Revista EZKABA (Mayo 2021) El más discreto; ACENTOR COMÚN

A VISTA DE PÁJAROS

Este mes voy con un pájaro muy pequeño y discreto y que pasa totalmente desapercibido entre nosotros… Además de por sus colores apagados, anda entre la vegetación, y aunque canta con frecuencia, no es de los más escandalosos, por lo que a pesar de estar presente, es complicado dar con él. Se trata del acentor común.

EL MÁS DISCRETO

Acentor común; Tuntun arrunt (Prunella modularis): El acentor común es un pájaro pequeño y de aspecto rechoncho, que en su plumaje mezcla colores marrones y grises. El dorso es pardo listado de oscuro, mientras que la cara y el vientre son grises, con pequeñas marcas negras por vientre, y zonas pardas en la zona del ojo. Su pico es fino y oscuro, y las patas de color rosado.

Acentor común (6-9-2016)

Se trata de un animal que es frecuente en zonas de matorrales, muchas veces en zonas altas de montaña y que puede realizar ciertos movimientos migratorios, sobre todo en invierno. Zarzales, brezales, piornales, zonas con enebros, o zonas de río con mucho sotobosque y arbusto pueden ser lugares donde lo encontraremos.

Se alimenta principalmente de insectos, larvas, gusanos, arañas y lombrices, a pesar de que en otoño e invierno si los insectos escasean aprovecha también frutos y semillas.

Es un pajarillo que se mueve sobre todo en el suelo y en la zona baja de arbustos y zarzas. En Navarra podemos verlo en la zona norte durante todo el año. En Pamplona también está presente todo el año, aunque parece que en invierno hay más cantidad de ejemplares, con individuos que vienen de la zona norte evitando las bajas temperaturas y que se suman de esta manera a la población local.

Aunque es complicado, muy buenos sitios para verlo son las orillas del río Arga en zonas de matorral, y la vía del tren, ya que es una zona donde suele haber zarzas, rosas y diferente flora formando una buena orla arbustiva.

Para leer la revista completa: https://issuu.com/ezkabarotxapea/docs/2021-5

Publicado en Revista Ezkaba | Etiquetado | 2 comentarios

Lo que las murallas esconden…

Con la primavera ya bien entrada, nuestros jardines se llenan de alegría, tanto por los colores de las flores y el verdor de las hierbas y las hojas, como por los cantos primaverales de los pajarillos.

Por ello no han faltado estos días mis paseos por las murallas pamplonesas y alrededores, (24 y 27-3 y 2, 4, 5, 7 y 10-4-2021) recorriendo la Taconera, la Ciudadela y la Vuelta del Castillo.

Y es que, estas zonas por estas fechas son muy interesantes, con llegada de especies estivales de las que unas se quedan a criar, y otras veremos solo en paso.

Comenzaremos con las especies residentes que ocupan los huecos de la antigua fortaleza de la ciudad, y que crían de manera habitual y abundante, como son las palomas y las grajillas.

Pareja de grajillas asomando en el que seguramente sea su nido (24-3-2021)

A ellas se suma el mochuelo (que hace tiempo se veía, pero que ahora es mucho más difícil de observar, por lo que seguramente esté en plena crianza), y los colirrojos tizones, pajarillos grises y negros, fáciles de diferenciar y que aprovechan cualquier hueco pequeño para meterse y sacar sus polluelos cada primavera.

Hembra de colirrojo tizón haciendo equilibrismo pegada a la pared (7-4-2021)

En estos huecos, llega también para criar un ave espectacular. Se trata de la simpática, colorida y llamativa abubilla.

Abubilla en la Ciudadela (10-4-2021)

La abubilla es un pájaro que viene de África, inconfundible, y que se puede ver con cierta facilidad en los parques pamploneses. Inverna en el África tropical y oriental, y al llegar la primavera se puede ver prácticamente en casi toda la Península Ibérica (en la zona sur y Levante hay ejemplares residentes a los que se suma por estas fechas).

Abubilla en la Taconera (7-4-2021)

Además, da la impresión de que por aquí este año es mucho más abundante que otros años, por lo que en estas zonas visitadas parece que puede haber varias parejas preparándose para criar, que además de ser fáciles de localizar por su tamaño y colorido, son fáciles de detectar por su inconfundible canto.

Uno de los ejemplares en pleno posado (10-4-2021)
Alimentándose con su largo pico (10-4-2021)

En breve veremos si anda de nuevo en los huecos en los que son habituales criando, ya que en los últimos años ha repetido zonas de nidificación a pesar de ser una zona muy transitada y ser unos jardines con mucha afluencia de gente, con una fuerte actividad deportiva de escalada, incluso en las mismas paredes en las que nidifica… A ver si hay suerte!!!!

Además de estas especies, hay otras residentes que son habituales, que no crían en los huecos pero sí que lo hacen en arbolado cercano, como son las urracas, la tórtola turca, los mirlos o los gorriones comunes. Todas ellas bastante comunes en Pamplona y en cualquier zona ajardinada de la zona.

Tórtola turca en el nido (10-4-2021)

Añadir que a estas especies habituales que crían en estos parques, se suma una pareja de cernícalos vulgares anda muy juguetona en el edificio acristalado que hay al lado de la antigua estación de autobuses, junto a la Vuelta del Castillo…

La hembra de la pareja posada en la estación de autobuses antigua (2-4-2021)

Merodean la zona, se les suele ver posados y se reclaman uno al otro continuamente… Antes, criaba una pareja en los huecos de las murallas, pero poco a poco ha sido expulsada, y ese hueco ahora lo ocupan palomas, sino recuerdo mal…

En pleno planeo justo por encima de la carretera (5-4-2021)
La hembra posada en el edificio (2-4-2021)

Es una auténtica gozada tener a esta pequeña rapaz en el corazón de la ciudad. Cada vez parece más abundante, y en lo que me toca, seguiré intentando realizar seguimiento de esta pareja, y ver que pasa… A ver si nos saca unos polluelos en algún ventanal, tejado o macetero del lugar.

En estos paseos por hierbines, además de las especies de las que ya he hablado y crían, hay unas cuantas fijas que no suelen fallar… Es el caso de los estorninos negros, las cornejas comunes o las lavanderas blancas que picotean alimento en la hierba, o pajarillos de tamaño más menudo, que igualmente andan en la hierbines y se suben a los árboles de estos parques.

Estornino negro cantando (7-4-2021)

Se trata por ejemplo de verdecillos, verderones, jilgueros, pardillos, pinzones vulgares, carboneros comunes, herrerillos, mitos, petirrojos, mosquiteros comunes y currucas capirotadas, estas últimas sobre todo en las zonas de mayor matorral, como es la Taconera, o en el interior de la Ciudadela, en la zona que da a la Avenida del Ejército.

Verdecillo cantando desde lo alto de la muralla (7-4-2021)

Además de paseos diurnos, en esta ocasión he aprovechado la noche y realizado alguna visita nocturna para escuchar a los simpáticos mochuelos y autillos, con el que si tenemos un poco de suerte podremos llegar a ver de día si se localiza en sus posaderos habituales. Igualmente, estos paseos nocturnos han tenido el objetivo de disfrutar del sapo partero, que cuenta con la única colonia conocida de la especie en Pamplona en los fosos de la Vuelta.

Autillo bien escondido entre la vegetación (2-4-2021)

La verdad que hay un muy buen número, y antes de que caiga la noche ya se les puede oír cantar desde los pequeños huecos que hay en las paredes del canal central.

La luna ilumina las noches pamplonesas (27-3-2021)

Canal del que hablé hace poco porque eliminaron toda la vegetación que tenía en una actuación con poco sentido, ya que no hay peligro de desbordamiento ni inundación, y en cambio como consecuencia obtenemos que esta colonia de sapos parteros se queda sin ningún tipo de protección a la noche, cuando salen de sus escondites.

Esta colonia además ya es conocida por el propio Ayuntamiento, ya que sale en una publicación suya en la que estimaba la población en unos 1000 ejemplares adultos, y en la que se decía que “las labores de mantenimiento del patrimonio arquitectónico deben compatibilizarse con medidas de conservación de la población aislada de la Ciudadela”.

A pesar de ello, con esta actuación, compatibilización, ninguna.

Uno de los sapos (27-3-2021)

Los sapos parteros son animales simpáticos que podemos escuchar cuando cae la tarde, con un sonido muy característico, y que nos puede recordar al autillo. Además, tienen una variabilidad tremenda entre individuos en lo que a tamaño se refiere, lo que hace a la especie más interesante si cabe.

Ejemplar desde arriba alzado (27-3-2021)

Igualmente tiene una variabilidad impresionante (como veréis en las fotos) en su coloración… Desde ejemplares muy claros con moteados oscuros, a ejemplares muy oscuros y con coloración bastante homogénea. Además, cambian mucho los tamaños de los moteados y sus colores, con ejemplares con puntos anaranjados que los hacen muy vistosos.

Ejemplar más bien claro (27-3-2021)
Otro individuo muy oscuro (27-3-2021)
Ejemplar muy vistoso con muchos puntos anaranjados (27-3-2021)

Este sapo, tiene una curiosidad muy importante, y es que, se caracteriza, porque los machos en época de reproducción, llevan pegados a su espalda durante muchos días los huevos, de forma que en vez de dejarlos en el agua como casi todas las especies de anfibios de nuestra tierra, los llevan a modo de mochila, hasta que cuando están próximos a eclosionar los deposita en alguna zona con agua.

