca) que más bonitos conozco.

Además, no tienen reparo en volar muy cerca del barco mientras se les van echando sardinas, y van gritando con unas miradas que dicen mucho…

Alcatraz a punto de lanzarse al agua (17-12-2017)

Son aves preciosas, de un blanco puro, y elegantes, en las que en su silueta se adivina cada una de las plumas de alas y cola, con ese anillo en el ojo azul tan característico y que le da una mirada tan intimidatoria con cara de mala leche.

Alcatraz planeando (1-10-2017)

Mirando al barco (1-10-2017)

Otras de las aves peculiares de estas salidas, son las pardelas. Familia de aves numerosa con varias especies, y que igualmente tenemos que viajar mar a dentro para poder observar, ya que en la Península Ibérica no pisan tierra firme.

Estas aves, hay veces que se concentran en buenas bandadas, llamadas “balsas de pardelas”.

Balsa de pardelas (1-10-2017)

Y son varias las especies que se mezclan entre sí… Nosotros tuvimos suerte y vimos en una de las salidas una buena “balsa” compuesta por pardelas capirotadas y pardelas sombrías.

Mezcla de pardelas sombrías y capirotadas (1-10-2017)

Ambas especies (sombrías y capirotadas) fueron las más abundantes…

Capirotada despegando (1-10-2017)

Capirotada de frente (1-10-2017)

Pardela sombría (1-10-2017)

Además, llegué a observar también algún ejemplar de pardela balear, que se diferencia de la sombría por ser más clara en vientre y bajo las alas; y se observó pardela pichoneta, que yo no pude observar…

Planeo de pardela balear (1-10-2017)

Y pardelas cenicientas, especie nueva para mí y de las que vimos tres ejemplares en la primera salida descrita en esta entrada, muy cerca de costa…

Cenicienta en vuelo (1-10-2017)

Cenicienta más cercana (1-10-2017)

Familia esta de las pardelas muy interesante y de la que conozco muy poquito… Son pocas las salidas al mar que hago al año, así que mis observaciones de esta ave son a cuentagotas.

Otra de las que no falla en esta salida, es el págalo grande, el pirata del mar.

Págalo grande en vuelo (17-12-2017)

El págalo se trata de un ave tipo gaviota en lo que a forma física se refiere, pero de color marrón.

Es un ave muy agresiva que persigue y acosa a las gaviotas y demás animales… Cuando una gaviota pesca algo, el págalo la persigue hasta que la gaviota tira su pesca, incluso si la ha tragado llega a vomitarlo, hecho que el págalo aprovecha para alimentarse. De ahí el adjetivo de “el pirata”.

Págalo en caída (17-12-2017)

Animal que se dedica al acoso y derribo, y que generalmente en estas salidas, suele aparecer cuando en la estela del barco ya hay un buen número de gaviotas…

Entre las gaviotas (17-12-2017)

A por las gaviotas (17-12-2017)

Entonces es cuando entra en acción, apareciendo de la nada y persiguiendo a sus rivales, en busca del botín que las gaviotas han cogido primero y que les hace soltar.

Es un espectáculo verlo acosar a las gaviotas, y nosotros tuvimos suerte y en uno de los viajes vimos varios ejemplares diferentes, alguno de ellos muy cercano al barco, incluso alguno posado en el agua, algo que no suele ser para nada habitual en la especie.

Posado en el agua (1-10-2017)

Despegando (1-10-2017)

Siguiendo con las aves, una de las que yo más ganas tenía, era el frailecillo, y hubo suerte… además, mucha suerte. De los álcidos no faltaron en número pequeño alcas, araos y frailecillos.

Frailecillo en alta mar (17-12-2017)

Pero sin duda alguna, este último para mí el más interesante… Vimos 6 en uno de los viajes, alguno muy cerquita, y que al igual que muchas otras, para mi volvía a ser una especie nueva que nunca había visto.

Este ave residente en el norte de Europa, raramente llega a tierras peninsulares, por ello, una salida en barco es la mejor opción para disfrutar de ella… El “pájaro payaso”, como se le conoce también por el colorido de su pico y su divertida forma, era mi objetivo principal de la segunda salida, y cumplió mis expectativas con creces… Un ave al que le tenía ganas desde hace años, y que en esta ocasión no me falló!!!!!

Nadando entre las olas (17-12-2017)

Una especie de pingüino pequeño, que cuanto menos, es gracioso… ¿verdad?

Frailecillo (17-12-2017)

También muy interesante en estas salidas, y otros de los objetivos, son los paíños… aves oscuras, diminutas y que también se ven en el interior del mar.

