Para txikis XI; gaviota reidora, gaviota patiamarilla y gaviota sombría

Y tras un tiempo sin las aves para los más peques, igual que el curso, vuelvo este mes con tres especies nuevas que se dejan ver por la ciudad… Aunque todos creamos que las gaviotas son aves de mar, también hay especies que cada vez son más frecuentes en aguas de interior, y alguna especie suele visitar nuestro río Arga… Os dejo con las tres que suelen hacerlo! A ver si a partir de ahora abrimos los ojitos un poquito más y las vemos mejor!!! jejejeje

Gaviota reidora; Antxeta mokogorri (Chroicocephalus ridibundus)

Descripción: Gaviota pequeña, de color blanco con alas grises y puntas negras. En verano posee la cabeza negra y en invierno una macha oscura detrás del ojo. Picos y patas rojos, excepto en los jóvenes, que son de color amarillento. Los jóvenes además tienen el plumaje menos puro y más sucio.

Alimentación: Peces, moluscos, insectos, y basura en muchas ocasiones.

Hábitat: Sobre todo costa, aunque es muy frecuente en zonas de río o embalses, lagunas, balsas de interior o zonas inundables.

Época del año y zona de Pamplona para verla: En Pamplona aparece de forma accidental muy de vez en cuando algún ejemplar, lógicamente en el río, y casi siempre, en otoño o invierno.

Gaviota reidora - Antxeta mokogorri

Gaviota reidora – Antxeta mokogorri

Gaviota patiamarilla; Kaio hankahori (Larus michahellis)

Descripción: Gaviota grande, blanca con alas grisáceas claras y extremos negros. Pico y patas amarillos, con marcada mancha roja en el pico. Los jóvenes son blancos barreados de oscuro.

Alimentación: Peces, moluscos, vertebrados y en ocasiones carroñas y basuras que busca en vertederos. También es una buena espoliadora de nidos y huevos de otras especies.

Hábitat: Costa, balsas, embalses, lagunas de interior, y frecuenta además grandes vertederos donde se pueden ver cientos de individuos, incluso miles en grandes grupos.

Época del año y zona de Pamplona para verla: Aparece igualmente de forma esporádica, usando las que viven en balsas cercanas estas aguas del Arga para pescar, u otras que están en movimientos migratorios y se quedan unas horas o algún día a descansar.

Gaviota patiamarilla - Kaio hankahori

Gaviota patiamarilla – Kaio hankahori

Gaviota sombría; Kaio ilun (Larus fuscus)

Descripción: Similar a la patiamarillas, pero con dorso y alas mucho más oscuras; casi negro, a pesar de que a veces son difíciles de diferenciar. En tamaño y demás características son ambas especies muy similares.

Alimentación: Peces, moluscos, vertebrados y en ocasiones carroñas y basuras, como la mayoría de especies de gaviotas.

Hábitat: De las tres es la más costera, aunque también frecuenta el interior.

Época del año y zona de Pamplona para verla: Es la más rara en nuestra ciudad, pero igualmente aparece muy de vez en cuando alguna de forma accidental por el Arga.

Gaviota sombría - Kaio ilun

Gaviota sombría – Kaio ilun

Y para terminar, como siempre, ahí van en blanco y negro para los más valientes de la casa!!!! Espero que os guste! Y a disfrutar con las pinturas de colores!

reidora-b-y-npatiamarilla-b-y-n-copiasombria-b-y-n

 

Publicado en Para "txikis" | Etiquetado , , | Deja un comentario

Tranquilidad en el río…

El verano no es la mejor época para la observación de aves por nuestra querida Pamplona, pero a pesar de todo, como tengo el río “a tiro de piedra”, un par de excursioncillas he hecho para ver que se observaba… (31-7-2016 y 14-8-2016).

Con poquita variedad de especies, lo más común son los azulones, que se cuentan por familias…

Familia de azulones (31-7-2016)

Familia de azulones (31-7-2016)

Azulón en la presa de Santa Engracia (31-7-2016)

Azulón en la presa de Santa Engracia (31-7-2016)

Pareja de ánades flotando en las aguas del río (31-7-2016)

Pareja de ánades flotando en las aguas del río (31-7-2016)

Además, se pueden ver polladas con ejemplares aún bastante chiquitines, que continúan pendientes de la presencia de los padres… Cada vez son menos abundantes estos patitos este año, y parece que ya la cría está llegando a su fin , pero a pesar de todo, como digo, alguna camada con patillos de escasos días aun se ve por ahí…

Patitos muy jóvenes (14-8-2016)

Patitos muy jóvenes (14-8-2016)

Uno de los días hice excursión mañanera madrugando para evitar el fuerte calor típico de estas fechas, mientras que el segundo fui al atardecer a ver si veía algún mamífero, ya que por ejemplo el castor sigue andando por la zona dejando rastros bastante evidentes de su presencia.

Luna en mi oscurecer por el barrio... (14-8-2016)

Luna en mi oscurecer por el barrio… (14-8-2016)

Estos daños son muy fáciles de observar, sobre todo si son recientes, ya que elige los árboles más cercanos a las aguas y los descorteza, dejando a la vista el blanco del interior de la madera.

Árboles roidos por castor (31-7-2016)

Árboles roídos por castor (31-7-2016)

Y de hecho, cada vez estas mordeduras, son más comunes en nuestras aguas…

Yo no llegué a observar directamente al animal a pesar de encontrar rastros muy muy recientes, y de hecho llevo mucho tiempo sin ver ninguno, pero de vez en cuando la gente sí que lo observa e incluso llega a ser fotografiado, como este ejemplar que Mikel Goñi observó en la Rotxapea.

Castor en el río Arga (7-7-2016)

Castor en el río Arga; Mikel Goñi (7-7-2016)

En cambio, entre mamíferos vi ratillas… Por un lado una ratilla de agua cerca del puente del Plazaola, y por otro lado, otro par de ratas (no sé si pardas o grises) una cerca de Cuatrovientos, y la otra cerca del puente de Curtidores.

Rata, o parda o gris sobre un tronco (14-7-2016)

Rata, o parda o gris sobre un tronco, a última hora de la tarde ya (14-7-2016)

Entre aves, aunque listados pobres, no faltaron como siempre el buen grupo de aves comunes. Urracas, estorninos negros, mirlos (incluido el famoso mirlo leucístico de Oblatas), tórtolas turcas, palomas domésticas, gorriones comunes y grajillas.

Urraca en el parque fluvial (31-7-2016)

Urraca en el parque fluvial (31-7-2016)

Macho de mirlo en los jardines rotxapeanos (31-7-2016)

Macho de mirlo en los jardines rotxapeanos (31-7-2016)

En el cielo los rápidos aviones comunes (parece que los vencejos ya nos han abandonado) y los dominantes milanos con sus siluetas, y en las aguas como es lógico, tampoco faltaron las aves de siempre… Las lavanderas blancas y cascadeñas, las garzas reales, las gallinetas, y el presente aunque no siempre detectado mirlo acuático. De nuevo se me volvió a escapar el martín pescador, del que llevo varios días sin observaciones si no me equivoco…

Garza real en el Arga (31-7-2016)

Garza real en el Arga (31-7-2016)

Gallineta cerca de zona de juncos (31-7-2016)

Gallineta cerca de zona de juncos (31-7-2016)

Adulto de gallineta en la presa de Santa Engracia (14-7-2016)

Adulto de gallineta en la presa de Santa Engracia (14-7-2016)

Como interesante, se ven crías del año de muchas especies…

Y en el agua, además de las de azulón ya citadas, destacan los de garza real que ahora están en movimientos dispersivos, y las de gallineta común, que ha criado en más de un punto de nuestra ciudad… De hecho en el tramo del Arga de la Rotxa que yo controlo, mínimo ya hay tres zonas con diferentes polladas… (y seguramente cuatro!!!)

Cría de gallineta del año en el agua (31-7-2016)

Cría de gallineta del año en el agua (31-7-2016)

Garza real del año arráscándose con la pata (14-8-2016)

Garza real del año rascándose con la pata (14-8-2016)

Esta época está algo parado todo, y por ello no se ven cosas fuera de lo común, aunque si algunas aves que son poco habituales…

Es el caso del andarríos chico, ave medianamente común dependiendo la época, pero difícil de detectar por su mimetismo con las rocas, y su timidez, ya que es muy asustadiza y vuela muy rápido, huyendo la mayoría de las veces antes de que lo veamos.

Andarríos chico (31-7-2016)

Andarríos chico (31-7-2016)

O por ejemplo este porrón moñudo, que vio Mikel Goñi hace ya muchos días y que seguramente sería un ejemplar escapado de la Taconera y que cuanto menos es una observación curiosa…

Porrón moñudo; Mikel Goñi (7-7-2016)

Porrón moñudo; Mikel Goñi (7-7-2016)

Importantes las citas de aves detectadas por el sonido, como son los típicos cantos de la oropéndola, especie habitual en la zona de Aranzadi, y por un carricero tordal cerca del antiguo puente del Plazaola, en una zona de juncos y carrizos, donde cantaba entre la maleza pero no se dejaba ver.

Entre los pajarillos de tamaño más pequeño, un buen número de los habituales, que a base de meter tiempo no suelen fallar… Es el caso del colirrojo tizón, herrerillo, carbonero, mito, jilguero, curruca capirotada, reyezuelo listado, petirrojo, chochín y la tímida curruca mosquitera.

Jilguero cantando desde una rama (31-7-2016)

Jilguero cantando desde una rama (31-7-2016)

Mito en una rama (31-7-2016)

Mito en una rama (31-7-2016)

Y además, para terminar, con el calor se observan mariposillas y alguna libélula, “bichillos” siempre vistoso y bonitos que alegran el día con sus aleteos…

Mariposa (31-7-2016)

Mariposa (31-7-2016)

Ya veis que poca variedad de aves, pero bueno, es lo que suele tocar por estas fechas en el río Arga por Pamplona, y como el vicio siempre gusta, y no sabes cuándo la naturaleza te va a deparar una sorpresa, había que intentarlo, que como se suele decir… “el que la persigue, la consigue”.

Hembra de ánade azulón (14-8-2016)

Hembra de ánade azulón (14-8-2016)

Publicado en Río Arga | Etiquetado , | 2 comentarios

De quebrantahuesos por las gargantas de Escuaín

Y con el veranito, llegan mis salidas a las zonas altas peninsulares, donde se encuentra mi ave favorita, el quebrantahuesos, que tiene un apartado especial en este blog y del que nuevamente disfruté en las estribaciones del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (24, 25, 26, 27 y 28-6-2016).