Pareja de sapos jugueteando, donde se ve claramente diferencia entre tamaño y moteado entre ambos (27-3-2021)
Fiesta!!!!!! Fiestaaaaaa! Jajajajaja (27-3-2021)

La verdad que también es un lujo disfrutar de esta especie en el interior de Pamplona… En el mismo centro de la ciudad. Una pena, que muchas veces nuestras acciones no ayuden a ello.

Uno de los ejemplares apoyado en la pared de la acequia (27-3-2021)

Y al igual que esta especie desaparece en los meses fríos del año (a pesar de que en enero ya andaba cantando) y aparece cuando las temperaturas comienzan a calentar, como he dicho antes, estos parques son muy buenos para que especies migradoras de aves descansen…

De esta manera hacen pequeñas paradas en busca de alimento unos días, y siguen sus largos viajes, como es el caso del papamoscas cerrojillo o del colirrojo real, del que este año ha habido una muy buena entrada de ejemplares, y prácticamente todas las zonas ajardinadas han contado con el… Yamaguchi, Media Luna, Mendillorri, el río Arga…

Precioso macho de colirrojo real (7-4-2021)
El colirrojo real se trata de un pajarills muy vistoso y bonito (7-4-2021)

Igual ha pasado con mosquiteros papialbos, que aunque todos los años se suelen dejar ver y oír, este año han sido más numerosos, por lo menos en los lugares que yo suelo frecuentar.

Mosquitero papialbo (4-4-2021)

Para completar la lista, algún zorzal común, cigüeñas blancas, gavilán común y milanos reales y milanos negros campeando… La Vuelta del Castillo es una zona muy abierta, por lo que es muy buen lugar para ver a grandes planeadoras surcando el cielo, unas en pleno viaje migratorio, y otras en busca de algún posible alimento.

Ya veis. A pesar de estar en el mismo centro de Iruña, son muy buenas las observaciones que podemos realizar en estos conocidos parques pamploneses. Abubillas, colirrojos reales, grajillas criando, búhos como mochuelos y autillos, sapos parteros… Una gozada tener estas zonas verdes en las que desconectar y escuchar los cantos primaverales de los pajarillos en plena ebullición, porque como dice el dicho, “si te gusta el canto de los pájaros, no compres una jaula… Planta un árbol!“.

Abubilla caminando, unas de las estrellas del lugar (10-4-2021)

Publicado en Revista Ezkaba | Deja un comentario

Revista EZKABA (Abril 2021) Parecidos pero diferentes XIV; CURRUCA CARRASQUEÑA y CURRUCA CABECINEGRA

A VISTA DE PÁJAROS

El mes pasado hablamos de un par de currucas habituales en zonas arbustivas. Pues bien, este mes volvemos con dos pajarillos de la misma familia, también muy difíciles de ver porque andan escondidos entre la densa vegetación, y que igualmente aparecen por estas fechas. Se trata de otras dos currucas; la carrasqueña y la cabecinegra.

PARECIDOS PERO DIFERENTES XIV

Curruca carrasqueña; Txinbo papargorrizta (Sylvia cantillans): La curruca carrasqueña es un ave pequeña, estilizada y muy vistosa en lo que a coloración se refiere. El macho es azulado por encima, y de tonos anaranjados por debajo, con un pico fino, característica bigotera blanca, y un llamativo ojo rojo. La hembra es similar pero algo más discreta y apagada en colores.

Curruca carrasqueña entre ramillas (28-4-2016)

Se le encuentra en zonas con matorral abundante; zonas generalmente abiertas donde hay vegetación arbustiva, como pueden ser campos de cultivo, zonas de matorrales, huertas, dehesadas…

Aunque puede alimentarse de frutos y bayas, su dieta se basa en insectos, sus larvas y arañas. Se trata de un ave migradora que viene desde África.

Ave estival en Pamplona, que podemos encontrar sobre todo en zonas abiertas y arbustivas, siendo frecuente en la zona de la Ronda Norte y Parque de los Aromas, donde en la vía del tren hay mucho matorral que suele frecuentar. En los últimos años, parece que es más frecuente y habitual.

Curruca cabecinegra; Txinbo burubeltz (Sylvia melanocephala): Se trata también de una curruca pequeña, gris en sus partes superiores y blanca en las inferiores, con una característica máscara negra que ocupa prácticamente media cabeza, y con el ojo también totalmente rojo. La hembra es de tonos más pardos, y en su cabeza aunque tiene muy marcada la capucha, no es negra del todo.

Ocupa un hábitat similar al de otras currucas, siempre ligada a zonas arbustivas y con zonas de matorral y zarzas, bien sean zonas de campos de cultivo bien zonas con arbolado adehesado.

Igual que todas las currucas, es un pajarillo muy inquieto y su alimentación se basa sobre todo en invertebrados, insectos y sus larvas, aunque puede alimentarse de frutos, bayas o semillas de gramíneas.

Aunque en la Península Ibérica es residente, parece que en Pamplona se trata de un ave más presente en primavera, y que en la Rochapea encontraremos en zonas ligadas a la Ronda Norte y vía del tren.

Curruca cabecinegra (17-1-2020)

Para leer la revista completa: https://issuu.com/ezkabarotxapea/docs/2021-4

Publicado en Revista Ezkaba | Etiquetado , | Deja un comentario

Cerceta carretona, camachuelo y zampullines en plena crianza en las balsas de la ciudad

Hoy voy con una entrada en la que aglutino varias fechas, y es que, aunque no se ve buena variedad, se están viendo especies muy pero que muy interesantes en las balsas artificiales de Pamplona y comarca…

Estas balsas son estanques pequeños y recogidos, en general con poca vegetación en el borde, pero en las que echando “ratos” pequeños, más o menos se pueda atisbar todo lo que las balsas contienen, y nunca defraudan…

Balsa de Ripagaina, una de las visitadas (1-4-2021)

Por ello han sido varias las visitas realizadas (además de a Mugartea, a la que dediqué hace poco una entrada especial), a la balsa de la Avenida Zaragoza, Mendillorri, Sarriguren y Ripagaina (9, 27 y 28-2 y 6, 13, 20, 21, 27, 28, 29, 30-3 y 1 y 3-4-2021), en visitas no muy largas y con objetivos claros, como poco a poco veréis en esta entrada.

Imagen tomada en Mendillorri, con una gallineta entre rocas y un zampullín común en primer plano (20-3-2021)

Estas balsas son muy importantes en cuanto a aves residentes se refiere, pero aún si cabe son más importantes para aves en plena migración que las aprovechan como zonas de descanso y alimentación, ya que a pesar de estar en el corazón de la ciudad, son lugares tranquilos donde tienen en general muy pocas molestias. Además, seguramente los patos residentes harán un efecto llamada y de alguna manera demostrarán a especies migrantes que son lugares seguros.

Como podéis imaginar, en estos lagos son habituales los azulones y las gallinetas… Por desgracia, a día de hoy hay mucha hibridación entre azulones silvestres y ejemplares domésticos, por lo que se ve buena variedad de plumajes, de animales que poco a poco van perdiendo la pureza de la especie, cosa que hace que cada vez sean menos habituales en estos estanques los ánades reales (o azulones) típicos, al igual que en el río Arga, donde también son muy abundantes los patos con plumajes oscuros.

Pareja de gallinetas en pleno “ligoteo” (6-3-2021)

Ambas especies (tanto azulones como gallinetas) están en pleno celo, algunas seguro en plena incubación, y otras muchas ya están con los pequeños polluelos nadando por el agua, como es el caso de varios patitos pequeños ya en Mendillorri, e incluso una gallineta con crías en Ripagaina…

La verdad es que con esto tenemos auténticas joyas en Pamplona, joyas que tenemos que aprovechar con los txikis para hacer una buena educación ambiental, ya que ver como unos patitos con escasos días siguen a la madre, o una gallineta da de comer a sus “feos” polluelos, es un auténtico tesoro, y más aún en medio de la urbe, donde cada vez respetamos menos lo verde, y pensamos más en cemento y hormigón.

Azulona con sus pequeños de pocos días en Mendillorri (27-3-2021)

Estas balsas están muy cercanas unas a otras. Yo creo que además hacen de conexión unas con otras y las aves se mueven de aquí para allá sin parar… Teniendo en cuenta además que muy cerca está la balsa de Escoriz-Ezkoritz (Zolina), uno de los mejores humedales de Navarra para ver aves, y que muchas de las que paran allí, se dejan ver en estos estanques también, sobrevolándolos en unas ocasiones, y parándose a descansar en otras.