Existen varias especies, y se vieron si no me equivoco tres especies diferentes, pero yo solo observé el común… paíño europeo para ser exactos si no me equivoco…

Paíño en pleno mar (1-10-2017)

En pleno planeo sobre el agua (1-10-2017)

Pudimos ver hasta tres juntos, en el momento de la salida más crítico en el que el oleaje y las lluvias se hacían incómodos en exceso… Nos pusimos de agua como un San José, pero la verdad que mereció la pena ver a estos pajarillos tan curiosos bastante cercanos al barco y alimentándose de un bloque de aceite de pescado que habíamos echado por la borda.

Pareja de paíños (1-10-2017)

Paíño (1-10-2017)

Ya veis que muy buena variedad de aves mezclándose entre sí… Págalos, gaviotas de varias especies, paíños, álcidos, alcatraces… A los que sumar charranes, mosquiteros y alguna lavandera blanca en pleno movimiento migratorio…

Variedad en vuelo… Gaviotas, paíño y págalo posado en el agua (1-10-2017)

Aunque tardaron mucho en aparecer, en una de las salidas no faltó un grupo de delfines… Los cetáceos son comunes en estas salidas, pero no tuvimos suerte con la mar para la observación, ya que el fuerte oleaje complica el localizar aletas, que en muchas ocasiones son lo primero que se ve e indican las localizaciones de los animales.

Aleta de delfín (1-10-2017)

Aún así, durante algún minuto disfrutamos de este grupo de delfines comunes que se acercaron al barco a jugar con la onda que dejábamos al avanzar.

Nadando (1-10-2017)

Bajo el agua (1-10-2017)

Y en muchas ocasiones, una vez en tierra se aprovecha para pajarear… Una vez ido hasta allí, hay que aprovechar algún ratejo, y de esta forma además de las gaviotas ya citadas en la salida en barco, en la franja costera se unen los vuelvepiedras, los cormoranes grandes y los cormoranes moñudos.

Grupo de vuelvepiedras (17-12-2017)

Cormorán moñudo (17-12-2017)

Y en invierno se ven cosas interesantes, como correlimos oscuros, que buscamos con ahínco y que aunque nos costó, encontramos entre las rocas del paseo marítimo de Bermeo.

Correlimos oscuro (17-12-2017)

Además, este invierno ha aparecido un mérgulo en el puerto de Hondarribi…

El mérgulo en el puerto (5-12-2017)

Un ave excepcional en la costa cantábrica, y que cuando aparece se trata de ejemplares enfermos o muy débiles que tienen las horas contadas… Es el caso de este ejemplar, que debió estar varios días dentro del puerto, y al que al final me decidí a visitar en una visita relámpago.

Mérgulo (5-12-2018)

No tenía buen aspecto… (5-12-2017)

Una pena no verlo en plenitud de condiciones. A pesar de que nadaba y buceaba con cierta frecuencia, parecía que tenía un ala algo caída, y que una de las patas la movía algo “raro”… Además se salía a tierra, algo muy poco frecuente en este ave por estos lares.

Próximo a tierra (5-12-2017)

Eso sí, la observación del animal fue muy buena, ya que estaba en el interior del mismo puerto, y al tener prismáticos y telescopio se podía observar de lujo.

En tierra firme (5-12-2018)

En una de esas salidas a tierra, entre los allí presentes se llamó al Guarderío de Medio Ambiente, y hablando con ellos se decidió coger y llevarlo a un centro de recuperación, ya que el comportamiento del animal no era normal y se le veía con dificultad… Incluso en tierra firme los cangrejos iban a por él! A perro flaco… todo son pulgas!

Inquietado (5-12-2017)

Noticias de algún día después decían que el animal se había recuperado y había sido liberado mar adentro… Ojalá haya tenido suerte y haya podido continuar con su vida… Que la verdad es un ave preciosa y de aspecto muy simpático… Espero algún día poder observarla en su zona habitual, el norte de Europa y en mejor estado!

Así que ya veis, unas salidas por la mar nunca defraudan… Tanto en tierra, como en agua, con muchas aves del norte de Europa que se acercan a nuestra tierra, y que como dice el refrán, sobre todo con el caso del pobrecillo mérgulo, “lo que es del mar… al mar vuelve”. A disfrutar del agua!!!!!

Alcatraz planeando (1-10-2017)

Anuncios
Publicado en Buscando muy a lo lejos... | Deja un comentario

Revista EZKABA (Febrero 2018) Las grandes sorpresas IX; ESCRIBANO PALUSTRE y AGACHADIZA COMÚN

A VISTA DE PÁJAROS

Los inviernos duros, traen buena variedad de aves a nuestras latitudes. Aves invernantes frecuentes, pueden ser más abundantes si en el norte de Europa hay poco alimento, y ello hace que aves que no llegan tan al sur de normal, en inviernos intensos bajen, apareciendo por Pamplona y por el barrio pequeñas sorpresas en forma de aves inesperadas. Es el caso de estas dos aves que últimamente se han dejado ver por la zona norte de la Rotxapea.