Quebrantahuesos en pleno vuelo (24-6-2016)

Quebrantahuesos en pleno vuelo (24-6-2016)

Como he hablado ya muchas veces del animal, casi todo esto que os cuente os sonará repetido, pero bueno… como no va a ser la única entrada de este ave en este año, las innovaciones las dejo para la próxima, donde disfruté del animal desde un hide por los Pirineos catalanes y donde pude ver ejemplares de todas las edades zampar patas como si el mundo se fuera a acabar… jejejejejeje.

Como he dicho mil veces, el quebrantahuesos es un animal de montaña, que antes ocupaba casi la totalidad de las cordilleras montañosas ibéricas, y que por diferentes causas quedó relegada a los Pirineos.

Pirineo oscense (27-6-2016)

Pirineo oscense (27-6-2016)

Lugar donde se mueve como pez en el agua, con paredes y roquedos que parecen inaccesibles por su verticalidad, y que yo (y mucha otra gente de toda Europa) visita para observarlo, más concretamente por los miradores de Revilla, en las gargantas de Escuaín, donde se da el hábitat ideal para esta especie de buitre.

Quebrantahuesos volando en la zona (26-6-2016)

Quebrantahuesos volando en la zona (26-6-2016)

Allí hay un par de senderos marcados y balizados con paneles informativos, que nos llevan por el interior de la garganta (uno en Revilla y otro en el pueblo abandonado de Escuaín) y que nos hacen poder ver diferentes zonas de la foz desde unos miradores preparados para ello, donde sin duda alguna, estando atentos, podremos observar buena variedad de aves rupícolas además de los espectaculares paisajes que se presentan por el lugar.

Quebrantahuesos en vuelo (26-6-2016)

Quebrantahuesos en vuelo (26-6-2016)

Quebrantahuesos planeando por el lugar (26-6-2016)

Quebrantahuesos planeando por allí (26-6-2016)

Por ello, las zonas donde se observan suelen ser espectaculares en cuanto a paisaje, ya que estamos hablando de alta montaña, y allí se mezclan regatas, valles, ríos, cortados, roquedos, cascadas, zonas de karst, praderas alpinas, bosques de haya, bosques de pino, y las grandes moles rocosas que forman las cimas pirenaicas.

Cascadas en el interior de la garganta visitada (26-6-2016)

Cascadas en el interior de la garganta visitada (26-6-2016)

Paisajes, que además cambian del sol al nublado enseguida, y que me dejaron muy buenas estampas… y buenas tormentas! ya que mi buena granizada típica del verano (de escasos minutos, eso sí) ya me comí!!!

El arcoiris (24-6-2016)

El arcoíris iluminó una de mis tardes desde Escalona (24-6-2016)

Para entrar un poco más sobre el animal, por allí (y alguna otra zona muy cercana), hay muladares en los que se realiza durante todo el año (con diferente intensidad según la época) aportes de comida para intentar ayudarla, ya que esta rapaz está catalogada en “peligro de extinción” en España y está en una situación delicada.

Quebrantahuesos posado en una prado de la zona (24-6-2016)

Quebrantahuesos posado en un prado de la zona (24-6-2016)

Ello hace que sea una buena zona para disfrutar del animal y poder verlo en su medio natural, con esa silueta estilizada que le caracteriza dominando el cielo y aire y que es símbolo de la alta montaña.

Quebrantahuesos en pleno vuelo (26-6-2016)

Quebrantahuesos en pleno vuelo con un buen macizo montañoso al fondo (26-6-2016)

En la descripción física del animal no me meto mucho… De eso ya he hablado en numerosas ocasiones (buscar por aquí… https://avistadepajaros.wordpress.com/category/quebranta/)… y como la cuestión del plumaje es algo que puede ser complejo, a modo de resumen diremos que cuando nace es muy oscuro, y de adulto (plumaje que adquiere a los 6-7 años), es oscuro en alas y dorso, pero de cuerpo bastante más clarito… De hecho hablaremos con mucho más detalle en la próxima entradas de quebranta, donde con las fotos, habrá detalles que serán más fáciles de explicar, así que os toca esperar! jajajajaja.

A pesar de ello, si que os pongo alguna fotillo donde esta diferencia de coloración de plumaje de la que hablo se puede apreciar claramente… Y es que, cuando se ven muchos ejemplares (e incluso varios simultáneamente) las diferencias de color y tonalidad entre unos y otros son más que destacables…

Joven a la izquierda y adulto a la derecha (24-6-2016)

Joven a la izquierda y adulto a la derecha (24-6-2016)

Ejemplar bastante oscuro (24-6-2016)

Ejemplar bastante oscuro (24-6-2016)

Ejemplar que poco a poco va aclarando (24-6-2016)

Ejemplar que poco a poco va aclarando (24-6-2016)

De plumaje parecido pero más lejano... (26-6-2016)

De plumaje parecido pero más lejano… (26-6-2016)

Ejemplar ya bastante claro, pero todavía con algunas plumas oscuras (24-6-2016)

Ejemplar ya bastante claro, pero todavía con algunas plumas oscuras en su pecho (24-6-2016)

Ejemplar adulto, ya con cuerpo claro (24-6-2016)

Ejemplar adulto, ya con cuerpo claro (24-6-2016)

Además de esta coloración, algo que llama la atención es la silueta, que en los adultos parece que es algo más estilizada, con alas más estrecha y cola más alargada… Esto se ve comparando los adultos con los ejemplares de 1 y dos años, y las diferencias son muy pero que muy sutiles.

En estos jóvenes, las formas son más toscas, y dan aspecto de ave menos grácil y menos “fina”. La cola parece mucho más redondeada y tener menor forma de cuña que la del adulto, aunque esto también depende mucho de la postura del animal y de lo abierta que tenga la cola…

Pareja de quebrantas de diferentes edades (24-6-2016)

Pareja de quebrantas de diferentes edades (24-6-2016)

Dos ejemplares de diferentes edades volando juntos (24-6-2016)

Dos ejemplares de diferentes edades volando juntos, donde las diferencias apenas se ven si no es por el color… (24-6-2016)

Tras esa breve descripción, en la que como ya he dicho entraremos de aquí a unas semanas con más detalle, el quebrantahuesos es un ave especial, que tiene una característica única en el mundo de las aves. Es un ave carroñera, que se alimenta de animales muertos. Aunque no desprecia la carne, está especializada en huesos y partes duras (tendones, pellejos, pezuñas…), lo que la hace el único ave osteófaga del planeta (y del universo…) jajajajajajaja.

Quebrantahuesos joven portando un hueso en las garras (24-6-2016)

Quebrantahuesos joven portando un hueso en las garras (24-6-2016)

Entre lo más común y abundante en su dieta están los huesos de ganado ovino y caprino, que por el tamaño le es más fácil digerir; a pesar de ello, no deshecha huesos más grandes de animales de mayor tamaño. También se alimenta de insectos y a veces mata a sus propias presas (como tortugas), por lo que tiene unas patas más poderosas y unas garras más curvadas que los demás buitres. Si el alimento es muy grande (para poder tragar el hueso entero más fácil), lo transporta hasta rompederos, zonas de peñas donde lo dejará caer y soltará de las garras en una posición correcta para que se rompa contra piedras.

Algo curioso a la vez que interesante, y que hace que pueda comer huesos de ciervos, vacas o animales de gran tamaño que sin romper le serían imposible de tragar. Eso sí, imposible el tragar, porque en el estómago tiene unos ácidos que “tela”… hacen estragos con todo lo que entra ahí.

Quebrantahuesos adulto llevanmdo algo de carne en sus garras para comer (24-6-2016)

Quebrantahuesos adulto llevando algo de carne en sus garras para comer (24-6-2016)

El mismo ejemplar aleteando (24-6-2016)

El mismo ejemplar aleteando (24-6-2016)

Así que por ello, como es lógico, las zonas donde se mueve el “quebranta” suelen tener bien de ganado, sobre todo a partir de primavera, cuando las granjas sueltan y llevan a los prados de montaña al ganado para que pasten y se alimenten con tranquilidad.

De esta forma, aquello se llena de ganado, origen de la mayoría de la alimentación del animal y que crea bonitas estampas en plena naturaleza… Aunque bien es cierto que es una pena y va en contra de esta rapaz, que la ganadería extensiva cada día sea mayor en nuestra sociedad y el número de cabezas tanto de ovejas, cabras, yeguas o vacas en nuestros campos sea cada vez menor.

Toro mugiendo en la alta montaña (24-6-2016)

Toro mugiendo en la alta montaña (24-6-2016)

Y debido a ello, a lo largo del Pirineo hay varios puntos suplementarios donde se les aporta comida (para intentar facilitar la búsqueda de alimento) y se juntan varios ejemplares (como ya he dicho antes)… lo que hace que en ocasiones se creen concentraciones de “quebrantas” que pueden parecer algo artificiales y antinaturales, algo a lo que no voy a entrar en debate ahora, y que no quita de ninguna forma la espectacularidad y la belleza al vuelo de un animal de estos.

Varios quebrantahuesos en vuelo (26-6-2016)

Varios quebrantahuesos en vuelo cicleando juntos (26-6-2016)

Quebrantahuesos en el muladar donde se les realiza el aporte de comida (24-6-2016)

Quebrantahuesos en el muladar donde se les realiza el aporte de comida (24-6-2016)

Quebrantahuesos volando junto a buitres que se encuentran posados (24-6-2016)

Quebrantahuesos volando junto a buitres que se encuentran posados en uno de los muladares pirenaicos (24-6-2016)

Al ser un animal de alta montaña, a finales del siglo XIX se podía encontrar distribuido casi por todos los macizos montañosos de Europa, pero debido a varios factores (la desaparición del ganado en el monte, la destrucción del hábitat, venenos, desaprensivos cazadores que disparan a todo lo que se mueve…) esa distribución cayó en picado y quedó relegada a solo algunas cadenas montañesas.

Quebrantahuesos planeando (27-6-2016)

Quebrantahuesos planeando (27-6-2016)

Su población se estima entre 10000 y 100000 individuos, y a día de hoy, lo podemos encontrar en el Pirineo (lugar de toda Europa con más ejemplares y a lo largo de Francia, Andorra, Cataluña, Aragón y Navarra) con mayor número de individuos en la zona aragonesa con unas 90 parejas. Además, en Europa, buenos sitios para verlo son Córcega, Los Alpes (donde se llegó a extinguir y hay un fuerte proyecto de cría y de reintroducción) o la isla de Creta.

Por otro lado, en África, donde se dan las dos subespecies (una en el norte y la otra en el este y en el sur), se puede encontrar en Marruecos y el Atlas, Egipto, Etiopía, Kenia, Tanzania, Sudáfrica y países colindantes; y en Asia (donde se encuentra una fuerte parte de la población mundial) está presente en casi todas las cordilleras del continente, por lo que no me voy a liar a enumerar todos los países donde se localiza…

Hablando de lo que nos toca a nosotros (la Península Ibérica), además de en Pirineos se encuentra también en Picos de Europa y en Andalucía, lugares en los que ha sido reintroducido en los últimos años (Os dejo los dos enlaces de las dos fundaciones que trabajan con el animal en la actualidad http://www.gypaetus.org/ y http://www.quebrantahuesos.org) por si queréis más información de la que yo os doy sobre proyectos de reintroducción y demás.