En estos humedales artificiales, poco a poco se están instalando parejas de zampullines comunes. Y es que, hace unos años en estas balsas pamplonesas (y de la Cuenca), no se veían; eran raros y solo se veían algunos días (en los que descansaban y reponían fuerzas), pero se han ido instalando ya de forma fija y ahora incluso crían en muchas de ellas…

Dos de los ejemplares de Mendillorri nadando juntos (13-3-2021)

Es el caso de Mendillorri con firmeza, donde este año con cierta facilidad se ven dos nidos con dos parejas diferentes. El año pasado al menos criaron en Mugartea y en la balsa de la Avenida Zaragoza, curiosamente las dos balsas visitadas con más carrizo, junco y vegetación en la orilla, y donde tienen sin duda alguna lugares bien escondidos para ubicar su nido…

Este año comprobaré también de aquí a unas semanas si lo vuelven a hacer, y habrá que echar un ojo a Ripagaina, donde se ven varios ejemplares, y al tener también bastante vegetación es fácil que haya por ahí alguna pareja escondida incubando…

Zampullín echado en el nido de Mendillorri (13-3-2021)
A ver si en breve vemos a los polluelos de esta parejilla… (1-4-2021)

En mis visitas por estas lagunas, se ve claramente que es una especie que en la ciudad va a más, ya que además de verse en estos estanques, en el río Arga de vez en cuando se ven también en zonas tranquilas, cosa que hace años no ocurría…

Entre los dos nidos de Mendillorri que hay a la vista, uno está en la orilla de la única isleta que hay, mientras que el otro está en uno de las plataformas artificiales, que está flotando en el agua, y que supongo que la finalidad es que acojan vegetación, y con ello dar opción a que especies como el zampullín o la gallineta críen algo escondidos…

A pesar de ello, una pareja se ha adelantado a la salida de la vegetación y ha realizado el nido, con puesta que está incubando, a pesar de lo expuesto a posibles depredadores, y lo cercano que está a la orilla, donde hay meneo continuo tanto de personas como de perros…

Zampullín acicalándose en el nido más expuesto (3-4-2021)
La pareja en el nido (3-4-2021)

Veremos a ver que pasa con ambos nidos… Yo la verdad que aunque soy optimista, veo difícil que el nido de la plataforma siga adelante, ya que está muy cerca de la gente, y a pesar de que he visto a los zampullines muy agresivos expulsando a las gallinetas que se acercan, e incluso echando a los patos que apenas tienen días, cuando gente anda cerca, abandonan el nido a ratos y se muestran incómodos, lo que puede hacer que fracasen los huevos…

A ver si hay suerte!!!! Sería un filón! Sería una auténtica gozada poder disfrutar de zampullines “txikis” en estas balsas…

Incubando (3-4-2021)

Además de las especies que andan en el agua, en los alrededores de los lagos, también se ven especies comunes como las urracas, los mirlos, las palomas cimarronas, los estorninos negros (con algún estornino pinto todavía infiltrado), las cornejas o las tórtolas turcas.

Mirlo en plena alimentación, seguramente para llevar al nido (21-3-2021)

En ocasiones, garzas reales, cormoranes (que ya se están yendo) o gaviotas reidoras sobrevuelan estas balsa, e incluso las usan para descansar o pescar también.

Y buen listado de pajarillos, con muy buena entrada de mosquiteros comunes estas semanas, entre los que pronto se verán otras especies de mosquiteros (ibéricos, musicales, papialbos…).

Mosquitero en busca de alimento (21-3-2021)
Mosquitero más cercano (21-3-2021)

Gorriones comunes, carboneros, herrerillos, mitos, petirrojos, currucas capirotadas, pinzones vulgares, verderones, verdecillos (muy cantarines), jilgueros (en pequeños grupos) y reyezuelos listados entre árboles y arbustos, son otros de los protagonistas en los jardines y hierbines, mientras lavanderas blancas y lavanderas cascadeñas se mueven cerca del agua.

Entre pajarillos, destacar la presencia de una bonita hembra de camachuelo en Mendillorri en la zona de los depósitos de aguas, localizada por Patxi Andueza y que permaneció en el lugar varios días… Un parque muy bueno, donde además se pueden ver ardillas que se mueven entre los pinos, y al buen listado de aves, se puede sumar la paloma torcaz, que por el comportamiento tiene toda la pinta de criar allí mismo.

La hembra de camachuelo (9-2-2021)
Pajarillo precioso y que es una alegría ver en Pamplona (9-2-2021)

En estos estanques, no podemos olvidar tampoco la importante colonia de ratas de agua ubicada en Mendillorri.

Rata de agua entre rocas en la escollera del lago (27-2-2021)

Es una muy buena noticia que estos pequeños mamíferos sigan con nosotros. Ya llevan cerca de dos años en las orillas del lago de Mendillorri, y parece que han llegado para quedarse… Esperemos que así sea, y que no tengan ningún tipo de perturbación o molestia.

Asomando de uno de sus agujeros (27-3-2021)
Caminando por su territorio (6-3-2021)
Primer plano del simpático animal (6-3-2021)

Pero sin duda alguna, la estrella de estas visitas ha sido un macho de cerceta carretona, que incluso ha salido en la prensa local, por las expectativas levantadas entre l@s pajarer@s de aquí, y que fue descubierta por Eva Bravo hace ya algo más de una semana.

Nuestra vecina por unos días (30-3-2021)

La cerceta carretona es un pato pequeño, y este macho estaba en pleno apogeo con su plumaje nupcial.

Para mí, sin duda alguna es la anátida más espectacular y bonita que podemos ver en la Península Ibérica, siendo inconfundible por esa marcada ceja blanca que rompe su plumaje parduzco.

Nadando de frente (30-3-2021)
Nadando de lado (30-3-2021)

Y es que, la cerceta carretona es un ave muy rara en Pamplona (yo vi un ejemplar en agosto de 2018 en el río Arga y poco más), y en general no es habitual tampoco en Navarra.

Además, este ejemplar es muy confiado, por lo que también está encima de la mesa que no sea un animal silvestre, y se haya escapado de algún mini zoo o granja… A pesar de ello, no tiene anilla, y aunque en su hábitat natural pueda ser esquiva y asustadiza, en general, las anátidas en migración (y más aún en solitario) suelen perder el miedo y mostrarse más confiadas, más aún si cabe si hay otros patos que se muestran confiados, como es el caso de los azulones que viven allí.

Precioso ejemplar, reconocible muy fácilmente por su ceja bñlanca (30-3-2021)

Este pato que ocupa humedales, preferentemente de agua dulce (aunque se puede ver en zonas salinas), necesita vegetación para esconderse y como fuente de alimento.

La expectación creada es porque es una reproductora escasa en la Península Ibérica y que aparece fundamentalmente en paso migratorio entre febrero y abril. Por estas fechas vuelve a la zona de cría, en Europa central y oriental. Esta zona de cría la abandonará hacia agosto y septiembre, para marchar a zonas húmedas de África, con alguna pareja reproductora (aunque muy escasa) en el sur de Europa.

Nadando en el agua muy tranquila (28-3-2021)
Nadando tranquila en el agua (28-3-2021)

A día de hoy no sé si este precioso macho de cerceta carretona sigue en Sarriguren. Yo estuve un par de días durante un rato, y aunque estaba muy activa nadando de lado a lado del lago, poco más le vi hacer… Un par de veces se sacudió el plumaje y poco más… Aún así, mereció la pena moverme hasta allí por la belleza del animal.

Sacudiéndose el plumaje (30-3-2021)
Aleteando (30-3-2021)

También fue muy bonita escucharla, ya que al estar tan cerca se le oía su “cua-cua-cua” típico, muy diferente al sonido que estamos acostumbrados a escuchar del ánade real, y que parecía la bisagra de una puerta falta de aceite… Jejejeje.

En pleno canto (30-3-2021)
Delante de un macho de azulón, donde se puede ver la diferencia de tamaño (30-3-2021)
El ejemplar entre la vegetación (30-3-2021)
Primer plano del animal (30-3-2021)

Para terminar, vuelvo a hablar del problema de las especies exóticas…

Problema muy visible en este tipo de estanques, con además de peces que son echados por la gente, galápagos exóticos que adquieren buenas dimensiones y que no son buenos para la biodiversidad autóctona…

Estos galápagos exóticos e invasores desplazan a la fauna autóctona del lugar, haciéndoles en algunos casos hasta desparecer… Una pena que sigamos comprando tortugas como mascota, y cuando nos aburrimos de ellas las tiramos en donde se nos ocurre, porque en el río Arga pasa igual!!! Que sepamos que es ilegal, es delito, y que así destruimos nuestro medio natural, ya que las especies exóticas (y en muchos casos invasoras) compiten por el alimento y el espacio con la fauna local. Casos muy claros son el visón americano, que está desplazando y hacer desaparecer al visón europeo (catalogado en peligro de extinción), los cangrejos americanos, que desplazan y no pueden convivir (por la existencia de hongos) con el cangrejo autóctono, o estos galápagos de Florida (y otras especies de tortugas) que eliminan del lugar a galápagos autóctonos.

A ver si nos concienciamos y espabilamos de una maldita vez!!!!

Cuatro de las varias tortugas que existen ya en el lago de Mendillorri (3-4-2021)

Ya veis… Estos estanques, aunque no muy grandes, son muy interesantes en lo que a vida silvestre se refiere, así que tenemos que aprovecharlos, disfrutar de ellos y conservarlos, que como bien dice el refrán “Quizás la verdad a veces dependa de un paseo por el lago”.

Nuestra preciosa cerceta carretona nadando (30-3-2021)

Publicado en Extrarradio II (Mendillorri), Mamíferos, Reproducción y cría | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Nuestro Arga nunca defrauda… Sorpresa con 5 alcaravanes, llegan más garcillas… y nutriaaaaaaaaaaa!!!!

Hoy voy con unos cuantos paseos que he realizado últimamente por el río Arga en diferentes lugares… Txantrea, Rotxapea y Huarte han sido mis destinos, con varias esperas al atardecer, para ver a mis amigos los castores ( 10, 11, 12, 13, 15, 17, 18, 20 y 26-2 y 1, 3, 8, 9, 11 y 15, 16 y 17-3-2021).

Muy buena variedad de aves, con varias especies interesantes, aunque la verdad que estoy hablando de muchos días, y eso ayuda a ello… Jejejejeje.

Como siempre, en cualquier rincón del río no faltan los azulones, las gallinetas y las garzas reales.