LAS GRANDES SORPRESAS IX

Escribano palustre; Zingira-berdantza (Emberiza schoeniclus): Ave de tamaño pequeño y de colores discretos. Por el dorso es pardo con colores marrones, y por el vientre es blanquecino con algo de barreado oscuro. La cabeza es como franjeada de colores marrones, y el macho en primavera adquiere colores negros en cabeza y garganta, con cuello y bigotera blanca. La hembra es más discreta, al igual que los jóvenes.

Escribano palustre, la estrella del día (4-11-2016)

Vive en grandes humedales, siempre ligado a vegetación palustre.

Su alimentación se basa en semillas y granos de plantas acuáticas, aunque depende la época del año puede sumar a su dieta insectos y pequeños invertebrados.

Muy dispersada por toda Europa, en la Península Ibérica no es un ave muy frecuente, aunque en invierno su población se ve aumentada con ejemplares migradores. Se trata de un ave muy amenazado y en claro descenso poblacional, así que es una alegría verla cercana al barrio. Mis observaciones son todas en zonas encharcables cerca al Parque de los Aromas, donde hay que decir que no todos los años aparece.

Agachadiza común; Istingor arrunt (Gallinago gallinago): Se trata de un ave limícola poco habitual en el barrio con característico pico largo y cola corta. Es de color pardo, barreado de colores marrones  y de colores más amarillentos, siendo clara por debajo. La cabeza es clara pero con varias franjas lineales marrones por el rostro.

Agachadiza (20-3-2015)

Se trata de un ave relacionada con el medio acuático y que vive en humedales; arrozales, marismas, lagunas…

Se alimenta de invertebrados que captura buscando en los primeros centímetros de tierra con su pico, muchas veces en zonas de aguas someras.

En la Península Ibérica es un ave residente con buena llegada de ejemplares invernantes, y en el barrio es un ave totalmente accidental e invernante, pero que a veces se localiza en las zonas innundables que hay en los solares de Nuevo Artica que están sin construir.

Para leer la revista completa: https://issuu.com/ezkabarotxapea/docs/2018-2

Publicado en Revista Ezkaba | Etiquetado , | Deja un comentario

Que lío de pardillos!!!! Sizerín, alpino y norteño!!!!!! ¿Quién es quién?

Y tocaba de nuevo visitar la Ciudadela (24 y 31-1-2018) en busca de los famosos pardillos alpinos que llegaron hace unos días a Iruña y que están siendo la sensación de la ciudad.

Pajareros navarros y de toda la Península han venido hasta aquí para poder disfrutar de ellos y observarlos. De la Rioja, de Aragón, de Cantabria, de León, de Madrid… Decenas de “bicheros” de todo el estado con un solo objetivo… Localizar a los pardillos alpinos.

Pardillo alpino (31-1-2018)

Y es que, se puede decir que son bastante fáciles de observar… Aunque hacen movimientos en los que desaparecen del lugar y parece que se esfuman, están bastante asentados en unos abedules que hay en la Ciudadela, exactamente entrando por la avenida del Ejército…

Macho de pardillo alpino con mucho tono rojizo en su cuerpo (31-1-2018)

Estos pajarillos, en los últimos inviernos se estaban dejando ver por Pamplona, pero no en números tan grandes… En Mendillorri algún ejemplar (hasta 3 creo recordar…), en la Ciudadela otro hace 4-5 años… pero de hecho, el año pasado creo recordar que no hay citas…

Este año, o mejor dicho este invierno, a principios del mes de diciembre, Mikel Goñi observó un pardillo fuera de la Ciudadela, que a las horas fue reavistado por Gonzalo Dean junto a otro pardillo, y probablemente un tercero.

Parece que desaparecieron pero a mediados del mismo mes, César Díez y Diego Santamaría los relocalizaron, volviendo a desaparecer y siendo de nuevo observados el 5 de enero por Gorka Gorospe, ya en un bando más numeroso de 15 ejemplares.

Desde entonces, aunque hay días en los que no se han observado y no dejan ni rastro, aparecen y desaparecen y siguen presentes en el lugar. Una gozada para los amantes de la naturaleza. Un ave tan poco habitual en nuestras tierras en un número tan grande.

Uno de ellos comiendo (31-1-2018)

Son pajarillos que a pesar de ser de tonos apagados, son preciosos, ya que el rojo de la frente, y el rojo del pecho (en algunos ejemplares), los hacen muy vistosos…

Pardillo alpino (31-1-2018)

Entre todos ellos además, hay uno que parece diferente… En principio son pardillos alpinos, pero parece que hay un norteño… Complicado de diferenciar pero con caracteres que parecen claros…

Eso sí, esto de los pardillos es un follón… y me explico. Estos pajarillos, depende la bibliografía, de los autores y de los expertos, son cambiantes en lo que a especie o subespecie se refiere…

Hace unos años (según los listados de SEO) parece que todo estaba claro, y el animal en controversia era el “pardillo sizerin” (Carduelis flammea) con tres subespecies; una del norte de Europa (subespecie flammea), otra más del centro y oeste de Europa (subespecie cabaret), y otra más artica (subespecie hornemanni).