Ejemplar adulto de estos días, en el Pirineo oscense (27-6-2016)

Ejemplar adulto de estos días, en el Pirineo oscense (27-6-2016)

Como ya he dicho, en Aragón la población está cercana a las 90 parejas (en estos conteos no entran los ejemplares jóvenes e inmaduros ni los adultos solitarios), en Cataluña y Andorra es algo menor, y en Navarra no son más de 3-4 las parejas que crían cada año (de hecho durante el invierno de 2014-2015 nacieron 3 pollos, que fueron marcados con radiosatélites para poder seguir sus movimientos), dándose también junto a los montes vascos la población más occidental de los Pirineos, con ejemplares sueltos de todas las edades pero que no acaban de asentarse ni de reproducirse.

En Picos de Europa, creo que el proyecto de reintroducción no está funcionando muy bien, (actualmente vuelan una media docena de ejemplares en Cantabria, Asturias y Castilla León) pero al contrario, en Andalucía (Cazorla, Segura y Las Villas) parece que va muy bien, con el nacimiento el año pasado (este año no se que habrá pasado) del primer pollo en libertad desde hace más de 30 años, así que a ver si hay suerte y poco a poco se va reproduciendo y asentando en la zona, que la especie lo necesita.

Ejemplar inmaduro en vuelo de frente (24-6-2016)

Ejemplar inmaduro en vuelo de frente (24-6-2016)

Como es normal en mis vacaciones donde voy a “bichear”, mis días consistían en madrugar, y así intentar ver algún mamífero con sus últimos minutos de actividad… Así conseguía ver algún corzo, un avistamiento muy fugaz de una garduña y desde muy lejos una familia de jabalíes en sus últimos movimientos, ya que se metían entre la espesura de la vegetación y perdía al numeroso grupo, compuesto por más de una docena de individuos (16 para ser exactos con muchos de ellos de escasas semanas)…

Buen grupo de cerdos... ¿cuantos contáis? (24-6-2016)

Buen grupo de cerdos… ¿cuántos contáis? (24-6-2016)

Y al igual que observaba jabalíes, al quebrantahuesos en estos días de excursiones por el Pirineo le acompañaron un buen número de aves.

Como es lógico, no faltaban los buitres leonados, sin duda alguna los buitres más comunes por nuestras tierras y que planean de forma espectacular por aquellos cortados…

Buitre planeando en la garganta (27-6-2016)

Buitre planeando en la garganta de Escuaín (27-6-2016)

Buitres que son al igual que el quebranta de buena envergadura, y que si pasan cerca de este, son fáciles de diferenciar… Ya si están más lejos hay que afinar un poco la vista, pero la forma más estilizada de nuestro buitre barbudo, y la cola mucho más larga nos facilitarán la identificación…

Buitre y quebrantahuesos juntos (25-6-2016)

Buitre y quebrantahuesos juntos (25-6-2016)

Tampoco faltaron los alimoches, esos buitres blancos y más pequeños de cara naranja y pico fino y alargado, algo “feos” que abandonarán nuestras tierras en unos días, ya que son aves estivales que vienen a nuestras latitudes en primavera para criar y en otoño se marchan a lugares más cálidos para evitar las frías temperaturas de nuestra Europa.

Alimoche en vuelo (24-6-2016)

Alimoche en vuelo (24-6-2016)

Ambas se tratan de aves rupícolas que crían en los cortados.

A ellas, además se les unieron de tamaño decente por un lado los córvidos como los cuervos, cornejas, chovas piquigualdas y arrendajos, muy abundantes en la zona visitada.

Cuervo en pleno vuelo (27-6-2016)

Cuervo en pleno vuelo (27-6-2016)

Y por otro lado no faltaron aves de mucho menor tamaño, como es el caso de los mirlos, colirrojos tizones, verdecillos, reyezuelos listados, carboneros comunes, palustres y garrapinos, herrerillos capuchinos, mosquiteros comunes, currucas capirotadas, petirrojos, pinzones vulgares, verderones o escribanos cerillos.

Colirrojo tizón (28-6-2016)

Colirrojo tizón (28-6-2016)

Entre más rapaces además de los tres buitres (quebranta, leonado y alimoche), algún milano real, milano negro, ratonero y cernícalo vulgar, mientras se oían también pájaros carpinteros como el pito real y el pico picapinos, y se observaban alcaudones dorsirrojos, los coloridos abejarucos o palomas torcaces.

No puedo olvidar tampoco uno de los avistamientos más especiales de estos días; la reina de los cielos… el águila real, que aunque muy alta y lejana, hizo una pasada veloz surcando los cielos por encima de todas las cumbres. Una rapaz que siempre alegra ver.

Águila real volando muy lejos... (27-6-2016)

Águila real volando muy lejos… (27-6-2016)

Para terminar con las aves, no faltaron las más rápidas y pequeñajas, como es el caso de los rápidos vencejos comunes, algún vencejo real, los aviones comunes, roqueros y zapadores, y las golondrinas.

Pareja de vencejos en vuelo (28-6-2016)

Pareja de vencejos en vuelo (28-6-2016)

Y aunque son especies muy rápidas y complejas de retratar, en Aínsa pude disfrutar de muchas de ellas posadas en rocas y nidos…

Vencejos en lo que probablemente sea un nido (28-6-2016)

Vencejos en una grieta, lo que probablemente sea la entrada de un nido (28-6-2016)

Impresionante las crías de golondrinas y aviones comunes, en nidos ubicados en techos a escasos dos metros del suelo, y que parece que la gente respeta muy bien… De hecho, en los porches de la plaza principal de Aínsa había un nido con los pollos de golondrina piando y pidiendo alimento a la madre justamente encima del foco de un bar ante la atenta mirada de chiquillos y paseantes que por allí pasaban…

Avión en su nido (28-6-2016)

Pollo de avión en su nido esperando a la madre… (28-6-2016)

Y cuando no se observaba nada en mis largas esperas en los miradores, alguna simpática lagartija me amenizaba la espera… así que no solo de aves y mamíferos vive el hombre… jejejeje.

Lagartija (25-6-2016)

Lagartija (25-6-2016)

Los cortados de Escuaín, están bien adaptados para las observaciones de este tipo de fauna rupícola desde sus miradores desde los que me tocaba otear, y en muchas ocasiones, los animales aprovechan las corrientes pasando a escasos metros… Parece que están acostumbrados a la presencia humana en esos puntos, y pasaban muy cerquita y muy confiados haciendo disfrutar a los allí presentes…

Unas veces lo hacían los buitres, y otras los quebrantahuesos…

Buitre leonado volando casi a ras (26-6-2016)

Buitre leonado volando casi a ras del mirador (26-6-2016)

Quebrantahuesos volando muy cerca de uno de los miradores (27-6-2016)

Quebrantahuesos volando muy cerca de uno de los puntos de observación (27-6-2016)

E igualmente, aunque es algo ya bastante más complejo, no es mala zona para verlos posados… Hay una zona de árboles secos frente al segundo mirador donde se suelen posar, e igualmente son capaces de aprovechar cualquier repisa por pequeña que parezca para descansar o incluso pasar la noche.

Los buitres eran bastante fácil de verlos así…

Buitre leonado (25-6-2016)

Buitre leonado (25-6-2016)

Los quebrantas un poco más difícil, pero igualmente tuve suerte y se posaron en unas repisas al alcance de los prismáticos desde el segundo mirador (a mi juicio el mejor… o por lo menos, el que mejores resultados y observaciones me ha dado a mí)…

Unos se posaban más lejos…

Pareja de quebrantas... ¿los veis? (26-6-2016)

Pareja de quebrantas posados en el centro de la imagen… ¿los veis? (26-6-2016)

Y otros un poco más cerquita, aunque a decir verdad, allí todo pilla lejos… jajajaja.

A pesar de llevar telescopio para observar, y teleobjetivo para fotografiar, posados es difícil verlos cerquita, ya que los roquedos están a la distancia que están y no se pueden hacer milagros… jejejejeje.

Quebrantahuesos posado en las rocas (26-6-2016)

Quebrantahuesos posado en las rocas (26-6-2016)

Eso sí, no me puedo quejar, ya que no siempre se posan a la vista y yo tuve mucha suerte, ya que no solo se posó un ejemplar, sino que se posó una pareja junta (durante escasos minutos) dejándonos muy buenos momentos a los que allí permanecíamos en el oteadero…

Pareja de quebrantas posados (26-6-2016)

Pareja de quebrantas posados (26-6-2016)

Uno posado y el otro recién echado a volar (26-6-2016)

Uno posado y el otro recién echado a volar (26-6-2016)

Allí se acicalaron los plumajes, primero uno y luego el otro, para terminar volando ambos por separado, y desaparecer en la nada, igual que habían aparecido…

De hecho, esta pareja entraba mucho al cañón donde se encuentra uno de los miradores de Revilla, realizando planeos impresionantes a muy cortas distancias… Ciclearon en el varias veces, volando en ocasiones por debajo de la visual y alterándome y poniéndome de los nervios, ya que nunca había tenido ejemplares tan cerca como esos…

Quebrantahuesos en pleno vuelo (27-6-2016)

Quebrantahuesos en pleno vuelo (27-6-2016)

Quebrantahuesos volando entre el verdor del bosque... (26-6-2016)

Quebrantahuesos volando entre el verdor del bosque… (26-6-2016)

Fue un lujo, y la verdad que a pesar de que los acribillé a fotografías, poco se puede salvar… jajajajaja! los nervios, la luz que cambiaba continuamente, el que iban de un fondo a otro, la velocidad que llevaban, el no saber a cuál de los dos ejemplares sacar… jajajajaja! una serie de circunstancias que hicieron que poco se salve, eso sí, teniendo en cuenta que también había veces que me olvidaba de la cámara y me dedicaba a disfrutar de sus planeos y aleteos echándome los prismáticos a los ojos…

Quebrantahuesos planeando (26-6-2016)

Quebrantahuesos planeando (27-6-2016)

Ejemplar girando a escasos metros (26-6-2016)

Ejemplar girando a escasos metros (27-6-2016)

Quebrantahuesos volando a la altura de los ojos (27-6-2016)

Quebrantahuesos volando a la altura de los ojos (27-6-2016)

Haciendo un quiebro (27-6-2016)

Haciendo un quiebro (27-6-2016)

En vuelo bien bajito... (27-6-2016)

