La Ciudadela se llena de nueva vida…

La primavera es una época muy buena para visitar la Ciudadela y los jardines de la Vuelta del Castillo. Las aves encuentran refugio en las oquedades de las murallas, y muchas de ellas utilizan esos huecos para criar. Por ello, hace ya días hice un par de visitas para ver que encontraba y para ver si tenía suerte con el sapo partero, un sapo que convive con nosotros en los fosos del lugar (20 y 23-5-2015).

Lo primero que llama la atención allí son las picarazas, de las que hay varios ejemplares anillados, como los del proyecto que conté en la entrada pasada.

Picaraza anillada (20-5-2015)

Picaraza anillada (20-5-2015)

No es fácil verles las dos patas bien a la primera, pero con paciencia y esperando es posible. Además prismáticos y cámara ayudan a la perfección. Habrá que ver que resultados nos depara este interesante proyecto…

Como es lógico, no fallan las aves comunes y que todos conocemos. Los gorriones comunes, los mirlos, los estorninos negros y las palomas. Estas últimas, están criando ya en los huecos ya citados.

Muchas otras en cambio, andan en época de celo todavía, como el macho de la foto que hinchaba su cabeza y danzaba alrededor de un par de hembras a las que quería conquistar.

Macho ligoteando (23-5-2015)

Macho ligoteando (23-5-2015)

Era curioso ver como intentaba ligar y las hembras no le hacían mucho caso la verdad… jejejejeje. A pesar de la espectacularidad del plumaje, allí estaba dale que te pego intentando conquistar y camelar a alguna… No sé que habría pasado al final, pero yo la verdad que no le vi triunfar… jejejejeje

Pavoneándose (23-5-2015)

Pavoneándose (23-5-2015)

En cambio, otros en su día ya tuvieron éxito y sus descendientes ya andan por ahí, como un pequeño pichón que aún torpe no conseguía volar en condiciones.

Retrato de pichón (23-5-2015)

Retrato de pichón (23-5-2015)

No faltaron tampoco las bien conocidas tórtolas turcas y las lavanderas blancas, que correteaban por los hierbines mientras picoteaban el suelo en busca de alimento.

En los arbolillos, verdecillos cantando en las zonas más altas y carboneros, mitos, herrerillos, jilgueros y verderones en las espesuras de las copas, mientras algún papamoscas gris y papamoscas cerrojillo revoloteaba de unas ramas a otras y se posaba en zonas más abiertas.

Papamoscas gris (23-5-2015)

Papamoscas gris (23-5-2015)

Destacaba la presencia de por lo menos un par de abubillas, ave simpática, curiosa y divertida que siempre alegra ver, y más todavía en este parque en todo el centro de Pamplona.

Abubilla (23-5-2015)

Abubilla (23-5-2015)

Supongo que criará en alguno de los huecos de las murallas de los que ya he hablado antes, pero la verdad que no tuve suerte y las vi bastante dispersas, así que tampoco lo tengo muy claro… Eso sí, por lo que se el año pasado si que llegó a criar, así que si este año no lo hace, no tardará mucho en volver a ello…

Abubilla con comida recien cazada (23-5-2015)

Abubilla con comida recién cazada (23-5-2015)

En cambio sí que observé además de un nido de paloma en uno de esos agujeros, uno por lo menos de grajilla en el que no paraban de entrar con alimento, y uno también de colirrojo tizón, donde en cuanto entraba o macho o hembra con comida se oían los pollos desde muy lejos…

Hembra de colirrojo tizón (23-5-2015)

Hembra de colirrojo tizón (23-5-2015)

La verdad que el de grajilla estaba alto, pero el de colirrojo no se que vida llevará… Estaba muy bajo, y la verdad que cualquier energumeno o descerebrado podía meter ahí la mano y hacer estragos con los pollos… Espero que salgan adelante sin problemas, ya que el colirrojo hace años cuando yo era “txiki” se veía en cualquier lado de Pamplona, y a día de hoy cuesta bastante más observarlo… A ver si me puedo pasar algún día de estos a ver si veo los pollitos volantones cerca del nido para asegurarme que han salido bien y sin problemas…

Colirrojo tizón (23-5-2015)

Colirrojo tizón (23-5-2015)

A pesar de los paseantes, en este sitio reina la paz, y si te sales del camino e indagas por las murallas el silencio es el rey. Este silencio solo era roto por vencejos que surcaban el cielo en vuelo, por los graznidos de las ya citadas abundantes grajillas y por los sonidos de alguna corneja que sobrevolaba también la zona.

Vencejo en vuelo (23-5-2015)

Vencejo en vuelo (23-5-2015)

Además, la calma del cielo también era rota por la silueta de milanos. Tuve la suerte de observar milanos negros y milanos reales, y además, en cuanto hacían aparición, una pareja de cernícalos salían a por ellos como locos.

Cernícalo zurrándole a un milano (23-5-2015)

Cernícalo zurrándole a un milano (23-5-2015)

Supongo que tendrían el nido cerca, y defendían territorio antes los milanos, rapaz mucho más grande que ellos pero ante las que no se asustaban. Igualmente pasaba con una picaraza, que también persiguió y azuzó a un milano real durante un buen rato… La verdad que como se suele decir, los milanos se llevaron todas las hostias del día… jejejejeje

A pesar de no localizar con certeza el nido de cernícalos, si que ambos ejemplares se posaban en la muralla en el exterior de un agujero. No entraban ni aportaban comida, por lo que no se si hay opciones reales de que estuvieran allí sus polluelos.

Hembra de cernícalo (23-5-2015)

Hembra de cernícalo (23-5-2015)

Era curioso, porque permanecían posados quietos justamente en este lugar, encima de un paseo por el que a lo largo del día pasan cientos de personas, corredores, bicicleteros, gente con perros… pero para todo el mundo la presencia de la preciosa rapaz pasaba desapercibida, ya que el color terroso de las murallas mimetiza con su plumaje a la perfección.

Macho de cernícalo (23-5-2015)

Macho de cernícalo (23-5-2015)

Así que de aquí a unos días tendré que volver también a ver si se ven polluelos de cernícalo ensayando vuelos por la zona, aunque con el estrés de gente que pasa justamente debajo, dudo que tengan ahí el nido… Eso sí, el territorio, de otras rapaces lo defendían como si tuvieran por esa zona el mayor tesoro del mundo, así que posibilidades de que no esté muy lejos sí que las hay.

Mi búsqueda de sapo partero fue ineficaz. Si que escuché una alegre rana verde, pero mi objetivo de 4 patas no apareció. Eso sí, en las zonas de agua se podían ver renacuajillos e incluso huellas de las grandes garzas, que habrían estado por ahí pescando algo…

Huellas de garza real (23-5-2015)

Huellas de garza real (23-5-2015)

Por último decir, que aunque no sea habitual tuve la suerte de escuchar un autillo que cantó durante algún minuto. A pesar de tenerlo localizado en un árbol, me fue imposible dar con él hasta que voló y se metió entre la espesura de chopos y abedules, donde ya no volvió a sonar y lo perdí definitivamente. Que difícil es observar a este animal aunque lo tengas más que localizado!!

Así que ya veis la riqueza faunística de estos parques y zonas ajardinadas que tenemos en Pamplona; por ello para terminar, como decía Josep Fontsere i Mestre, diremos que “los jardines están en la ciudad, lo mismo que los pulmones en el cuerpo humano”. Así que ya sabéis, a cuidarlos y conservarlos.

Anuncios

Acerca de Danieltxo

Pamplona, Navarra (1984); dgarciamina@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Extrarradio I (Taconera-Ciudadela), Reproducción y cría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s