A día de hoy, parece que esto ha cambiado (pero como ya he dicho, según la biografía),
y parece que el pardillo sizerín se ha diferenciado en dos especies, por un lado el pardillo alpino (Acanthis cabaret), y por otro el pardillo norteño (Acanthis flammea).

Una aproximación… jejejejeje (Wild on)

Un auténtico lío, que seguramente no acabará aquí… jejejejeje!

Y perdonar por esto de los nombres científicos, que no me gusta poner para no liar a la gente de a pie y de calle, y hacer este blog más popular, pero debido a todo lo que conllevan estos pajarillos, me he visto obligado a ello… jejejejejeje.

Por liarla un poco más, parece que todos los llegados a Pamplona son pardillos alpinos, pero uno es pardillo norteño… con estas características a simple vista… Más claro por la parte inferior, partes superiores más apagadas, mejilla parece más clarita, menos listado en general… y detalles más complejos en los que no voy a entrar y dejo para los expertos… jejejejejeje. Que además no tengo fotos buenas de este animal más clarito para aclarar y ejemplarizar lo dicho…

Precioso macho de pardillo alpino colgando (31-1-2018)

Macho comiendo las semillas de abedul (31-1-2018)

El bando existente es grande… Mínimo son 15 ejemplares, aunque parece que un día se contaron hasta 17 en vuelo… eso sí, como se mezclan con otros fringílidos, no está claro el asunto en cuanto a número exacto se refiere…

Muy interesante, parece que en Pamplona hay más, ya que se han visto ejemplares en el lago de Barañáin, en la zona de la Misericordia y en el paseo fluvial del Arga en la Rotxapea… Seguramente muchos de ellos ejemplares diferentes, pero que tampoco se puede asegurar, ya que cuando estos individuos de la Ciudadela desaparecen, no se tiene constancia donde van…

Parte del grupo de pardillos (31-1-2018)

Tresena de pardillos alpinos (31-1-2018)

Uno de los ejemplares (31-1-2018)

Y entre todos, para seguir aportando hoy datos interesantes sobre esta especie, hay uno anillado…

A base de fotos y observaciones entre varios pajareros (sobre todo Ricardo Rodríguez, Jorge Nubla, JM Lekuona, Óscar Guindano y José Ardaiz), se ha conseguido sacar el número de anilla casi al completo… LONDON SW7 AHB865-

Ejemplar anillado (31-1-2018)

Y esto ha remitido unos datos muy interesantes y curiosos… Os dejo el enlace en inglés sobre ejemplares de la especie anillados en el norte de Europa y este individuo, http://btoringing.blogspot.com.es/2018/02/brit-abroad-causing-stir.html para que le echéis un vistazo a los que pilotéis inglés.

En resumen, para los demás…

En 2017 en la Península Ibérica solo se vieron dos ejemplares de la especie, y este año está siendo mucho mejor, con este ya famoso grupo que se ha plantado en Pamplona…

A pesar de no tener la lectura de la anilla entera por la falta de un número, esto reduce las posibilidades a 10 pájaros (del 0 al 9), que fueron anillados el 14 de octubre de 2017 en Cinderford (Reino Unido).

Como se ve en las fotos se aprecia que es un macho adulto, único de los posibles que se anilló con esa posibilidad de anilla, y que con ello se sabe que fue anillado a las 12,30 del mediodía.

Es la lectura de anilla más al sur de la que se tiene constancia de la especie, un dato de interés, para seguir conociendo a estos pequeños pajarillos, que visto lo visto, realizan viajes de cientos de kilómetros…

Ejemplar anillado (31-1-2018)

Así que ya veis, datos muy pero que muy interesantes que nos dan las anillas de los pájaros, pero que son difíciles de pillar si no es en recapturas en programas de seguimiento y anillamiento, ya que esos números son prácticamente invisibles en la lejanía…

Pardillo alpino (31-1-2018)

Sin duda, merece la pena ir a ver a estos pajarillos a la Ciudadela, así que animo a todos a que os paséis, que están a la vista y no son difíciles de localizar.

Pardillo colgando (31-1-2018)

En ocasiones, estos pardillos se juntan con lúganos, aves más amarillentas y de las que se distinguen con facilidad aunque formen bandos mixtos… Ambas especies impresionantes acróbatas que se dedican estos días a alimentarse de estas “migajas” que desprenden los frutos del abedul.

Lúgano (24-1-2018)

Lúgano comiendo (24-1-2018)

Colgando (24-1-2018)

Siguiendo con otras especies, destacar las picarazas anilladas del proyecto que se está realizando en Pamplona (http://www.unav.es/urracas/), de la que pude observar a este ejemplar con anilla amarilla en la pata derecha, y blanca en la izquierda… Ya he remitido el dato.