En vuelo bien bajito… (27-6-2016)

Y como es lógico, donde se dan densidades altas de animales, aunque esta pareja parecía que volaba junta muy tranquila, se producen piques, enganchones y peleas…

Ejemplar joven y adulto incordiándose el uno al otro (24-6-2016)

Ejemplar joven y adulto incordiándose el uno al otro (24-6-2016)

Estos ataques, que parecen danzas, son espectaculares… vuelos en conjunto, paralelos, pegados unos a otros…

Comienzan con silbidos de los diferentes individuos y vuelos juntos a alta velocidad, y continúan con lances de unos a otros enseñándose las garras, con persecuciones con golpes entre los diferentes individuos, con enganchones y picados de los individuos con las patas entrelazadas, o con persecuciones sin más que acaban con la huida de una de las dos aves involucradas en la movida…

Lance entre dos ejemplares inmaduros (24-6-2016)

Lance entre dos ejemplares inmaduros (24-6-2016)

Y como se suele decir que una imagen vale más que mil palabras, y es difícil describir la tensión que se vive en estos momentos, os dejo la secuencia de uno de esos enganchones de estos que llegue a observar…

Pareja de quebrantas que se aproximan el uno al otro (24-6-2016)

Pareja de quebrantas que se aproximan el uno al otro (24-6-2016)

Enfrentan los cuerpos y se enganchan (24-6-2016)

Enfrentan los cuerpos y se enganchan (24-6-2016)

Se entrelazan las garras (24-6-2016)

Se entrelazan las garras (24-6-2016)

Y caen unos metros en picado... (24-6-2016)

Y caen unos metros en picado… (24-6-2016)

Momentos llenos de tensión... (24-6-2016)

Momentos llenos de tensión… (24-6-2016)

Y ambos ejemplares terminan soltándose y abandonando la zona... (24-6-2016)

Y ambos ejemplares terminan soltándose y abandonando la zona… (24-6-2016)

Para ir terminando, igualmente que hay peleas por las altas densidades y el alto número de encuentros entre individuos, también es una zona donde se ven buena variedad de ejemplares marcados… Datos que nos pueden dar resultados e información muy interesante.

Ejemplar marcado AXN (24-6-2016)

Ejemplar marcado PXA (24-6-2016)

Yo apunté en mi listado a “Eska” (PXA, una alegría, porque es un ave nacida en mi tierra, en el valle del Roncal y que parece que ha parado por allí… eso sí, alegría, pero espero que vuelva pronto a su lugar de nacimiento, que buena falta nos hace!!!!), “Aínsa”, “Belisa” (01), “Marta” (N1N), además del buitre leonado HJ9.

Así que ya veis… unos días muy productivos e intensos, con muchos avistamientos, fotografías y disfrute sin límite de este ave que me tiene un poco loco y de todo el paisaje que le rodea… Para terminar, iremos con los mandamientos, que no se si conoceréis, y al que yo añado uno que me parece importante y primordial…

1- Amarás a Dios sobre todas las cosas.

2- No tomarás el nombre de Dios en vano.

3- Santificarás las fiestas.

4- Honrarás a tu padre y a tu madre.

5- No matarás.

6- No cometerás actos impuros.

7- No hurtarás.

8- No dirás falso testimonio ni mentirás.

9- No consentirás pensamientos ni deseos impuros.

10- No codiciarás los bienes ajenos.

11- No abandonarás el lugar con un quebrantahuesos en el cielo.

Jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja! Nos vemos pronto! y en la próxima de quebranta… más!!!!

Quebrantahuesos volando en plena garganta de Escuaín (27-6-2016)

Quebrantahuesos volando en plena garganta de Escuaín (27-6-2016)

Publicado en "Quebranta", Buscando muy a lo lejos... | 6 comentarios

Maratón ornitológico 2016 con los “BLOODY TWITCHERS”, una pena el mal tiempo en la alta montaña…

Y otra vez, como todos los años, SEO/Birdlife organizó su maratón ornitológico, consistente en ver el máximo número de especies de aves durante 24 horas.

El maratón ornitológico es una actividad lúdica que pretende fomentar la sensibilización por la conservación, y de alguna otra forma dar a conocer lo que tenemos en nuestro territorio. Por ello, en un día hay que intentar localizar el mayor número de especies de aves diferentes. Un reto duro, a la vez que divertido, que aunque se realiza por equipos y tiene cierto carácter competitivo, esto queda en segundo plano, ya que el ambiente que se vive durante el día con l@s compañer@s en agradable, distendido y lleno de risas.

Nosotros, “Los Bloody twitchers”, con Itziar Almarcegui al volante, David Arranz, Julen Gayarre, Iñigo Mazquiarán y Daniel García (un servidor haciendo de secretario), comenzábamos una nueva aventura por toda la geografía navarra con la sensible baja de Orre. Nuestro objetivo, estaba bien claro; mejorar los registros de años anteriores (https://avistadepajaros.wordpress.com/2014/06/24/maraton-ornitologico-2014-con-los-bloody-twitchers-superando-lo-del-ano-pasado/ y https://avistadepajaros.wordpress.com/2015/05/15/maraton-ornitologico-2015-con-los-bloody-twitchers-mejorando-nuestra-marca/), pero no iba a ser tarea fácil por la baja ya citada existente en el equipo, y porque la meteorología no era la mejor, ya que aunque la previsión era buena a la mañana, conforme iba llegando la tarde, entraban fuertes lluvias y tormentas, sobre todo en la alta montaña, lugar donde íbamos a acabar nuestro recorrido.

Por delante íbamos a tener casi 24 horas para disfrutar de nuestra afición, sin olvidar por supuesto pasar momentos divertidos y enriquecedores, el tener buenas observaciones, el compartir experiencias, mientras no iban a faltar tampoco los momentos duros, los frustrantes, y los de cansancio.

Y con esta introducción nos ponemos en harina en lo que fue la actividad. Comenzábamos bien pronto (las 4 de la mañanaaaaaaaaa)… o bien tarde, no lo tengo muy claro… Ya que con la luna bien grande, quedábamos en Pamplona (más concretamente en la Rotxapea) para comenzar nuestra andadura (23-4-2016).

Preciosa luna que acompañaba nuestro inicio (23-4-2016)

Preciosa luna que acompañaba nuestro inicio (23-4-2016)

La luna acompañaba las primeras especies escuchadas mientras cargábamos todos los trastos en el respectivo coche (y es que no hace falta ver a las especies para contabilizar, sino que con escucharlas vale… simplemente es el hecho de detectarlas, eso sí, como dije en las ocasiones anteriores, tienen que ser detectadas por todo el grupo, y solo hay un 5% de especies que no es necesario que sean localizadas por todos los miembros del equipo para poder sumarla al listado).

De esta forma, en la misma capital y con el cuentakilómetros a cero eran las cuatro de la mañana y sumábamos autillo (1), especie que nunca nos falla en este lugar, cetia ruiseñor (2) y una garza real (3), que graznaba en el río tras echar a volar, seguramente asustada por algo.

Con estas tres en el listado nos dirigíamos a Pitillas, con la intención de poder escuchar al avetoro, como hicimos hacía un año, pero con alguna parada nueva para sacar a la pequeña dama blanca, ave que en ninguna maratón antes habíamos ni escuchado ni observado.

De esta forma, sumábamos a la vez cigüeña blanca (4) observadas a contra luz en un nido, ruiseñor común (5) y lechuza (6), que aunque se hizo de rogar, al final cantó en lo alto de un edificio, donde seguramente tendría su pollada a buen recaudo en una caja nido ubicada para ello.

Y tras ello, como ya he dicho, a Pitillas, donde sacábamos unas cuantas por el oído… De esta forma sumábamos a la lista ánade azulón (7), focha común (8), cigüeñuela (9), rascón europeo (10), y el ansiado avetoro (11), que cantaba repetidamente entre un impresionante coro de ranas.

Así que casi llegada la docena, y todavía muy de noche (ya que no eran ni las 6 de la mañana), había que ir hasta lo más profundo de la Ribera navarra, donde esperábamos darle un buen arreón al listado de aves y donde nos esperaba un precioso amanecer.

La escasa luz comenzaba a hacer aparición poco a poco (23-4-2016)

La escasa luz comenzaba a hacer aparición poco a poco (23-4-2016)

A pesar de no tener nada de luz, podíamos escuchar al gran duque, el búho real (12), a su primo el búho chico (13), a la escasa alondra ricotí (14) y a los más comunes verdecillos (15), a los que comenzaban a acompañar las aves de zonas secas como son la calandria (16), la alondra (17), la perdiz roja (18) y la terrera (19).

Igualmente seguíamos escuchando aves, ya que todavía no había luz, y así localizábamos ganga ibérica (20), alcaraván (21), paloma torcaz (22) y pardillo común (23). Con más de tres horas ya despiertos, comenzaban a entrar en acción los primeros desayunos, con un buen cargamento de gominolas, que se cebaban con una de las muelas de Mazki y la hacían partirse en dos… Comenzaba entretenida la maratón… y con algo inesperado! jajajajajaja.

Y con estos primeros cantos ya daban las 7 de la mañana y comenzaba a amanecer, llevando a cabo con las primeras luces, los primeros avistamientos visuales.

Amanecer (23-4-2016)

Amanecer; Itziar Almarcegui (23-4-2016)

Por ello, oteando salían unas cuantas especies… Aquello es zona muy abierta, y al tener el listado recién abierto, pues prácticamente todo es nuevo… Así que el bolígrafo y la libreta en estos primeros minutos suele arder… jajajajaja.

Sumábamos al listado collalba rubia (24), cernícalo primilla (25), una pareja de simpáticos mochuelos (26), estorninos negros (27) y grajillas (28), todos ellos en una zona de canteras abandonada en las que probablemente críen en oquedades y usen también como refugio…

Buscando nuevas especies (23-4-2016)

Buscando nuevas especies (23-4-2016)

Oteando tanto campos como cielo salían varias especies sin parar… y es que a primera hora de la mañana se da un buen empujón al listado, que conforme van pasando las horas es más difícil de acelerar…

Así divisábamos buitres leonados (29) que empezaban ya a funcionar y a ciclear ganando altura, y alguna que otra águila real (30). Buscábamos águilas imperiales, que se suelen ver por la zona en los últimos meses, pero no hubo suerte con la especie… Algo muy difícil pero que había que intentar!

Y es que, la Ribera navarra es un muy buen lugar para divisar rapaces. En primer lugar hay un buen número de cortados o zonas de difícil accesibilidad para criar y utilizar como refugio, y en segundo, hay mucho conejo para las rapaces de buen tamaño, lo que les supone una muy buena fuente de alimentación… El día que llegue un lince ibérico… para rato se va de aquí!!!! jejejejejeje.