Pareja de azulones nadando al atardecer (15-2-2021)

Aún siguen con nosotros los cormoranes, esos patos gigantes y negros que en breve nos abandonarán…

Cormorán en la Txantrea (15-2-2021)

Se trata de aves invernantes que en breve volverán a sus cuarteles de verano, en los que criarán, aunque el año pasado hubo alguno hasta bien entrado junio si mal no recuerdo… Veremos este año que pasa, pero en general, a pesar de que alguna pareja cría en los ríos navarros, los ejemplares que pasan el invierno en el Arga a su paso por Pamplona y alrededores se irán seguramente en breve.

Precioso ejemplar con plumaje nupcial (26-2-2021)
Nadando tranquilo (26-2-2021)

Además, se ve el martín pescador, aunque menos abundante de lo que lo era en invierno, y en Huarte he tenido la suerte de ver varios días mirlo acuático volando como una flecha de lado a lado. Auténticos tesoros de nuestro río Arga.

El grupo de aves habituales no fallan… Es el caso de las urracas, las palomas domésticas, las tórtolas turcas, cornejas, grajillas y los mirlos comunes, que están ya muy cantarines con sus melódicos cantos.

Curioso mirlo con parte leucística en su cabeza (26-2-2021)

Hace tiempo, hablamos de la retirada del famoso nido de cigüeña de la Magdalena…

Pues bien, tenemos que decir que las cigüeñas continúan por la zona pero por desgracia (a pesar de que se veía venir) no han criado en el lugar, perdiendo así a la única pareja de la especie que teníamos en Pamplona…

La pareja sobre unos piquetes en la Magdalena (26-2-2021)

A pesar de la colocación de un nido artificial, no ha habido suerte…

Colocación del nido (18-2-2021)

Nos movilizamos y conseguimos que se pusiera alternativa, pero las fechas tardías, y la mala ubicación (junto a un merendero y lugar habitual de paso), han hecho que aunque las cigüeñas probaran y se subieran al nido, no hayan estado de acuerdo con el… Se veía venir.

Otras aves en cambio, si que aprovechan los pinchos que se han colocado en las torretas para que las cigüeñas no vuelvan a colocar su nido… Los estorninos se ven a decenas, aunque en unos días serán menos abundantes por la marcha de ejemplares invernantes.

Varios estorninos en una de las torretas de la zona (17-2-2021)

Esta zona encharcadiza de Goñi, es muy buena para lavanderas blancas y cascadeñas, siempre cercanas al río, y fáciles de ver en los jardines del paseo fluvial.

Lavandera cascadeña en Goñi (26-2-2021)

Destacamos también en la zona la buena colonia de gorriones comunes y gorriones molineros.

Es muy interesante saber que tenemos los gorriones comunes en pleno descenso poblacional en todo Europa, con ciudades de las que está desapareciendo por completo, y por ello este punto es muy importante. También, como ya he dicho alguna vez en lo que respecta al gorrión molinero, escaso en Pamplona, tiene una buena población tanto en Aranzadi como en la Magdalena, donde este año se han observado bandos de decenas y decenas de ejemplares, pareciendo más habitual que otros años.

Gorrión común sobre una valla en la zona de huertas (26-2-2021)
Ejemplar de gorrión molinero (9-3-2021

A todas estas especies tan interesantes, un muy buen y variado listado de pajarillos… Pinzones vulgares, petirrojos, jilgueros, carboneros, herrerillos, mitos, verdecillos (muy cantarines), currucas capirotadas, verderones, mosquiteros, agateadores y chochines.

Petirrojo (15-2-2021)

Decir que la garcilla bueyera sigue en el lugar… Ya es una fija de estos paseos por el río.

Garcilla bueyera (18-2-2021)

Y no es que sea una fija, sino que además, desde el día 15, hay dos bueyeras más en el lugar… Son tres los ejemplares de la especie, que a día de hoy (porque aún continúan) usan la zona de los caballos y potros para buscar alimento y descansar.

El trío de bueyeras en la finca (15-3-2021)

Y si estas garcillas nos alegran la zona… Impresionante los 5 alcaravanes que permanecieron al menos un día descansando entre las gallinas y los caballos… Los descubrió Emilio Salvatierra, y allí que fuimos varios pajareros para gozar de ellos, ya que es una especie que no se ve en Pamplona…

Los alcaravanes protegiéndose del viento (9-3-2021)

Esta finca es un filón! La garcilla bueyera, la cigüeña negra anillada que permaneció varios días hace ya unas semanas, los halcones peregrinos y otras rapaces que la utilizan para cazar, las garzas reales que buscan alimento, los buenos bandos de gorriones molineros y pinzones vulgares, y ahora los alcaravanes…

Preciosa y curiosa ave, muy mimética y difícil de ver (9-3-2021)

Y como no solo vivimos de aves, tenemos que saber que la fauna de Pamplona va mucho más allá de fauna alada, y también hay fauna con escamas y con pelo, pero que es mucho más difícil de ver…

Por un lado entre reptiles y anfibios, probablemente una de las más habituales en nuestros ríos (por desgracia) es la tortuga de Florida, tortuga que llega a tener grandes tamaños y que desplaza a nuestros galápagos autóctonos. Un grave problema para la biodiversidad, y que parece no acaba de calar en nuestras mentalidades… Las especies exóticas invasoras son a día de hoy el mayor problema para la conservación de la biodiversidad autóctona, por lo que seamos serios…

Gigantesca tortuga exótica en el Arga (26-2-2021)

Y por otro, tenemos una rica fauna peluda (mamíferos), que es más difícil de ver aún si cabe, sobre todo por lo escurridizos y asustadizos que son, y por sus hábitos principalmente nocturnos…

Podemos destacar a las simpáticas y por todos conocidas ardillas, mamífero diurno, y en clara expansión por Pamplona, que hasta hace bien poco solo se localizaba en la Nogalera y Magdalena, pero que poco a poco ha ido colonizando las orillas del Arga por prácticamente todo su recorrido en Iruña.

Ardilla alimentándose en la Magdalena (26-2-2021)

También están presentes los castores, protagonistas importantes del río, que ahora parece que empiezan a ser más visibles y que están en celo… De hecho, seguramente ya haya hembras preñadas.

Castor en Huarte (10-2-2021)

Siempre es un espectáculo ver a este animal, que se ve sobre todo a última hora del día, con ya muy poca luz y que para retratar hay que forzar los parámetros de la cámara poniéndola al límite…

Nadando (10-3-2021)
Alimentándose fuera del agua, algo bastante habitual (10-3-2021)

Además, tenemos que decir que es un animal que se muestra confiado, y si no se chilla, no se corre, y los movimientos son lentos y tranquilos, aguanta a muy cortas distancias y sigue a lo suyo, por lo que es un animal con el que podemos disfrutar y observar cómo se comporta…

En plena alimentación (11-2-2021)

Además, vive en colonias familiares, donde conviven padre, madre e hijos de la primavera pasada… Yo de hecho, pude ver tres ejemplares juntos, algo que no es fácil, pero que si es posible, ya que a pesar de que entre familias diferentes son muy territoriales, se suelen mover varios ejemplares en el mismo territorio.

Pareja de ejemplares ya prácticamente de noche (10-3-2021)

Por último, un auténtico bombazo que tuve la suerte de disfrutar… Una nutria!!!!!!

En una de estas esperas al castor, tuve la suerte de ver una unos segundo…. Imposible fotografiarla, y ya casi sin luz, pero muy cercana, nadaba mirándome a menos de 10 metros, para terminar sumergiéndose en las aguas y desaparecer entre un par de castores que comían en la orilla.

Un subidón de avistamiento, tras el que llevaba años y años en Pamplona, y que aunque fugaz, me hizo comprobar que la nutria existe en nuestra ciudad, y que no es cosa de mi imaginación… Jajajajaja.

Aunque poco a poco el hormigón va comiendo terreno al verde, aún tenemos un tesoro, que es el río Arga, y que tenemos la obligación de conservar.

Subida del Labrit, donde líquenes y musgos van quitando algo de asfalto… (18-2-2021)

Una gozada nuestro río Arga, donde seguiré pajareando, y en breve comenzarán a verse los resultados de la primavera, con los pequeños patitos nadando en sus aguas… Mientras tanto seguiremos buscando variedad de especies, que la hay y mucha, y merece la pena invertir unos ratos buenos paseando por la zona., que como se suele decir, “quien tiene un río, tiene un tesoro”.

Los alcaravanes, la joya de estos días… (9-3-2021)
Publicado en Mamíferos, Río Arga | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Las ratas crean gran polémica en Pamplona con su presencia

Hoy voy con una entrada que he realizado a contrarreloj, y es que en los últimos días, las ratas han creado estragos en el Ayuntamiento de Pamplona, con críticas de unos partidos a otros y siendo un tema de urgencia en la Comisión de Urbanismo realizada esta semana. Por ello, entremos un poco en harina y sepamos de qué va el tema.

Rata parda este verano en la Magdalena (7-9-2020)

El Ayuntamiento dispone de un Parque de Desinfección y Desraticación municipal que se ocupa de realizar trabajos de desratización, desinfección, desinsectación y desodorización, tanto en locales como en vías públicas, en respuesta a demandas de los ciudadanos, por exigencia de las ordenanzas municipales o bien por actuaciones de oficio.