Urraca anillada (24-1-2018)

Como es lógico, la Ciudadela y Vuelta del Castillo es un buen lugar para pajarear, debido a sus amplios y jardines y al gran arbolado existente en este parque…

Por ello, un buen número de aves moran las murallas… Es el caso de las grajillas, las palomas y los colirrojos tizones entre otros… Además, también hay presentes mochuelos y cernícalos, pero que en estos dos paseos no llegué a observar en ningún momento.

Pareja de grajillas (31-1-2018)

Primer plano de grajilla (31-1-2018)

Además, como ya he dicho en ocasiones anteriores últimamente, este año está siendo excepcional y hay cantidad de carboneros garrapinos y de picogordos, pajarillos ambos muy vistosos e invernantes en nuestra ciudad.

Picogordo (31-1-2018)

Preciosas las tórtolas turcas, muy abundantes también en ciertas zonas de Pamplona, y que se ven con mucha facilidad en la zona de Taconera y Ciudadela.

Tórtola turca (31-1-2018)

Primer plano (31-1-2018)

Comunes son también los mirlos en los jardines alimentándose de gusanos y lombrices, y mezclándose con estorninos negros, estorninos pintos, zorzales comunes y lavanderas blancas.

Mirlo (24-1-2018)

Y muy interesantes los pajarillos pequeños… Es el caso de los mosquiteros, los carboneros, los herrerillos, los agateadores, los verdecillos, los petirrojos o los pinzones vulgares.

Herrerillo común (24-1-2018)

Completar este listado de aves durante estos días con cornejas y azulones en vuelo. Listado no muy amplio pero siempre interesante, aunque es lógico que fuera corto, ya que me centré en los pequeños pardillos y apenas di cortos paseos sin alejarme del abedul que frecuentan, ya que eran mi claro objetivo…

Así que ya veis, una gozada de jardines, y no lo dudéis… “Para ver en la Ciudadela al pardillo, solo basta con un buen paseíllo”.

Pardillo colgando (31-1-2018)

Pardillo alpino colgando (31-1-2018)

Publicado en Extrarradio I (Taconera-Ciudadela) | Etiquetado , , | Deja un comentario

Para txikis XXIV; carbonero garrapinos, acentor común y abubilla

Y otra entrada más para los pequeños de la casa… En esta ocasión tres aves muy diferentes entre sí, pero que podemos encontrar a escasos metros una de otra… Espero que os guste!!!!

Carbonero garrapinos; Pinu kaskabeltz (Periparus ater):

Descripción: Se trata de un pajarillo pequeño y escurridizo, de color ocre por abajo, dorso grisáceo, con alas algo más oscuras y cabeza negra con mancha blanca pequeña en nuca, y mofletes blancos también.

Alimentación: Se alimenta de insectos, arañas, larvas y pequeños gusanos, completando su dieta con piñones de piñas de pinos.

Hábitat: Se trata de un ave totalmente forestal, que aunque puede ocupar bosques de frondosas, vive principalmente en bosques de coníferas, encontrándose también en parques que contengan grandes pinos, cedros o abetos.

Época del año y zona de Pamplona para verla: Se trata de un ave invernante, que dependiendo del año se ve en mayor o menor densidad (este invierno está siendo muy abundante), y que se encuentra en parques con grandes pinos, como es el caso del Parque del Mundo, Mendillorri o la Taconera.

Carbonero garrapinos – Pinu kaskabeltz

Acentor común; Tuntun arrunt (Prunella modularis)

Descripción: Ave muy discreta, escurridiza y pequeña, de color pardo en alas y partes superiores, barreado de oscuro y zonas grises por abajo y cabeza, con marcas marrones en la parte superior y mofletes. Pico fino y oscuro y patas rosadas.

Alimentación: Aunque puede alimentarse de frutos o semillas, su dieta principalmente está basada en insectos, gusanos, larvas o arañas que él mismo captura generalmente caminando por el suelo.

Hábitat: Ave sobre todo de zonas con arbustos y matorrales. Muy abundante en zonas de alta montaña, frecuenta zonas mas bajas, pudiéndose encontrar en zonas boscosas o zonas fluviales.

Época del año y zona de Pamplona para verla: Presente todo el año, se trata más bien de un ave escasa por Pamplona, pero del que se puede ver algún ejemplar en la zona de la Magdalena y Aranzadi, siendo muy discreta y difícil de localizar.

Acentor común – Tuntun arrunt

Abubilla; Argi oilar (Upupa epops):

Descripción: Ave inconfundible de tamaño medio pero estilizado de color anaranjado, con alas y cola rayadas de blanco y negro, pico muy largo y curvado, y una curiosa cresta que abre en forma de abanico y que tiene las puntas negras.

Alimentación: Se alimenta de insectos, gusanos, larvas y demás que busca con su largo pico entre las hojas y en los primeros centímetros de tierra.