Águila real en lo alto de una chabola vieja (23-4-2016)

Águila real en lo alto de una chabola vieja (23-4-2016)

Y con la reina de los cielos, seguimos nuestro camino para dar un arreón con aves muy comunes y de las que nunca pueden fallar si quieres hacer una buena marca… Tarabilla común (31), cogujada común (32), collalba gris (33), escribano triguero (34), la simpática y bonita a la vez que curiosa abubilla (35), verderón (36), jilguero (37), petirrojo (38) y la siempre omnipresente urraca (39).

Unas escuchadas solamente, y otras observadas, a ambos lados del coche y en momentos en los que la cabeza va de lado a lado como si de un partido de tenis se tratase… Que si uno ve algo allí, que si otro por allá… que si me ha parecido una silueta en el cielo… que si en aquellas matas se ha metido algo… Entre gominola y gominola, y chocolate y chocolate, eso era un no parar… jajajajajaja.

Y por ello, continuábamos de esta forma dándole caña a los prismáticos y telescopios, nuestras armas más valiosas para esta actividad…

Oteando entre risas (23-4-2016)

Oteando entre risas (23-4-2016)

Y de esta manera seguíamos sumando buena variedad… Claro está, las primeras horas son para eso como ya he dicho… Como se comentó en la furgo, “esto tiene que ser una fiestaaaa”, y así era por el momento… Nos cuesta reunirnos y juntarnos, pero cuando lo hacemos lo disfrutamos a tope, y por ello las risas y sonrisas no faltaban a pesar del madrugón del día, del mes, y probablemente del año…

Así caía en el listado busardo ratonero (40), gavilán (41) y dos preciosas gangas ortegas que Mazki encontraba entre la maleza (42).

Complicadas de ver... ¿verdad?

Complicadas de ver… ¿verdad?

Muy difíciles de ver, pero al miembro del grupo ya mellado por el diente averiado desde primera hora no se le escapaba esta pareja lejana y muy bien camuflada…

Con esta buena alegría ya que no son especies fáciles de ver, seguíamos nuestro largo camino con aguilucho lagunero occidental (43), gorrión chillón (44), chova piquirroja (45), milano negro (46), gorrión común (47), curruca tomillera (48), azor (49), alcaudón real (50), cogujada montesina (51), milano real (52), aguilucho pálido (53), escribano soteño (54), alondra totovía (55), alcaudón común (56), curruca cabecinegra (57) y curruca rabilarga (58).

El listado comenzaba a tener tachones, líos de horarios, líos de lugares y subrayados fosforitos por todos los lados, pero bueno, todo legible para el secretario, que encargado de apuntar todo a toda velocidad empezaba a tener ya la cabeza como un bombo…

Y como no sólo de aves vive el hombre, decir el buen número de conejos que se veían por la zona, e incluso algún valiente zorro que aún aguantaba con las primeras luces del día y que nos despedía de la zona donde habímos permanecido un buen rato y habíamos sacado más de 50 especies…

Zorro deambulando tan tranquilo (23-4-2016)

Zorro deambulando tan tranquilo (23-4-2016)

Pero antes de abandonar el lugar, dábamos con el grupo de gangas ibéricas que habíamos escuchado de par de mañana, una avistamiento muy interesante donde divisamos un bonito grupo de más de 25 ejemplares.

Grupo de gangas (23-4-2016)

Grupo de gangas (23-4-2016)

A las afueras del pueblo de Ablitas observábamos golondrina común (59) y tras este buen paseo con buen listado por zona esteparia, íbamos a un par de humedales no muy grandes. Bajabón y Lor, donde se podían observar cosillas interesantes y que no podíamos dejar de visitar, ya que nunca sabes dónde vas a tener la sorpresa.

Así aparecían carricero tordal (60), andarríos chico (61), cistícola buitrón (62), garza imperial (63), chorlitejo chico (64), gaviota sombría (65), cernícalo vulgar (66) y un águila de Bonelli (67) que Mazki localizaba a lo lejos. Parece ser que Mazki tenía los ojos bien abiertos… ya que aunque muy lejana, fue el único capaz de ver este ejemplar…

Igualmente caía la gaviota patiamarilla (68), la paloma bravía (69), tórtola turca (70), vencejo común (71), avión común (72) y lavandera blanca (73), estas tres de nuevo en el pueblo de Ablitas. Aves muy urbanitas y relacionadas al ser humano que tampoco pueden faltar en una maratón.

Ya en Lor, no faltaba el somormujo lavanco (74), avión zapador (75), fumarel común (76), el cuco (77) y el abejaruco (78), que observábamos en una parada muy escasa en minutos pero necesaria siempre para ver que es lo que hay por allí.

Somormujo lavanco (23-4-2016)

Somormujo lavanco en Lor (23-4-2016)

Tras ello, y con una parada de avituallamiento para comprar pan y bebidas frescas, ya que el calor comenzaba a hacer mella, tocaba ir hasta los arrozales de Arguedas y sus alrededores.

Con muy poca agua no estaban muy óptimos para la observación de aves, pero a pesar de ello allí aparecía la corneja (79), la garcilla bueyera (80), el papamoscas cerrojillo (81) y el alimoche (82)…

Alimoche en vuelo (23-4-2016)

Alimoche en vuelo (23-4-2016)

Y a varias especies sumadas ya con anterioridad y que seguíamos viendo, añadíamos el colirrojo tizón (83), gorrión molinero (84), la ansiada collalba negra (85), que aunque siempre suele estar en la misma zona no es nada fácil de ver y la garceta común (86).

La collalba negra una buena observación, que nos costó y mucho y que tampoco todos los miembros del grupo llegamos a ver… Eso sí, yo tuve suerte y le pude sacar esta foto en un momento de los que se paró, ya que estaba muy pero que muy inquieta y no paraba de volar de lado a lado…

Collalba negra (23-4-2016)

Collalba negra (23-4-2016)

La collalba rubia acompñaba a la collaba negra en la zona... eso sí, mucho más cercana... (23-4-2016)

La collalba rubia acompañaba a la negra en la zona… eso sí, mucho más cercana (23-4-2016)

De Arguedas tocaba poner rumbo a Lerín, Falces y alrededores, zonas muy extensas de regadío donde se siguen viendo aves esteparias. Aves que como es lógico, son las típicas en la zona sur de Navarra.

A buscar, a buscar y a buscar... Itziar Almarcegui (23-4-2016)

A buscar, a buscar y a buscar… Itziar Almarcegui (23-4-2016)

Allí de esta forma cayó el aguilucho cenizo (87) que sobrevolaba los campos muy bajito, el sisón (88) que representó a la especie en forma de un macho precioso, la codorniz (89) que era escuchada entre la vegetación, la avutarda (90) que pudimos ver volar muy lejana en grupo de algo menos de media docena de individuos, y una culebrera europea (91), rapaz que vimos en escasas ocasiones a lo largo del día al contrario que había pasado en años anteriores.

Macho de sisón común (23-4-2016)

Macho de sisón común (23-4-2016)

Tras ello cambiábamos de hábitat, y en las zonas más arboladas muy cerca del río mitos (92), pinzones vulgares (93), zorzales comunes (94), herrerillos (95), agateadores comunes (96) y mirlos (97) eran descubiertos.

Unos por cantos y otros por observación directa, pero como se suele decir… Todo vale!!! jejejejeje.

Mazki buscando en la ribera del río... Itziar Almarcegui (23-4-2016)

Mazki buscando en la ribera del río… Itziar Almarcegui (23-4-2016)

Cada vez más difícil sumar, pero aún y todo, en el mismo río dábamos con cormorán grande (98), en acantilados con roquero solitario (99) y la curruca capirotada (100) no faltaba cantando entre la espesura de matorrales, como suele ser habitual en este tipo de pajarillos.

Roquero solitario (23-4-2016)

Roquero solitario (23-4-2016)

Con el centenar de especies en el bolsillo, y ya con el medio día recién pasado, igualmente cantaban los picos menores (101) en los árboles secos.

Carbonero (102), oropéndola (103), carricero (104), pájaro moscón (105), mosquitero común (106), torcecuello (107), reyezuelo listado (108) y chochín común (109) seguían aumentando, haciéndose eso sí, alguna de rogar… Y tras un paseíllo a pie buscando a estas especies y alguna más que no nos salió, tocaba de nuevo volver al coche, desde donde divisábamos curruca mirlona (110), exactamente en el mismo punto que en la edición anterior.

De esta forma y tras unos poco kilómetros, llegábamos a Pitillas, donde nos recibían un buen elenco de aves ya vistas durante la mañana y que no sumaban, pero donde nos esperaban igualmente un buen listado de aves nuevas a añadir a nuestra lista.

Garza imperial aterrizando (23-4-2016)

Garza imperial aterrizando (23-4-2016)

Entre cantos de avetoro de nuevo, a plena luz del día sacábamos una buena tira de especies novedosas, que con un buen caos iban escribiéndose en nuestras hojas.

Buena variedad de aves sobre la lámina de agua de Pitillas (23-4-2106).

Buena variedad de aves sobre la lámina de agua de Pitillas (23-4-2106).

Así que allí tocaba otear todo desde diferentes puntos. Desde el centro de interpretación, desde el dique, desde diferentes orillas, desde el oteadero que hay en la entrada que hay en la parte de Santacara…

El mendas oteando en Pitillas; Itziar Almarcegui (23-4-2016)

El mendas oteando en Pitillas; Itziar Almarcegui (23-4-2016)

Y de esta forma mientras picoteábamos y comíamos algo, que las tripas bien rugían de vez en cuando, sumábamos avefría europea (111), bisbita campestre (112), cuchara europeo (113), ánade friso (114) y porrón europeo (115)…

Las cigüeñuelas acompañaban a todas estas especies... (23-4-2016)

Las cigüeñuelas acompañaban a todas estas especies… (23-4-2016)

Todo un buen grupo de acuáticas era nuevo, por lo que a pesar de ser un poco follón al principio por ser novedades, poco a poco iban pasando al papel con las horas de observación, mientras el boli se recalentaba, ya que no paraba de apuntar horarios de observación… jejejejeje. Zampullín común (116), zampullín cuellinegro (117), archibebe común (118), combatiente (119), archibebe claro (120), cisne vulgar (121), garceta grande (122) y unas muy destacadas espátulas comunes (123) eran los principales culpables de ello.

Espátulas comunes (23-4-2016)

Espátulas comunes (23-4-2016)

A base de minutos en la balsa, especies menos abundantes en número de individuos pero igualmente presentes iban dejándose ver… Alcotán europeo (124), gaviota reidora (125), fumarel cariblanco (126), lavandera boyera (127), pato colorado (128) y una muy interesante tresena de grullas comunes (129) eran algunas de ellas.