Estos días ha saltado a la luz la existencia de una nueva colonia de ratas en la rotonda de la calle Tajonar con las calles Blas de la Serna y Monte Monjardín, a pesar de que se lleva meses a vueltas con un aumento de roedores, con poblaciones que parece llaman la atención por su alta densidad en la Txantrea, donde se comenta que han salido a la luz por las obras que se están realizando en los alrededores de Irubide.

Rotonda de la discordia (25-3-2021)

Este Parque de Desinfección, realiza campañas en primavera y otoño, atendiendo unas 600 solicitudes de desratización al año.

Por lo visto, en los últimos meses la especie ha proliferado, y se ve mucho más que otros años en las orillas del Arga, y también en zonas más urbanas, como es el caso de la colonia de la calle Tajonar; además el Ayuntamiento no está dando con la tecla para atajar el posible problema que pueden crear.

Cartel avisando de la desratización (25-3-2021)

En Navarra tenemos dos especies de rata; la rata parda y la rata negra, difíciles de diferenciar, y siendo la primera la que está presente en Pamplona, y que es la protagonista de esta buena polémica.

La rata parda es una rata grande, que puede adquirir dimensiones mayores que la rata negra, con cola corta (siendo siempre más corta que su cuerpo), señal inequívoca con la que diferenciaremos una de otra, ya que la rata negra la tiene muy larga (incluso más larga que todo su cuerpo).

Una de las ratas de la rotonda (25-3-2021)

Como su nombre indica, es de colores pardos, aunque hay una gama muy variada, y tiene orejas pequeñas y el hocico bastante redondeado (la rata negra lo tiene más afilado).

Comiendo cercana a la valla que prohíbe el paso (25-3-2021)

La rata parda se trata de una especie omnívora, alimentándose de todo lo que pilla, y en zonas urbanas donde tiene alimento fácil aprovecha nuestros restos. Muy importante no confundirla con la rata de agua, como ha hecho algún medio de comunicación por aquí al poner imágenes, ya que la rata de agua está protegida, y tiene su única colonia conocida en el lago de Mendillorri, donde costó ponerla en valor, y tanto prensa en su día pomo el propio Ayuntamiento se esmeraron informando de la especie, a la que colocaron un cartel informativo a modo de homenaje.

Cartel sobre la rata de agua de Mendillorri (23-9-2020)

Volviendo a la rata parda, en el interior de la rotonda achacan la presencia a tres voluminosos y productivos avellanos que hay, pero yo la verdad que en un buen rato (25-3-2021) solo las he visto comer entre la hierba, parecía que además la misma hierba.

Una de las ratas alimentándose (25-3-2021)

Aunque se puede ver de día, principalmente es una especie nocturna, y puede criar varias veces en un mismo año, sobre todo en lugares donde tenga alimento abundante… Es el caso de esta colonia, muy activa durante el día, y que por eso ha llamado la atención de los vecinos y vecinas del lugar, que en general no están nada contentos con la gestión que el Ayuntamiento está realizando.

Dos de las ratas, muy cercanas al bordillo de la acera (25-3-2021)

En Pamplona la encontramos en las orillas del río Arga sobre todo, donde se mueve entre la vegetación y es una especie muy ligada al hombre, usando el alcantarillado de la ciudad para desplazarse (también se le llama rata de alcantarilla); se puede decir que está presente  prácticamente en todas las ciudades del mundo.

Estas ratas, las asociamos siempre a plagas, enfermedades y suciedad (pueden transmitir ciertas enfermedades y son portadoras de una buena cantidad de parásitos), y por ello (aunque no es fácil que transmita enfermedades o que ataque mordiendo) no tenemos buena imagen de ellas, lo que ha hecho que haya un buen revuelo en las últimas semanas por el aumento de ejemplares, ya que se ven ratas donde antes no se veían.

Comiendo tranquilamente en la rotonda (25-3-2021)

Bien puede ser que se hayan creado nuevos grupos por desplazamientos, o que haya habido una fuerte proliferación de la especie, pero lo que sí es claro es que es más común que hace unos meses, ya que pesar de ser muy asustadizas y esquivas, corriendo a la mínima en cuanto sienten un peligro u algo raro, se llegan a ver con cierta facilidad…

Parece y se habla de que al haber menos gente en la calle (por el tema del Covid, el toque de queda y demás), la expansión haya sido mayor, pero yo la verdad que no lo tengo claro… Muchos roedores, cada ciertos años tienen “picos” en sus poblaciones, y yo creo que puede haber un poco mezcla de todo en este tema… Cuando se ve una, suelen verse varias juntas, ya que son gregarias y parece que tienen cierta estructura social jerarquizada por familias (con un macho dominante y un harén de hembras), con varios clanes juntos si las condiciones de refugio y alimento son buenas. Ello facilita los avistamientos y descubrimientos de colonias en zonas nuevas.

En Pamplona, la mayoría de quejas por ratas se dan en Rotxapea, Txantrea y Echavacoiz (y ahora estas del Ensanche). Mientras, la oposición del Ayuntamiento se queja de que el Gobierno municipal no reconoce el problema y desvía sus responsabilidades a la Mancomunidad de Pamplona, tirando balones fuera.

Asomando de uno de los arbustos donde se refugian (25-3-2021)

Además, la oposición dice que el problema va en aumento, y que se están dando avistamientos en lugares donde nunca antes había oído, como puede ser Arrosadía y Azpilagaña. También reclaman que a pesar de que se han aprobado ya dos declaraciones en la comisión de Urbanismo para poner un plan eficaz (una en noviembre y otra en el pasado febrero), el problema no disminuye, sino que encima va en aumento.

Pareja de ratas en la zona (25-3-2021)

Además de raticidas, que seguramente es la medida más drástica y eficaz para acabar con problemas puntuales, hay que trabajar sin duda alguna en la prevención, limpiando los espacios en los que se puedan encontrar cómodas por tener comida y refugio, y evitar la acumulación de basura (fuente de comida inagotable para estos bichos). También, desde PSN se ha propuesto el potenciar la existencia de lechuza común, una especializada depredadora de roedores y posible cazadora de la especie (hay estudios que así lo corroboran), pero que parece difícil, ya que se trata de una especie en clara decadencia, y que a día de hoy no tiene parejas ni territorios estables conocidos en Pamplona…

Aún así, sería una bonita medida pensar en una reintroducción de esta preciosa rapaz, que hasta hace muy poco contaba con una pareja en el edificio de Diputación, entre la Plaza del Castillo y el Paseo Sarasate.

Asomando entre los arbustos al lado de una de las trampas (25-3-2021)

Así que ya veis… Una polémica muy entretenida, y que parece que va para largo, porque estos temas municipales se alargan siempre en el tiempo (este de las ratas lleva candente desde el verano pasado). Además, parece que esta nueva colonia, a pesar de que se ha tratado con cebos raticidas, no se elimina, ya que las ratas no caen en las trampas…

A ver que nos deparan estas próximas semanas, y como se lleva el tema desde el Ayuntamiento y el Servicio de Desratización… Yo sinceramente desconozco si a día de hoy las densidades de la especie en Pamplona pueden traer problemas reales a nuestra ciudad, o si es más cuestión de imagen y de las ideas preconcebidas que tenemos sobre las ratas…

Yo lo único que tengo claro, es que… “Si parece una rata, y huele como una rata, entonces seguro que es una rata”.

Una de las ratas del lugar con un ojo “pocho” (25-3-2021)

Bibliografía:

  • Diario de Navarra
  • Diario de Noticias
  • Guía de mamíferos de Euskal Herria (Jonathan Rubines; Sua edizioak)

Publicado en Mamíferos, Por las calles... | Etiquetado | Deja un comentario

La primavera va llegando a nuestros jardines

Hoy voy con una serie de paseos pre-primaverales que he dado por Taconera y Vuelta del Castillo (13, 14, 16, 19, 23 y 25-2 y 2, 3, 5, 10, 11, 12, 15, 17 y 20-3-2021), dos zonas muy buenas en Pamplona para ver aves, y que nos guardan en sus huecos de las murallas auténticos tesoros.

Al estar cerca de casa y en el corazón de Iruña no hace falta tampoco invertir mucho tiempo para ver un buen listado de bichos, por lo que aprovecho cualquier rato que tengo para sacar a pasear mis prismáticos.

Intento ir cuando puede haber menos gente, primera hora, hora de comer… Ya que es una zona habitual de paseo de muchos pamploneses, gente que pasea con el perro, bicicleteros y “runners”… Por cierto, algún indeseable a ver si es más cívico y recoge los excrementos de su perro, que en otras ciudades no sé, pero aquí no hay jardín sin su “cagote”…

No es un tesoro pero ahí estaba… (14-2-2021)

Yendo a lo que nos toca, la Taconera es una zona de jardines con un conocido “mini zoo” con varias especies exóticas de aves en unos estanques, donde además de gansos, ocas y anátidas “raras”, hay trasiego de azulones y gallinetas silvestres, que han encontrado allí un lugar tranquilo en el que vivir. Además, garzas reales en ocasiones buscan alimento entre los grandes peces que viven en las aguas.

En ambos sitios (tanto Taconera como Vuelta del Castillo, lugares de los que hablo hoy) son abundantes las palomas cimarronas, las tórtolas turcas, las urracas y las grajillas.

Tórtola turca sobre un banco (3-3-2021)

Sobre el tema palomas, parece que el Ayuntamiento va a tomar medidas por la gran población que existe, y porque al parecer, la sanidad de las palomas que a día de hoy existen en Pamplona deja bastante que desear, con una gran parte con enfermedades importantes y que pueden llegar a ser peligrosas para el ser humano.