Hábitat: Se encuentra en zonas abiertas. Campos de cultivo con arbolado y matorral, y muy común en dehesas y zonas rústicas como alrededores de pueblos e incluso grandes jardines.

Época del año y zona de Pamplona para verla: Se trata de un ave estival que viene a nuestra ciudad en primavera y se marcha a final de verano y otoño. En Pamplona se puede encontrar en zonas abiertas como el Parque del Mundo, la zona de la Magdalena, el paseo del río Arga, la Ciudadela o los jardines universitarios.

Abubilla – Argi oilar

Y como siempre, ahí van en blanco y negro para que los más valientes y atrevidos vayan pintando las aves de nuestra Pamplona… A disfrutar!!!!!!!!!!!

Publicado en Para "txikis" | Etiquetado , , | Deja un comentario

Entre picogordos y otras invernantes por “La Taconera”… pardillos alpinos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Invierno es muy buena época para pasear por Pamplona en lo que a aves se refiere…

Por ello, he realizado unos paseos (29-11, 2-12-2017 y 6 y 21-1-2018) por la Taconera y Ciudadela, lugares que en la época fría son interesantes, pero que este año aún lo están más aún si cabe.

Estampa invernal pamplonesa (2-12-2017)

Taconera nevando (6-1-2018)

Allí durante todo el año habita un buen listado de aves comunes, de las que muchas se ven en otros parques y jardines de nuestra querida Iruña, porque de riqueza de zonas verdes y con vida, no nos podemos quejar.

Es el caso del muy conocido gorrión, y que en los últimos años está en una grave decadencia a nivel estatal, a pesar de que para nosotros sea un ave fácil de observar en prácticamente cualquier rincón de la ciudad, por muy urbano que sea.

Hembra de gorrión (29-11-2017)

Macho de gorrión (29-11-2017)

Y como ya he dicho en otras ocasiones, el interior de la ciudad es muy buen lugar para iniciarse en la observación de aves, ya que muchas especies son comunes y están acostumbradas a la presencia del hombre, ruidos, perros, coches, luces… Lo que hace que además sea un buen lugar para fotografiar a muchas de ellas, ya que no son tan esquivas, recelosas y asustadizas. Es el caso de los gorriones ya citados, o de los azulones, patos muy comunes en las orillas del Arga y que todos conocemos.

Primer plano de gorrión (29-11-2017)

Comunes también son las urracas, también llamadas picarazas, que si que desconfían del hombre y no se dejan acercar tan fácilmente…

Urraca en la nieve (6-1-2018)

En esta zona visitada además hay varios ejemplares anillados, de los que pude observar un par…

Picaraza anillada (2-12-2017)

Urraca anillada en su pata derecha (21-2-2018)

Urraca comiéndose un buen gusano (21-1-2018)

Otro córvido común en las murallas de Pamplona, son las grajillas que viven y crían en los huecos de las paredes, además de en numerosos tejados de los alrededores.

Grupo de grajillas (2-12-2017)

Grajilla cercana al estanque (2-12-2017)

Y tórtolas turcas y palomas, muy conocidas y muchas veces mal vistas las pobres, entre las que observé esta paloma anillada pero sin inscripción alguna, así que ni idea de que puede ser… No tenía pinta de paloma mensajera, así que supongo será alguna paloma de alguna colección o particular que se ha escapado.

Paloma anillada (29-11-2017)

Detalle de la anilla (29-11-2017)

Además, estorninos negros y pintos muy sonoros en lo alto de las copas de los árboles, y mirlos y zorzales comunes son bastante abundantes, con los primeros en mucho mayor número y más dispersos, y con zorzales alirrojos mezclados entre los comunes… Ave invernante que este año presenta buenos números en los jardines de Pamplona.

Macho de mirlo (2-12-2017)

Zorzal común (2-12-2017)

Zorzal alirrojo (2-12-2017)

Buen número también de lavanderas blancas y pinzones vulgares, entre los que se me escapan los pinzones reales, que este invierno aún no he llegado a observar en la capital.

Macho de pinzón (2-12-2017)

Al contrario que los muy interesantes picogordos…

Picogordo en los jardines (2-12-2017)

Este año está siendo importantísimo en lo que a la especie se refiere.

Los bandos son comunes y numerosos en casi cualquier jardín pamplonés. Biurdana, paseo fluvial, Taconera, Ciudadela, Mendillorri, Magdalena… y de los cuales llegué a observar más de 100 ejemplares juntos en la Vuelta del Castillo… Este año está Iberia de picogordos que revienta!!!!

Picoteando (2-12-2017)

Detalle de picogordo (2-12-2017)

Además de este interesantísimo bando de picogordos, la estrella de las excursiones por estos jardines fue otra. Me costó dar con ellos, pero se trata de un bando de unos 15 pardillos venidos desde el norte de Europa a pasar el invierno a nuestras latitudes.