Grullas (23-4-2016)

Grullas (23-4-2016)

Tarros blancos (130), chorlitejos grandes (131), cerceta carretona (132), archibebe oscuro (133), porrón moñudo (134) y andarríos bastardo (135) eran otras aves que sumábamos en Pitillas, pero tras otear un buen rato todo y permanecer allí unos cuantos minutos más de los esperados…

Tarros blancos (23-4-2016)

Tarros blancos (23-4-2016)

Tras esta enriquecedora parada en Pitillas, un buen sitio sin lugar a duda para ver aves en Navarra, enfilábamos el norte de la comunidad, ya con tiempo más fresco, nubes amenazadoras, y muy oscuras en el Pirineo, lugar donde íbamos a acabar nuestro recorrido…

Así tocaba ir a la zona media, concretamente a la zona de Sangüesa y alrededores, donde escuchábamos gallineta común (136) y martín pescador (137) en el río. Dos especies bastante comunes en nuestras aguas y que se habían hecho esperar demasiado… pero bueno, un buen peso nos quitábamos de encima con sus apariciones.

Caminando por las orillas del río; Itziar Almarcegui (23-4-2016)

Caminando por las orillas del río; Itziar Almarcegui (23-4-2016)

Con un águila calzada (138) abandonábamos la zona por un mal paso por las balsas de la depuradora, y diferentes roquedos en Aibar donde no vimos nada nuevo (ni acuáticas ni limícolas, y ni rastro de los buscados escribanos hortelanos y roqueros rojos), así que de nuevo perdíamos unos preciosos minutos buscando aves que no hicieron ni mención.

Tras estas paradas encarábamos camino a la alta montaña, no sin la típica parada en el mirador de la foz de Arbayún, donde sumábamos cuervo grande (139), pico picapinos (140), reyezuelo sencillo (141), halcón peregrino (142) y vencejo real (143). Estaba ya la tarde bastante metida y ahora sí que costaba sumar… A pesar de ello llevábamos buena marca, teniendo en cuenta que se nos habían escapado especies que otros años veíamos, y la climatología no tenía pinta de ayudar…

Además, el cansancio poco a poco hacía mella… y como la cosa estaba parada algunos aprovechábamos para dar unas cabezaditas…

El descanso del guerrero... jajajajajaja (23-4-2016)

El descanso del guerrero… jajajajajaja (23-4-2016)

Y es que el madrugón, la paliza de coche, el andar continuamente buscando, la tensión del momento, el mirar por prismáticos y telescopios sin parar, y el que nuestra alimentación durante el día no era la mejor del mundo, hacía que el cansancio poco a poco pasase factura, a pesar de que con observaciones, y a base de sobresaltos y chillos por posibles aves nuevas al listado poco se podía dormir…

La verdad que aunque en la zona media no nos había ido lo bien que nos hubiera gustado, no llevábamos mala marca y estábamos colocados como para superar la marca de años anteriores (154 especies nuestro record). El único inconveniente para ello era que las nubes cada vez eran más grandes y oscuras y tenían peor pinta…

Camino al Pirineo; Itziar Almarcegui (23-4-2016)

Camino al Pirineo; Itziar Almarcegui (23-4-2016)

A pesar de ello, el ánimo no caía y en Las Coronas sumábamos escribano cerillo (144) y carbonero garrapinos (145). Estábamos a escasas 10 aves de superar nuestra cifra, y nos quedaban todas las especies de alta montaña…

Carbonero garrapinos (23-4-2016)

Carbonero garrapinos (23-4-2016)

Y ya si en la zona media el cielo se estaba encapotando, en el valle del Roncal aún pintaba todo peor… A pesar de ello, en Burgui aparecía el carbonero palustre (146), en Urzainqui el mirlo acuático (147) que también se hizo de rogar, y en Aspurz el quebrantahuesos (148) nos daba un buen subidón…

Quiebrantahuiesos planeando (23-4-2016)

Quebrantahuesos planeando (23-4-2016)

Es un ave emblemática y de esta forma, aunque la climatología pintaba muy mal nos daba a todos un muy buen subión, y una pizca de optimismo que las nubes nos habían hecho perder… ya que poco a poco la luna de la furgoneta se llenaba de gotas y pintaba muy pero que muy mal.

Y no es para menos, porque este ave es especial… Es el rey de la alta montaña, y como prueba, estuvimos disfrutando de ella un rato, ya que como algunos ya sabréis… es pecado abandonar el lugar con un quebrantahuesos en el cielo!!!!! jejejejejeje

Con este optimismo, además añadíamos avión roquero (149) y lavandera cascadeña (150) en el río, aves que aunque suelen ser muy comunes se hicieron mucho de rogar…

Y con esto, ya llegó lo que llevaba rato anunciando… un fuerte temporal…

Arcoiris que nos había anunciado lo que venía... (23-4-2016)

Arcoíris que nos había anunciado lo que venía… (23-4-2016)

Como se suele decir, se jodió lo que se daba… (perdón por el taco) pero es que es así… y el subidón y últimas tiras de optimismo que nos había inyectado el buitre barbudo, se nos escapaba, igual que se nos alejaba mucho el record del grupo y el hacer una buena marca…

Ya no por el hecho de que las aves estuvieran menos visibles y a resguardo, sino porque la lluvia no dejaba permanecer fuera del vehículo y practicar la observación, además de que la niebla se cerraba de tal manera que no había visibilidad alguna…

Aún así, con fuerte lluvia y escasa visibilidad éramos capaces de sumar mirlo capiblanco (151), acentor común (152), bisbita alpino (153) y trepador azul (154), este último en las curvas del puerto de Belagua, donde apurábamos el día porque aunque llovía, lo hacía menos intensamente que en la zona alta de Larra, zona que visitamos pero que fue inútil, ya que era imposible descubrir nada…

El temporal nos dejaba estas imágenes... (23-4-2016)

El temporal nos dejaba estas imágenes… (23-4-2016)

Tras ello, bajábamos de nuevo hacia Roncal, donde el cárabo nos fallaba en varios pueblos del valle (aunque bien es cierto que no le poníamos mucha insistencia… habíamos quedado “tocados” por el mal tiempo y todo lo que no habíamos detectado arriba), y donde dábamos la maratón por terminada… Eso sí, sin tener claro el número de especies, ya que mi libreta era un follón y era imposible controlarla en el momento… jejejeje.

El cárabo no apareció (23-4-2016)

El cárabo no apareció (23-4-2016)

Así que ya veis… Tras el recuento, de nuevo 154 especies… Esperemos que no sea nuestro número maldito y que lo podamos superar…jajajajaja. Contentos por el resultado, porque sabemos que en la alta montaña se nos escaparon unas cuantas por la climatología (y en otras zonas algunas que no nos pueden faltar)… y de haber tenido buen tiempo, seguramente hubiéramos superado las 160… Aún así se te queda un poco mal sabor de boca por el final, pero la verdad que no nos podemos quejar… Poniendo todo en una balanza… sin duda gana lo bueno y los buenos momentos vividos!!!

Nos faltaron unas cuantas especies… verderón serrano, piquituerto, herrerillo capuchino, camachuelo, acentor alpino, agateador norteño, arrendajo, chova piquigualda, polluelas, correlimos, roquero rojo, cárabo, tórtola europea, pito real, currucas fallaron unas cuantas… Pero bueno, ya caerán otro año, ya que la verdad que pasamos un muy buen día y ya tenemos ganas de volver, ya que fue otra experiencia inolvidable y a la que esperamos ya a 2017!!!!

Y con este listado de 154 especies (600 kilómetros recorridos) y tras la participación de 32 equipos y un total de 129 participantes que identificaron un total de 281 especies, estos son los resultados finales, para que os hagáis una idea… Muy buenos resultados los equipos navarros, en esta actividad que cada año cuenta con más equipos y participantes.

Clasificación final

Clasificación final

Así que ahora toca esperar a 2017 para realizar otra maratón e intentar batir nuestro propio record y porque no! batir a los “Chochines”, el otro equipo navarro que está entre los grandes!!! “Larga vida a los Bloody twitchers”!!!!

Una sonrisa para alegrar la triste tarde que se puso!!! Itziar Almarcegui (23-4-2016)

Una sonrisa para alegrar la triste tarde que se puso!!! Itziar Almarcegui (23-4-2016)

Publicado en "Los Bloody twitchers", Buscando muy a lo lejos... | 2 comentarios

Otro año más a Soria a los Eleonoras

Y como todos los años, ya hace días que me dirigí a tierras sorianas para intentar ver y disfrutar a los halcones de Eleonora (2 y 3-7-2016), esas curiosas aves marinas, pero que por Sanjuanes aparecen en pinares de interior para alimentarse de escarabajos sanjuaneros, por lo que podemos gozar de ellos en zonas poco habituales.

Paisajes a otear buscando halcones (2-7-2016)

Paisajes a otear buscando halcones (2-7-2016)

Yo la zona a la que voy es Almazán y sus alrededores… Fuentepinilla, Almazán, Matute, Matamala… Donde los días consisten en estar para el amanecer en el campo y buscar todo el día, esperando hasta última hora del día, que es cuando parece que estos animales están más activos y dedican la mayoría de su tiempo a cazar…

Halcón de Eleonora en vuelo (2-7-2016)

Halcón de Eleonora en vuelo (2-7-2016)

De esta forma se combinan los bonitos paisajes que dejan las primeras y últimas horas de luz del día, con los mejores avistamientos de la especie.

Atardecer entre pinos (2-7-2016)

Atardecer entre pinos (2-7-2016)

Durante las horas de menos calor, (ya que como podéis imaginar durante estos días de junio casca mucho el sol en horas centrales), los halcones de Eleonora pasan horas y horas posados en sus oteaderos, usando en esta zona, en su mayoría los cables y postes de alta tensión.

O por lo menos, así los tengo yo fichados.

Halcones en diferentes ubicaciones (2-7-2016)

Halcones en diferentes ubicaciones (2-7-2016)

Halcón de Eleonora en vuelo (2-7-2016)

Halcón de Eleonora posado (2-7-2016)

Mirando de frente (3-7-2016)

Otro ejemplar mirando de frente (3-7-2016)

Por ello, con solo caminar por las pistas parcelarias, no es muy difícil ver sus siluetas y dar con ellos…

Además se trata de aves bastante confiadas comparadas con otras rapaces, y aunque algunas están lejanas, se dejan ver con cierta dignidad, por lo que con prismáticos y telescopio se pueden ver muy bien sus detalles físicos.

Halcón de Eleonora de fase clara (3-7-2016)

Halcón de Eleonora de fase clara (3-7-2016)

Halcón de Eleonora de fase oscura (3-7-2016)

Halcón de Eleonora de fase oscura (3-7-2016)

En los cables (2-7-2016)

En los cables (2-7-2016)

Como ya habéis visto en las fotos, además, tuve suerte y estaban presente las dos formas en la especie. Es curioso, pero la verdad que las coloraciones son muy muy diferentes… Hay un morfo claro, y otro oscuro (como en el águila calzada), y ambas formas son preciosas… La verdad que no tiene nada que envidiar la una a la otra.