Además del proyecto con la introducción de halcones peregrinos silvestres en la catedral (para que cacen palomas), de los que por cierto hace días que no se ve ninguno por la torre que suelen frecuentar, parece que hay un proyecto en marcha con colocación de palomeras en los fosos de la Taconera, donde supongo que muchas serán capturadas y estudiadas para ver la situación sanitaria en la que se encuentran.

Pareja de palomas preparando su nido, seguramente en el hueco de este árbol (16-2-2021)

También muy abundante es el gorrión común, que aprovecha los restos de panes que niños y niñas dejan al dar de comer a los ciervos del parque, y las cornejas negras que en muchas ocasiones sobrevuelan la zona y se alimentan también de la comida que allí echan los cuidadores del Ayuntamiento y las propias personas que pasean en este mítico lugar de Pamplona.

Macho de gorrión común en un árbol del parque (2-3-2021)

Y aunque aún es pronto, muchas especies ya están en pleno celo y preparando sus nidos… Es el caso de los mirlos comunes, muy abundantes en todos los parques y jardines pamploneses, y que aquí tampoco faltan…

Macho de mirlo luciendo su plumaje (10-3-2021)

Los machos están ya cantando a pleno pulmón, y las hembras, acicalan el nido…

En estas salidas pude localizar como una hembra preparaba su nido justo sobre unas hierbas que salen en los fosos de la muralla… Una preciosidad de nido y de escena, pero creo que puede ser un nido demasiado expuesto… En próximos días veremos si está ocupado, y si no se lo come todo algún depredador, ya que la protección que tiene es nula y se ve demasiado fácil.

Hembra de mirlo (5-3-2021)

Y al igual que los mirlos por ejemplo están a tope en lo que a celo se refiere, otras poco a poco vuelven a sus lugares de cría tras pasar el invierno en la Península Ibérica, como es el caso de las grullas, que en buenas bandadas se desplazan cientos de kilómetros diarios, y que muchas veces podemos ver y oír surcando nuestros cielos (más de 500 grullas pude contabilizar por ejemplo en un ratillo el día 23 de febrero).

Tremendo grupo de grullas sobre la Vuelta del castillo (23-2-2021)

Más cercano (23-2-2021)

Parece que una pareja de palomas torcaces se ha asentado también en la Taconera… Especie de la que últimamente hablamos mucho por aquí, y que en esta ocasión ha elegido una gran conífera para criar, ya que están continuamente llevando ramas para la construcción del nido, que tienen ya muy avanzado…

Paloma torcaz en lo alto de un arce (3-3-2021)

Especie que hasta hace poco era más bien rara, pero que ahora es muy habitual en nuestros diferentes parques… Un lujo poder tener una paloma así de grande y de vistosa entre nuestra fauna urbana.

El nido que están construyendo las torcaces, compuesto por una buena maraña de ramas (3-3-2021)

Además, en estos paseos por la Vuelta del Castillo, al ser una zona abierta, se dan avistamientos de especies que vuelan alto, como las grullas citadas con anterioridad, algún milano real, milano negro (que comienzan a verse), cernícalos vulgares, gavilán o pequeños grupos de cigüeñas blancas también en plena migración…

Milano real en pleno vuelo (11-3-2021)

Buen elenco de pajarillos… Con herrerillos, carboneros, mosquiteros comunes, colirrojos tizones, petirrojos, jilgueros, pardillos, pinzones vulgares, agateadores, reyezuelos listados, verderones y verdecillos, muy cantarines estos días desde lo más alto de los árboles.

Herrerillo buscando alimento entre yemas (14-2-2021)

Mosquitero común en uno de los estanques de la Vuelta del Castillo (16-2-2021)

Verdecillo alimentándose en un jardín (17-3-2021)

Además, buenos bandos de estorninos negros y estorninos pintos, que en unos días serán más pequeños porque muchos ejemplares solo vienen aquí a pasar el invierno, lavanderas blancas y lavanderas cascadeñas, en muchas ocasiones cercanas al agua, y zorzales comunes, que se ven muy cantarines en lo más alto del arbolado.

Zorzal común cantando (10-3-2021)

En la Taconera, decir que las ardillas siguen…

Ardilla en una rama (25-2-2021)

Una gozada poder disfrutar de estos simpáticos mamíferos, que a pesar de la multitud de gente que hay por la zona y las molestias que les puede causar, llevan ya medio año en el parque, así que parece que podemos darlos ya por nuevos vecinos que han llegado para quedarse…

Comiendo en el suelo (13-2-2021)

Se acerca la época de celo y reproducción, y puedo confirmar que siguen los tres ejemplares de los que había constancia, por lo que pinta muy bien y puede parecer fácil que terminen criando…

Encaramada a un árbol (13-2-2021)

Comiendo semillas de arce (3-3-2021)

A ver si hay suerte, toman la Taconera, y de ahí poco a poco se van dispresando por otras grandes zonas ajardinadas de Iruña, conquistando además nuevos rincones, sobre todo en la orilla de los ríos Arga, Elorz o Sadar…

Impresionante la expansión de la especie en los últimos años usando el Arga desde Burlada como corredor ecológico… Una pasada!

Un animal muy bonito (3-3-2021)

También siguen muy activos los mochuelos en la Vuelta del Castillo…

Mochuelo asomando en uno de sus huecos habituales (19-2-2021)

Este pequeño búho, que mezcla en su biología actividad nocturna con actividad diurna, y que en días soleados siempre permanece atento a lo que pasa a su alrededor se solea en diferentes huecos de las murallas pamplonesas, no es difícil de ver si prestamos atención.

Asomando ante atentas grajillas (16-2-2021)

Espectacular tener a este pequeño animal en el corazón de la ciudad, que debido a su timidez, y a su impresionante mimetismo con el medio, se camufla y pasa desapercibido, a pesar de que decenas y decenas de personas pasan todos los días bajo sus patas…

Uno de los mochuelos del lugar en una repisa (16-2-2021)

Y muy activos igualmente los sapos parteros, que en cuanto cae la tarde cantan desde la acequia que recorre todos los fosos de la Vuelta, y que con linterna no son difíciles de ver, aunque en muchas ocasiones cantan desde pequeños huecos entre piedras y es imposible dar con ellos.

Seguramente aquí se encuentra la colonia de la especie más importante de todo Pamplona, a pesar de que en los últimos años se escucha algún ejemplar en las orillas del Arga.

Uno de los sapos parteros pegado a la pared (12-3-2021)

Otro de los sapos (12-3-2021)

Pero todo no son buenas noticias para esta población de sapos… El día 17 de marzo, paseando por la zona, me encontré con un desbroce de la acequia en la que viven totalmente injustificado.

En plenos desbroces (17-3-2021)

Un desbroce eliminando absolutamente toda la vegetación existente en el interior de dicha acequia…

La acequia desbrozada (17-1-2021)

El Ayuntamiento tiene conocimiento de esta colonia de anfibios, y de hecho habla de ella, y la estima en unos 1000 ejemplares en el libro editado por el propio Ayuntamiento en 2010 “Anfibios y reptiles de Pamplona” (de la colección Biodiversidad urbana de Pamplona).

Esta vegetación eliminada, es la única protección que tienen estos sapos… Sobre todo de noche, cuando salen al canal, ya que durante el día suelen descansar en las grietas de las rocas… No voy a entrar en las flora afectada, porque la verdad que la desconozco, pero puede también que haya especies de cierta importancia…

Estos sapos están cantando ya a las noches, y tras el letargo invernal, se les puede ver, como habéis podido ver con anterioridad…

Desconozco la finalidad y el objetivo de esta actuación, pero lo único que se me ocurre es que se halla hecho por motivos estéticos, ya que el peligro de inundaciones es nulo… Aunque lo lógico hubiera sido dejar la vegetación como está, si por lo que sea se decide actuar, se podría haber hecho una actuación más leve, sin eliminar toda la vegetación (eliminando una pequeña parte), o actuando solo donde puede ser más densa, respetando parte de ella… No es la primera vez que esto pasa, y estaría bien analizar este tipo de actuaciones, porque sentido tiene poco…

El Ayuntamiento habla mucho del cuidado de la naturaleza, de la riqueza del río Arga, de la calidad de las zonas verdes, pero luego a la hora de la verdad, las actuaciones dejan mucho que desear, y no muestran respeto alguno por la biodiversidad tanto
de flora como de fauna.

Hay que cuidar más la biodiversidad urbana!!!! Yo por mi parte ya he pedido explicaciones al Ayuntamiento por esta acción, y ver finalidad y objetivos… A ver si en años venideros podemos aprender de acciones así.

Las diferencias son más que notables… y ¿necesidad?… Ninguna! (17-3-2021)

Ya veis… no es que haya habido mucha variedad en estos paseos, pero siempre se ven cosillas interesantes en lo que a fauna se refiere, a pesar de que estos sean probablemente los parques más transitados de todo Pamplona…

Poco a poco se acerca la primavera, y volveremos a ir a estas zonas, para ver como los pajarillos ocupan las cajas nido, como llegan las especies estivales, como se dan las primeras cópulas, como los machos se exhiben y cantan ante las hembras, y como los primeros pollos asoman y son bienvenidos a este nuevo mundo. Como dice el refrán, “mucha flor en primavera, buen otoño nos espera”… A ver que nos deparan las próximas semanas!