En fechas cercanas a reyes, Mikel Goñi observó uno fuera de la Ciudadela, y desde entonces, han sido varios los avistados, llegando a localizarse un buen bando. El que sea una “rareza” ha hecho que la gente se movilizase y puesto la mirada en esta zona de Pamplona, llegando a localizar un buen bando que parece bastante compacto, y que está ya bien vigilado por los aficionados a la ornitología…

Grupo de pardillos (21-1-2018)

Yo llegué a observar 15, de los cuales parece que son pardillos alpinos, y uno es pardillo sizerín… aunque es muy difícil diferenciarlos, incluso para los más expertos…

Pardillo alpino (21-1-2018)

El posible pardillo sizerín… más claro que los demás (21-1-2018)

Y es que, además de muy complicados de distinguir, según la fuente de bibliografía en la que se mire, se trata de la misma especie y son consideradas subespecies… Un auténtico follón… Mucha variedad en estos pajarillos tan pequeños que tampoco pudimos disfrutar con muy buena luz… A ver si los expertos europeos dicen algo durante los próximos días y nos aclaran algo…

A pesar de la mala luz para la fotografía, disfruté como un enano con sus acrobacias, en las que en ocasiones se mezclaban con lúganos. Es una maravilla ver con que facilidad se mueven entre las ramas y se ponen boca abajo para alimentarse de las semillas de los árboles.

Uno de los ejemplares (21-1-2018)

Macho con pecho bastante rojizo (21-1-2018)

Unos animalillos que han traído a gente de toda España a Pamplona a observarlos, además de las decenas de pajareros pamploneses que hemos pasado por allí en su búsqueda… Especie poco habitual en el lugar pero que la dureza del invierno nos ha traído y de la que hay que disfrutar…

Preciosos ver como se cuelgan y descuelgan de las ramas (21-1-2018)

Y es que andan bastante fácil de localizar, ya que parece que andan muy aquerenciados por un grupo de abedules, justo en la entrada de la Ciudadela. Y no tienen mucha pinta de marcharse, al menos, por el momento.

Comiendo las semillas del abedul (21-1-2018)

Pareja de pardillos, con uno muy lejano (21-1-2018)

Macho con aspecto muy rojizo (21-1-2018)

Ejemplares juntos en su hora del almuerzo (21-1-2018)

De culo, creo que el pardillo sizerín, más clarito destacaba entre los alpinos (21-1-2018)

Y como no solo de rarezas vive el hombre, otro buen listado de aves pequeñajas que acompañan a estos pardillos nórdicos… Mitos, carboneros, herrerillos, mosquiteros, chochines, jilgueros, colirrojos tizones, petirrojos y los simpáticos agateadores, son aves bastante comunes del los lugares visitados.

Agateador trepando poco a poco (29-11-2017)

Otro agateador (29-11-2017)

Para ir terminando, al igual que picogordos, zorzales alirrojos y los pardillos tan viajeros, muy buena invernada también de carboneros garrapinos y reyezuelos, tanto listados como sencillos.

Carbonero garrapinos (2-12-2017)

En el suelo (2-12-2017)

En un pino (2-12-2017)

Reyezuelo sencillo (2-12-2017)

Así que ya veis, están la Taconera y la Ciudadela la mar de interesantes… un buen número de aves diferentes, con especies interesantes y que no se observan todos los años, y que en ocasiones nos presentan un buen espectáculo al ser levantadas y agitadas por rapaces, como milanos reales que campean por la zona…

Sin más dilación, como es lógico, el dicho de hoy va para esos viajeros tan pequeñitos que han venido desde el norte del continente “si en el norte hace frío y se te cae el moquillo… vuela hasta nuestros abedules, pequeño pardillo”.

Tórtola turca (29-11-2017)

Publicado en Extrarradio I (Taconera-Ciudadela) | Etiquetado , , | Deja un comentario

Revista EZKABA (Enero 2018) La espada láser voladora; VERDERÓN COMÚN

A VISTA DE PÁJAROS

Hay un ave presente en nuestro barrio que cada vez es menos abundante. Se trata del verderón común, fácil de identificar por su amarillento color, y fácil de detectar por su característico canto, similar al de la espada láser de la guerra de las galaxias, que tan de moda está estos días… jejejeje.

“LA ESPADA LASER VOLADORA”

Verderón común; Txorro arrunt (Chloris chloris): El verderón se trata de un ave robusta y fuerte de aspecto cabezón, con pico grueso y fuerte, de plumaje verdoso amarillento, con tonos grises en alas y cara, y con plumas amarillas en cola y alas muy llamativas. Ambos sexos muy similares pero con hembras algo más apagadas que los machos.

Verderón entre hojas de espino (29-4-2017)

Se trata de un pájaro que vive en variedad de ambientes, Siempre ligado a zonas de arbolado. De esta forma se puede encontrar desde bosques abiertos, a zonas urbanas o rurales de huertas, jardines o campos de cultivo con árboles aislados. Abundante también en zonas de frutales.