Como bien indica su nombre, la fase clara tiene zona de pecho y parte baja de la cabeza blanca, salpicada con manchas negras y con cierto tono rojizo, mientras que la fase oscura es totalmente de color negruzco.

Yo divisé hasta 9 ejemplares diferentes (2 de ellos oscuros y 7 claros). Otros años tenía vistos más cantidad, y buenas sorpresas como elanios y carracas, pero menor porcentaje de individuos oscuros.

Halcón rascándose (2-7-2016)

Halcón rascándose (2-7-2016)

Así que allí en los cables pasaban sus ratos acicalándose y quietos, como si de figuras de cartón piedra en muchas ocasiones se tratasen…

Halcón de fase oscura apañándose el plumaje (3-7-2016)

Halcón de fase oscura apañándose el plumaje (3-7-2016)

Otras veces volaban y se movían, pero durante muy pocos metros… Incluso se veían bastante individuales y solitarios. A pesar de presentarse en grupos pequeños, no interactuaban entre sí, y andaban continuamente en solitario.

Eleonbora oscuro atacando o algo así a uno de fase clara (2-7-2016)

Eleonora oscuro atacando (o algo así) a uno de fase clara (2-7-2016)

Echando a volar tras arremeter contra él (2-7-2016)

Echando a volar tras arremeter contra él (2-7-2016)

La verdad que son bichos bien bonitos, y que al coche son muy confiados… Por ello, desde el vehículo a los ejemplares más cercanos se les puede observar y fotografiar de lujo…

Eleonora en el cable (3-7-2016)

Eleonora oscuro en un cable (3-7-2016)

Eleonor en el cable (3-7-2016)

Eleonora claro en otro cable (3-7-2016)

Más difícil en cambio es dar con ellos en otro tipo de oteaderos más naturales para que sea todo más fotogénico… Por lo menos en las zonas en los que yo los tengo controlados.

A pesar de ello, en horas centrales del día y de mucho sol, abandonaban los cables y se metían en zonas de pino, donde buscaban las escasas sombras existentes. De todas formas, este año no se a que zonas de pinares iban, ya que desaparecían y no era capaz de dar con ellos… Así como otros años frecuentaban los bordes, en esta ocasión apenas vi alguno en las masas forestales, por lo que o se me mimetizaban mejor, o buscaban otras zonas de pinos o chopos que yo desconozco.

Eleonora posado en pinos (2-7-2016)

Eleonora posado en pinos (2-7-2016)

Posado en la rama de un pino (3-7-2016)

Posado en la rama de un pino (3-7-2016)

Incluso verlos en vuelo y con buena luz me fue prácticamente imposible… De repente levantaban el vuelo, cicleaban un poco a toda velocidad y desaparecían en el horizonte, sin tener ni idea de donde se habían metido…

Eleonora en vuelo (2-7-2016)

Eleonora en vuelo (2-7-2016)

A modo de curiosidad para saber un poco más de esta especie, diremos que durante la mayor parte del año es una especie insectívora (de hecho por estas fechas como ya he dicho se hincha a escarabajos) pero que tiene algo especial.

Durante la época de reproducción es un perfecto cazador de aves. Al contrario que otras especies de halcones y rapaces que sincronizan su reproducción con la de sus presas, el halcón de Eleonora tiene una estrategia de supervivencia diferente y ha sido capaz de adaptar su reproducción para hacerla a la vez que la época de migración de la mayor parte de paseriformes y otras aves de pequeño tamaño. Como piratas aéreos, se instalan en islotes y peñas que son lugares idóneos para que las migratorias descansen al no considerar el riesgo de depredación de este tipo de halcones.

Allí las esperan y con el agotamiento que llevan los pajarillos en el cuerpo les dan caza y acaban con ellos.

Según estudios, alcaudones, abubillas, vencejos o pajarillos de otras especies son algunas de las presas que, en ocasiones no son comidas al instante y son acumuladas en despensas. Algunas, aún vivas, se esconden aterrorizadas en huecos, esperando la ocasión para escapar de miles de predadores potenciales.

Incluso se ha descubierto algo sanguinario, desagradable y violento (pero bastante habitual en el mundo animal), ya que dado que la disponibilidad de presas puede sufrir altibajos a lo largo del tiempo, algunos halcones mutilan a sus presas arrancándoles las plumas de las alas y de la cola para impedir que puedan volar y las introducen en el fondo de cavidades y fisuras en la roca. De este modo están disponibles para su consumo posterior.

Así que ya veis; un comportamiento curioso a la vez que muy interesante… Es impresionante como sufre adaptaciones la naturaleza para sobrevivir en diferentes medios y hábitats.

Además de esta especie, pude ver más especies interesantes…

Destacar un alcotán, ave parecida pero con coloración bien diferente, que compartía pinar… Solo la vi uno de los días, y fue un avistamiento más que fugaz, pero aún y todo pude identificarlo bien y sacarle esta fotillo testimonial…

Alcotán en vuelo (3-7-2016)

Alcotán en vuelo (3-7-2016)

Igualmente, muy buen número de cernícalos entre las rapaces acompañantes.

En muchas ocasiones compartían postes y cables con los halconcillos, pero en otras los Eleonoras no los querían cerca y volaban tras ellos hasta echarlos… Como esta persecución en la que los pude retratar malamente, pero de la que queda el recuerdo de la intensa persecución que disfruté…

Cernícalo acosado por Eleonora (3-7-2016)

Cernícalo acosado por Eleonora (3-7-2016)

Entre rapaces destacar ratoneros, bastante frecuentes también, y un macho de aguilucho cenizo y algún milano, tanto real como negro. Igualmente, al empezar el día sin apenas luz, se podían escuchar los últimos cantos de los autillos, los búhos más chiquitos de nuestros lares y que se mimetizan durante el día a la perfección en el arbolado.

Ratonero en un pinar (2-7-2016)

Ratonero en un pinar (2-7-2016)

Muy alta la presencia de corzos… La verdad que se veían con mucha facilidad en los campos de trigo, avena, cebada y lo que fuese… En los pinares eran menos abundantes, pero aún y todo sentí que la presencia fue mayor a la de años anteriores…

Precioso macho de corzo (2-7-2016)

Precioso macho de corzo (2-7-2016)

Precioso corzo caminando en un campo con las primeras luces (3-7-2016)

Precioso corzo caminando en un campo con las primeras luces (3-7-2016)

No sé si será casualidad pero cada año que voy veo más…

Incluso se veía alguna hembra con sus pequeñas criaturas… Como es el caso de este ejemplar que saltaba con dos chiquitas a sus espaldas por un campo de trigo, donde a las pequeñajas apenas se les veían las orejas, y los cuartos traseros cuando saltaban…

Hembra con dos crías corriendo entre el trigo (3-7-2016)

Hembra con dos crías corriendo entre el trigo (3-7-2016)

Aquello es muy buena zona para pasear e indagar, y así salió buena variedad de avifauna.

A las rapaces ya citadas se les suma un buen número de las que siempre gusta ver. Abubillas, abejarucos, alcaudones dorsirrojos y alcaudones comunes, cucos, oropéndolas, picos picapinos, pitos reales, torcecuellos, cigüeñas…

Abubilla (3-7-2016)

Abubilla (3-7-2016)

Alcaudón común (2-7-2016)

Alcaudón común (2-7-2016)

Alcaudones dorsirrojos (3-7-2016)

Alcaudones dorsirrojos (3-7-2016)

No faltaba tampoco la representación de córvidos con picarazas, arrendajos y cornejas, y por otro lado tórtolas turcas, una tórtola europea, mucha paloma torcaz y palomas bravías… Además de sonar las codornices entre la espesura de los campos, y los ruiseñores entre la vegetación.

Igualmente buen número de estorninos negros, gorriones comunes, vencejos, golondrinas y aviones comunes, sobre todo en los pequeños cascos urbanos de los pueblecitos de la zona.

Los pinares suelen ser bastante claros, pero en las zonas de bordes de bosque o bordes de campo, se observaban buenas masas arbustivas, donde se podían ver especies como tarabillas comunes, escribanos soteños, collalbas grises (muy cerca de los pueblos), trigueros o currucas, de las que vi capirotadas, mirlonas y carrasqueñas.

Curruca carrasqueña entre matorrales (3-7-2016)

Curruca carrasqueña entre matorrales (3-7-2016)

En zonas más abiertas, cogujadas, alondras, buitrones y cerca de cabañas o chabisques, buena representación de gorriones molineros. Y en zonas cercanas a acequias o zonas de agua buen número también de lavanderas boyeras y azulones mientras se escuchaban los ruiseñores bastardos.

Muy alto (me sorprendió positivamente) el número de gorriones chillones, sobre todo en montones de piedras y en zonas arbustivas o de pequeñas chabolas, mientras verdecillos, carboneros, jilgueros, verderones, pinzones vulgares, pardillos, mirlos, petirrojos, colirrojos tizones y lavanderas blancas tampoco faltaron a la cita, pero en general en número bastante reducido.

Gorrión chillón (3-7-2016)

Gorrión chillón (3-7-2016)

Además de los corzos, entre mamíferos destacar la presencia de liebres, de las que pude ver un par de ejemplares corriendo raudas y veloces. Siempre buena alegría y buenas sorpresas, ya que suelen ser animales difíciles de ver y poco frecuentes, que siempre te sorprenden…

Liebre corriendo (2-7-2016)

Liebre corriendo (2-7-2016)

Corriendo sin para (2-7-2016)

Corriendo sin para (2-7-2016)

Y de escamas un lagarto, creo que ocelado, pero que no pude ver con claridad, ya que tomaba el sol tras una piedra, y a mi paso se escondió rápidamente tras la roca…

A pesar de que estuve esperando un buen rato a que saliese, nada de nada… el “jodido” ni apareció ni volvió a hacer aparición…

Lagarto asomando la cabeza tras una roca (2-7-2016)

Lagarto asomando la cabeza tras una roca (2-7-2016)

Igualmente rastros de ardillas. Aunque no pude ver ejemplares vivos, parece que en ciertas zonas de pinares son abundantes, ya que se veían rastros con bastante facilidad, como es el caso de estas piñas totalmente roídas.