Flor asomando entre la hierba en los jardines de la Vuelta (17-2-2021)

Publicado en Extrarradio I (Taconera-Ciudadela), Reproducción y cría | Etiquetado , , , | 4 comentarios

La interesante balsa de “Mugartea”

Hoy voy con unos paseos por la balsa de “Mugartea”, localizada en Mutilva, pero ubicada junto a la muga con Pamplona, en la zona de Lezkairu, donde poco a poco los edificios van ganando terreno a los verdes de los campos de los alrededores de Pamplona, y los espacios silvestres son cada vez menos habituales.

Panel informativo de “Mugartea” (8-3-2021)

“Mugartea” es un parque, conformado por una zona ajardinada y un grupo de balsas (son tres, en las que una tiene agua, mientras que las otras dos más pequeñas son un terreno encharcadizo lleno de juncos), que son totalmente artificiales, proyectadas y ejecutadas para solucionar un problema técnico con colector de pluviales de la zona. Estas balsas son las encargadas de retener y paralizar las avenidas de agua y verterlas al colector mediante una válvula de caudal constante. El parque, actúa así como una esponja, y va distribuyendo el agua de una balsa a otra por medio de tuberías y regatas, llegando a la balsa grande, que siempre tiene agua, y que es un muy buen lugar para observar fauna.

Una de las balsas pequeñas que está llena de vegetación acuática (8-3-2020)

Además, en su días los trabajos se realizaron con criterios paisajísticos muy naturales, buena disposición de arbustos y árboles por el amplio parque (con especies autóctonas), cajas nido para murciélagos, y una reciente señalización poniendo en valor la fauna del lugar.

Señalización del parque (8-3-2021)

Todas las primaveras me acerco por allí, y en esta ocasión he adelantado mis visitas por la presencia de un escribano palustre, pajarillo muy vistoso y precioso, con cierto aire al gorrión, pero más estilizado y difícil de ver, sobre todo en Pamplona.

Mis visitas por allí se han saldado con no mucha variedad de especies (27 y 28-2 y 8-3-2021), pero con el escribano palustre muy bien visto, a pesar de lo “movido” e inquieto que es.

Escribano palustre (27-2-2021)

En esta balsa, como en todas las demás de Pamplona, el ave más habitual es el ánade real, que año tras año cría en sus aguas, y de las que podemos encontrar varias parejas.

Hembra de azulón (8-3-2021)

Igualmente, todos los años además crían gallinetas… Especie que va a más en Pamplona, y que cada vez es más habitual en este tipo de estanques, sacando polluelos adelante también en Mendillorri o en el estanque de la avenida Zaragoza, por ejemplo.

Gallineta alimentándose en la zona ajardinada (8-2-2021)

En los alrededores, pajarillos pequeños son habituales en los árboles que aún se están formando, ya que es un parque nuevo de reciente creación y por lo tanto los árboles tienen todavía un porte bastante pequeño…

A pesar de todo, colirrojos tizones, gorriones comunes, carboneros, herrerillos, mosquiteros, verdecillos, pinzones vulgares, bisbitas pratenses y petirrojos han estado presentes en estos paseos de los que hablo hoy.

Macho de colirrojo tizón en un cable (8-3-2021)

Precioso jilguero en un arbusto del parque (8-3-2021)

Al tratarse de una zona abierta y en la periferia de la ciudad, es una zona en la que hay mucha visibilidad, y eso hace que se puedan avistar rapaces campeando en busca de alimento, o aves en plena migración.

Es el caso de una hembra de cernícalo que seguramente no criará lejos, y que usa este lugar para cazar y alimentarse… Una gozada siempre disfrutar de un ave rapaz tan cercana y tan presente en el interior de una gran urbe.

Hembra de cernícalo (8-3-2021)

Tras este pequeño listado, iremos con la estrella del lugar estos días…

Un precioso escribano palustre, que está adquiriendo el plumaje nupcial, y que poco a poco va mudando sus plumas de la cabeza con la típica “capucha” negra que caracteriza al macho.

El escribano entre las espadañas (27-2-2021)

Ejemplar migrador, que seguramente haya encontrado en este lugar un sitio tranquilo para poder descansar y reponer fuerzas, para seguir haciendo kilómetros y kilómetros por el cielo, en busca de otra balsa con vegetación palustre en la que criar.

Entre vegetación palustre (27-2-2021)

El escribano no paraba entre la vegetación de la balsa más grande, siempre inquieto y de lado a lado moviéndose sin parar, y deshaciendo las cabezas de las espadañas de la balsa con el pico, igual que hacían mosquiteros comunes y carboneros, que de vez en cuando me confundían.

Carbonero comiendo de las espadañas también (8-3-2021)

Como veis, el negro de la cabeza ya estaba bastante marcado, característica típica del macho por primavera, y que lo diferencia de la hembra, que tendrá en verano la cabeza de colores más discretos.

El ejemplar posado en una caña (28-2-2021)

Precisos pajarillo y vivaracho, y que aunque de vez en cuando se ve en las vegetaciones palustres de las balsas artificiales de Pamplona (esta, Ripagaina, una zona encharcadiza en Nuevo Artica…) no es nada fácil de ver, y cuando se ve, se hace en fechas más invernales, sin este plumaje tan llamativo.

En lo alto de una espadaña (28-2-2021)

En plena alimentación, deshaciendo la vegetación palustre de la balsa (27-2-2021)

Un espectáculo de pajarillo que me ha llevado hasta allí antes de tiempo, y que no ha defraudado.

Un equilibrista entre la vegetación (27-2-2021)

También en el parque presentes mirlos (muy alborotados estos días), estorninos negros, tórtolas turcas, urracas y palomas cimarronas… Especies todas ellas bastante comunes en muchos rincones de Pamplona.

Además, destacar la presencia de cormoranes y garzas reales… Esta balsa tiene varios troncos, que al parecer usan de posadero, y en los que en otras visitas suele haber azulones e incluso galápagos de Florida descansando…

En esta ocasión eran estas grandes aves las ocupantes del posadero.

Pareja de cormoranes en la balsa descansando poco después de amanecer (27-2-2021)

Garza real en el tronco (28-2-2021)

Desconozco si habrá peces en esta balsa, fuente de alimento principal de ambas especies… supongo que algo habrá, porque si no, no es muy normal la presencia tanto de la garza real (que parte de su dieta basa en peces), como la del cormorán, con dieta basada en pescados al 100% que el mismo persigue, acosa y termina pescando.

Un cormorán en su tronco (27-2-2021)

Ya veis… No ha habido mucha variedad de especies, pero una zona pequeña, creada y conservada con un poco de idea y con gusto, puede ser muy interesante para la fauna, tanto local como para la migradora… Una gozada tener rincones así, aunque sean artificiales, en los que podamos disfrutar de especies tan importantes.

Seguiremos disfrutando de este lugar, y veremos que sorpresas nos trae la primavera, ya cercana y con el celo de muchas especies comenzando, que como bien dice el refrán, “la primavera, la sangre altera”.

El escribano deshaciendo las espadañas (27-2-2021)

Publicado en Extrarradio VIII (Mugartea-Lezkairu) | Etiquetado | 4 comentarios

Revista EZKABA (Marzo 2021) Parecidos pero diferentes XIII; CURRUCA MOSQUITERA y CURRUCA ZARCERA

A VISTA DE PÁJAROS

Llevaba una temporada con los mamíferos que podemos ver por el barrio, y hoy, en esta sección de fauna, volvemos con las aves… En esta ocasión os hablaré de un par de pajarillos muy difíciles de ver porque siempre andan escondidos entre la vegetación, y que comenzaremos a encontrar por estas fechas, ya que son aves estivales que vienen a nuestras tierras por primavera.

PARECIDOS PERO DIFERENTES XIII

Curruca mosquitera; Baso-txinbo (Sylvia borin):La curruca mosquitera es un ave pequeña y de aspecto rechoncho, muy discreta en lo que a coloración se refiere, de color pardo por encima y más pálida por abajo, con una característica especie de marca gris en el cuello y un pico muy finito.

Curruca mosquitera (3-5-2013)

Aunque se puede ver en zonas más o menos boscosas, prefiere zonas abiertas donde hay vegetación arbustiva, como pueden ser campos de cultivo, zonas de matorrales, huertas o zonas adehesadas, donde se alimenta tanto de frutos, como de pequeños insectos e invertebrados.

Ave estival en Pamplona, que podemos encontrar sobre todo en zonas abiertas y arbustivas, muchas veces en el parque fluvial cercana a las aguas del río Arga, y siendo frecuente en la zona de la Ronda Norte y Parque de los Aromas, donde en la vía del tren hay mucho matorral que suele frecuentar.

Curruca zarcera; Sasi-txinbo (Sylvia communis): Pajarillo también pequeño, de la misma familia que la curruca mosquitera, pero que es algo más estilizado y con coloración mucho más llamativa. Posee las partes superiores pardas y las inferiores de color blanquecino. Tiene zonas anaranjadas en alas, y, dependiendo la época del año, la cabeza es más parda o más grisácea. Anillo típico blanco que rodea al ojo, y en general las hembras son de tonos más apagados que los machos. Como en muchas especies de aves, los machos son más vistosos.

Ocupa un hábitat similar al de otras currucas, siempre ligada a zonas arbustivas y con zonas de matorral y zarzas.

Macho de curruca zarcera (28-4-2016)

Su alimentación se basa sobre todo en invertebrados e insectos, aunque puede alimentarse de frutos y bayas en determinadas épocas del año.

Se trata de un ave que nos visita en primavera, y que en la Rochapea encontraremos en zonas ligadas a la ronda norte y vía del tren. Aunque también se puede ver en los arbustos de la ribera del río Arga en el paseo fluvial, es menos abundante que la curruca mosquitera o la curruca capirotada.

