Fauna desconocida de nuestras aguas; el lobo de río

Gracias a https://ornitologiadesdelaventana.wordpress.com/ continuamos con los peces, esos grandes desconocidos de nuestras aguas.

Y es que nuestro desconocimiento sobre fauna es en ocasiones bastante escaso. Los animales son seres que se mueven, atractivos, presentan comportamientos… tienen tantas cosas, tantas facetas para impresionarnos que enseguida nos quedamos absortos con ellos.

Nuestro Arga nevado (28-2-2018)

A pesar de todo, nuestro conocimiento viene a ser lamentable en muchos casos.
Un ejemplo muy claro lo tenemos en los peces. No tenemos ni idea de ellos, y nos permitimos el lujo de desconocerlos, de obviarlos, de destruirlos, y, sin embargo, estamos ante una de las mayores fuentes de riquezas naturalísticas de nuestro entorno. Y nuestro entorno da para mucho.

La especie que os vamos a presentar hoy, es uno de esos milagros que acontecen en nuestras aguas, en un maravilloso laboratorio llamado Río Ebro.

El Ebro es el río más importante de la Península. No es el más largo, ni el más caudaloso, pero su ubicación es especial y asombrosa: al sur de una de las cordilleras más importantes de Europa. Una cordillera que cierra una península a un continente, o… ¿viceversa?

Pirineo puro y duro (2-5-2015)

¿Qué importancia tuvieron los Pirineos como barrera?

Durante algún tiempo y de forma reiterada, Europa estuvo cubierta de hielo. Los Pirineos, como otras cordilleras peninsulares, también, pero ellos hicieron un tapón y muchas especies que poblaron los interglaciares europeos quedaron atoradas en él, pudiendo refugiarse en territorios más amigables al sur.

Aquí comienza la magia de la historia. Poblaciones ibéricas que quedaron aisladas en sus respectivas áreas, evolucionaron hasta generar especies nuevas.

Con los peces ocurrió lo mismo. Ejemplares que tenía hermanos comunes en el continente, quedaron aislados en pequeñas poblaciones, generando nuevas especies. Los barbos (de los que hablaremos otro día) son un claro ejemplo de ello, ya que prácticamente cada gran cuenca tiene sus propias especies, que no comparte con las vecinas.

En general, la riqueza íctica de nuestros ríos no parece muy notoria, pero debemos considerar que cada uno de ellos, contiene especies únicas, que no se dan en ninguna otra parte del mundo.

Por ese motivo vamos a presentar a nuestra estrella de hoy: Barbulata quignardi, aunque es más fácil que se la recuerde con el nombre de lobo de río.

Lobo de río (2018-4-21); Xabier Egúrcegui

Su tamaño habitual no supera los 15 centímetros, aunque es raro que sobrepase los 10. Su cabeza es alargada, con boca ínfera y 3 pares de barbillones semejantes a su alrededor. Su cuerpo está cubierto de manchas, las cuales no se refieren a ningún patrón de distribución.

A pesar de ser uno de nuestros peces más emblemáticos, hay que reconocer que no es un pez especialmente llamativo.

Vive en las cabeceras de los ríos, en aguas oxigenadas y de corriente, entre fondos de piedras, arena y roca, por lo que la forma habitual de encontrarlo es una diminuta sombra que se desliza cerca del suelo. A pesar de ello, en ocasiones llega a “encuevarse” en lugares alejados de las truchas, que suponemos los depredarán, entre los pequeños escondrijos de las graveras.

Se alimentan de larvas de insectos acuáticos y detritos, y desovan entre abril y junio, alcanzando la madurez sexual a los 2-3 años.

Lobo de río (2018-4-21); Xabier Egúrcegui

Su coloración críptica, no facilita la búsqueda de estos habitantes de nuestras aguas (hay que imaginar que se encuentran bajo una cortina de agua en movimiento) y que además son peces adaptados a vivir sobre el fondo de nuestros cauces (bentónicos).
Aún así, hay constancia de que en la cuenca del Nerbioi-Ibaizabal se capturaba con tenedor (sardeska) y que por eso se les llama “sarbo”.

Su área de distribución natural comprende la cuenca del Ebro, y se extiende además por las cuencas cantábricas desde el Nerbioi hasta el Bidasoa. Más allá de los Pirineos, ocupa las cuencas atlánticas desde el Adour hasta el Garonna, y las mediterráneas del Lez al Tech.

Mapa de distribución del lobo de río Barbatula quignardi. Fuente Wikipedia

Anuncios

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Peces, Río Arga, Río Sadar y Elorz y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Fauna desconocida de nuestras aguas; el lobo de río

  1. Joserra dijo:

    Detallada y amena información. Felicidades.

  2. guillergalo dijo:

    Cada dia aprendo más de ti. En nuestros rios colombianos los peces recorrían largas distancias entre la cuenca de un gran rio como El Magdalena y el Cauca, estaban identificadas las zonas del desove y en la época cuando subían a procrearse en las cabeceras y al regreso, estaba el pescador alerta a la subienda. Poco sabemos de estas cosas y nuevas dinamicas de minería ilegal y represas en partes altas, nos alteran. Hay mucho por conocer con las precisiones que nos enseñas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s