Piñas roidas por ardilla (2-7-2016)

Piñas roídas por ardilla junto a una sin roer, para ver la diferencia (2-7-2016)

Y cuando el sol comenzaba a dar fuerte, las “chicharras” cantaban sin parar en los pinares… Más conocidas seguramente como cigarras, se mimetizaban a la perfección en la corteza de los pinos, y a pesar de ser escuchadas muy cerca, eran muy pero que muy difíciles de localizar…

Pareja de chicharras (2-7-2016)

Pareja de chicharras (2-7-2016)

Suerte que esta parejita estaba muy baja en el pino y pude dar con ella… Eso sí, me costó Dios y ayuda y al mínimo despiste las perdía de vista, tardando un buen rato en volver a dar con ellas, ya que se movían para arriba y para abajo, y lateralmente muy pero que muy despacito…

Difíciles de ver con su similitud por las cortezas del pino (2-7-2016)

Difíciles de ver con su similitud por las cortezas del pino (2-7-2016)

En horas de calor mientras las chicharras cantaban, yo me acercaba a Almazán, donde hay un parque paralelo al río muy interesante para ver aves.

Allí la verdad que saqué un muy buen listado… Además de lavanderas blancas y alguna cascadeña, ya que los jardines están al lado del río, muy buen número de lavanderas boyeras.

Lavandera boyera (2-7-2016)

Lavandera boyera (2-7-2016)

Buen número de pajarillos también donde no faltaban los más habituales… Gorriones comunes, gorriones molineros, colirrojos tizones, jilgueros, petirrojos, pinzones vulgares, herrerillos, carboneros, verdecillos…

Colirrojo tizón (2-7-2016)

Colirrojo tizón (2-7-2016)

De mayor tamaño también los típicos mirlos, picarazas, cornejas, tórtolas turcas, palomas torcaces y estorninos negros, de los que se veían muchos pollos siguiendo a los padres, que los alimentaban sin parar…

Pollo es estornino (2-7-2016)

Pollo es estornino (2-7-2016)

También bisbitas campestres, abubillas, zorzales comunes, carriceros torales que se escuchaban en la orilla del río, vencejos comunes volando por el cielo y muy numerosos los pícidos con los cuatro representantes ibéricos que se pueden encontrar en las zonas menos forestales.

Por un lado los picapinos, torcecuellos y picos menores… Las tres escuchadas, y las dos primeras observadas… Eso sí, puedo decir que aquello está totalmente trillado de agujeros que han sido nidos en árboles vivos y en árboles medio secos… Parece el paraíso de los picatroncos.

Pico picapinos (2-7-2016)

Pico picapinos (2-7-2016)

Y por otro, los pitos reales, muy pero que muy abundantes… Sin duda alguna los más abundantes de los cuatro, y los más alborotadores… Además, al ser los de mayor tamaño y los de colores más vistosos, eran los más fáciles de ver…

Piro real (2-7-2016)

Piro real (2-7-2016)

Pito real (2-7-2016)

Pito real (2-7-2016)

Estos andaban bastante por el suelo, buscando insectos entre la hierba, pero la verdad que a pesar de ser numerosos, también eran bastante esquivos y asustadizos de la gente que paseaba, por lo que esto sumado a que la luz era bastante mala, no me dejó sacar maravillas fotográficamente hablando…

A pesar de ello, estuve buen rato disfrutando de ellos, y ya los tengo fichados para otro año que vaya por allí… Así que no me rindo!!!!

Pito real (2-7-2016)

Pito real (2-7-2016)

Y para acabar, igualmente en el arbolado, agateadores y trepadores, que de esta forma veis que hacen un buen listado en un lugar con muy buen acceso… La verdad que este parque es una maravilla y merece mucho la pena visitar… Ideal para iniciarse en esto de las aves y la fotografía, a pesar de que este año eché de menos los rabilargos que en otras ocasiones sí que había avistado…

Trepador azul (2-7-2016)

Trepador azul (2-7-2016)

Así que ya veis, una gozada disfrutar de tanta buena variedad en tierras tan cercanas pero a la vez tan diferentes a las mías… Un espectáculo de la naturaleza el poder observar esos halcones que año tras año me llevan por allí, y que siempre dejan escenas idílicas… Así que igualmente que estos Eleonoras viajan hasta el interior peninsular, como se suele decir… “Si algo bueno te pasa, viaja para celebrar. Si algo malo te pasa, viaja para olvidar. Si nada te pasa, viaja para que algo pase”, y el año que viene los esperaremos de nuevo con los brazos abiertos y la cámara bien preparada…

Oteando por todo... jejejejeje (2-7-2016)

Oteando por todo… jejejejeje (2-7-2016)

Publicado en Buscando muy a lo lejos... | 6 comentarios

Para txikis X; curruca capirotada, pinzón vulgar y pardillo común

Y como ni durante los sanfermines los pajarillos dejan de volar ni de cantar, aquí voy yo con tres especies nuevas que son bastante comunes por nuestros lares… Son fáciles de ver por Pamplona, así que con estos dibujillos a ver si sois capaces de reconocerlas… Espero que os guste!!!!

Curruca capirotada; Txinbo kaskabeltz (Sylvia atricapilla)

Descripción: Ave de color gris por completo con dorso y alas amarronadas, muy fáciles de identificar. Además, se pueden diferenciar por sexo, ya que el macho tiene un capirote negro muy marcado, y la hembra otro capirote pero de color pardo rojizo.

Alimentación: Principalmente insectos, aunque también puede comer semillas cuando estas son muy abundantes.

Hábitat: Se trata de un ave de matorral. Desde zonas boscosas, a zonas más abiertas y campos de cultivo, pero siempre donde haya franjas arbustivas y zarzas. Muy ligada a bosques de ribera y orillas de ríos.

Época del año y zona de Pamplona para verla: Todo el año, es frecuente en zonas de arbustos donde encuentra protección, por lo que el mejor sitio para observarlo son las zonas arbustivas de las orillas del Arga o las zonas embastecidas de matorral, como por ejemplo los alrededores del Parque de los Aromas y la Ronda Norte.

Curruca capirotada - Txinbo kaskabeltz

Curruca capirotada – Txinbo kaskabeltz

Pinzón vulgar; Txonda arrunt (Fringilla coelebs)

Descripción: Hembra de color pardo con una franja blanca en las alas, mientras que el macho es algo más vistoso, con pecho y cara rosada, cabeza grisácea y dorso rojizo, con alguna tonalidad verde oliva… El macho en época de cría es muy colorido y resulta espectacular.

Alimentación: Semillas, frutos e insectos.

Hábitat: Ave muy variable, que se puede ver desde zonas muy abiertas con campos de cultivo, a bosques con arbolado cerrado.

Época del año y zona de Pamplona para verla: Presente todo el año, es más común en invierno, ya que vienen ejemplares invernantes del norte de Europa. Sin duda alguna los mejores lugares para observarlo son los jardines de los parques, donde en ocasiones forman bandos de varios ejemplares que picotean y buscan alimento en los hierbines.

Pinzón vulgar - Txonda arrunt

Pinzón vulgar – Txonda arrunt

Pardillo comú; Txoka arrunt (Carduelis cannabina)

Descripción: Ave de cabeza grisáceo, con alas marrones marcadas de negro y blanco, y vientre claro. El macho, presenta en la cabeza y en el pecho un marcado plumaje rojizo, sobre todo en época de cría, del que la hembra carece por completo, por lo que se pueden diferenciar fácilmente.

Alimentación: Granos, frutos y semillas principalmente, aunque también puede comer insectos en época de cría.

Hábitat: Se trata de un ave de terrenos abiertos con algo de arbolado o matorral disperso, muy ligada a jardines urbanos.

Época del año y zona de Pamplona para verla: Presente todo el año, se puede ver en las zonas ajardinadas, siendo muy buen sitio sobre todo el paseo fluvial del río, el Parque del Mundo, los jardines de las universidades, Mendillorri o la Ronda Norte, donde junto a jilgueros, puede formar bandadas muy numerosas.

Pardillo común - Txoka arrunt

Pardillo común – Txoka arrunt

Y para empezar ya el verano con buen pie, aquí tenéis para los más valientes las tres especies en blanco y negro… Espero que os guste y a darle a las ceras, los lápices de colores y las pinturas varias!

Curruca byn

pinzon b y n

pardillo b y n

Publicado en Para "txikis" | Etiquetado , , | Deja un comentario

Revista EZKABA (Julio 2016) El casi indetectable; PICO MENOR

A VISTA DE PÁJAROS

Por los troncos secos del barrio, y siempre cercano a la orilla del río hay un ave muy discreta. Se trata de uno de los pájaros carpinteros de nuestra ciudad. Sin duda alguna el más pequeño y probablemente el más silencioso, por lo que es muy difícil de localizar, a pesar de que cría en los grandes árboles del paseo fluvial del Arga.

EL CASI INDETECTABLE:

Pico menor – Okil txiki (Dendrocopos minor): El pico menor se trata de un pájaro carpintero muy pequeño (algo mayor que un gorrión), de aspecto rechoncho y cabeza redondita. Es de coloración negra y blanca. Dorso negro barreado de blanco, y partes bajas y vientre blanco, con una especie de bigote y cejas negras. Mientras que el macho dispone de un capirote rojo muy llamativo, la hembra carece de él, por lo que son muy fáciles de diferenciar.

Macho de pico menor (20-9-2015)

Macho de pico menor (20-9-2015)

Se trata de un ave que se alimenta de insectos y sus larvas, que busca principalmente en madera muerta o medio podrida con su pico, fino y corto, pero muy adaptado a este tipo de trabajos.

Al tratarse de un pájaro carpintero, sus hábitats son totalmente asociados a medios forestales, principalmente con preferencia de bosques de frondosas y con fuerte preferencia por zonas cercanas al río, donde hay árboles maduros, de gran tamaño y que puedan presentar ciertas debilidades o enfermedades.

Cría haciendo huecos redondos y pequeños en los troncos de los árboles, y no es nada fácil dar con él, ya que además de ser un pajarillo muy tímido, muchas veces se mueve en las zonas más altas de los árboles, a pesar de cantar con cierta frecuencia en época de celo y ser fácil de reconocer.

La hembra de pico menor acudía al nido con frecuencia con gusanos en el pico (14-5-2013)

La hembra de pico menor acudía al nido con frecuencia con gusanos en el pico (14-5-2013)

Presente en toda Europa, en nuestro barrio está ligado a la orilla del río. Allí se puede localizar en cualquier rincón, con preferencia sobre todo en la zona de Aranzadi y su meandro, donde cría y con frecuencia se ven nidos ya en desuso. Seguramente, haya más parejas de las que veamos, ya que como se ha dicho, es un ave muy difícil de detectar, y por ello podemos tener una estimación algo baja de su presencia real.

Para leer la revista completa: http://issuu.com/ezkabarotxapea/docs/2016-7_af6a4bf912ef9f

Pico menor (20-9-2015)

Pico menor (20-9-2015)

Publicado en Revista Ezkaba | Etiquetado | Deja un comentario