Hembra de curruca zarcera (8-9-2015)

Para leer la revista completa: https://issuu.com/ezkabarotxapea/docs/2021-3

Publicado en Revista Ezkaba | Etiquetado , | 3 comentarios

El invierno de nuestro jardines

Poco a poco ya ha pasado el invierno, y con la primavera encima, hacemos un repaso de estas últimas semanas en los jardines de La Taconera y Vuelta del Castillo, lugares muy interesantes de Pamplona en invierno para pajarear y por los que he metido varias horas (29-11 y 1, 5, 13, 25 y 27-12-2020 y 2, 9, 10, 21, 23, 28 y 30-1 y 1 y 7-2-2021).

Ha habido lluvias, viento y nieve, siendo un invierno cañero pero en general con poco frio, que nos ha dejado bonitas estampas, pero poca variedad en lo que a especies se refiere… Ha sido más triste que otros años con pocas especies “raras” o “especiales”. Jejejejeje.

Nevando (5-12-2020)

Paisaje nevado (10-1-2020)

Las aves más abundantes son las palomas bravías, que se cuentan a docenas en este tipo de parques, y que llegana  centenares en determinadas zonas.

Palomas entre nieve (9-1-2021)

Muy abundantes también son las tórtolas turcas y las urracas, y poco a poco parece que cada vez son más abundantes las palomas torcaces en nuestra ciudad. Durante estas últimas semanas se están viendo buenas concentraciones en muchos lugares. Taconera, Media Luna, orillas del río Arga…

Tórtola turca (5-12-2020)
Palomas torcaces en uno de sus dormideros (29-11-2020)

Comunes son también los mirlos, muy alborotadores, y que en la zona de Taconera (el parque con el que vamos hoy) se han juntado con muchos zorzales comunes, y algún zorzal alirrojo que ha venido a pasar el invierno, eso sí, en menor número que en años anteriores…

Macho de mirlo dándose un baño en una fuente (1-12-2020)

Igualmente por estas fechas los estorninos forman buenos bandos, donde se mezclan estorninos pintos y negros, que en ocasiones no son nada fáciles de diferenciar.

Bando de estorninos en la zona de la estación de autobuses (1-2-2021)

Igualmente en estos jardines en invierno son abundantes los bandos de bisbitas pratenses (menos numerosos que otros inviernos), lúganos (este año muy abundantes) pardillos comunes y de pinzones vulgares, que se mueven en los hierbines picoteando en busca de comida.

Pardillos bebiendo (1-2-2021)
Hembra de pinzón vulgar entre nieves (10-1-2021)

También en estos meses fríos son más abundantes que en otras fechas las lavanderas blancas, que acompañan pero de forma más solitaria a estas especies típicas de jardines, y las lavanderas cascadeñas, que suelen estar ligadas a masas de agua y que por aquí se dejan ver también.

Lavandera blanca en la Vuelta del Castillo (21-1-2021)

Y muy abundantes y cantarines los petirrojos, que suman a su población residente buena cantidad de individuos invernantes, y que se muestran confiados ante la gente.

Petirrojo en la nieve (9-1-2021)

En los estanques de la Taconera, es curioso cómo se han terminado por acomodar varias gallinetas silvestres entre los patos domésticos, al igual que la garza real que de vez en cuando baja también a darse un festín con los peces de las pequeñas balsas.

Gallineta entre las nieves (9-1-2021)

Buen listado de pajarillos como siempre en estos lugares… No faltan los carboneros, herrerillos y mitos, que son acompañados de gorriones comunes, currucas capirotadas, agateadores que trepan por los árboles, jilgueros, verdecillos y verderones.

Carbonero en una rama (21-1-2021)

Muy interesantes los siempre vivarachos mosquiteros comunes y reyezuelos listados. Suelen aparecer en invierno carboneros garrapinos y palustres, y reyezuelos sencillos, pero este invierno parece que no se han dejado ver por el lugar.

Reyezuelo listado en una de las coníferas del parque (9-1-2021)

Siguen entre nosotros en la Taconera las simpáticas ardillas que llegaron hace ya unos meses… Como unas campeonas, han aguantado el temporal y la época fría del año en el parque, a pesar de no tener mucho alimento por la zona.

Ardilla alimentándose entre las nieves (5-12-2020)
El “como se hizo” de la foto anterior (5-12-2020)

Es una gozada seguir viéndolas, y en realidad son bastante accesibles y confiadas, aunque si andan perros cerca sí que corren y se suben a los árboles a toda velocidad… Jejejejeje! Un espectáculo verlas correr de rama en rama y saltar en unos equilibrios totalmente perfectos.

Encaramada a un tronco (1-12-2020)

Estos ejemplares, de hecho están escondiendo comida… Jejejeje! Y es que, las ardillas son unas grandes repobladoras y contribuyen a la extensión de los bosques, ya que entierran mucha comida. Frutos y semillas, que son olvidados bajo tierra y que acaban germinando. La verdad que algo cuanto menos curioso.

Enterrando comida entre la hierba y la tierra a pesar de la nieve (2-1-2021)

La verdad que pinta muy bien… En breve empezará el celo de estos simpáticos animalillos, y siguen por aquí, a ver si hay suerte y comienzan a criar, expandiéndose por el parque y por otras zonas de Pamplona, que como ya hemos hablado alguna vez, cada vez son más abundantes.

Alimentándose de semillas de arce (25-12-2020)
Y más semillas (7-2-2021)

Además, es impresionante verla moverse, y nos deja escenas curiosas y divertidas… Pocos mamíferos habrá tan simpáticos y alegres como este… A todo el mundo gusta, y si se termina de asentar en la Taconera, es un filón para realizar educación ambiental, ya que al no ser un parque muy grande, es relativamente fácil dar con ella.

Subida a un banco, jejejeje (25-12-2020)
Curioseando que hace el mirlo… (27-2-2021)
Comiendo sin parar en ramas nevadas (10-1-2021)

La zona de las murallas es muy rica en aves que crían en huecos… Mientras que en la Taconera se ven más pajarillos pequeños, en la Vuelta del Castillo los pajarillos se ven alimentándose, y los huecos de las históricas paredes son ocupados por palomas y grajillas (aves de mayor tamaño).

Pareja de grajillas (21-1-2021)

En los huecos más pequeños crían colirrojos tizones y gorriones comunes, fáciles de ver en estos paseos, y una de las estrellas del lugar, y mucho más esquiva es el mochuelo, que sobrevive ante el acosos de cornejas que buscan alimento en el lugar, milanos reales que de vez en cuando sobrevuelan la zona, y las acosadoras grajillas, que usan la mayoría de los agujeros, relegando al pequeño y alegre mochuelo a los huecos más pequeños.

Mochuelo en uno de sus agujeros (28-1-2021)

Si que tengo varios huecos fichados en los que suelen andar asomando, pero aún no se donde tiene el nido… Aparentemente hay más de un ejemplar, que controlan varios huecos, y que desde la puerta ven con atención todo lo que pasa alrededor.

Mochuelo mirando a una grajilla (28-1-2020)

Antes, también en estos huecos criaban cernícalos, pero hace años que ya no los usan… A pesar de que parece que hay varias parejas en Pamplona ciudad, aunque de vez en cuando se les ve sobrevolando estos parques, parece que ya no crían en ellos… Una pena. A ver si algún día vuelven.

Cernícalo posado en la rama más alta (30-1-2021)

Y como especie y avistamiento muy interesante durante estos paseos, y sin quitar mérito ni fuerza a lo ya descrito, en invierno se ven fácilmente en nuestra ciudad gavilanes…

Gavilán tras un seto (29-11-2020)

Y es que, durante uno de mis paseos, escuché un chillo muy raro volar… Tuve suerte de que pasó muy cerca mía, y cuál fue mi sorpresa de que se trataba de una rapaz que llevaba algo en las garras. Ese “algo” era lo que no paraba de chillar. Parecía que alguien se iba a dar un festín.

La rapaz se posó en el suelo, posiblemente por llevar demasiado peso, y ahí me pude fijar que se trataba de una hembra de gavilán, que llevaba un estornino pinto en sus patas, y que vivo aún no paraba de piar.

A penas disfruté unos segundos de la escena, ya que la Taconera es un parque muy transitado, y el gavilán realizó dos vuelos muy cortos de escasos metros, para terminar de subir a un denso cedro, donde ya no lo volví a ver y sin duda desplumó a su presa… La verdad que una escena espectacular. Un lujo!!!!

Con el estornino capturado (29-11-2020)

Así que ya veis… Parque muy interesante este que tenemos la suerte de tener en Iruña, y del que desconocemos sus secretos en lo que a fauna se refiere… Un parque en medio de la ciudad, en el que en un paseo fijándonos un poco podemos observar tranquilamente 20 especies diferentes de aves… Una gozada, que algún día comenzaremos a valorar!!!!

Como decía John Lubbock, “la tierra y el cielo, bosques y campos, lagos y ríos, las montañas y el mar son excelentes escuelas que nos enseñan muchísimas cosas que no se pueden aprender en los libros”. Yo a ello, sumo los jardines y parques de Pamplona… Jejejejeje. Disfrutemos de ellos, que nos cuentan muchas cosas!

Ardilla en la hierba (29-11-2020)
Publicado en Extrarradio I (Taconera-Ciudadela), Mamíferos | Etiquetado , | Deja un comentario