Es un ave que se alimenta de muy buena variedad de semillas y frutos, que abre con su poderoso pico, a menudo caminando por el suelo y junto a otros pajarillos, como jilgueros o pinzones.

Como ya he dicho con anterioridad, aunque no se vea, es fácil detectarlo por uno de sus cantos, ya que con un poco de imaginación, hace un sonido muy parecido a una espada láser, siempre desde ramas o desde la zona más alta de los árboles en los que se posa.

Presente en toda Europa y en toda la Península Ibérica, en la Rotxa está presente todo el año y es un ave bastante común, pero en claro descenso, que se presenta sobre todo en el paseo fluvial del Arga.

 

Publicado en Revista Ezkaba | Etiquetado | Deja un comentario

Para txikis XXIII; cisne vulgar, pito real y zorzal alirrojo

Y por el blog también ha pasado el Olentzero y ha dejado un pequeño regalo para los peques de la casa… Otras tres aves de nuestra ciudad caricaturizadas… Espero que os guste!!!!!

Cisne vulgar; Beltxarga arrunta (Cygnus olor):

Descripción: Se trata de un ave grande, por todos conocida y de color blanco, aunque los jóvenes son grises. Robusta y fuerte, de cola corta y patas cortas y oscuras, posee cuello largo, con pico naranja y negro, más grande y prominente en los machos.

Alimentación: Se alimenta de plantas acuáticas y algas, insectos, moluscos, anfibios o pequeñas aves, sobre todo polluelos de aves acuáticas recién nacidos que el mismo captura.

Hábitat: Ave relacionada con grandes masas de agua. Embalses, lagunas, marismas, zonas costeras, o zonas anchas de río con agua lenta.

Época del año y zonas de Pamplona para verla: Se trata de un animal accidental en Pamplona, que puede aparecer en el río, sobre todo jóvenes que han nacido en balsas de la Cuenca de Pamplona.

Cisne vulgar – Beltxarga arrunta

Pito real; Okil berde (Picus viridis):

Descripción: Pájaro carpintero de color verde aceituna, con zonas más oscuras en alas, y zonas más amarillento en el dorso. El vientre y la cara son de color grisáceo, con una marcada cresta roja, un antifaz negruzco, y una marca en forma de bigote o bien roja o bien negra, dependiendo del sexo y de la edad del animal.

Alimentación: Se alimenta principalmente de hormigas y sus larvas, a pesar de comer otros insectos también, que el mismo captura con su fina y larga lengua de hasta 10 centímetros de longitud buscando en los agujeros de madera y entre la corteza.

Hábitat: Se trata de un ave que necesita arbolado para vivir, pero tampoco es muy estricto, ya que se localiza desde bosques densos, a zonas abiertas con arbolado disperso, como pueden ser dehesas o incluso parques y jardines de grandes ciudades.

Época del año y zona de Pamplona para verla: En Pamplona últimamente se deja ver alguno por las orillas del río, donde es muy fácil localizarlo por su estridente chillido. Además, existen varias parejas en las faldas del monte Ezkaba, por lo que no es raro verle buscar alimentos en los jardines de la Ronda Norte.

Pito real – Okil berde

Zorzal alirrojo; Birigarro txikia (Turdus iliacus):

Descripción: Zorzal pequeño de aspecto rechoncho, pardo en dorso y alas, y claro pero barreado de negro en el vientre. Posee una marcada ceja de color crema, parte del pico amarillenta, y unas marcadas zonas anaranjadas bajo las alas, marcas que le dan el nombre de “alirrojo”.

Alimentación: Su alimentación cambia mucho según la disponibilidad de alimento, y lo mismo se alimenta de insectos, arañas, gusanos y lombrices, que de frutos, bayas o semillas.

Hábitat: Necesita zonas arbustivas para vivir, ya que es el lugar donde busca alimento, pero lo mismo usa zonas boscosas o linderos de bosques, que zonas más abiertas como campos de cultivos o de frutales.

Época del año y zona de Pamplona para verla: Se trata de un ave invernante, por lo que la veremos solo en esta parte del año, y se localiza en las zonas ajardinadas, o bien del paseo fluvial del Arga, Parque del Mundo, Biurdana, Universidades o jardines colindantes de la Ronda, muchas veces en pequeños grupos junto a otras especies de zorzales. Un muy buen sitio son los jardines de Mendillorri, donde no suele fallar ningún año.

Zorzal alirrojo – Birigarro txikia

Y os las dejo en blanco y negro también!!! Para que pintéis como más os guste!!!! Que estas navidades estáis de vacaciones y tenéis muuuuuuuuuuucho tiempo libre… jejejejeje! Disfrutad!

Publicado en Para "txikis" | Etiquetado , , | Deja un comentario